Sabina Muchart. [Málaga, pescadores botando una jábega]. H. 1900. Estereoscopia en albúmina. (CFRivero)

Acerca de Sabina Muchart

Tras el nombre del estudio fotográfico S. Muchart, que abrió al público en la Plaza de la Constitución de Málaga en 1887, descubrimos sorprendidos el nombre de una mujer: Sabina Muchart, quien inició su andadura en fuerte competencia con el estudio de Manuel Rey y mantuvo su vigencia durante cuarenta años.

Sabina Muchart. “Málaga – Una gran bebeora”. H. 1900. Tarjeta postal, ed: Álvarez Morales (CFRivero)

El descubrimiento de la identidad femenina de S. Muchart (1), cuando en 1994 dimos a conocer el nombre de Sabina Muchart Collboni como una mujer fotógrafa afincada en Málaga, ha tenido una notable repercusión mediática en los últimos años. Nuevos estudios documentales aportaron interesantes datos, especialmente en lo relacionado con su origen y la llegada a Málaga de ella y sus hermanos (2), y además en 2015 se dan a conocer unas fotografías que la relacionan con la guerra de África (3).

Ahora, en 2019, una invitación del Ateneo de Málaga a dar una conferencia sobre ella, en el marco de un ciclo sobre mujeres malagueñas, nos da la oportunidad de aportar nuevos datos y contribuir a descifrar la faceta profesional de un personaje tan discreto como es Sabina Muchart.

Los Muchart eran originarios del pueblo gerundense de Olot. Sabina nació en 1858 y ocupaba un lugar intermedio entre sus diez hermanos, algunos de ellos dedicados a actividades relacionadas con el ramo textil (2). Seguramente fueron motivos económicos los que empujaron a tres de los hermanos más mayores (Manuel, Esteban y Luis) a buscar otros horizontes instalándose en Málaga hacia 1871/72. Poco después Sabina se uniría a ellos según consta en el padrón de 1877, domiciliados en calle Granada 56, en el que declaran llevar cuatro años en la ciudad. Sabina, a sus 15 años, probablemente acudió a Málaga cuando sus hermanos ya se habían asentado y se dedicaban a la venta al por menor de tejidos, así lo atestiguan las guías locales (Muñiz, 1878), aunque muy pronto se trasladan a la calle Luis de Velázquez nº 1, (Guía de Muñoz Cerissola, 1879 y 1880). (2)

El comercio, llamado “Las Novedades” y a efectos mercantiles: “Muchart hermanos y Cía”, suponemos debió estar formado por los tres hermanos varones, dejando fuera a Sabina, que era muy joven y mujer. El negocio se amplía con una sucursal que abren en Córdoba, en la calle Librería

Anuncio en la guía de Muñoz Cerissola de 1881

16 con el mismo nombre “Las Novedades”, cuyos anuncios figuran ya en la prensa local desde octubre de 1880 (Diario de Córdoba, 17/10/1880 y en los años 1881 y 1882). Sin embargo las cosas se torcieron. En enero de 1882 Luis Muchart ha de comparecer ante el juzgado para practicar diligencias en relación con la demanda que ha presentado por estafa contra Antonio Carmona Fernández (Diario de Córdoba, 25/1/1882). En el mes de abril al comercio se le practica un embargo de diferentes piezas de tela para atender pagos pendientes de la Contribución Industrial (Diario de Córdoba, 5/4/1882), y finalmente en 1883 la firma se declara en quiebra (Diario de

Córdoba, 3/5/1883), un hecho que dificultaba la futura actividad comercial de los socios. En 1883 cierran el establecimiento de Málaga y continuan con el de Córdoba, para hacer la liquidación, un trámite que se alargó algunos años por lo que siguen apareciendo los anuncios de “Las Novedades” en Córdoba hasta el año 1887.

Sabina Muchart. Málaga, Plaza de la Constitución antes de la apertura de la calle Larios. 1889. Albúmina. (CFRivero)

Y es en este mismo año cuando aparece el estudio fotográfico de S. Muchart en la Plaza de la Constitución de Málaga. Pero ¿por qué un estudio de fotografía?. Y ¿por qué a nombre de S. Muchart?. En esta última cuestión tienen que ver los acontecimientos que acabamos de relatar y el hecho de que sobre Sabina Muchart no pesaba ningún impedimento legal para constituir un negocio. Otro de los hermanos, Francisco, ya andaba entre Málaga y Córdoba pero aún no había llegado a la mayoría de edad.

¿Qué relación habían establecido los Muchart con el medio fotográfico?. Aquí se suceden una serie de coincidencias que hemos documentado en la ciudad de Córdoba:

La clave pudo estar en Francisco. Por un lado sabemos que se aficionó a la pintura durante su estancia en Córdoba pues en 1889 presentó “Un cuadro de dibujo natural” (Diario de Córdoba, 6/6/1889) a la exposición de bellas artes organizada por el Ateneo cordobés. Y por otro tenemos una noticia que relaciona al pintor y fotógrafo Ventura Reyes Corradi, con los Muchart:

Obras de arte. En los escaparates de la casa de comercio del señor Muchart, calle de la Librería, hemos visto con gusto tres bellos paisages para abanico, pintados al óleo por nuestro estimado amigo señor Reyes Corradi. Uno representa la Catedral, Arrahola y Puente; otro la Puerta del Puente, y el otro un vistoso país. …”. (Diario de Córdoba, 1/12/1885)

Dorso de una carte de visite con los datos del estudio de Sabina Muchart en Málaga. H. 1890
Dorso de una carte de visite con los datos del estudio de Sabina Muchart en Málaga. H. 1890

Reyes Corradi fue profesor de la Escuela Provincial de Bellas Artes, en Córdoba, desde 1881 hasta su fallecimiento en 1901 (Malo y Martín, 2012) y fue también un hábil fotógrafo, de manera que bien pudo ser quien adiestrara a Francisco en ambas disciplinas y quizá también a Sabina e incluso a Manuel.

Todas estas circunstancias llevaron a la familia a considerar el estudio fotográfico como una buena opción y sin duda invirtieron algunos caudales salvados del desastre de la quiebra, situando el establecimiento en el lugar más privilegiado de la ciudad, y así el estudio S. Muchart abre sus puertas al público en 1887 (5) en la plaza de la Constitución nº 16-22, ya que hasta cuatro años después no se abriría en el urbanismo malagueño la que es desde entonces su principal arteria comercial: la Calle Larios.

Sabina Muchart. Málaga, Plaza de la Constitución. 1890/94. Gelatina de plata. En el último piso del edificio más alto se aprecia la terraza acristalada del estudio. (CFRivero)

Entre los años 1889 a 1892 el domicilio de los Muchart se sitúa en la calle Correo Viejo, 2-3º izqda., allí encontramos conviviendo en años sucesivos a Manuel y Sabina, ya que Esteban y Luis optan por buscar nuevas perespectivas a sus proyectos fuera de Málaga (6), constando en el padrón Manuel de profesión “fotógrafo” y Sabina sin datos profesionales. Pero en

Fragmento del Padrón de Málaga de 1882, calle Correo Viejo 2, Domicilio de la familia Muchart
Fragmento del Padrón de Málaga de 1882, calle Correo Viejo 2, Domicilio de la familia Muchart

1892 es Sabina quien aparece como cabeza de familia (en primer lugar y firmando el documento), aún sin indicar profesión, al tiempo que aumenta la familia con la presencia del hermano menor, Francisco. Estos datos parecen anunciar la enfermedad de Manuel, que efectivamente fallece en 1894 (2), lo que lleva a Sabina a asumir el liderazgo de la familia. Así este mismo año trasladan su residencia al piso situado bajo el estudio en la tercera planta del edificio que lo alberga en la Plaza de la Constitución, lo cual les da la posibilidad de colocar en la fachada un letrero con el nombre de “FOTOGRAFIA S. MUCHART”.(7)

Autor desconocido. Málaga, Plaza de la Constitución. H. 1905. Tarjeta postal editada por “Fin de siecle”.

El estudio detallado de los padrones desde esta fecha hasta su desaparición, nos revela primero que el estudio lo llevan conjuntamente Sabina y Francisco, a pesar de que repetidamente atribuyen a Sabina una dedicación a las tareas domésticas. Asímismo en las guías y anuarios comerciales de este periodo aparece reiteradamente la razón social S. Muchart en la Plaza de la Constitución 16-22 (que cambiará algo más tarde a 16), con tan sólo una excepción en la que aparece el nombre de “Francisco Muchart” y dos ocasiones en las que consta el nombre completo de Sabina.

Sin embargo está claro que Francisco, aquejado de “tuberculosis” no pudo mantener una actividad profesional a la altura de Sabina y que ella es el alma del estudio. Francisco fallece en 1910, por lo que Sabina queda sola hasta 1918, cuando regresa al domicilio familiar su hermano Esteban ya retirado, que permanece allí hasta su muerte en 1921(2).

Sabina tenía su principal competidor en el estudio de Manuel Rey, que estaba instalado desde 1884 en la calle Comedias 14-18,4º con un gran éxito de público. Pero en 1897 se abre en la Plaza de la Constitución 42,4º una sucursal a nombre de M. REY FOTOGRAFO. Y es que como ya escribí en 1994:

En toda la documentación que he podido examinar de este fogógrafo se nota un especial interés en aparecer como ‘M. Rey’. … Una explicación de este pequeño enigma podría venir dada por el hecho de que su hermana Matilde compartía el oficio con Manuel. … cuando M. Rey abre un nuevo estudio, en la plaza de la Constitución, parece que la encargada del mismo es Matilde. Efectivamente en el padrón de 1897 figura domiciliada en este lugar Matilde Rey Muro, junto a su madre Carolina, y en el de 1898 aparece ya viuda, y de profesión ‘S. S.’, junto a su hijo José Blanco Rey, de diecisiete años, y de profesión fotógrafo. … no debemos concluir nada de la profesión indicada para la madre. Era la costumbre de la época. No parecía normal que una mujer pudiera tener otra ocupación, y la misma indicación puso el funcionario de turno para la viuda de Lorichon y para la misma Sabina Muchart, de las que no puede dudarse de su oficio fotográfico.”(1)

Autor desconocido. Málaga, Plaza de la Constitución. H. 1905. Tarjeta postal editada por “Domingo del Río”.

Así pues tenemos en la plaza principal de la ciudad a dos mujeres fotógrafas hegemónicas, ocultas una y otra tras las iniciales de sus respectivos nombres M (Matilde Rey) y S (Sabina Muchart), pero sin duda bien conocidas en Málaga.

Por su estudio vemos pasar todo tipo de gentes y también personajes de la burguesía malagueña, por ejemplo miembros de la familia Orueta, aunque curiosamente hemos comprobado una mayor presencia de mujeres e incluso muchas fotografías infantiles, en comparación con las de otros estudios de la época. Sus fotografías están fijadas a cartulinas con muy diferentes diseños, que van cambiando con los años y en los que Sabina pone siempre especial cuidado, sin perder nunca su vigencia y adquiridas a los mejores proveedores, como alguna litografiada por B. Wachtl de Viena. Esta fuerte competencia hizo sin duda que Sabina extendiera su oficio fotográfico a otras facetas diferentes del retrato, y es gracias a estos trabajos que hoy podemos contemplar un interesantísimo legado, muy superior al que nos dejó su competidor.

Es el caso de la colección de fotografías estereoscópicas de Sabina Muchart, de las cuales no conocemos más que seis, que sin embargo reflejan una sensibilidad y profesionalidad excepcionales

Sabina Muchart. [Málaga, pescadores sacando el copo]. H. 1900. Estereoscopia en albúmina. (CFRivero)
Sabina Muchart. [Málaga, pescadores sacando el copo]. H. 1900. Estereoscopia en albúmina. (CFRivero)

Sabina Muchart. [Málaga, pescadores botando una jábega]. H. 1900. Estereoscopia en albúmina. (CFRivero)
Sabina Muchart. [Málaga, pescadores botando una jábega]. H. 1900. Estereoscopia en albúmina. (CFRivero)

Sabina Muchart. [Ronda, reata de mulas frente a la ciudad]. Estereoscopia en albúmina. (CFRivero)
Sabina Muchart. [Ronda, reata de mulas frente a la ciudad]. Estereoscopia en albúmina. (CFRivero)

Esta última estereoscopia de Ronda, curiosamente forma parte de la colección española que editó hacia 1905 la firma americana Underwood & Underwood, que necesariamente debió comprársela a Sabina.

Sabina Muchart. Picturesque Andalusia - a bit of the old town of Ronde, Spain. Ed. Underwood & Underwood. Estereoscopia en gelatina de plata. (CFRivero)

Una controvertida cuestión sobre la que queremos ofrecer nuestro punto de

La Guerra de África. Fuerte de Rostrogordo (Copia de una fotografía remitida por S. Muchart, de Málaga). Grabado aparecido en "La Ilustración artística" el 11/12/1893.
“La Guerra de África. Fuerte de Rostrogordo (Copia de una fotografía remitida por S. Muchart, de Málaga)”. Grabado aparecido en “La Ilustración artística” el 11/12/1893.

vista es la consideración de Sabina Muchart como “reportera de guerra”. Esta hipótesis fue expuesta por nuestro colega y amigo Antonio Jesús González en 2015 (3), basándose en un grabado aparecido en 1893 en la revista bacelonesa “La Ilustración artística” (11 diciembre 1893 p: 795). El grabado representa el fuerte melillense de Rostrogordo con militares posando al frente y se encuadra en un reportaje de la revista sobre la II Guerra de África. Al pie de la misma figura el siguiente texto: “La guerra de África. Fuerte de Rostrogordo (copia de una fotografía remitida por S. Muchart, de Málaga)”.

Sabina Muchart (fot.) La guerra de África - Jefes de la ambulancia enviada a Melilla por la Cruz Roja de Madrid (De fotografía de S. Muchart de Málaga). Grabado publicado en "La Ilustración artística" 11/12/1893.
Sabina Muchart (fot.) La guerra de África – Jefes de la ambulancia enviada a Melilla por la Cruz Roja de Madrid (De fotografía de S. Muchart de Málaga). Grabado publicado en “La Ilustración artística” 11/12/1893

En 2016 el periodista Eduardo del Campo publica en el diario “El Mundo”(4) un reportaje titulado “La primera fotógrafa de guerra de la historia es española“, donde añade como prueba de ello otro grabado publicado en el mismo número de “La Ilustración artística” que el anterior (p: 799). Es el retrato de un grupo de militares sanitarios en cuyo pie se lee: “La guerra de África. Jefes de la ambulancia enviada a Melilla por la Cruz Roja de Madrid (De fotografía de S. Muchart, de Málaga).

Sabina Muchart. [Retrato de dos jóvenes con paraguas]. Detalle ampliado del fondo del estudio. Carte de visite en albúmina. H. 1903. (CFRivero)
Sabina Muchart. [Retrato de dos jóvenes con paraguas]. Detalle ampliado del fondo del estudio. Albúmina. H. 1903. (CFRivero)

Sin embargo hemos podido constatar que esta fotografía no se realizó en tierras africanas sino en el estudio malagueño de la fotógrafa, ya que hemos comprobado la coincidencia del fondo utilizado con otras fotografías realizadas en su estudio, como la que incluimos aquí. Tengamos también en cuenta que Málaga era la puerta de entrada y salida de cualquier movimiento de la península hacia Melilla.

Queda pues una única muestra, ya que no se ha encontrado ningún otro grabado o fotografía de aquel supuesto reportaje realizado por Muchart, que además, y a diferencia de la leyenda que aparece en el grupo sanitario: “… de fotografía de S. Muchart”, la revista identifica su origen como: “… de una fotografía remitida por S. Muchart”, por lo que en nuestra opinión se trata de una fotografía adquirida en Málaga por el estudio, a algún reportero procedente de Melilla, para enviarla a la revista con la que colaboraba y que demandaba este tipo de ilustraciones.

Estos dos grabados son los que han dado pie a considerar a Sabina Muchart no sólo como la primera reportera de guerra de España sino de todo el mundo. Descartado el retrato de estudio, el grabado de Rostrogordo no nos parece suficiente para hacer tal afirmación. La presencia de una mujer fotógrafa en un cuartel estimamos que hubiera causado tal impacto que habría dejado sin duda algunos comentarios periodísticos en la prensa del momento. Creemos pues poco probable que Sabina Muchart hubiese ejercido como reportera de guerra, ni siquiera estos documentos pueden probar que se desplazó, no ya a los escenarios del enfrentamiento, sino tan siquiera a la ciudad de Melilla. Por lo que sería necesario contar con alguna otra prueba que pudiese corroborar esta hipótesis.           

De su actividad en la fotografía de paisajes, urbanos o rurales, tenemos también muestras muy interesantes gracias a su colaboración con el editor malagueño de tarjetas postales “Rafael Álvarez Morales”(8). Hacia 1901 publica una serie en la que colaboran los mejores fotógrafos de Málaga como Miguel Osuna y otros, además del propio editor. En la colección encontramos 36 tarjetas (de un total de unas 90) en las que consta como fotógrafa Muchart.

Sabina Muchart. Málaga, en la Pescadería. Tarjeta postal ed. R. Álvarez Morales. H. 1901. (CFRivero)
Sabina Muchart. Málaga, en la Pescadería. Tarjeta postal ed. R. Álvarez Morales. H. 1901. (CFRivero)

Sabina Muchart. Málaga, muelle de Guadiaro. Tarjeta postal  ed. R. Álvarez Morales. H. 1901. (CFRivero)
Sabina Muchart. Málaga, muelle de Guadiaro. Tarjeta postal ed. R. Álvarez Morales. H. 1901. (CFRivero)

Junto a las vistas encontramos también la recreación teatralizada de personajes típicos de la ciudad, como el cenachero o las flamencas, algunas de las cuales sirvieron como reclamo en la publicidad de los vinos de Málaga.

Prueba de su trabajo de campo son fotografías como la del Torcal, o las que

Sabina Muchart. Málaga - Antequera - El Torcal. Tarjeta postal ed. R. Álvarez Morales. H. 1901. (CFRivero)
Sabina Muchart. Málaga – Antequera – El Torcal. Tarjeta postal ed. R. Álvarez Morales. H. 1901. (CFRivero)

realizó de la fragata alemana Gneisenau, de la que entre las tarjetas postales encontramos una interesante secuencia temporal, ya que tenemos una imagen del día anterior al naufragio, otra del día de la catástrofe y una tercera del día posterior al suceso.

  • Sabina Muchart. Malaga, naufragio de la Fragata de guerra alemana "Gneisenau" (16 Diciembre 1900). Tarjeta postal. R. Álvarez Morales ed. (CFRivero)
Sabina Muchart fot. [Málaga, calle Molina Larios, Plaza de la Constitución y Cortina del Muelle con el Puerto. Grabados. La Ilustración, octubre 1889
Sabina Muchart fot. [Málaga, calle Molina Larios, Plaza de la Constitución y Cortina del Muelle con el Puerto]. Grabados. La Ilustración, octubre 1889

De su colaboración en las revistas ilustradas de la época, nos han llegado también imágenes de la ciudad de Málaga, en concreto siete aparecidas en La Ilustración en octubre de 1889.(9)

Reproducciones de óleos del pintor Antonio de la Torre en “La Ilustración” (Barcelona) del 19/04/1991. Retratos de actrices de la época en la revista Nuevo Mundo (Madrid, 16 de abril de 1902)

Sabina Muchart. Toros en Málaga, Manolete en su primer toro. La fiesta nacional, 1908
Sabina Muchart. Toros en Málaga, Manolete en su primer toro. La fiesta nacional, 1908

También escenas taurinas, auténticas instantáneas tomadas en la plaza de toros de Málaga.

Igualmente tenemos en la CFRivero algunas fotografías de imágenes religiosas y algunas otras, como las de San Ciriaco y Santa Paula de la Catedral de Málaga, pueden verse en otras fototecas.

Su trayectoria profesional se extiende a lo largo de cuarenta años, ya que su actividad comenzó, como hemos visto, hacia 1886/87 y su muerte acaeció en 1929. Aunque no conocemos con exactitud cuando cierra su estudio (en nuestra colección figura una pieza fechada en 1926), es muy posible que permaneciera abierto hasta alguna fecha cercana a su muerte. En los anuarios Bailly-Bailliere figura hasta 1935, pero obviamente se trata de un error, ya que en el “Anuario general de Málaga” de 1930 su local aparece “en obras” y el tercer piso lo ocupa ya el laboratorio de D. Estéban Pérez Bryan.

Sabina Muchart. Retrato de "Victoria". Málaga 1926. Tarjeta postal en gelatina de plata. (CFRivero)
Sabina Muchart. Retrato de “Victoria”. Málaga 1926. Tarjeta postal en gelatina de plata. (CFRivero)

El conjunto de su obra sitúa a Sabina como uno de los grandes fotógrafos malagueños del siglo XIX y principios del XX. Su gabinete representó como ninguno el gran estudio de salón del cambio de siglo, un modelo que desaparecería hacia los años veinte y que en Málaga tuvo como sus mejores representantes, además de Muchart, a Manuel Rey o a Wandre en sus primeros momentos. Todos ellos se dedicaban especialmente al retrato aunque acometían también otro tipo de trabajos, pero en el caso de Muchart la variedad y calidad de sus fotografías fuera del estudio son los que acabaron por situarla entre los mejores representantes del arte fotográfico de toda la historia malagueña.

Ya en 1994 afirmé que Muchart fue probablemente la fotógrafa más destacada de España (hablamos desde los inicios de la fotografía hasta la guerra), y hoy no puedo más que reafirmarme en esta opinión. En aquellos tiempos resultaba muy difícil para una mujer sobresalir en cualquier actividad, pero ella supo hacerlo en su profesión de manera que su trabajo resalta en el conjunto de la fotografía y no sólo entre las mujeres fotógrafas, pero no cabe duda que llevó siempre una vida discreta y poco reconocida. Hoy, gracias al movimiento reivindicativo de las mujeres, su figura ha sido rescatada del olvido y en años recientes su nombre aparece con mucha frecuencia en los medios como una de las más destacadas mujeres fotógrafas de nuestra historia.

Notas y Bibliografía
(1) Juan Antonio Fernández Rivero Historia de la fotografía en Málaga durante el siglo XIX. Universidad de Málaga-Editorial Miramar, Málaga, 1994. ISBN 978-84-604-9835-3 (p:110, 163)
 
(2) María de los Santos García Felguera. De Olot a Málaga. La fotógrafa Sabina Muchart Collboni. Girona, 2004
 
(3) Antonio Jesús González Pérez. Fotógrafo de guerra: La fotografía de guerra en España (1859-1939). Córdoba, Diputación provincial, 2015. ISBN 978 84 8154 390 2.
 
(4) Eduardo del Campo. “La primera fotógrafa de guerra de la historia es española“. Diario “El Mundo”, 30/8/2016
 
(5) Las primeras noticias sobre el estudio fotográfico de S. Muchart proceden por un lado del Anuario del comercio, de la industria, de la magistratura y de la administración. 1887, página 1.295. Estos anuarios de envergadura nacional se preparaban con mucho tiempo de antelación por lo que es muy posible que su actividad comenzara ya en 1886. Y por otro de la primera guía local en la que hemos encontrado el estudio es en el “Almanaque Guía de Las Noticias para 1888”, publicado en Málaga en 1887.
 
(6) La región exrtremeña (Badajoz). 1893-05-26. “Forasteros que han llegado: D. Esteban Muchart.” / Diario de Tenerife. 1895-04-25. “El vapor Conde Wifredo embarcó ayer para Cádiz los siguientes pasajeros: … D. Esteban Muchart…” / Mensajero Leonés. 1905-12-21. Viajeros llegados hoy: Esteban Muchart… / Diario de Burgos, 14-11-1907 “Viajeros llegados hoy: Esteban Muchart…
 
Manuel Torres Molina (Granada). Málaga, farmacia de la Plaza de la Constitución destruida por los rojos. Gelatina de plata. H. 1940. (Biblioteca Nacional de España)(7) El edificio de cuatro plantas, estaba rematado por una terraza acristalada, muy probablemente construida por los Muchart, ya que no tenemos noticia de que hubiese allí ningún estudio fotográfico con anterioridad. La fotografía de la izq. nos lo muestra tras el incendio que sufrió en el curso de la Guerra Civil. Actualmente lo reemplaza un nuevo edificio de cinco plantas, similar en su aspecto y rematado igualmente por una terraza acristalada. (Fot. BNE)
 
(8) Fernández Rivero, Juan Antonio; García Ballesteros, María Teresa. Desde Málaga, Recuerdos…II: Las tarjetas postales ilustradas de Málaga (1896-1940). Ediciones del Genal, Málaga, 2016. ISBN 978-84-16871-04-9. (p: 21)
 
(9) Al pié de estos grabados figura como autor “J. Muchart”, error cometido por la revista al interpretar la S del logotipo de S. Muchart como una “J”.
José Codina ed. Pueblos típicos de España - 2ª Serie - Nº 13 Barco de Ávila, mercado. Ca. 1835. Estereoscopia en gelatina de plata. (CFRivero)

José Codina y la Colección “Rellev”

La edición de colecciones de fotografía estereoscópica tuvo una cierta vigencia en la primera mitad del siglo XX, prueba de ello es la editada por José Codina Torrás (Barcelona 1900? – Barcelona 1960?) desde el nombre comercial de “Estereoscopia RELLEV”.

Colección de vistas estereoscópicas Rellev, Col. Canarias, editadas hacia 1935
José Codina Torrás ed. Canarias 1ª serie. Colección de Vistas estereoscópicas de España num. 83. Estereoscopias en gelatina de plata. Ca. 1935 (CFRivero)

ARTÍCULO COMPLETO EN INGLÉS: Spanish Stereoscopic Commercial Photography in the 20th Century: “El Turismo Práctico” and “Rellev”.

ARTÍCULO COMPLETO EN CASTELLANO: Estereoscopia RELLEV, ediciones de José Codina.

Retrato anónimo de José Codina Torrás en una fiesta del barrio de Gracia en Barcelona. 1957. Arxiu del distrito de Gracia.
Retrato anónimo de José Codina Torrás en una fiesta del barrio de Gracia en Barcelona. 1957. Arxiu del distrito de Gracia.

Fue muy gratificante encontrar el rostro de José Codina en el Arxiu del barrio de Gracia, todo lo que pudiésemos decir de un personaje con palabras no deja de estar huérfano si no vemos su semblante, la mirada que dirige a la cámara expresea su inteligencia, su simpatía y su actitud vital… todo ello queda confirmado por su trayectoria profesional como editor y como fotógrafo.

El proyecto que emprende en 1929 editando vistas estereoscópicas, comienza con las fotografías que él mismo realiza de las exposiciones “Iberoamericana de Sevilla” e “Internacional de Barcelona“, con un éxito de ventas que le lleva a continuar y así va ampliando su colección de “Vistas estereoscópicas de España” durante toda la década de 1930, llegando hasa las 175 colecciones

José Codina Torrás. Última página de su folleto publicitario sobre productos de la "Estereoscopia Rellev". Ca. 1941. (CFRivero)
José Codina Torrás. Última página de su folleto publicitario sobre productos de la “Estereoscopia Rellev”. Ca. 1941. (CFRivero)

de 15 cartulinas cada una, en 1941.

Es un buen momento ya que en estos años la colección que editara desde la década de 1920 Alberto Martín con el nombre de “El turismo práctico” ha desaparecido del mercado. El formato adoptado fue el tamaño mayor 6×13 del estándar Verascope de Jules Richard, y aunque comenzó editando también sobre vidrio, pronto se limitó al soporte papel+gelatina de plata, ampliando en 1935 con otras series de vistas monoscópicas para proyectar en película de 35 mm, para lo cual ofertaba así mismo el aparato proyector.

José Codina ed. Barcelona, detalle Puerto y torre Jaime I. Ca. 1835. Estereoscopia en gelatina de plata. (CFRivero)
José Codina ed. Barcelona, detalle Puerto y torre Jaime I. Ca. 1835. Estereoscopia en gelatina de plata. (CFRivero)

José Codina Torrás. Estereóscopo de sobremesa marca Rellev. H. 1935. (CFRivero)
José Codina Torrás. Estereóscopo de sobremesa marca Rellev. H. 1935. (CFRivero)

De su biografía podemos decir que probablemente nació en Barcelona en torno a 1900 y que su domicilio profesional fue pasando por diversas localizaciones en el barrio de Gracia, primero se instaló en el Paseo San Juan 165, 1º, después en la calle Córcega nº 437 principal 2ª y a partir de 1936 en Provenza 323 principal 2. Y aunque no sabemos nada más las fotografías del personaje de los años 1957 y 1960 le relacionan con el Barrio de Gracia y con la organización ciudadana de sus festejos.

José Codina ed. Pueblos típicos de España - 2ª Serie - Nº 13 Barco de Ávila, mercado. Ca. 1935. Estereoscopia en gelatina de plata. (CFRivero)
José Codina ed. Pueblos típicos de España – 2ª Serie – Nº 13 Barco de Ávila, mercado. Ca. 1935. Estereoscopia en gelatina de plata. (CFRivero)

El catálogo en el que aparecían la mayor parte de las ciudades de España, tenía una mayor presencia de paisajes catalanes, una circunstancia que Codina trataba de compensar según aumentaba la colección. Pero no sólo ciudades, su atención se dirigía hacia emblemáticos parajes naturales o monumentales como la Ciudad Encantada de Cuenca o las series dedicadas a castillos o monasterios.

José Codina Torrás. Visor estereoscópico plegable y estuche para estereoscopias. 1930. (CFRivero)
José Codina Torrás. Estereóscopo plegable y estuche para estereoscopias marca Rellev. 1930. (CFRivero)

Hemos encontrado un registro de patente de un “Estereóscopo plegable” solicitado por José Codina en diciembre de 1929, quizá el que se corresponda con esta imagen: un estuche de madera que se convierte en visor estereoscópico y sirve también para guardar las vistas estereoscópicas.

Joan Nonell fot., José Codina ed. Granada, S. I. Barrio Albaicín, patio. Ca. 1935. Estereoscopia en gelatina de plata. (CFRivero)
Joan Nonell fot., José Codina ed. Granada, S. I. Barrio Albaicín, patio. Ca. 1935. Estereoscopia en gelatina de plata. (CFRivero)

Pese a que la autoría de las fotografías en el mundo editorial suele quedar con frecuencia en el anonimato, en el caso de las publicaciones Rellev el nombre de algunos fotógrafos aparecen en sus primeras series, no en el resto: además de él mismo que firma las primeras series de Barcelona, Montserrat, Gerona, Costa Brava, Madrid, Aranjuez o Toledo, encontramos también los nombres de Joan Nonell, fotógrafo profesional, en las fotografías de Ávila, Granada, Burgos, Mallorca, Tarragona… pero sus otros dos colaboradores J. M. Deulofeu o el Dr. Sambola son fotógrafos amateurs ya que el primero puede ser el escritor José María Deulofeu y el segundo fue un notable médico psiquiatra.

El interés de esta colección nos ha llevado a componer un artículo en el que también incluimos la serie de Alberto Martín “El Turismo Práctico”. Puede verse a texto completo en:

RIVERO, Juan A. F.; BALLESTEROS, Maria Teresa García. Spanish Stereoscopic Commercial Photography in the 20th Century: “El Turismo Práctico” and “Rellev”. International Journal on Stereo & Immersive Media, [S.l.], v. 2, n. 2, p. 4-27, june 2019. ISSN 2184-1241. Available at: <http://revistas.ulusofona.pt/index.php/stereo/article/view/6815>. Date accessed: 07 july 2019.

 

La aventura estereoscópica del editor Alberto Martín

La primera mitad del siglo XX es testigo de una serie de rezagadas publicaciones de vistas estereoscópicas en España, quizá las más notable debida al editor Alberto Martín Vicente (Valbona, Teruel 1870-Barcelona 1918?), titulada “El Turismo Práctico”.

Alberto Martín ed. Barcelona, el templo de la Sagrada Familia de Gaudí, en construcción. 1910/20. Estereoscopia en gelatina de plata. (CFRivero)

ARTÍCULO COMPLETO EN INGLÉS: Spanish Stereoscopic Commercial Photography in the 20th Century: “El Turismo Práctico” and “Rellev”.

ARTÍCULO COMPLETO EN CASTELLANO: Alberto Martín y su “Turismo Práctico”

Alberto Martín Vicente (Geneall.net)

Justo es desvelar la biografía de este apasionado editor, sin embargo apenas hemos encontrado algunas pistas para acercarnos a su vida personal: su esposa Dolores era hija del impresor José Antonio Zamora, un hecho que le sitúa ya en la profesión, en la que aparece como editor desde 1897, cambiando hasta tres veces la localización de su empresa en Barcelona, de la Ronda de San Antonio 64 pasa hacia 1901 a Muntaner 24 y en 1905 a Consejo del Ciento 140. Las escasas alusiones a su actividad pública reflejadas en la prensa, nos hablan de un personaje comprometido con su profesión, formó parte de la Junta Directiva del Centro de la Propiedad Intelectual en 1907 y fue vocal del Instituto Catalán de las Artes del Libro en los años 1917 y 1918 además de patrocinador de los premios otorgados por la Asociación Protectora de la Enseñanza Catalana en 1916.

Alberto Martín ed. Castellón, camino del Grao. 1910/20. Estereoscopia en gelatina de plata. (CFRivero)

La gran producción editorial de la casa A. Martín está repleta de imágenes: cartografía, grabados, dibujos y fotografías, como el famoso “Portfolio Fotográfico de España” que publicó entre 1910 y 1915. Pero es en su colección de estereoscopias, editada también a partir de 1910, sobre la que hemos puesto el foco por la alta popularidad que alcanzó en su momento y por el importante número de fotografías publicadas: 918.

Su primer lanzamiento consta ya de 15 carpetas, seis dedicadas a la región catalano-levantina y el resto de Madrid, Toledo y provincias andaluzas, con 14 vistas cada una.

Alberto Martín ed. Málaga, Fuente del Parque. 1910/20. Estereoscopia en gelatina de plata. (CFRivero)

En el resto de las carpetas hasta la nº 71, van apareciendo

Alberto Martín Ed. Folleto publicitario de la serie estereoscópica “El Turismo Práctico”. Barcelona: 1910/1920. (CFRivero)

todas las capitales de provincia españolas, además de otras dedicadas a lugares especiales como la Alhambra, y algunos monasterios, localidades monumentales como Santiago de Compostela o paisajes como la Sierra de Cazorla. Además de las ciudades coloniales de Tetuán (capital del Protectorado español en aquellos años) y Fernando Poo.

Los autores de las fotografías son mencionados por el Archivo municipal de Barcelona: Enrique Castellá Marqués, Adolfo Mas Ginestá, Josep Sala, I. Güixens, y J. Guixá(1), todos ellos colaboradores habituales de la editorial en diferentes proyectos, si bien hemos constatado que no hay coincidencia de las imágenes del “Turismo Práctico” con las del “Portfolio fotográfico de España”.

Alberto Martín Ed. Estuches y visor estereoscópico asociado a “El Turismo Práctico”. Barcelona 1910/1920. (CFRivero)

Sin duda “El Turismo Práctico” nace del éxito de publicaciones estereoscópicas como las de la casa Underwood & Underwood, de las que copió además el diseño del estuche, del visor, incluso en el formato primitivo de las cartulinas, aunque estas últimas fueron simplificándose en ediciones posteriores.

Alberto Martín ed. Fernando Poo, embarque de cacao. 1910/20. Estereoscopia en gelatina de plata. (CFRivero)

El conjunto de la edición, previa a los grandes cambios que se avecinaban tras la guerra civil, sólo puede compararse al realizado por Alois Beer casi en las mismas fechas.

El interés de esta edición nos ha llevado a componer un artículo que puede verse a texto completo en:

RIVERO, Juan A. F.; BALLESTEROS, Maria Teresa García. Spanish Stereoscopic Commercial Photography in the 20th Century: “El Turismo Práctico” and “Rellev”. International Journal on Stereo & Immersive Media, [S.l.], v. 2, n. 2, p. 4-27, june 2019. ISSN 2184-1241. Available at: <http://revistas.ulusofona.pt/index.php/stereo/article/view/6815>. Date accessed: 07 july 2019.

(1) No hemos encontrado bibliografía para este fotógrafo, pero sí aparece como autor de algunas fotografías que se venden en Todocolección y también referenciado como autor de algunas fotografías sobre la Semana Trágica publicadas en diferentes medios.

Joseph Carpentier. Madrid, fachada principal del Museo del Prado. 1856. Estereoscopia en albúmina (CFRivero)

El Museo del Prado en sus fotografías del XIX

El Museo del Prado cumplirá a finales de 2019 su bicentenario. Un Museo mirado y admirado por la fotografía desde que este nuevo arte desembarcó en la capital, sus imágenes decimonónicas nos devuelven una parte de su historia real e imprescindible. Os invitamos a explorarla desde la CFRivero: aquí sus exteriores, y aquí sus interiores.

Joseph Carpentier. Madrid, fachada principal del Museo del Prado. 1856. Estereoscopia en albúmina (CFRivero)
Joseph Carpentier. Madrid, Museo de pinturas. 1856. Estereoscopia en albúmina (CFRivero)

The Prado Museum will celebrate its bicentennial at the end of 2019. A Museum watched and admired by photography since this new art landed in Madrid, its nineteenth-century images give us back a part of its real and essential history. We invite you to follow it with our contributions to this iconography from the CFRivero

Cuenta el “Museo”(1) que su primera imagen fotográfica es un daguerrotipo de la fachada del edificio realizado por Albiñana en 1851, que se conserva en el Archivo del Palacio Real. Pero es en 1856 la fecha en la que encontramos la primera fotografía del Museo del Prado en papel albuminado: una estereoscopia de Joseph Carpentier(2), que en su pequeña colección de vistas españolas, dedica una veintena a Madrid y algunas al Paseo del Prado entre las que se encuentra esta que mostramos de la propia fachada del Museo, tomada de norte a sur.

Ferrier père et fils et Soulier. Madrid, Museo de pinturas. 1857. Estereoscopia en albúmina (CFRivero)
Ferrier père et fils et Soulier. Madrid, Museo de pinturas. 1857. Estereoscopia en albúmina (CFRivero)

La siguiente fotografía en el tiempo procede de otro de los estereoscopistas franceses que recorrieron nuestro país dispuestos a captar la esencia hispánica para sus respectivas colecciones: El Prado aparece en la colección de Ferrier(3) en 1857, cuyo catálogo incluye 9 fotografías de Madrid en su primera serie, tomadas, podríamos decir, sobre los pasos de Carpentier. La del Museo captada de sur a norte y como hace su antecesor el fotógrafo deja una amplia franja de suelo ante él con la intención de potenciar el efecto estereoscópico. Esta estereoscopia es una de las que posteriormente Laurent incorporó a su catálogo de 1863 mediante algún acuerdo con Ferrier y que aparece en su “Colección de vistas estereoscópicas de España”.(Fernández Rivero, 2011 p:139)

Alexis Gaudin et frère. Façade du Musée des Tableaux. 1857. Estereoscopia en albúmina (CFRivero)
Alexis Gaudin et frère. Façade du Musée des Tableaux. 1857. Estereoscopia en albúmina (CFRivero)

Por estas mismas fechas los hermanos Gaudin presentaron una muy completa colección española con 47 vistas dedicadas a Madrid(3). Además de la que incluimos aquí arriba publicada con el nº 87, hay otra con el nº 62 titulada

Alexis Gaudin et frère. Madrid, la rue Saint-Jéróme. 1857. Estereoscopia en albúmina (CFRivero)
Alexis Gaudin et frère. Madrid, la rue Saint-Jéróme. 1857. Estereoscopia en albúmina (CFRivero)

“Le Musée et l’Eglise Saint-Jéróme” y también esta perspectiva desde la fachada del Palacio del Congreso en la que al fondo se aprecia la iglesia de los Jerónimos junto edificio del Museo.

Laurent, Jean. Ramón Collado y Ortiz con su familia. Madrid, 1858. Albúmina (Col. Fernández Rivero)

El retrato grupal que realizó Jean Laurent del Conserje del Museo en 1858, fotografiado con su familia en una de las puertas del edificio, confirma la temprana relación del más importante de nuestros fotógrafos decimonónicos con la institución.  Su interés por la reproducción de obras de arte le llevó casi desde los comienzos de su actividad a dirigir sus pasos hacia El Prado, estableciendo una estrecha relación que en 1864 le facilitó “obtener la regencia del establecimiento de fotografía que se abrió en la propia pinacoteca”(4). Y aunque no son objeto de este pequeño artículo las reproducciones fotográficas de las obras del Museo, sí queremos incluir aquí un comentario sobre una serie de fotografías que rescatamos desde la Colección Fernández Rivero, singulares por tener un formato más pequeño que el que posteriormente Laurent adoptó como su estándar, y porque suponemos son sus primeras reproducciones de pinturas del Museo del Prado, que podrían ser datadas en fechas anteriores a 1860.

Jean Laurent. Reproducción del cuadro de Velázquez “Los borrachos” o “El triunfo de Baco”. Albúmina 166x127 mm. (CFRivero)
Jean Laurent. Reproducción del cuadro de Velázquez “Los borrachos” o “El triunfo de Baco”. Albúmina 166×127 mm. (CFRivero)

En todas ellas se observa un sello seco en el anverso y, al dorso, otro en tinta negra: “J. LAURENT | FOTOG. de S.M. | MADRID” con una numeración de la que nuestro nº más elevado es el 81. Hemos comprobado que tres de ellas: “El retrato de Felipe IV” (nº 45) y “Los Borrachos” (nº 60), de Velazquez, y “San Esteban en presencia de los Doctores” (nº 81), de Juan de Juanes, se encuentran ya en su catálogo de 1861 aunque con diferente numeración. La cuarta fotografía de este grupo es “La Sagrada Familia del pajarito” de Murillo, con el nº3.

Jean Laurent. Dorsos de cuatro fotografías que reproducen pinturas del Museo del Prado (CFRivero)
Jean Laurent. Dorsos de cuatro fotografías que reproducen pinturas del Museo del Prado (CFRivero)

Jean Laurent. Detalle del sello seco con la inscripción: CUADROS DEL R. MUSEO. Ca. 1860 (CFRivero)
Jean Laurent. Detalle del sello seco con la inscripción: CUADROS DEL R. MUSEO. Ca. 1860 (CFRivero)

 

 

 

 

 

 

 

 

La siguiente estereoscopia en la que se muestra de nuevo la fachada principal del Prado, una parte de su fachada norte y la figura de un guardia civil en primer plano,

Jean Laurent. Madrid, el Real Museo de Pinturas en El Prado. Ca. 1860. Estereoscopia en albúmina (CFRivero)
Jean Laurent. “Madrid, el Real Museo de Pinturas en El Prado”. Ca. 1860. Estereoscopia en albúmina (CFRivero)

nos lleva a fechas anteriores a 1860 y a aquellas fotografías de los primeros catálogos de Jean Laurent. Hay que observar el sello seco con la inscripción J. Laurent Photo y la ausencia de título en el negativo. El uniforme que lleva el guardia es uno de los detalles que corrobora nuestra datación, ya que pertenece a la etapa fundacional del Cuerpo, nunca más se repitió este atuendo de diario en verano, con una larga levita y pantalón blanco, estuvo vigente entre 1844 y 1854 aunque extraoficialmente los uniformes tenían una duración más larga, ya que su actualización corría a cargo del propio guardia.

En realidad Laurent debió de tener siempre muy presente el “Museo de pinturas”, no sólo por su interés profesional sino también porque lo veía a diario desde las ventanas de su estudio en la Carrera de San Gerónimo. Nos ha parecido muy interesante incluir aquí esta estereoscopia realizada desde su mirador particular sobre esta calle en un momento histórico: el del entierro de Francisco Martínez

Jean Laurent. Madrid, la Carrera de San Gerónimo el 7 de Febrero de 1862, al paso del entierro de Francisco Martínez de la Rosa. Estereoscopia en albúmina (CFRivero)
Jean Laurent. Madrid, la Carrera de San Gerónimo el 7 de Febrero de 1862, al paso del entierro de Francisco Martínez de la Rosa. Estereoscopia en albúmina (CFRivero)

de la Rosa, en la que se aprecian al fondo las torres de la Iglesia de los Jerónimos y la columnata del museo.

De 1863 data esta otra estereoscopia realizada por un fotógrafo desconocido que coincidió en Madrid con la fugaz visita de la Emperatriz Eugenia. La fachada del

Autor desconocido. “Madrid, Prado. Fontaine de M???” [Una de las 4 fuentecillas]. 1863. Estereoscopia en albúmina. (CFRivero)
Autor desconocido. “Madrid, Prado. Fontaine de M???” [Una de las 4 fuentecillas]. 1863. Estereoscopia en albúmina. (CFRivero)
Prado sirve de fondo a una de las fuentecillas en un paseo que aún está en plena configuración de su urbanismo.

1863 es también la fecha más probable en la que Robert P. Napper realiza su trabajo en España para la casa Frith, en cuyo catálogo figuran cuatro vistas de

Robert P. Napper. 2559 Madrid, Prado. Fontaine & Musée [Frith’s Series] Albúmina. 1863 (CFRivero)
Robert P. Napper. 2559 Madrid, Prado. Fontaine & Musée [Frith’s Series] Albúmina. 1863 (CFRivero)
Madrid, entre ellas esta fachada del Museo que acusa de forma positiva el paso del tiempo con la aparición de una zona ajardinada en el “paseo” que lleva su nombre.

Nuestro siguiente registro fotográfico es de 1867 y vuelve al formato estereoscópico que de nuevo muestra la fachada del Prado tras un jardín ya más desarrollado, es

[Jean-Jules Andrieu]. 2701 Façade principale du Musée Royal a Madrid. 1867. Estereoscopia en albúmina (CFRivero)
[Jean-Jules Andrieu]. 2701 Façade principale du Musée Royal a Madrid. 1867. Estereoscopia en albúmina (CFRivero)
el nº 2701 de la colección de Jean Jules Andrieu(5), publicada al año siguiente en París, que contiene 42 fotografías de Madrid entre ellas 4 del museo: la fachada y tres más del interior que veremos en el artículo “Los interiores del Prado”

1872 es el momento en el que Jean Laurent presenta su catálogo más completo, en el que se encuentran siete fotografías relacionadas con el “Museo de pinturas”, cuatro de ellas muestran sus diversas perspectivas externas (números 37, 38, 940 y 1026), dos presentan aspectos del interior (nums. 340 y 1027) y una está dedicada a la estatua de Murillo (nº 1028) :

Jean Laurent. Madrid 38 El Museo de pintura y escultura. 1870d. Albúmina (CFRivero)
Jean Laurent. Madrid 38 El Museo de pintura y escultura. 1870d. Albúmina (CFRivero)

Jean Laurent. Madrid, Fachada del Museo del Prado desde el norte. 1870d. Cabinet en albúmina. (CFRivero)
Jean Laurent. Madrid, Fachada del Museo del Prado desde el norte. 1870d. Cabinet en albúmina. (CFRivero)

Jean Laurent. Madrid. 1026. Fachada meridional del Museo con la estatua de Murillo. Ca. 1865. Albúmina (CFRivero)
Jean Laurent. Madrid. 1026. Fachada meridional del Museo con la estatua de Murillo. Ca. 1865. Albúmina (CFRivero)

La Fototipia Laurent, heredera de la empresa que fundara Jean Laurent, siguió editando fotografías con la nueva técnica de reproducción fotomecánica que incorporó la fototipia, de este periodo son las dos siguientes estereoscopias

Fototipia Laurent. Museo de Pintura, entrada. Madrid, 1890/1900. Estereoscopia. Impresión fotomecánica (CFRivero)
Fototipia Laurent. Museo de Pintura, entrada. Madrid, 1890/1900. Estereoscopia. Impresión fotomecánica (CFRivero)

Fototipia Laurent. Museo de Pintura y Estatua de Velázquez. Madrid, 1890/1900. Estereoscopia. Impresión fotomecánica (CFRivero)
Fototipia Laurent. Museo de Pintura y Estatua de Velázquez. Madrid, 1890/1900. Estereoscopia. Impresión fotomecánica (CFRivero)

Por estas mismas fechas la Sociedad Estereoscópica radicada en Barcelona, edita también otra serie de estereoscopias cuyo nº 803 está dedicado al monumento a Velázquez ante la entrada principal del Museo:

Sociedad Estereoscópica. 803 Madrid, estatua de Velázquez. 1890/1900. Estereoscopia en gelatina de plata. (CFRivero)
Sociedad Estereoscópica. 803 Madrid, estatua de Velázquez. 1890/1900. Estereoscopia en gelatina de plata. (CFRivero)

Unos cuarenta años separan la siguiente fotografía de la Carrera de San Gerónimo de la idéntica perspectiva que mostramos más arriba debida a la casa Gaudin, las diferencias son notables, no tanto en los propios edificios o en el trazado urbano como en la calidad fotográfica. Esta fototipia de la casa Hauser y Menet es capaz a finales del XIX de mostrarnos una ciudad habitada por transeúntes que la técnica no fue capaz de captar en 1857.

Hauser y Menet. Madrid, Carrera de San Gerónimo, Palacio del Congreso, al fondo la Iglesia de los Jerónimos y el Museo del Prado. 1895/1900. Fototipia (CFRivero)
Hauser y Menet. Madrid, Carrera de San Gerónimo, Palacio del Congreso, al fondo la Iglesia de los Jerónimos y el Museo del Prado. 1895/1900. Fototipia (CFRivero)

José Lacoste (Joseph Maríe Lacoste Borde), heredero del fondo Laurent, es conocido sobre todo como editor de postales, puso en marcha la “Fototipia Laurent” con las fotografías de este fondo único y, como vemos, no pudo por menos que incluir la que muestra la fachada norte del Museo del Prado, entre los más bellos rincones de Madrid.

Fototipia Laurent. Núm. 6 Madrid. Museo de Pinturas e Iglesia de San Jerónimo. Tarjeta Postal. 1900/1905. (CFRivero)
Fototipia Laurent. Núm. 6 Madrid. Museo de Pinturas e Iglesia de San Jerónimo. Tarjeta Postal. 1900/1905. (CFRivero)

Tomada casi desde la misma perspectiva que la anterior, la fotografía que aparece a continuación puede datarse algunos años por delante si nos fijamos en el desarrollo de la vegetación que rodea al Museo: estamos en este caso ante una imagen fotográfica que firma el propio Lacoste.

Lacoste. Madrid, fachada Norte del Museo del Prado e Iglesia de los Jerónimos. 1900/05. Gelatina de plata (CFRivero)
Lacoste. Madrid, fachada Norte del Museo del Prado e Iglesia de los Jerónimos. 1900/05. Gelatina de plata (CFRivero)

Nuevamente, ya en 1903, la compañía estadounidense Kilburn incluye en su colección de vistas estereoscópicas una imagen del edificio que alberga la principal pinacoteca española. La elegante fachada principal del Museo aparece en este principio de siglo arropada por el jardín que le rodea y un paseante a juego con el decimonónico decorado.

Kilburn. The Royal Palace of Fine Arts. Madrid, Spain. 1903. Estereoscopia en gelatina de plata. (CFRivero)
Kilburn. 15186 The Royal Palace of Fine Arts. Madrid, Spain. 1903. Estereoscopia en gelatina de plata. (CFRivero)

Cuando con el siglo XX comienza la edición de tarjetas postales ilustradas, El Prado vuelve a ser una de las estrellas de las colecciones madrileñas, una de las pioneras industrias de este sector Hauser y Menet editó la que incluimos a continuación:

Hauser y Menet. Madrid, Museo del Prado fachada principal. Tarjeta postal en gelatina de plata. h. 1920 (CFRivero)
Hauser y Menet. Madrid, Museo del Prado fachada principal. Tarjeta postal en gelatina de plata. h. 1920 (CFRivero)

El siglo va incorporando la fotografía a la vida cotidiana y proporcionando nuevos instrumentos al ciudadano de a pié que, como en el siguiente caso, ejerce de fotógrafo una vez mas ante la fachada norte del Museo, estamos ya en la década de 1840:

Villar. Madrid, Museo del Prado, fachada norte. H 1945. Gelatina de plata. (CFRivero)
Villar. Madrid, Museo del Prado, fachada norte. H 1945. Gelatina de plata. (CFRivero)

Postales BEA Pep Madrid. Museo del Prado, fachada. 1951. Gelatina de plata. (CFRivero)
Postales BEA Pep Madrid. Museo del Prado, fachada. 1951. Gelatina de plata. (CFRivero)

Autor desconocido. Madrid, Museo del Prado, fachada al Paseo. 1952. Gelatina de plata. (CFRivero)
Autor desconocido. Madrid, Museo del Prado, fachada al Paseo. 1952. Gelatina de plata. (CFRivero)

Otro día veremos los testimonios fotográficos de la evolución de sus interiores.

Como dice el Museo: ¡Celebremos “… el Museo Nacional del Prado como el gran regalo que se ha dado la nación española…“! también con y desde la Fotografía y aquellos que la hicieron posible en sus primeros años.

BIBLIOGRAFÍA:

(1)Pérez Gallardo, Helena. Fotografía en el Museo del Prado. Web: Museo del Prado/aprende/enciclopedia. 2015?

(2) Sánchez Gómez, Carlos y Fernández Rivero, Juan Antonio. Joseph Carpentier: Pionero de la fotografía estereoscópica sobre España. 2011 En: Una imagen de España : Fotógrafos estereoscopistas franceses [1856-1867]. Fundación Mapfre – TF Editores, pp. 47-55.

(3) Sánchez Gómez, Carlos. Los editores Ferrier-Soulier y Gaudin. 2011 En: Una imagen de España : Fotógrafos estereoscopistas franceses [1856-1867]. Fundación Mapfre – TF Editores, pp. 61-80.

Fernández-Rivero, Juan-Antonio . [Reseñas biográficas de la casa Ferrier-Soulier, Gaudin-Frères, Ernest Lamy y Jean Andrieu]., 2011 In: Una Imagen de España. Fotógrafos estereoscopistas franceses [1856-1867]. Fundación MAPFRE. Instituto de Cultura, pp. 104-105.

(4) Díaz Francés, Maite. J. Laurent 1816-1886, un fotógrafo entre el negocio y el arte. Madrid, Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, 2016. Pp: 79, 235-236.

(5) Juan Antonio Fernández Rivero “Los fotógrafos Lamy y Andrieu“. En: Una imagen de España. Fotógrafos estereoscopistas franceses [1856-1867]. Madrid. Fundación Mapfre. Instituto de Cultura, 2011

Fernández Rivero, Juan Antonio. Tres dimensiones en la Historia de la Fotografía: La imagen estereoscópica. Málaga : Miramar, 2004

José Spreáfico. Cacería en el Monte Hacho de Álora con Francisco Romero Robledo. Álora (Málaga). 1870. Estereoscopia en Albúmina (CFRivero)

Un reportaje de caza con José Spreáfico en 1870

Un reportaje de caza en 1870 es sin duda una nueva sorpresa debida, cómo no, al fotógrafo José Spreáfico. Es una colección realmente insólita que fue posible por la confluencia de diversos personajes dispuestos sobre todo a pasárselo bien.

José Spreáfico. Francisco Romero Robledo cazando en el Monte Hacho en Álora. Álora (Málaga). 1870. Estereoscopia en Albúmina (CFRivero)
José Spreáfico. Francisco Romero Robledo cazando en el Monte Hacho en Álora. Álora (Málaga). 1870. Estereoscopia en Albúmina (CFRivero)

En la única fotografía de este reportaje compuesto por 11 estereoscopias, en la que se avista una población, reconocimos enseguida la fisonomía de la localidad de Álora, un pueblo de la provincia de Málaga bien encaramado en las montañas que rodean el Valle del Guadalhorce, confirmada además por una anotación manuscrita al dorso de otra de las cartulinas: “Álora, Dic/1/70”, así pues teníamos dos datos clave, el lugar y la fecha.

José Spreáfico. Reportaje de caza en el Monte Hacho en Álora. Álora (Málaga). 1870. Estereoscopia en Albúmina (CFRivero)
José Spreáfico. Reportaje de caza en el Monte Hacho en Álora. Álora (Málaga). 1870. Estereoscopia en Albúmina (CFRivero)

Pero… ¿Quién podría ser su autor? 1870 era aún una fecha en la que tomar una fotografía fuera del estudio no era un asunto fácil, cuanto mas si el exterior del que se trata es un agreste terreno montañoso.
¿Cuál de los profesionales que trabajaban en aquellos años en Málaga podría haberse comprometido a semejante aventura?:
Sin duda un fotógrafo avezado ya en la fotografía de reportaje en exteriores,  conocedor del terreno y a su vez bien conocido de los paisanos del lugar… y evidentemente un fiel practicante de la fotografía estereoscópica.

José Spreáfico. Reportaje de amigos en el Monte Hacho en Álora (detalle). Álora (Málaga). 1870. Estereoscopia en Albúmina (CFRivero)
José Spreáfico. Reportaje de amigos en el Monte Hacho en Álora (detalle). Álora (Málaga). 1870. Estereoscopia en Albúmina (CFRivero)

Lo cierto es que todos estos requisitos, las características de la cartulina del soporte y su similitud con otras de comprobada autoría concurrian en el fotógrafo José Spreáfico (Oggiono (Italia) 1831- Málaga 1878), además de que en estas tomas encontramos una gran similitud con las del grupo del ferrocarril Córdoba-Málaga realizado por autor. Todo ello nos llevó a atribuirle con certeza este trabajo, contando además con la circunstancia de la relación tan cercana de Spreáfico con la villa de Álora, ligada a su reportaje de la línea férrea y otras fotografías de estos parajes que ya habíamos estudiado. (1)

José Spreáfico. Reportaje de caza en el Monte Hacho en Álora, detalle. Álora (Málaga). 1870. Estereoscopia en Albúmina (CFRivero)
José Spreáfico. Reportaje de caza en el Monte Hacho en Álora, detalle. Álora (Málaga). 1870. Estereoscopia en Albúmina (CFRivero)

Nuestra investigación para determinar el lugar exacto en el que se realizaron las fotografías nos llevó a contactar con nuestro amigo Alejandro Rosas Fernández, un privilegio de historiador para todo el Valle del Guadalhorce, quien buscó el asesoramiento de vecinos de Álora que vieron en las fotografías los perfiles accidentados del Monte Hacho situado al oeste de la villa. Con él fuimos a reconocer el terreno en una mañana fresquita y comprobamos la curiosa relación que tenían las rocas fracturadas y las concavidades que la metereología había formado en aquellos terrenos sedimentarios, con algunas de las extrañas posturas de los protagonistas de la excursión decimonónica, que parecían estar hundidos o semienterrados en plena roca…

José Spreáfico. Una broma en el Monte Hacho de Álora. Álora (Málaga). 1870. Estereoscopia en Albúmina (CFRivero)
José Spreáfico. Una broma en el Monte Hacho de Álora. Álora (Málaga). 1870. Estereoscopia en Albúmina (CFRivero)

Si se observa el detalle de esta fotografía, claramente uno de los “cazadores” está siendo introducido en una gran oquedad del terreno, como las que efectivamente comprobamos que existían en las estribaciones del Hacho.
Estos amigos hacen bromas, componen escenas un tanto cómicas y procuran que el fotógrafo capte este momento de diversión.
Realmente no conocemos otra colección de estereoscopias en el XIX español que refleje así una actividad lúdica en un entorno privado como una cacería. De ahí la extrañeza con la que examinamos por primera vez este grupo de once cartulinas cuando llegaron a la CFRivero.

José Spreáfico. Cacería en el Monte Hacho de Álora con Francisco Romero Robledo. Álora (Málaga). 1870. Estereoscopia en Albúmina (CFRivero)
José Spreáfico. Cacería en el Monte Hacho de Álora con Francisco Romero Robledo. Álora (Málaga). 1870. Estereoscopia en Albúmina (CFRivero)

Leopoldo Rovira. Retrato de Francisco Romero Robledo (Galería de los Representantes de la Nación). 1869. Albúmina. (CFRivero)
Leopoldo Rovira. Retrato de Francisco Romero Robledo (Galería de los Representantes de la Nación). 1869. Albúmina. (CFRivero)

Así que la siguiente incógnita a desvelar era, lógicamente, ¿Quiénes son los protagonistas de esta historia?: Pueden identificarse en el grupo, por su indumentaria y actitudes dos personajes principales y otras cinco personas, pertrechados de escopetas o bastones y acompañados de sus perros… y fue también Alejandro Rosas quien identificó la fisonomía de uno de ellos, el parecido y la edad del personaje que tiene la mano en la cadera coinciden con el político Francisco Romero Robledo, natural de Antequera, que por sus aficiones y apostura era apodado “El Pollo de Antequera”. No hemos encontrado mejor retrato de su personalidad que el que hace José Ayala Pérez (2) dedicada a este “político de la Restauración”, que tuvo una gran significación popular en su tiempo por su carácter, su elocuencia y su actitud caciquil.

José Spreáfico. Bromas de cazadores en el Monte Hacho de Álora. Álora (Málaga). 1870. Estereoscopia en Albúmina (CFRivero)
José Spreáfico. Bromas de cazadores en el Monte Hacho de Álora. Álora (Málaga). 1870. Estereoscopia en Albúmina (CFRivero)

Realmente cuadra el personaje con la situación festiva entre amigos y con el privilegio de contar con un gran fotógrafo, para tomar estas originales imágenes.

Al fotógrafo José Spreáfico hemos dedicado en este blog varios artículos y publicado alguno más extenso sobre su obra, casi según hemos ido descubriendo nuevas aportaciones, pero seguramente que ésta no será nuestra última mirada a este sorprendente fotógrafo.

(1) Juan Antonio Fernández Rivero. “La obra fotográfica de José Spreáfico”. Actas de Imatge i recerca, 12es Jornades. Girona, 2012.

(2) José Ayala Pérez. Un político de la Restauración Romero Robledo. 1971

Autor desconocido. "Madrid, Palacio. Sortie de la Reine avez l'Emperatice". 23 de octubre de 1863. Estereoscopia en albúmina. (CFRivero)

El fugaz viaje de la Emperatriz Eugenia a Madrid en 1863

Con el hallazgo de las únicas fotografías del raudo viaje de la Emperatriz Eugenia de Montijo a Madrid en Octubre de 1863, revisamos este poco conocido evento y la iconografía del personaje.

Autor desconocido. "Madrid, Palacio. Sortie de la Reine avec l'Imperatrice". 23 de octubre de 1863. Estereoscopia en albúmina. (CFRivero)
Autor desconocido. “Madrid, Palacio. Sortie de la Reine avec l’Imperatrice“. 23 de octubre de 1863. Estereoscopia en albúmina. (CFRivero)

Se trata de un grupo de cinco estereoscopias de Madrid con una des-

Dorso manuscrito de la fotografía superior: "Madrid Nº 5 | Palacio | Sortie de la Reine avec l'Imperatrice | xxx/63" [Firma desconocida]
Dorso manuscrito de la fotografía superior: “Madrid Nº 5 | Palacio | Sortie de la Reine avec l’Imperatrice | xxx/63″ [Firma desconocida]
cripción manuscrita en el dorso, de las cuales la primera que mostramos nos da la clave del momento históri-co con la nota que indica:Madrid, Palacio. Sortie de la Reine avec l’Emperatrice”.

A somewhat diffuse image is today the only visual vestige that left the presence of the mythical Eugenia de Montijo in Madrid, this was in October 1863. Once again stereoscopy is able to approach the “snapshot” in these early years of the Photography.

La relación de María Eugenia de Guzmán Palafox Portocarrero y Kirkpatrick con Málaga es quizá una circustancia algo desconocida pero que nos acerca, como malagueños, al personaje. El caso es que su madre Emmanuela, era hija de William Kirpatrick, un comerciante de vinos escocés que vivía en esta ciudad y cuya cuñada, casada con el Conde de Lesseps residía en París, lugar en el que esta señora conoció al futuro padre de la emperatriz, que sería más tarde Conde de Montijo. 

Tras su boda con Napoleón III, Eugenia realizó su primer viaje a España en el mes de octubre de 1863 bajo el nombre de Condesa de Pierrefonds con la

Disdéri. Emperatriz Eugenia de Montijo. París c.a. 1860. Carte de visite en albúmina (CFRivero)
Disdéri. Retrato de la Emperatriz Eugenia de Montijo. París c.a. 1860. Carte de visite en albúmina (CFRivero)

intención de mantener su carácter privado, pero la invitación de Isabel II a visitar Madrid lo convierte, a partir de su llegada a Valencia, en un viaje oficial con todas sus consecuencias.

Partiendo de San Sebastian, hasta donde la acompañó el Emperador, navegó en el el yate l’Aigle haciendo escala en Lisboa el día 7, el día 9 está en Sevilla, alojada en el Hotel Londres y el 10 sale hacia el Coto de Doñana en el vapor mercante “San Telmo”, invitada a un lanceo de jabalíes por el Duque de Villafranca (1). En este punto de su viaje pudo haber coincidido con los Duques de Montpensier que en esas fechas estaban en su residencia de Sanlúcar de Barrameda. Ante la imposibilidad de pasar la barra del Guadalquivir debido a un temporal, opta por tomar el ferrocarril rumbo a Cádiz desde el Puerto de Santa María.

Disdéri. Composición con los rostros de la "Famille Imperiale" de Napoleón III. Carte de visite en albúmina (CFRivero)
Disdéri. Composición con los rostros de la “Famille Imperiale” de Napoleón III. Carte de visite en albúmina (CFRivero)

Prosigue su viaje con la visita en Tarifa de la torre de su glorioso antepasado Guzmán el Bueno el día 15 (2), pero abandona el proyecto inicial de visitar Málaga y Granada para dirigirse a Valencia, donde se hace público su periplo y es recibida oficialmente el sábado 17, anunciándose ya su próxima escala en Madrid hasta donde viaja en un tren que partió a las 8 de la mañana del 18 de octubre, y llegó a la capital a las 22:30.

Autor desconocido. "Madrid, Palacio. Vista general”. 1863. Estereoscopia en albúmina. (CFRivero)
Autor desconocido. “Madrid, Palacio. Vista general”. 1863. Estereoscopia en albúmina. (CFRivero)

La prensa madrileña relata la estancia de la Emperatriz en la Corte, ironizando sobre la velocidad con la que cubrió un apretado programa en tan solo cuatro días:

Llegó el domingo, recibió el lunes, bailó el martes, visitó Carabanchel el mismo día [palacio de su madre], el Escorial el miércoles, y a Toledo el jueves. Almorzó en Aranjuez el viernes, y volvió a Valencia para regresar a Francia.” El Clamor Público, 25/10/1863.

Autor desconocido. “Madrid, Prado. Fontaine & Musée” [Una de las 4 fuentecillas]. 1863. Estereoscopia en albúmina. (CFRivero)
Autor desconocido. “Madrid, Prado. Fontaine & Musée” [Una de las 4 fuentecillas]. 1863. Estereoscopia en albúmina. (CFRivero)
Dada la personalidad e influencia en la corte parisina de la emperatriz Eugenia de Montijo, se habló mucho en su momento sobre el posible carácter político de su visita a España en octubre de 1863, sobre todo en relación con la ocupación del trono mexicano. Incluso se habló también de una entrevista con los Montpensier sobre la boda de su hija Mª Isabel con su primo Luis Felipe, Conde de París. Pero la realidad es que el viaje tuvo en gran parte un perfil estrictamente personal y parece que bastante improvisado.

Disdéri. Retratos del Duque y la Duquesa de Alba. Paris, c.a. 1860. Cartes de visite en albúmina (CFRivero)
Disdéri. Retratos del Duque y la Duquesa de Alba (hermana de Eugenia). Paris, c.a. 1860. Cartes de visite en albúmina (CFRivero)

Disdéri. Retrato de Napoleon III sentado. París. 1860/65. Carte de visite en albúmina (CFRivero)
Disdéri. Retrato de Napoleon III sentado. París. 1860/65. Carte de visite en albúmina (CFRivero)

Repasando la biografía de esta mujer, educada en un ambiente aristocrático que no le impidió sin embargo gobernar su destino, se nos presenta como un personaje osado y capaz que supo afrontar con realismo la cara y la cruz de su vida.

Las fotografías

En nuestra colección tenemos un total de cinco imágenes de un conjunto que debió integrar originalmente al menos 18 estereoscopias, numeradas, tituladas y firmadas al dorso HB con idéntica grafía:

Nº 1 Madrid | Prado – Fontaine & Musée

Nº 5 Madrid | Palacio | Sortie de la Reine avec l’Impèratrice | Nov[?]/63

11 Madrid | Chambre du députés

16 Madrid | Prado. Fontaine du | Neptune

18 Madrid | Palacio | Vista general. [El Palacio de Oriente desde el suroeste]

Gracias a nuestro amigo de Toledo Olvidado, Emilio Butragueño hemos sabido que la nº 15 Tolède | Vue de l’Alcazar | prise de la Tour de la Catedrale [firmada] HB – ha sido adquirida por un coleccionista de la ciudad.

No podemos por menos que preguntarnos acerca de la identidad del fotógrafo, francés dado que escribe en este idioma. Y dado que el fotógrafo francés Ernest Lamy estuvo en 1863 en España hemos comparado sus estereoscopias madrileñas con éstas sin que haya ninguna coincidencia más allá de los motivos elegidos, ya que ambos fotógrafiaron el Prado, el Palacio en lontananza o la

Autor desconocido. Madrid, Chambre du députés. 1863. Detalle de una mitad de un par estereoscópico en albúmina (CFRivero)
Autor desconocido. Madrid, Chambre du députés. 1863. Detalle de una mitad de un par estereoscópico en albúmina (CFRivero)

fachada del edificio del Congreso que Lamy fotografió a principios del año con sus antiguos leones pétreos, sin embago en esta colección han desaparecido y se ha colocado un doble dosel sobre la escalinata, dosel que, curiosamente, cuatro o cinco años después en la fotografía que toma Jean Jules Andrieu (1868) vuelve a estar presente e igualmente sin los actuales leones de bronce que ya habían sido fundidos (Ponciano Ponzano 1866) pero que no se ubicaron en la portada del edificio hasta 1872.

Nuestro fotógrafo no debía formar parte de la comitiva real ya que que sólo contiene una imagen relativa a la visita de Eugenia de Montijo, esta salida de la comitiva del Palacio Real, tomada además en la distancia, lo que evidencia que no tuvo la posibilidad de posicionarse mejor para captar con más detalle el desfile. Por otro lado el aspecto del conjunto no puede por menos que hacernos atribuir el trabajo a un profesional que en cualquier caso no las editó posteriormente, quién sabe si formaba parte de un proyecto más amplio de reportaje sobre España que no llegó a buen término, como sin duda debió existir alguno.

Torres Molinas. "La Emperatriz Eugenia de cuando tenía 93 años acompañada de su ahijada nuestra Reina Victoria Eugenia". Sevilla, Palacio de las Dueñas. 2 de Febrero de 1920. Gelatina de plata. (CFRivero)
Torres Molina. “La Emperatriz Eugenia cuando tenía 93 años acompañada de su ahijada nuestra Reina Victoria Eugenia”. Sevilla, Palacio de las Dueñas. 2 de Febrero de 1920. Gelatina de plata. (CFRivero)

Una imagen un tanto difusa es hoy el único vestigio visual que dejó la presencia de la mítica Eugenia de Montijo en Madrid, fue en octubre de 1863. Una vez más la estereoscopia es capaz de acercarse a la “instantánea” en estos primeros años de la fotografía.

(1) Visita a Sevilla de la Emperatriz Eugenia de Montijo octubre 1863. Blog: Crónicas Sevillanas, 14/10/2014

(2) Carlos Núñez Jiménez. “Visita regia a Tarifa”. Aljaranda 1998

 

Jules Richard. Retrato de dos jóvenes mujeres en el jardín de L’Atrium. París, ca. 1910. Par estereoscópico en gelatina de plata sobre vidrio

Jules Richard y su pasión por el desnudo femenino

En fotografía el nombre de Jules Richard (París 1848-París 1930) está asociado a uno de sus mejores productos: el Vérascope, una pequeña cámara estereoscópica. Sin embargo, menos conocida es su extensa producción de fotografía erótica, imágenes en su mayor parte captadas por él mismo.

Jules Richard. Retrato de tres jóvenes mujeres en el jardín de L'Atrium. París, ca. 1910. Estereoscopia en gelatina de plata sobre vidrio.
Jules Richard. Retrato de tres jóvenes mujeres en el jardín de L’Atrium. París, ca. 1910. Mitad de un par estereoscópico en gelatina de plata sobre vidrio. (CFRivero)

En 1876 Jules Nicholas Richard pasó a gestionar el negocio que su padre, Félix Richard, había fundado en 1845 para la fabricación de instrumentos de precisión (barómetros, anemómetros, etc.). Sin duda esta fue la base que junto a su afición a la fotografía (1) propició la invención de un nuevo aparato fotográfico que acabaría creando todo un sistema, un estándar en el mundo de la fotografía, al tiempo que le hizo ganar una fortuna.

Jules Richard. Retrato de dos jóvenes desnudas. París, ca. 1910. Positivo estereoscópico en gelatina de plata sobre vidrio.
Jules Richard. Retrato de dos jóvenes desnudas. París, ca. 1910. Positivo estereoscópico en gelatina de plata sobre vidrio. (CFRivero)

Es en 1893 cuando sale al mercado el primer modelo de la cámara Vérascope que trabajaba con pequeñas plaquitas de vidrio de un tamaño muy reducido, apenas 45×110 mm (más tarde se añadió el formato 6×13 cm). Pero Richard había dado en la diana y acabó creando toda una gama de productos alrededor de este formato que se convirtió en un estándar en el mundo de la fotografía de aficionado, y en una base de futuros productos como el Glyphoscope (1905) y toda la cadena de producción necesaria para que los aficionados creasen sus propias fotografías estereoscópicas así como instrumentos de visualización tales como el Taxiphote.

Jules Richard. Escena de desnudos en la recreación neoclásica del Atrium. París. Ca. 1910
Jules Richard. Escena de desnudos en la recreación neoclásica del Atrium. París. Ca. 1910. Mitad de un par estereoscópico en gelatina de vidrio sobre cristal (CFRivero)

Su desahogada posición le permitió, ya cumplida la cincuentena, desarrollar otra de sus aficiones: la fotografía del desnudo femenino. En una sociedad tremendamente puritana Jules Richard dedicó gran parte de su actividad como fotógrafo a realizar sofisticadas composiciones artístico-eróticas, retratando jóvenes y hermosas mujeres, hasta el punto de que su biógrafo Jacques Perrin recopiló 7500 negativos eróticos de los que el mismo Richard había realizado al menos 6350.(2)

Jules Richard. Desnudos en Chantemerle. Chantemerle (Saboya). Ca. 1900. Positivo estereoscópico en gelatina de plata sobre cristal
Jules Richard. Desnudos en Chantemerle (Saboya). Ca. 1900. Positivo estereoscópico en gelatina de plata sobre cristal (CFRivero)

Quizás sus primeras fotografías de desnudos son las realizadas en Chantemerle, una propiedad que adquirió en la Saboya francesa, cerca de Aix les Bains, un lugar pintoresco y discreto. Las imágenes de este grupo son bastante domésticas y exentas de sofisticación, por lo que es posible apreciar la evolución de su fotografía cuando se contemplan las que realizaría más adelante en el estudio fotográfico que construyó junto a su negocio parisino, el llamado “L’Atrium“: un inmueble situado en el nº 26 de la calle Melingue, frente a su residencia, en el barrio parisino de Buttes Chaumont.

Jules Richard. Escena de desnudos en el jardín del Atrium. París. Ca. 1910
Jules Richard. Escena de desnudos en el jardín del Atrium. París. Ca. 1910. Mitad de un par estereoscópico en gelatina de plata sobre vidrio. (CFRivero)

El llamado Atrium, además de un jardín, incluía algunas salas con decoración neoclásica, incluso una piscina. El objetivo era recrear escenas clásicas mediante el atrezo ambiental y el vestuario, de forma que pudiera justificarse el desnudo de las modelos a través de una pseudo imitación de la creación artística en la antigua Grecia. Un artificio mediante el que poder comercializar estas fotografías dirigidas a “caballeros, pintores y escultores”.

Jules Richard. Retrato de dos jóvenes mujeres en el jardín de L’Atrium. París, ca. 1910. Par estereoscópico en gelatina de plata sobre vidrio
Jules Richard. Retrato de dos jóvenes mujeres en el jardín de L’Atrium. París, ca. 1910. Par estereoscópico en gelatina de plata sobre vidrio (CFRivero)

La fotografía de desnudo, con una clara intención erótica, nace ya en la época del daguerrotipo, son muy famosos los de Joseph Auguste Belloc o Félix-Jacques Moulin, y en la década de 1870 circularon mucho las láminas fotográficas de Louis Jean-Baptiste Igout, teóricamente destinadas a artistas. Pero es ya con el cambio de siglo y las corrientes modernistas cuando la tendencia erótica se presenta con mayor decisión al tiempo que alcanzan una gran difusión gracias sobre todo a su impresión en tarjetas postales, en este capítulo son muy conocidas las de Julian Mandel.

Es en este contexto en el que debemos encuadrar las fotografías de Richard, un conjunto en el que encontramos poses realmente torpes en sus principios, junto a otras de un logrado efecto a la hora de mostrar la belleza del desnudo y su poder de seducción. Hay que tener en cuenta también que sus modelos en general procedían de los cabarets más populares de París como el Moulin Rouge o el Tabarin: Loie Fuller o Yvette Gilbert junto con otras bellezas aparecen repetidamente en sus estereoscopias.

Jules Richard. Recreación neoclásica del Atrium. París. Ca. 1910. Positivo estereoscópico en gelatina de plata sobre cristal.
Jules Richard. Recreación neoclásica del Atrium. París. Ca. 1910. Positivo estereoscópico en gelatina de plata sobre cristal. (CFRivero)

El resultado de estas tomas, perfectamente catalogado, dió lugar a una notable tirada, comercializada con gran éxito no sólo en el formato estereoscópico en cristal sino también en tarjetas postales que esquivaban la persecución de la censura.

Saber más:

(1) Juan Antonio Fernández Rivero. Tres dimensiones en la historia de la Fotografía: La imagen estereoscópica. Málaga. Miramar, 2004.

Cerca de Berlín existe el Museum für historische 3D-und Aktphotographie, Jules Richard Museum. En su web aportan información sobre el personaje y su obra.

(2) Jacques Perrin. Jules Richard et la Magie du Relief. Cyclope, 1993. ISBN 2-910284-01-8

Juan Antonio Fernández Rivero. La fotografía estereoscópica en la época de Demetrio Ribes. En: La mirada del l’arquitecte. Valencia. Universitat, 2007

Alexandre Duproui. L’Atrium: et autres délires photographiques de Jules Richard & ses amis. Éd. Astarté, 2010

Frédéric Vitoux. L’Atrium de la rue Melingue. En: Grand Hôtel Nelson. Fayard, 2010

Acción de Ets. Jules Richard, 1922.
Acción de Ets. Jules Richard, 1922.