La España romántica en versión estereoscópica

Diversas vistas españolas de estereoscopistas de las décadas 1850 y 1860. De izquierda a derecha y de arriba abajo: Adolfo, Dubois, F. Good, Lamy, Gaudin, Furne&Tournier, Marinier, Spreafico, Marinier, Jouvin, Masson y Ferrier. Col. Fernández Rivero.

            1. Adolfo. Patio de los Leones – Alhambra. Granada. 2. Dubois. Interior de la Mezquita de Córdoba. 3. Frank M. Good. Zaragoza. 4. Ernest Lamy. Madrid. Fachada del Congreso. 5. Gaudin. Palacio de Aranjuez. 6. Furne&Tournier Catedral de Málaga desde el puerto. 7. H. Plaut. Madrid. Fuente de La Cibeles. 8. José Spreafico. Puente del ferrocarril Málaga-Córdoba. 9. Jules Marinier. Panorámica de Madrid. 10. Jouvin. Palma de Mallorca.  11. Masson. Córdoba. 12. Ferrier. Segovia, Acueducto romano.  Estereoscopias. Albúmina. h. 1857/1867.  (Col. Fernández Rivero)

El año 2008, el Patronato de la Alhambra celebró un Coloquio titulado

Viaje imaginario y registro monumental en la fotografía del siglo XIX

 Una de las ponencias presentadas fue:

Juan Antonio Fernández Rivero. “La España romántica en versión estereoscópica”. Texto completo con ilustraciones. pdf.

El planteamiento era el siguiente:

La historia de cómo España, para los europeos, paso de ser un país ignoto, con un pasado tenebroso y un presente falto de interés, a  convertirse en foco de interés cultural creciente, incluso en un icono indiscutible del romanticismo, … pasa forzosamente por la versión literaria que difundieron en sus textos los viajeros y por las imágenes creadas por los grandes dibujantes que visitaron el país, como David Roberts ó John Frederick Lewis, multiplicadas en innumerables grabados. 

La fotografía irrumpe en el artesanal medio en el que hasta entonces se han difundido las imágenes y los dibujantes viajeros son sustituidos inmediatamente por los fotógrafos, pertrechados de sus cámaras de grandes placas de cristal… y también de formato estereoscópico. Sobre este trabajo de campo se desarrolla toda una industria fotográfica, en la que destaca el alcance de la estereoscopia que edita masivas series asequibles para el gran público.

Desde los centros neurálgicos de esta naciente actividad, como Londres o París, los editores envían una serie de auténticos fotógrafos pioneros que recorren los lugares más atractivos. Y es así como la primera imagen real de España traspasa nuestras fronteras.

Los nombres de Carpentier, Gaudin, Soulier, Lamy y Andrieu, entre otros, apenas mencionados en la literatura historiográfica española, son sin embargo los autores de un importantísimo conjunto de imágenes españolas de las décadas de 1850 y 1860.

——————-

Abstract

After the discoveries and experiences of Charles Wheatstone and David Brewster, the stereoscopic photography turns into a great industry from the second half of the decade of 1850. The photography in general and the stereoscopic especially had great influence in the iconographic world of his time and therefore also in the image or graphic representation of the romantic Spain. During the first decade of the photographic-stereoscopic industry many French editors and photographers came to Spain to make collections of view for marketing in Europe. These collections remain virtually unknown to the history of photography Spanish. Three of their best representatives were Gaudin, Lamy and Andrieu. His photographs had great influence on the romantic image of Spain, focusing its interests in the Andalusian cities with more vestiges Arabs as Seville and Granada.

____________

La constatación del escaso número de imágenes que hasta aquellas fechas podían conocerse de este interesante grupo, condujo a la realización de un trabajo de investigación que años después dió como fruto el conocimiento del extenso fondo de los más destacados estereoscopistas de este periodo.

En la actualidad la CFRivero dispone de 1500 cartulinas estereoscópicas con vistas españolas de esta época.

Los siguientes post se centran en el resultado de esta investigación:

Jean Jules Andrieu fotografía España en 1868

Sabemos de Jean Jules Andrieu, que nace en Montaigu-de-Quercy, departamento de Tarn-et-Garonne, al norte de Toulouse, el 19 de Julio de 1816, en una familia de agricultores, pero a partir de estos datos, su juventud queda sumida en el misterio hasta que aparece como fotógrafo profesional en los anales comerciales de París, que citan su estudio activo entre 1860 y 1876, primero en 33 rue de Montholon y más tarde en 91 boulevard de Sebastopol. Más datos biográficos

[Jean Jules Andrieu] Le Tage et les moulins mauresques de la vieja, Tolede. [1868]. Albúmina, par estereoscópico.(Colección Fernández Rivero)

En 1868 publica su colección de 300 vistas estereoscópicas españolas, las incluye en su catálogo y avisa a sus clientes del producto del “nuevo viaje estereoscópico que acabo de realizar por España”. Un rápido viaje aprovechando las recien estrenadas conexiones ferroviarías que han modernizado el país. Casi con seguridad su llegada a España se produce vía marítima desde Cádiz, desde allí recorre las ciudades andaluzas, para pasar, posiblemente otra vez en barco, a los puertos del mediterráneo levantino, hasta llegar a Barcelona, desde donde toma de nuevo el ferrocarril hasta  Madrid, y las históricas ciudades de Toledo, Aranjuez y El Escorial. Por último sube por Burgos hasta la frontera.

Consultar el artículo completo:

La fotografía que hemos seleccionado es una de las estereoscopias de su colección española, de las cuales la CFRivero ha reunido 200, y en ella vemos al propio fotógrafo Jean J. Andrieu y posiblemene un ayudante, retratándose junto al río Tajo a su paso por Toledo. (Ver mapa)

Sobre la investigación:

Para quienes no conozcan la historiografía sobre los pioneros de la fotografía en España, hay que señalar que lo más interesante de este trabajo ha sido la localización e identificación de esta colección, a partir de escasas referencias y con el único dato identificativo de su firma JA en las cartulinas. Gracias a estas estereoscopias ha sido posible aportar los datos reflejados en el artículo, que forma parte del catálogo de la exposición “Una imagen de España. Fotógrafos estereoscopistas franceses (1856-1867)“, junto a las colecciones de otros estereoscopistas franceses contemporáneos de nuestro autor, y que en conjunto han supuesto el descubrimiento de más de mil imágenes.

Entradas relacionadas