Sabina Muchart. [Málaga, pescadores botando una jábega]. H. 1900. Estereoscopia en albúmina. (CFRivero)

Acerca de Sabina Muchart

Tras el nombre del estudio fotográfico S. Muchart, que abrió al público en la Plaza de la Constitución de Málaga en 1887, descubrimos sorprendidos el nombre de una mujer: Sabina Muchart, quien inició su andadura en fuerte competencia con el estudio de Manuel Rey y mantuvo su vigencia durante cuarenta años.

Sabina Muchart. “Málaga – Una gran bebeora”. H. 1900. Tarjeta postal, ed: Álvarez Morales (CFRivero)

El descubrimiento de la identidad femenina de S. Muchart (1), cuando en 1994 dimos a conocer el nombre de Sabina Muchart Collboni como una mujer fotógrafa afincada en Málaga, ha tenido una notable repercusión mediática en los últimos años. Nuevos estudios documentales aportaron interesantes datos, especialmente en lo relacionado con su origen y la llegada a Málaga de ella y sus hermanos (2), y además en 2015 se dan a conocer unas fotografías que la relacionan con la guerra de África (3).

Ahora, en 2019, una invitación del Ateneo de Málaga a dar una conferencia sobre ella, en el marco de un ciclo sobre mujeres malagueñas, nos da la oportunidad de aportar nuevos datos y contribuir a descifrar la faceta profesional de un personaje tan discreto como es Sabina Muchart.

Los Muchart eran originarios del pueblo gerundense de Olot. Sabina nació en 1858 y ocupaba un lugar intermedio entre sus diez hermanos, algunos de ellos dedicados a actividades relacionadas con el ramo textil (2). Seguramente fueron motivos económicos los que empujaron a tres de los hermanos más mayores (Manuel, Esteban y Luis) a buscar otros horizontes instalándose en Málaga hacia 1871/72. Poco después Sabina se uniría a ellos según consta en el padrón de 1877, domiciliados en calle Granada 56, en el que declaran llevar cuatro años en la ciudad. Sabina, a sus 15 años, probablemente acudió a Málaga cuando sus hermanos ya se habían asentado y se dedicaban a la venta al por menor de tejidos, así lo atestiguan las guías locales (Muñiz, 1878), aunque muy pronto se trasladan a la calle Luis de Velázquez nº 1, (Guía de Muñoz Cerissola, 1879 y 1880). (2)

El comercio, llamado “Las Novedades” y a efectos mercantiles: “Muchart hermanos y Cía”, suponemos debió estar formado por los tres hermanos varones, dejando fuera a Sabina, que era muy joven y mujer. El negocio se amplía con una sucursal que abren en Córdoba, en la calle Librería

Anuncio en la guía de Muñoz Cerissola de 1881

16 con el mismo nombre “Las Novedades”, cuyos anuncios figuran ya en la prensa local desde octubre de 1880 (Diario de Córdoba, 17/10/1880 y en los años 1881 y 1882). Sin embargo las cosas se torcieron. En enero de 1882 Luis Muchart ha de comparecer ante el juzgado para practicar diligencias en relación con la demanda que ha presentado por estafa contra Antonio Carmona Fernández (Diario de Córdoba, 25/1/1882). En el mes de abril al comercio se le practica un embargo de diferentes piezas de tela para atender pagos pendientes de la Contribución Industrial (Diario de Córdoba, 5/4/1882), y finalmente en 1883 la firma se declara en quiebra (Diario de

Córdoba, 3/5/1883), un hecho que dificultaba la futura actividad comercial de los socios. En 1883 cierran el establecimiento de Málaga y continuan con el de Córdoba, para hacer la liquidación, un trámite que se alargó algunos años por lo que siguen apareciendo los anuncios de “Las Novedades” en Córdoba hasta el año 1887.

Sabina Muchart. Málaga, Plaza de la Constitución antes de la apertura de la calle Larios. 1889. Albúmina. (CFRivero)

Y es en este mismo año cuando aparece el estudio fotográfico de S. Muchart en la Plaza de la Constitución de Málaga. Pero ¿por qué un estudio de fotografía?. Y ¿por qué a nombre de S. Muchart?. En esta última cuestión tienen que ver los acontecimientos que acabamos de relatar y el hecho de que sobre Sabina Muchart no pesaba ningún impedimento legal para constituir un negocio. Otro de los hermanos, Francisco, ya andaba entre Málaga y Córdoba pero aún no había llegado a la mayoría de edad.

¿Qué relación habían establecido los Muchart con el medio fotográfico?. Aquí se suceden una serie de coincidencias que hemos documentado en la ciudad de Córdoba:

La clave pudo estar en Francisco. Por un lado sabemos que se aficionó a la pintura durante su estancia en Córdoba pues en 1889 presentó “Un cuadro de dibujo natural” (Diario de Córdoba, 6/6/1889) a la exposición de bellas artes organizada por el Ateneo cordobés. Y por otro tenemos una noticia que relaciona al pintor y fotógrafo Ventura Reyes Corradi, con los Muchart:

Obras de arte. En los escaparates de la casa de comercio del señor Muchart, calle de la Librería, hemos visto con gusto tres bellos paisages para abanico, pintados al óleo por nuestro estimado amigo señor Reyes Corradi. Uno representa la Catedral, Arrahola y Puente; otro la Puerta del Puente, y el otro un vistoso país. …”. (Diario de Córdoba, 1/12/1885)

Dorso de una carte de visite con los datos del estudio de Sabina Muchart en Málaga. H. 1890
Dorso de una carte de visite con los datos del estudio de Sabina Muchart en Málaga. H. 1890

Reyes Corradi fue profesor de la Escuela Provincial de Bellas Artes, en Córdoba, desde 1881 hasta su fallecimiento en 1901 (Malo y Martín, 2012) y fue también un hábil fotógrafo, de manera que bien pudo ser quien adiestrara a Francisco en ambas disciplinas y quizá también a Sabina e incluso a Manuel.

Todas estas circunstancias llevaron a la familia a considerar el estudio fotográfico como una buena opción y sin duda invirtieron algunos caudales salvados del desastre de la quiebra, situando el establecimiento en el lugar más privilegiado de la ciudad, y así el estudio S. Muchart abre sus puertas al público en 1887 (5) en la plaza de la Constitución nº 16-22, ya que hasta cuatro años después no se abriría en el urbanismo malagueño la que es desde entonces su principal arteria comercial: la Calle Larios.

Sabina Muchart. Málaga, Plaza de la Constitución. 1890/94. Gelatina de plata. En el último piso del edificio más alto se aprecia la terraza acristalada del estudio. (CFRivero)

Entre los años 1889 a 1892 el domicilio de los Muchart se sitúa en la calle Correo Viejo, 2-3º izqda., allí encontramos conviviendo en años sucesivos a Manuel y Sabina, ya que Esteban y Luis optan por buscar nuevas perespectivas a sus proyectos fuera de Málaga (6), constando en el padrón Manuel de profesión “fotógrafo” y Sabina sin datos profesionales. Pero en

Fragmento del Padrón de Málaga de 1882, calle Correo Viejo 2, Domicilio de la familia Muchart
Fragmento del Padrón de Málaga de 1882, calle Correo Viejo 2, Domicilio de la familia Muchart

1892 es Sabina quien aparece como cabeza de familia (en primer lugar y firmando el documento), aún sin indicar profesión, al tiempo que aumenta la familia con la presencia del hermano menor, Francisco. Estos datos parecen anunciar la enfermedad de Manuel, que efectivamente fallece en 1894 (2), lo que lleva a Sabina a asumir el liderazgo de la familia. Así este mismo año trasladan su residencia al piso situado bajo el estudio en la tercera planta del edificio que lo alberga en la Plaza de la Constitución, lo cual les da la posibilidad de colocar en la fachada un letrero con el nombre de “FOTOGRAFIA S. MUCHART”.(7)

Autor desconocido. Málaga, Plaza de la Constitución. H. 1905. Tarjeta postal editada por “Fin de siecle”.

El estudio detallado de los padrones desde esta fecha hasta su desaparición, nos revela primero que el estudio lo llevan conjuntamente Sabina y Francisco, a pesar de que repetidamente atribuyen a Sabina una dedicación a las tareas domésticas. Asímismo en las guías y anuarios comerciales de este periodo aparece reiteradamente la razón social S. Muchart en la Plaza de la Constitución 16-22 (que cambiará algo más tarde a 16), con tan sólo una excepción en la que aparece el nombre de “Francisco Muchart” y dos ocasiones en las que consta el nombre completo de Sabina.

Sin embargo está claro que Francisco, aquejado de “tuberculosis” no pudo mantener una actividad profesional a la altura de Sabina y que ella es el alma del estudio. Francisco fallece en 1910, por lo que Sabina queda sola hasta 1918, cuando regresa al domicilio familiar su hermano Esteban ya retirado, que permanece allí hasta su muerte en 1921(2).

Sabina tenía su principal competidor en el estudio de Manuel Rey, que estaba instalado desde 1884 en la calle Comedias 14-18,4º con un gran éxito de público. Pero en 1897 se abre en la Plaza de la Constitución 42,4º una sucursal a nombre de M. REY FOTOGRAFO. Y es que como ya escribí en 1994:

En toda la documentación que he podido examinar de este fogógrafo se nota un especial interés en aparecer como ‘M. Rey’. … Una explicación de este pequeño enigma podría venir dada por el hecho de que su hermana Matilde compartía el oficio con Manuel. … cuando M. Rey abre un nuevo estudio, en la plaza de la Constitución, parece que la encargada del mismo es Matilde. Efectivamente en el padrón de 1897 figura domiciliada en este lugar Matilde Rey Muro, junto a su madre Carolina, y en el de 1898 aparece ya viuda, y de profesión ‘S. S.’, junto a su hijo José Blanco Rey, de diecisiete años, y de profesión fotógrafo. … no debemos concluir nada de la profesión indicada para la madre. Era la costumbre de la época. No parecía normal que una mujer pudiera tener otra ocupación, y la misma indicación puso el funcionario de turno para la viuda de Lorichon y para la misma Sabina Muchart, de las que no puede dudarse de su oficio fotográfico.”(1)

Autor desconocido. Málaga, Plaza de la Constitución. H. 1905. Tarjeta postal editada por “Domingo del Río”.

Así pues tenemos en la plaza principal de la ciudad a dos mujeres fotógrafas hegemónicas, ocultas una y otra tras las iniciales de sus respectivos nombres M (Matilde Rey) y S (Sabina Muchart), pero sin duda bien conocidas en Málaga.

Por su estudio vemos pasar todo tipo de gentes y también personajes de la burguesía malagueña, por ejemplo miembros de la familia Orueta, aunque curiosamente hemos comprobado una mayor presencia de mujeres e incluso muchas fotografías infantiles, en comparación con las de otros estudios de la época. Sus fotografías están fijadas a cartulinas con muy diferentes diseños, que van cambiando con los años y en los que Sabina pone siempre especial cuidado, sin perder nunca su vigencia y adquiridas a los mejores proveedores, como alguna litografiada por B. Wachtl de Viena. Esta fuerte competencia hizo sin duda que Sabina extendiera su oficio fotográfico a otras facetas diferentes del retrato, y es gracias a estos trabajos que hoy podemos contemplar un interesantísimo legado, muy superior al que nos dejó su competidor.

Es el caso de la colección de fotografías estereoscópicas de Sabina Muchart, de las cuales no conocemos más que seis, que sin embargo reflejan una sensibilidad y profesionalidad excepcionales

Sabina Muchart. [Málaga, pescadores sacando el copo]. H. 1900. Estereoscopia en albúmina. (CFRivero)
Sabina Muchart. [Málaga, pescadores sacando el copo]. H. 1900. Estereoscopia en albúmina. (CFRivero)

Sabina Muchart. [Málaga, pescadores botando una jábega]. H. 1900. Estereoscopia en albúmina. (CFRivero)
Sabina Muchart. [Málaga, pescadores botando una jábega]. H. 1900. Estereoscopia en albúmina. (CFRivero)

Sabina Muchart. [Ronda, reata de mulas frente a la ciudad]. Estereoscopia en albúmina. (CFRivero)
Sabina Muchart. [Ronda, reata de mulas frente a la ciudad]. Estereoscopia en albúmina. (CFRivero)

Esta última estereoscopia de Ronda, curiosamente forma parte de la colección española que editó hacia 1905 la firma americana Underwood & Underwood, que necesariamente debió comprársela a Sabina.

Sabina Muchart. Picturesque Andalusia - a bit of the old town of Ronde, Spain. Ed. Underwood & Underwood. Estereoscopia en gelatina de plata. (CFRivero)

Una controvertida cuestión sobre la que queremos ofrecer nuestro punto de

La Guerra de África. Fuerte de Rostrogordo (Copia de una fotografía remitida por S. Muchart, de Málaga). Grabado aparecido en "La Ilustración artística" el 11/12/1893.
“La Guerra de África. Fuerte de Rostrogordo (Copia de una fotografía remitida por S. Muchart, de Málaga)”. Grabado aparecido en “La Ilustración artística” el 11/12/1893.

vista es la consideración de Sabina Muchart como “reportera de guerra”. Esta hipótesis fue expuesta por nuestro colega y amigo Antonio Jesús González en 2015 (3), basándose en un grabado aparecido en 1893 en la revista bacelonesa “La Ilustración artística” (11 diciembre 1893 p: 795). El grabado representa el fuerte melillense de Rostrogordo con militares posando al frente y se encuadra en un reportaje de la revista sobre la II Guerra de África. Al pie de la misma figura el siguiente texto: “La guerra de África. Fuerte de Rostrogordo (copia de una fotografía remitida por S. Muchart, de Málaga)”.

Sabina Muchart (fot.) La guerra de África - Jefes de la ambulancia enviada a Melilla por la Cruz Roja de Madrid (De fotografía de S. Muchart de Málaga). Grabado publicado en "La Ilustración artística" 11/12/1893.
Sabina Muchart (fot.) La guerra de África – Jefes de la ambulancia enviada a Melilla por la Cruz Roja de Madrid (De fotografía de S. Muchart de Málaga). Grabado publicado en “La Ilustración artística” 11/12/1893

En 2016 el periodista Eduardo del Campo publica en el diario “El Mundo”(4) un reportaje titulado “La primera fotógrafa de guerra de la historia es española“, donde añade como prueba de ello otro grabado publicado en el mismo número de “La Ilustración artística” que el anterior (p: 799). Es el retrato de un grupo de militares sanitarios en cuyo pie se lee: “La guerra de África. Jefes de la ambulancia enviada a Melilla por la Cruz Roja de Madrid (De fotografía de S. Muchart, de Málaga).

Sabina Muchart. [Retrato de dos jóvenes con paraguas]. Detalle ampliado del fondo del estudio. Carte de visite en albúmina. H. 1903. (CFRivero)
Sabina Muchart. [Retrato de dos jóvenes con paraguas]. Detalle ampliado del fondo del estudio. Albúmina. H. 1903. (CFRivero)

Sin embargo hemos podido constatar que esta fotografía no se realizó en tierras africanas sino en el estudio malagueño de la fotógrafa, ya que hemos comprobado la coincidencia del fondo utilizado con otras fotografías realizadas en su estudio, como la que incluimos aquí. Tengamos también en cuenta que Málaga era la puerta de entrada y salida de cualquier movimiento de la península hacia Melilla.

Queda pues una única muestra, ya que no se ha encontrado ningún otro grabado o fotografía de aquel supuesto reportaje realizado por Muchart, que además, y a diferencia de la leyenda que aparece en el grupo sanitario: “… de fotografía de S. Muchart”, la revista identifica su origen como: “… de una fotografía remitida por S. Muchart”, por lo que en nuestra opinión se trata de una fotografía adquirida en Málaga por el estudio, a algún reportero procedente de Melilla, para enviarla a la revista con la que colaboraba y que demandaba este tipo de ilustraciones.

Estos dos grabados son los que han dado pie a considerar a Sabina Muchart no sólo como la primera reportera de guerra de España sino de todo el mundo. Descartado el retrato de estudio, el grabado de Rostrogordo no nos parece suficiente para hacer tal afirmación. La presencia de una mujer fotógrafa en un cuartel estimamos que hubiera causado tal impacto que habría dejado sin duda algunos comentarios periodísticos en la prensa del momento. Creemos pues poco probable que Sabina Muchart hubiese ejercido como reportera de guerra, ni siquiera estos documentos pueden probar que se desplazó, no ya a los escenarios del enfrentamiento, sino tan siquiera a la ciudad de Melilla. Por lo que sería necesario contar con alguna otra prueba que pudiese corroborar esta hipótesis.           

De su actividad en la fotografía de paisajes, urbanos o rurales, tenemos también muestras muy interesantes gracias a su colaboración con el editor malagueño de tarjetas postales “Rafael Álvarez Morales”(8). Hacia 1901 publica una serie en la que colaboran los mejores fotógrafos de Málaga como Miguel Osuna y otros, además del propio editor. En la colección encontramos 36 tarjetas (de un total de unas 90) en las que consta como fotógrafa Muchart.

Sabina Muchart. Málaga, en la Pescadería. Tarjeta postal ed. R. Álvarez Morales. H. 1901. (CFRivero)
Sabina Muchart. Málaga, en la Pescadería. Tarjeta postal ed. R. Álvarez Morales. H. 1901. (CFRivero)

Sabina Muchart. Málaga, muelle de Guadiaro. Tarjeta postal  ed. R. Álvarez Morales. H. 1901. (CFRivero)
Sabina Muchart. Málaga, muelle de Guadiaro. Tarjeta postal ed. R. Álvarez Morales. H. 1901. (CFRivero)

Junto a las vistas encontramos también la recreación teatralizada de personajes típicos de la ciudad, como el cenachero o las flamencas, algunas de las cuales sirvieron como reclamo en la publicidad de los vinos de Málaga.

Prueba de su trabajo de campo son fotografías como la del Torcal, o las que

Sabina Muchart. Málaga - Antequera - El Torcal. Tarjeta postal ed. R. Álvarez Morales. H. 1901. (CFRivero)
Sabina Muchart. Málaga – Antequera – El Torcal. Tarjeta postal ed. R. Álvarez Morales. H. 1901. (CFRivero)

realizó de la fragata alemana Gneisenau, de la que entre las tarjetas postales encontramos una interesante secuencia temporal, ya que tenemos una imagen del día anterior al naufragio, otra del día de la catástrofe y una tercera del día posterior al suceso.

  • Sabina Muchart. Malaga, naufragio de la Fragata de guerra alemana "Gneisenau" (16 Diciembre 1900). Tarjeta postal. R. Álvarez Morales ed. (CFRivero)
Sabina Muchart fot. [Málaga, calle Molina Larios, Plaza de la Constitución y Cortina del Muelle con el Puerto. Grabados. La Ilustración, octubre 1889
Sabina Muchart fot. [Málaga, calle Molina Larios, Plaza de la Constitución y Cortina del Muelle con el Puerto]. Grabados. La Ilustración, octubre 1889

De su colaboración en las revistas ilustradas de la época, nos han llegado también imágenes de la ciudad de Málaga, en concreto siete aparecidas en La Ilustración en octubre de 1889.(9)

Reproducciones de óleos del pintor Antonio de la Torre en “La Ilustración” (Barcelona) del 19/04/1991. Retratos de actrices de la época en la revista Nuevo Mundo (Madrid, 16 de abril de 1902)

Sabina Muchart. Toros en Málaga, Manolete en su primer toro. La fiesta nacional, 1908
Sabina Muchart. Toros en Málaga, Manolete en su primer toro. La fiesta nacional, 1908

También escenas taurinas, auténticas instantáneas tomadas en la plaza de toros de Málaga.

Igualmente tenemos en la CFRivero algunas fotografías de imágenes religiosas y algunas otras, como las de San Ciriaco y Santa Paula de la Catedral de Málaga, pueden verse en otras fototecas.

Su trayectoria profesional se extiende a lo largo de cuarenta años, ya que su actividad comenzó, como hemos visto, hacia 1886/87 y su muerte acaeció en 1929. Aunque no conocemos con exactitud cuando cierra su estudio (en nuestra colección figura una pieza fechada en 1926), es muy posible que permaneciera abierto hasta alguna fecha cercana a su muerte. En los anuarios Bailly-Bailliere figura hasta 1935, pero obviamente se trata de un error, ya que en el “Anuario general de Málaga” de 1930 su local aparece “en obras” y el tercer piso lo ocupa ya el laboratorio de D. Estéban Pérez Bryan.

Sabina Muchart. Retrato de "Victoria". Málaga 1926. Tarjeta postal en gelatina de plata. (CFRivero)
Sabina Muchart. Retrato de “Victoria”. Málaga 1926. Tarjeta postal en gelatina de plata. (CFRivero)

El conjunto de su obra sitúa a Sabina como uno de los grandes fotógrafos malagueños del siglo XIX y principios del XX. Su gabinete representó como ninguno el gran estudio de salón del cambio de siglo, un modelo que desaparecería hacia los años veinte y que en Málaga tuvo como sus mejores representantes, además de Muchart, a Manuel Rey o a Wandre en sus primeros momentos. Todos ellos se dedicaban especialmente al retrato aunque acometían también otro tipo de trabajos, pero en el caso de Muchart la variedad y calidad de sus fotografías fuera del estudio son los que acabaron por situarla entre los mejores representantes del arte fotográfico de toda la historia malagueña.

Ya en 1994 afirmé que Muchart fue probablemente la fotógrafa más destacada de España (hablamos desde los inicios de la fotografía hasta la guerra), y hoy no puedo más que reafirmarme en esta opinión. En aquellos tiempos resultaba muy difícil para una mujer sobresalir en cualquier actividad, pero ella supo hacerlo en su profesión de manera que su trabajo resalta en el conjunto de la fotografía y no sólo entre las mujeres fotógrafas, pero no cabe duda que llevó siempre una vida discreta y poco reconocida. Hoy, gracias al movimiento reivindicativo de las mujeres, su figura ha sido rescatada del olvido y en años recientes su nombre aparece con mucha frecuencia en los medios como una de las más destacadas mujeres fotógrafas de nuestra historia.

Notas y Bibliografía
(1) Juan Antonio Fernández Rivero Historia de la fotografía en Málaga durante el siglo XIX. Universidad de Málaga-Editorial Miramar, Málaga, 1994. ISBN 978-84-604-9835-3 (p:110, 163)
 
(2) María de los Santos García Felguera. De Olot a Málaga. La fotógrafa Sabina Muchart Collboni. Girona, 2004
 
(3) Antonio Jesús González Pérez. Fotógrafo de guerra: La fotografía de guerra en España (1859-1939). Córdoba, Diputación provincial, 2015. ISBN 978 84 8154 390 2.
 
(4) Eduardo del Campo. “La primera fotógrafa de guerra de la historia es española“. Diario “El Mundo”, 30/8/2016
 
(5) Las primeras noticias sobre el estudio fotográfico de S. Muchart proceden por un lado del Anuario del comercio, de la industria, de la magistratura y de la administración. 1887, página 1.295. Estos anuarios de envergadura nacional se preparaban con mucho tiempo de antelación por lo que es muy posible que su actividad comenzara ya en 1886. Y por otro de la primera guía local en la que hemos encontrado el estudio es en el “Almanaque Guía de Las Noticias para 1888”, publicado en Málaga en 1887.
 
(6) La región exrtremeña (Badajoz). 1893-05-26. “Forasteros que han llegado: D. Esteban Muchart.” / Diario de Tenerife. 1895-04-25. “El vapor Conde Wifredo embarcó ayer para Cádiz los siguientes pasajeros: … D. Esteban Muchart…” / Mensajero Leonés. 1905-12-21. Viajeros llegados hoy: Esteban Muchart… / Diario de Burgos, 14-11-1907 “Viajeros llegados hoy: Esteban Muchart…
 
Manuel Torres Molina (Granada). Málaga, farmacia de la Plaza de la Constitución destruida por los rojos. Gelatina de plata. H. 1940. (Biblioteca Nacional de España)(7) El edificio de cuatro plantas, estaba rematado por una terraza acristalada, muy probablemente construida por los Muchart, ya que no tenemos noticia de que hubiese allí ningún estudio fotográfico con anterioridad. La fotografía de la izq. nos lo muestra tras el incendio que sufrió en el curso de la Guerra Civil. Actualmente lo reemplaza un nuevo edificio de cinco plantas, similar en su aspecto y rematado igualmente por una terraza acristalada. (Fot. BNE)
 
(8) Fernández Rivero, Juan Antonio; García Ballesteros, María Teresa. Desde Málaga, Recuerdos…II: Las tarjetas postales ilustradas de Málaga (1896-1940). Ediciones del Genal, Málaga, 2016. ISBN 978-84-16871-04-9. (p: 21)
 
(9) Al pié de estos grabados figura como autor “J. Muchart”, error cometido por la revista al interpretar la S del logotipo de S. Muchart como una “J”.
Andrés Faber. Málaga, playa cerca de La Araña, al fondo la torre de las Palomas. Tarjeta postal.

Málaga en sus primeras tarjetas postales ilustradas

“Desde Málaga, Recuerdos… II: Las tarjetas postales ilustradas de Málaga (1896-1940)”

Portada del libro de Juan Antonio Fernández Rivero y María Teresa García Ballesteros.
Portada del libro de Juan Antonio Fernández Rivero y María Teresa García Ballesteros. “Desde Málaga… Recuerdos II”. Málaga, Ediciones del Genal, 2016.

Son muchas las vistas malagueñas que en los primeros años del siglo XX tuvieron el privilegio de ser editadas en estos documentos viajeros que son las tarjetas postales, 420 de ellas conforman el libro que ahora os presentamos

Con más de 400 postales entre sus páginas, salió a la luz nuestro primer libro: “Desde Málaga, Recuerdos…“, pero pasados ya algunos años queremos ampliar la posibilidad de que sean mejor conocidas y hemos editado su segundo volumen con 420 postales diferentes.

En ellas se muestra lo mejor de la ciudad: su urbanismo, su monumentalidad, los edificios, las avenidas, los jardines, los paisajes urbanos de los que los malagueños se enorgullecen, aquellos que se consideran capaces de competir, en muchos casos en igualdad de condiciones con los de otras ciudades que también han ido adaptando su diseño a las tendencias que se imponen en esta entrada de siglo. Al verlas se diría que Málaga es una ciudad casi perfecta, cargada de bellas perspectivas en cada uno de sus ángulos: es la ciudad abierta de la Alameda, el Parque y el Puerto, la calle Larios, la plaza de la Estación o la de la Merced.

Tarjeta postal con tres vistas fotográficas de Málaga. Circulada en 1902 y editada por las bodegas de Adolfo de Torres y Hermano.
Tarjeta postal con tres vistas fotográficas de Málaga. Circulada en 1902, editada por las bodegas de Adolfo de Torres y Hermano y fabricada por Manes & Co., de Berlín

Junto a ellas hay un espacio cedido al tipismo, en el que encuentran cabida las recónditas calles de la ciudad de siempre y hasta los barrios misérrimos de Mundo Nuevo, la ruina y la pobreza de sus habitantes se transforman en un valor que realza su singularidad.

Málaga, playa cerca de La Araña, al fondo la torre de las Palomas. Tarjeta postal editada por Andrés Fabert.
Málaga, playa cerca de La Araña, al fondo la torre de las Palomas. Tarjeta postal editada por Andrés Fabert (1910/14)

Una visión a exportar requiere también identificar los elementos genuinos del lugar, y es en este capítulo en el que se muestra por un lado la Málaga del mar, las playas con sus pescadores en la faena, las jábegas, las redes y los niños cenacheros;

Málaga, un pasero de la vega. Tarjeta postal editada por Álvarez Morales
Málaga, un pasero de la vega. Tarjeta postal editada por Álvarez Morales en 1901

y por otro el vino: las bodegas, los campos de vides, las faenas y la publicidad de lo que aún quedaba de una industria que conoció tiempos mejores.

Málaga, el puerto y la catedral. Dibujo litográfico. Tarjeta postal circulada en 1897 y editada por Pablo Dummatzen
Málaga, el puerto y la catedral. Dibujo litográfico. Tarjeta postal circulada en 1897 y editada por Pablo Dummatzen

La imagen de conjunto de sus panorámicas nos devuelve siempre una vista positiva, en la distancia los defectos desaparecen ante la ciudad marítima frente al mar y ante el decorado de las azules montañas, o bajo los tejados de los que sobresalen únicamente las torres de sus iglesias y la tremenda catedral.

Es la ciudad real la que se envía en una postal a la familia o al amigo, aunque sea solo una parte de ella, su cara mas amable, pensada para crear una buena imagen de una ciudad que quiere venderse.

Primera tarjeta postal ilustrada editada en Málaga. Enviada desde Málaga el 25/4/1896 y recibida en Winden (Austria) el 30/4/1896.
Primera tarjeta postal ilustrada editada en Málaga. Enviada desde Málaga el 25/4/1896 y recibida en Winden (Austria) el 30/4/1896.

Pero, ¿quienes fueron los editores de estas colecciones de postales? ¿Qué personajes están comprometidos con esta imagen de nuestra ciudad?, ¿Qué intereses les llevaron a realizar estas colecciones?. El interés por el documento que representan estas tarjetas fotográficas nos ha llevado a indagar sobre estas preguntas y a aportar interesantes datos sobre sus responsables últimos, encabezados sobre todo por sus comerciantes más sobresalientes y los exportadores de productos de la tierra, pero también hay una presencia importante de la industria editorial que en España o en Europa protagonizan la edición de tarjetas postales ilustradas. En el libro dedicamos 56 páginas al estudio de los editores de estas tarjetas.

Málaga, fachada marítima y productos de la región. Postal litográfica, 1900/1905 editada por Andre Hofer de Salzburgo.
Málaga, fachada marítima y productos de la región. Postal litográfica editada por Andre Hofer de Salzburgo (1900/05)

Aunque algunas de estas “postales” están ilustradas artísticamente con diseños diferentes a los de la fotografía o combinadas éstas con diferentes dibujos, en su mayor parte es la fotografía su protagonista… aunque el fotógrafo, por lo general, queda en el anonimato. Salvo en algunos casos en los que es posible identificar a aquellos que trabajaron en la Málaga del momento, como Muchart y Osuna, o reporteros gráficos nacionales como Casariego.

Colegio San Estanislao, patio. Iglesia de El Palo al fondo. Tarjeta postal circulada en 1911, editada por Andres Fabert.
Colegio San Estanislao, patio. Iglesia de El Palo al fondo. Tarjeta postal circulada en 1911, editada por Andres Fabert.

El lector comprobará que en este estudio aportamos nuevos datos que configuran un panorama mucho más completo sobre la historia y los editores de estos interesantes documentos en el ámbito de la ciudad de Málaga. Sin duda el tiempo y el interés por las imágenes y las tarjetas postales nos irán deparando sorpresas como las que ya nos han proporcionado estos veintidós años transcurridos desde el libro anterior.

Impreso publicitario de Rafael Álvarez Morales como editor de tarjetas postales. Málaga, ca. 1900.
Impreso publicitario de Rafael Álvarez Morales como editor de tarjetas postales. Málaga, ca. 1900.

boton-comentarios_1Reportaje publicado por “La Opinión de Málaga” 22/1/2017:

“Ventanas asomadas al pasado de Málaga” por Alfonso Vázquez

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

José Martínez Sánchez/Jean Laurent. Málaga, edificio de la Aduana (detalle). 1867. Albúmina sobre papel.

La CFRivero en el Museo de Málaga – MMA

El MMA en la Aduana, es ya una realidad. Y la ciudad sabe que lo es gracias al empeño de muchos malagueños que durante años hemos reclamado este museo y este edificio para visualizar el arte y la historia que tenemos detrás. El museo abre por fin sus puertas y la Colección Fernández Rivero tendrá allí una pequeña muestra.

José Martínez Sánchez/Jean Laurent. Málaga, edificio de la Aduana (detalle). 1867. Albúmina sobre papel.
José Martínez Sánchez/Jean Laurent. Málaga, edificio de la Aduana – Sede del MMA – (detalle de una panorámica). 1867. Albúmina sobre papel.

El devenir de los acontecimientos que han rodeado la creación del nuevo MMA, es también un hecho insólito y en cierto modo paradójico, en una ciudad que ha heredado una leyenda negra en relación con la cultura, y que ha cambiado hasta el punto de reclamar en la calle “la Aduana para Málaga”, para su MUSEO. A día de hoy, le recibe acompañada de otra veintena de museos abiertos al público, con temáticas que cubren, además de las manifestaciones artísticas más clásicas en todas las facetas de las artes plasticas, otros aspectos más originales: museo taurino, del vidrio, de objetos religiosos, automóvil y moda, aeronáutico, costumbres populares, museo del mar, científicos… junto a ellos varios dedicados a determinados creadores sobre todo a la obra de nuestro inmenso Picasso.

¿Queda algún aspecto de las manifestaciones de nuestra cultura que no esté representado en ellos? Pues extrañamente sí.

Y es precisamente aquella que está más presente en nuestro día a día.

Autor desconocido. Málaga, muelle viejo. 1857-1860. Albúmina sobre papel.
Autor desconocido. Málaga, muelle viejo. 1857-1860. Albúmina sobre papel.

La que nos muestra cómo fuimos ayer, o el siglo pasado…

La que nos asoma cómo por una ventana a los instantes que ya no volverán.

La que sirve de testigo de los hechos que ya han acontecido y

guarda para nosotros la realidad de nuestra historia reciente o lejana.

Luis Leon Masson. Panorámica de Málaga desde la Alcazaba (detalle). 1858-1862. Albúmina sobre papel.
Luis Leon Masson. Panorámica de Málaga desde la Alcazaba (detalle). 1858-1862. Albúmina sobre papel.

La que se ha convertido en una de las expresiones artísticas más creativas.

Si…, la FOTOGRAFÍA.

José Spreáfico/Ernest Lamy. Málaga, fuente de la Alameda. 1863. Albúmina sobre papel.
José Spreáfico/Ernest Lamy. Málaga, fuente de la Alameda. 1863. Albúmina sobre papel.

Sin embargo la Fotografía está presente en el Museo de Málaga que ha tenido una sensibilidad especial para contar con ella, ha detectado esta ausencia y

Museo de Málaga. Panel que integra un documental con fotografías históricas de la ciudad.
Museo de Málaga. Panel que integra un documental con fotografías históricas de la ciudad.

ha querido incluir una pequeña muestra de la historia fotográfica de la ciudad con algunas de las fotografías de la CFRivero.

J. David. Obreros de la Ferrería de Heredia. Málaga, 1887. Albúmina sobre papel.
J. David. Obreros de la Ferrería de Heredia. Málaga, 1887. Albúmina sobre papel.

Panel titulado
Panel titulado “El triunfo de la fotografía” en el Museo de Málaga.

Algunas de ellas las encontraréis ilustrando la localización original de alguna pieza, y otras en los documentales que narran las historias de la Academia de Bellas Artes y de la Generación del 27.

Autor desconocido. Niños en la playa de la Malagueta. Málaga, 1890-1900. Gelatina de plata sobre vidrio.
Autor desconocido. Niños en la playa de la Malagueta. Málaga, 1890-1900. Gelatina de plata sobre vidrio.

Pero hay además otro documental, con guión e imágenes de la CFRivero que cuenta brevemente la historia fotográfica en Málaga en una colección de sus piezas más representativas, de las que incluimos aquí unas cuantas, y que el Museo ha situado, por su coincidencia en el tiempo, en la sección de pintura del siglo XIX.

Autor desconocido. Fuenteolletas. Málaga, 1900-1905. Gelatina de plata sobre vidrio.
Autor desconocido. Fuenteolletas. Málaga, 1900-1905. Gelatina de plata sobre virio.

Créditos del documental sobre la fotografía en Málaga durante el siglo XIX y principios del XX.
Créditos del documental sobre la fotografía en Málaga durante el siglo XIX y principios del XX.

Junto a Muñoz Degrain, José Nogales, Enrique Simonet o Sorolla, podremos encontrar alguna obra Jean Laurent, José Spreáfico o Luis Leon Masson, e integrar en nuestro subconsciente la imagen de la ciudad del XIX/XX cuyos contemporáneos crearon el germen de este museo.

Documental sobre la llegada de la fotografía a Málaga. Museo de Málaga. 2016.
Documental sobre la llegada de la fotografía a Málaga. Museo de Málaga. 2016.

¡Salud, Museo de Málaga!

boton-comentarios_1

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

La CFRivero presta fotografías al “Museo Picasso Málaga”

Málaga, Plaza de la Merced. Tarjeta postal: Edición de Ferrer Escobar, Málaga. ca. 1910-1915
Málaga, Plaza de la Merced. Tarjeta postal: Edición de Ferrer Escobar, Málaga. ca. 1910-1915 (CFRivero)

La Colección Fernández Rivero de Fotografía Antigua tiene el honor de participar con 8 fotografías en la próxima exposición temporal que el Museo Picasso Málaga dedica a la obra de los primeros años del pintor malagueño.

El día 25 de Febrero de 2013, el Museo Picasso Málaga inaugura una exposición temporal con el título “Picasso de Málaga“, enmarcada en los actos que celebrarán los diez años desde su fundación, que estará abierta hasta el 9/06/2013.

Nuestra aportación contribuye a recrear la ciudad, sus personajes y más concretamente el entorno urbano más cercano al pintor, como la plaza de la Merced. Entre las obras prestadas se encuentra una gran panorámica de la ciudad (150 x 26 cm), realizada por Joaquín Oses alrededor de 1875 y tomada desde La Farola.

Exposición "Picaso de Málaga", Museo Picasso Málaga, febrero 2013. Fotografía del naufragio de la Fragata Alemana Gneisenau en 1900. (Col. Fernández Rivero)
Exposición “Picaso de Málaga”, Museo Picasso Málaga, febrero 2013. Fotografía del naufragio de la Fragata Alemana Gneisenau en 1900. (Col. Fernández Rivero)

Picasso de Málaga. Obra de la primera época” es la evocación en el Museo Picasso Málaga de los primeros años de vida del artista malagueño, del ambiente familiar, la atmósfera cultural y el entorno urbano de la ciudad en la que Pablo Picasso nació el 25 de octubre de 1881.

La exposición reunirá un total de 53 obras de Pablo Picasso que permiten conocer los temas que trabajó en sus inicios, así como rastrear la huella que la ciudad y sus gentes dejaron en algunos de sus trabajos de madurez. Además, muestra 35 obras de otros artistas y 104 documentos que recrean el contexto de una urbe llena de contrastes en transición entre dos siglos.

Comisariada por Rafael Inglada y organizada en colaboración con el Museu Picasso de Barcelona, Picasso de Málaga es la primera de las tres exposiciones enmarcadas en la celebración del X Aniversario del Museo Picasso Málaga.”

La imagen que incluímos en este post, nos muestra la misma acera en la que se encuentra la casa natal de Pablo Ruiz Picasso, en la Plaza de la Merced malagueña, vista desde el extremo opuesto de la calle, ya que la casa de Picasso quedaba frente a la Iglesia de La Merced que se aprecia al fondo (hoy desaparecida).

Estereoscopia de Jacinto Ruiz del Portal Ribelles. Un partido de foot-ball. Ca. 1900 (Col. Fernández Rivero)

Un partido de foot-ball en 3D – (Málaga 1903)

Estereoscopia de Jacinto Ruiz del Portal Ribelles. Un partido de foot-ball. Ca. 1900 (Col. Fernández Rivero)
Jacinto Ruiz del Portal Ribelles. Málaga. Un partido de foot-ball. Estereoscopia. Gelatinobromuro sobre cristal. Ca. 1900 (Col. Fernández Rivero)

El siglo XX fotográfico se inicia con la clara incorporación de los aficionados, pero curiosamente en Europa este interesante grupo realiza sobre todo fotografía estereoscópica, y ello gracias fundamentalmente a la facilidad de uso que les proporcionan los productos manufacturados de la firma de Jules Richard.

Como ya vimos en nuestra entrada: “El fotógrafo aficionado en la escena estereoscópica“, son muchos los legados que dan testimonio de este hecho y que incorporan al patrimonio fotográfico los nuevos puntos de vista y de intereses del ciudadano de a pie. Uno de ellos es el del malagueño Jacinto Ruiz del Portal Ribelles, que retrató entre 1900 y 1920 escenas de  Málaga y su provincia, con una cámara tipo veráscopo de 45×107 mm. Jacinto enfocó su objetivo hacia sucesos o actos populares y también hacia el patrimonio arquitectónico, de forma que colabora con

Caja de madera almacenando cristales estereoscópicos Ca. 1900 (Col. Fernández Rivero)
Caja de madera con dos cajoncitos, almacenando positivos estereoscópicos sobre cristal. Ca. 1900 (Col. Fernández Rivero)

Juan Temboury en el interesante archivo fotográfico que nos dejó de la Málaga de principios del pasado siglo. La Colección Fernández Rivero cuenta con más de 500 cristales estereoscópicos de este curioso y concienzudo fotógrafo, un archivo organizado y bien documentado, almacenado en cajas de madera con compartimentos individuales para cada cristal, que han asegurado la conservación de tan frágil material.

LA FOTOGRAFÍA:

La imagen nos lleva a la ciudad de Málaga, en los primeros años de 1900, (quizá 1903). El lugar es la recién estrenada explanada que se formó junto al mar, con las obras de relleno del muelle viejo, en un ángulo que formaría el Hospital Noble, el comienzo de la Coracha y el Cuartel de Levante. El lugar se llama actualmente “Plaza del General Torrijos“. De las edificaciones que aparecen al fondo, el lector habitual de estas páginas podrá reconocer la primera casa de la izquierda, que ya apareció en el post: “El camino de Vélez“, fotografiada 50 años antes.

Evidentemente en la escena un grupo de jóvenes juegan al fútbol. Podría incluso deducirse que el partido no es un suceso espontáneo, los participantes son más o menos de la misma edad y alguno viste “ropa deportiva”. Se trata sin duda de la primera fotografía que en la ciudad recoge la práctica de este deporte, además hemos encontrado un interesante testimonio que constata la utilización de tan idóneo lugar para este juego en aquellos años:

Lo que falta en Málaga son terrenos espaciosos o parques en la vecindad de las Escuelas donde los niños puedan dedicarse diariamente y en días de asueto a juegos activos como se hace en otros países. Yo hice últimamente varios ensayos en este sentido estableciendo el juego del foot-ball, o balón, en los terrenos de relleno junto al Cuartel de Levante con gran regocijo de los muchachos, pero la falta de apoyo suficiente por parte de la policía para contener la turba de granujas que invadían el terreno, y otras dificultades que se presentaron, me obligaron a desistir por ahora de mi proyecto“. (1)

Anaglifo de fotografía estereoscópica de un partido de futbol en Málaga. 1903
Imagen en anaglifo

Para apreciar las propiedades de una imagen estereoscópica hemos de observar el par de imágenes con un visor adecuado. Otra posibilidad es convertir ambas imágenes en un “anaglifo” (como en esta fotografía de la derecha): una de ellas en tonos rojizos y la otra en tonos verdosos. Observadas con unas gafas cuyos cristales sean uno de cada color, se reproduce la percepción de la perspectiva y el relieve.

Bajo estas líneas tenemos otra perspectiva del mismo lugar, se trata de una fotografía anónima pero en la que se aprecia una factura más profesional. Posiblemente fue tomada desde el tejado de La Aduana y muestra un primer plano del interior del Cuartel de Levante, a la izquierda  las casas de la Coracha, al fondo el Hospital Noble ante la Plaza de Toros de la Malagueta y a su derecha la “fábrica de la luz” con la chimenea que aún hoy se conserva.

Fotogafía de la explanada que se formó frente al Cuartel de Levante al ganar terreno al mar. Málaga
Anónimo. [Málaga, Cuartel de Levante y explanada de los terrenos ganados al mar al aterrar el Muelle Viejo] Ca. 1900. Negativo de gelatinobromuro sobre cristal (Col. Fernández Rivero)
Saber más:

Juan Antonio Fernández Rivero. Tres dimensiones en la historia de la fotografía: La imagen estereoscópica. Málaga : Editorial Miramar, 2004

(1) García, J. (1902). Las sociedades escolares humanitarias. Los juegos y paseos higiénicos y su influencia sobre la educación moral y física de la niñez, Málaga: Imp. y Lit. de R. Párraga. Citado por: Torrebadella Flix,Xavier. Orígenes del futbol en Barcelona 1892-1903. Revista Internacional de ciencias del deporte. 2012; VIII (27):80-102. Disponible en: http://www.cafyd.com/REVISTA/02706.pdf