Autor desconocido. "Madrid, Palacio. Sortie de la Reine avez l'Emperatice". 23 de octubre de 1863. Estereoscopia en albúmina. (CFRivero)

El fugaz viaje de la Emperatriz Eugenia a Madrid en 1863

Con el hallazgo de las únicas fotografías del raudo viaje de la Emperatriz Eugenia de Montijo a Madrid en Octubre de 1863, revisamos este poco conocido evento y la iconografía del personaje.

Autor desconocido. "Madrid, Palacio. Sortie de la Reine avec l'Imperatrice". 23 de octubre de 1863. Estereoscopia en albúmina. (CFRivero)
Autor desconocido. “Madrid, Palacio. Sortie de la Reine avec l’Imperatrice“. 23 de octubre de 1863. Estereoscopia en albúmina. (CFRivero)

Se trata de un grupo de cinco estereoscopias de Madrid con una des-

Dorso manuscrito de la fotografía superior: "Madrid Nº 5 | Palacio | Sortie de la Reine avec l'Imperatrice | xxx/63" [Firma desconocida]
Dorso manuscrito de la fotografía superior: “Madrid Nº 5 | Palacio | Sortie de la Reine avec l’Imperatrice | xxx/63″ [Firma desconocida]
cripción manuscrita en el dorso, de las cuales la primera que mostramos nos da la clave del momento históri-co con la nota que indica:Madrid, Palacio. Sortie de la Reine avec l’Emperatrice”.

A somewhat diffuse image is today the only visual vestige that left the presence of the mythical Eugenia de Montijo in Madrid, this was in October 1863. Once again stereoscopy is able to approach the “snapshot” in these early years of the Photography.

La relación de María Eugenia de Guzmán Palafox Portocarrero y Kirkpatrick con Málaga es quizá una circustancia algo desconocida pero que nos acerca, como malagueños, al personaje. El caso es que su madre Emmanuela, era hija de William Kirpatrick, un comerciante de vinos escocés que vivía en esta ciudad y cuya cuñada, casada con el Conde de Lesseps residía en París, lugar en el que esta señora conoció al futuro padre de la emperatriz, que sería más tarde Conde de Montijo. 

Tras su boda con Napoleón III, Eugenia realizó su primer viaje a España en el mes de octubre de 1863 bajo el nombre de Condesa de Pierrefonds con la

Disdéri. Emperatriz Eugenia de Montijo. París c.a. 1860. Carte de visite en albúmina (CFRivero)
Disdéri. Retrato de la Emperatriz Eugenia de Montijo. París c.a. 1860. Carte de visite en albúmina (CFRivero)

intención de mantener su carácter privado, pero la invitación de Isabel II a visitar Madrid lo convierte, a partir de su llegada a Valencia, en un viaje oficial con todas sus consecuencias.

Partiendo de San Sebastian, hasta donde la acompañó el Emperador, navegó en el el yate l’Aigle haciendo escala en Lisboa el día 7, el día 9 está en Sevilla, alojada en el Hotel Londres y el 10 sale hacia el Coto de Doñana en el vapor mercante “San Telmo”, invitada a un lanceo de jabalíes por el Duque de Villafranca (1). En este punto de su viaje pudo haber coincidido con los Duques de Montpensier que en esas fechas estaban en su residencia de Sanlúcar de Barrameda. Ante la imposibilidad de pasar la barra del Guadalquivir debido a un temporal, opta por tomar el ferrocarril rumbo a Cádiz desde el Puerto de Santa María.

Disdéri. Composición con los rostros de la "Famille Imperiale" de Napoleón III. Carte de visite en albúmina (CFRivero)
Disdéri. Composición con los rostros de la “Famille Imperiale” de Napoleón III. Carte de visite en albúmina (CFRivero)

Prosigue su viaje con la visita en Tarifa de la torre de su glorioso antepasado Guzmán el Bueno el día 15 (2), pero abandona el proyecto inicial de visitar Málaga y Granada para dirigirse a Valencia, donde se hace público su periplo y es recibida oficialmente el sábado 17, anunciándose ya su próxima escala en Madrid hasta donde viaja en un tren que partió a las 8 de la mañana del 18 de octubre, y llegó a la capital a las 22:30.

Autor desconocido. "Madrid, Palacio. Vista general”. 1863. Estereoscopia en albúmina. (CFRivero)
Autor desconocido. “Madrid, Palacio. Vista general”. 1863. Estereoscopia en albúmina. (CFRivero)

La prensa madrileña relata la estancia de la Emperatriz en la Corte, ironizando sobre la velocidad con la que cubrió un apretado programa en tan solo cuatro días:

Llegó el domingo, recibió el lunes, bailó el martes, visitó Carabanchel el mismo día [palacio de su madre], el Escorial el miércoles, y a Toledo el jueves. Almorzó en Aranjuez el viernes, y volvió a Valencia para regresar a Francia.” El Clamor Público, 25/10/1863.

Autor desconocido. “Madrid, Prado. Fontaine & Musée” [Una de las 4 fuentecillas]. 1863. Estereoscopia en albúmina. (CFRivero)
Autor desconocido. “Madrid, Prado. Fontaine & Musée” [Una de las 4 fuentecillas]. 1863. Estereoscopia en albúmina. (CFRivero)
Dada la personalidad e influencia en la corte parisina de la emperatriz Eugenia de Montijo, se habló mucho en su momento sobre el posible carácter político de su visita a España en octubre de 1863, sobre todo en relación con la ocupación del trono mexicano. Incluso se habló también de una entrevista con los Montpensier sobre la boda de su hija Mª Isabel con su primo Luis Felipe, Conde de París. Pero la realidad es que el viaje tuvo en gran parte un perfil estrictamente personal y parece que bastante improvisado.

Disdéri. Retratos del Duque y la Duquesa de Alba. Paris, c.a. 1860. Cartes de visite en albúmina (CFRivero)
Disdéri. Retratos del Duque y la Duquesa de Alba (hermana de Eugenia). Paris, c.a. 1860. Cartes de visite en albúmina (CFRivero)
Disdéri. Retrato de Napoleon III sentado. París. 1860/65. Carte de visite en albúmina (CFRivero)
Disdéri. Retrato de Napoleon III sentado. París. 1860/65. Carte de visite en albúmina (CFRivero)

Repasando la biografía de esta mujer, educada en un ambiente aristocrático que no le impidió sin embargo gobernar su destino, se nos presenta como un personaje osado y capaz que supo afrontar con realismo la cara y la cruz de su vida.

Las fotografías

En nuestra colección tenemos un total de cinco imágenes de un conjunto que debió integrar originalmente al menos 18 estereoscopias, numeradas, tituladas y firmadas al dorso con idéntica grafía:

Nº 1 Madrid | Prado – Fontaine & Musée

Nº 5 Madrid | Palacio | Sortie de la Reine avec l’Impèratrice | Nov[?]/63

11 Madrid | Chambre du députés

16 Madrid | Prado. Fontaine du | Neptune

18 Madrid | Palacio | Vista general. [El Palacio de Oriente desde el suroeste]

No podemos por menos que preguntarnos acerca de la identidad del fotógrafo, francés dado que escribe en este idioma. Y dado que el fotógrafo francés Ernest Lamy estuvo en 1863 en España hemos comparado sus estereoscopias madrileñas con éstas sin que haya ninguna coincidencia más allá de los motivos elegidos, ya que ambos fotógrafiaron el Prado, el Palacio en lontananza o la

Autor desconocido. Madrid, Chambre du députés. 1863. Detalle de una mitad de un par estereoscópico en albúmina (CFRivero)
Autor desconocido. Madrid, Chambre du députés. 1863. Detalle de una mitad de un par estereoscópico en albúmina (CFRivero)

fachada del edificio del Congreso que Lamy fotografió a principios del año con sus antiguos leones pétreos, sin embago en esta colección han desaparecido y se ha colocado un doble dosel sobre la escalinata, dosel que, curiosamente, cuatro o cinco años después en la fotografía que toma Jean Jules Andrieu (1868) vuelve a estar presente e igualmente sin los actuales leones de bronce que ya habían sido fundidos (Ponciano Ponzano 1866) pero que no se ubicaron en la portada del edificio hasta 1872.

Nuestro fotógrafo no debía formar parte de la comitiva real ya que que sólo contiene una imagen relativa a la visita de Eugenia de Montijo, esta salida de la comitiva del Palacio Real, tomada además en la distancia, lo que evidencia que no tuvo la posibilidad de posicionarse mejor para captar con más detalle el desfile. Por otro lado el aspecto del conjunto no puede por menos que hacernos atribuir el trabajo a un profesional que en cualquier caso no las editó posteriormente, quién sabe si formaba parte de un proyecto más amplio de reportaje sobre España que no llegó a buen término, como sin duda debió existir alguno.

Una imagen un tanto difusa es hoy el único vestigio visual que dejó la presencia de la mítica Eugenia de Montijo en Madrid, fué en octubre de 1863. Una vez más la estereoscopia es capaz de acercarse a la “instantánea” en estos primeros años de la fotografía.

(1) Visita a Sevilla de la Emperatriz Eugenia de Montijo octubre 1863. Blog: Crónicas Sevillanas, 14/10/2014

(2) Carlos Núñez Jiménez. “Visita regia a Tarifa”. Aljaranda 1998

 

Jules Richard. Retrato de dos jóvenes mujeres en el jardín de L’Atrium. París, ca. 1910. Par estereoscópico en gelatina de plata sobre vidrio

Jules Richard y su pasión por el desnudo femenino

En fotografía el nombre de Jules Richard (París 1848-París 1930) está asociado a uno de sus mejores productos: el Vérascope, una pequeña cámara estereoscópica. Sin embargo, menos conocida es su extensa producción de fotografía erótica, imágenes en su mayor parte captadas por él mismo.

Jules Richard. Retrato de tres jóvenes mujeres en el jardín de L'Atrium. París, ca. 1910. Estereoscopia en gelatina de plata sobre vidrio.
Jules Richard. Retrato de tres jóvenes mujeres en el jardín de L’Atrium. París, ca. 1910. Mitad de un par estereoscópico en gelatina de plata sobre vidrio. (CFRivero)

En 1876 Jules Nicholas Richard pasó a gestionar el negocio que su padre, Félix Richard, había fundado en 1845 para la fabricación de instrumentos de precisión (barómetros, anemómetros, etc.). Sin duda esta fue la base que junto a su afición a la fotografía (1) propició la invención de un nuevo aparato fotográfico que acabaría creando todo un sistema, un estándar en el mundo de la fotografía, al tiempo que le hizo ganar una fortuna.

Jules Richard. Retrato de dos jóvenes desnudas. París, ca. 1910. Positivo estereoscópico en gelatina de plata sobre vidrio.
Jules Richard. Retrato de dos jóvenes desnudas. París, ca. 1910. Positivo estereoscópico en gelatina de plata sobre vidrio. (CFRivero)

Es en 1893 cuando sale al mercado el primer modelo de la cámara Vérascope que trabajaba con pequeñas plaquitas de vidrio de un tamaño muy reducido, apenas 45×110 mm (más tarde se añadió el formato 6×13 cm). Pero Richard había dado en la diana y acabó creando toda una gama de productos alrededor de este formato que se convirtió en un estándar en el mundo de la fotografía de aficionado, y en una base de futuros productos como el Glyphoscope (1905) y toda la cadena de producción necesaria para que los aficionados creasen sus propias fotografías estereoscópicas así como instrumentos de visualización tales como el Taxiphote.

Jules Richard. Escena de desnudos en la recreación neoclásica del Atrium. París. Ca. 1910
Jules Richard. Escena de desnudos en la recreación neoclásica del Atrium. París. Ca. 1910. Mitad de un par estereoscópico en gelatina de vidrio sobre cristal (CFRivero)

Su desahogada posición le permitió, ya cumplida la cincuentena, desarrollar otra de sus aficiones: la fotografía del desnudo femenino. En una sociedad tremendamente puritana Jules Richard dedicó gran parte de su actividad como fotógrafo a realizar sofisticadas composiciones artístico-eróticas, retratando jóvenes y hermosas mujeres, hasta el punto de que su biógrafo Jacques Perrin recopiló 7500 negativos eróticos de los que el mismo Richard había realizado al menos 6350.(2)

Jules Richard. Desnudos en Chantemerle. Chantemerle (Saboya). Ca. 1900. Positivo estereoscópico en gelatina de plata sobre cristal
Jules Richard. Desnudos en Chantemerle (Saboya). Ca. 1900. Positivo estereoscópico en gelatina de plata sobre cristal (CFRivero)

Quizás sus primeras fotografías de desnudos son las realizadas en Chantemerle, una propiedad que adquirió en la Saboya francesa, cerca de Aix les Bains, un lugar pintoresco y discreto. Las imágenes de este grupo son bastante domésticas y exentas de sofisticación, por lo que es posible apreciar la evolución de su fotografía cuando se contemplan las que realizaría más adelante en el estudio fotográfico que construyó junto a su negocio parisino, el llamado “L’Atrium“: un inmueble situado en el nº 26 de la calle Melingue, frente a su residencia, en el barrio parisino de Buttes Chaumont.

Jules Richard. Escena de desnudos en el jardín del Atrium. París. Ca. 1910
Jules Richard. Escena de desnudos en el jardín del Atrium. París. Ca. 1910. Mitad de un par estereoscópico en gelatina de plata sobre vidrio. (CFRivero)

El llamado Atrium, además de un jardín, incluía algunas salas con decoración neoclásica, incluso una piscina. El objetivo era recrear escenas clásicas mediante el atrezo ambiental y el vestuario, de forma que pudiera justificarse el desnudo de las modelos a través de una pseudo imitación de la creación artística en la antigua Grecia. Un artificio mediante el que poder comercializar estas fotografías dirigidas a “caballeros, pintores y escultores”.

Jules Richard. Retrato de dos jóvenes mujeres en el jardín de L’Atrium. París, ca. 1910. Par estereoscópico en gelatina de plata sobre vidrio
Jules Richard. Retrato de dos jóvenes mujeres en el jardín de L’Atrium. París, ca. 1910. Par estereoscópico en gelatina de plata sobre vidrio (CFRivero)

La fotografía de desnudo, con una clara intención erótica, nace ya en la época del daguerrotipo, son muy famosos los de Joseph Auguste Belloc o Félix-Jacques Moulin, y en la década de 1870 circularon mucho las láminas fotográficas de Louis Jean-Baptiste Igout, teóricamente destinadas a artistas. Pero es ya con el cambio de siglo y las corrientes modernistas cuando la tendencia erótica se presenta con mayor decisión al tiempo que alcanzan una gran difusión gracias sobre todo a su impresión en tarjetas postales, en este capítulo son muy conocidas las de Julian Mandel.

Es en este contexto en el que debemos encuadrar las fotografías de Richard, un conjunto en el que encontramos poses realmente torpes en sus principios, junto a otras de un logrado efecto a la hora de mostrar la belleza del desnudo y su poder de seducción. Hay que tener en cuenta también que sus modelos en general procedían de los cabarets más populares de París como el Moulin Rouge o el Tabarin: Loie Fuller o Yvette Gilbert junto con otras bellezas aparecen repetidamente en sus estereoscopias.

Jules Richard. Recreación neoclásica del Atrium. París. Ca. 1910. Positivo estereoscópico en gelatina de plata sobre cristal.
Jules Richard. Recreación neoclásica del Atrium. París. Ca. 1910. Positivo estereoscópico en gelatina de plata sobre cristal. (CFRivero)

El resultado de estas tomas, perfectamente catalogado, dió lugar a una notable tirada, comercializada con gran éxito no sólo en el formato estereoscópico en cristal sino también en tarjetas postales que esquivaban la persecución de la censura.

Saber más:

(1) Juan Antonio Fernández Rivero. Tres dimensiones en la historia de la Fotografía: La imagen estereoscópica. Málaga. Miramar, 2004.

Cerca de Berlín existe el Museum für historische 3D-und Aktphotographie, Jules Richard Museum. En su web aportan información sobre el personaje y su obra.

(2) Jacques Perrin. Jules Richard et la Magie du Relief. Cyclope, 1993. ISBN 2-910284-01-8

Juan Antonio Fernández Rivero. La fotografía estereoscópica en la época de Demetrio Ribes. En: La mirada del l’arquitecte. Valencia. Universitat, 2007

Alexandre Duproui. L’Atrium: et autres délires photographiques de Jules Richard & ses amis. Éd. Astarté, 2010

Frédéric Vitoux. L’Atrium de la rue Melingue. En: Grand Hôtel Nelson. Fayard, 2010

Acción de Ets. Jules Richard, 1922.
Acción de Ets. Jules Richard, 1922.
Autor desconocido. San José (Costa Rica) Fábrica Nacional de Licores, fachada principal. Mitad de un par estereoscópico en albúmina

La Fábrica Nacional de Licores en Costa Rica 1860

La fachada y el interior de la Fábrica Nacional de Licores en San José (Costa Rica), en dos inéditas estereoscopias, tomadas alrededor de 1860. Hoy día Centro Nacional de la Cultura de este país.

Autor desconocido. San José (Costa Rica) Fábrica Nacional de Licores, fachada e interior. Dos fotografías estereoscópicas, c.a. 1860. Albúmina
Autor desconocido. San José (Costa Rica) Fábrica Nacional de Licores, fachada e interior. Dos fotografías estereoscópicas, c.a. 1860. Albúmina

La fotografía estereoscópica es una caja de sorpresas por motivos bastante lógicos: son fotografías muy tempranas y en un formato bastante económico, lo cual daba lugar a que las tomas se realizaran con mayor profusión y libertad que aquellas de gran formato que daban lugar al llamado formato “álbum”.

Así, tras seguir la pista de estas dos imágenes estereoscópicas, de las cuales reproducimos un sólo par de cada una de ellas, ayudados por la anotación manuscrita que indica: “Interior de la fábrica de licores”, hemos podido identificar la fachada del que, como decimos, es actualmente el Centro Nacional de la Cultura de Costa Rica, en su capital San José. Una suerte que el edificio esté vivo aún, transformado pero completamente reconocible.

Nos ha sorprendido comprobar cómo una reciente exposición fotográfica sobre el edificio no cuenta con fotografías del mismo tan antiguas como éstas que adquirimos en la feria de Bievres hace algunos años, un buen motivo para compartirlas desde nuestro blog. La antigüedad de estas imágenes es evidente, ya que no se aprecia ninguna ordenación urbanística en una zona que posteriormente se va organizando poco a poco.

Autor desconocido. San José (Costa Rica) Fábrica Nacional de Licores, fachada principal. Mitad de un par estereoscópico en albúmina
Autor desconocido. San José (Costa Rica) Fábrica Nacional de Licores, fachada principal. Mitad de un par estereoscópico en albúmina

El edificio se inaugura en 1856 destinado a “centralizar y nacionalizar la destilación de licores en Costa Rica, y se escoge para ello el lado este de la ciudad [de San José], a unos doscientos metros de la entonces laguna de San José, ahora Parque Morazán. Según la visión de la época, la edificación quedaba “alejada” del perímetro urbano lo cual ofrecía condiciones de seguridad… El funcionamiento de la fábrica se mantuvo en el mismo sitio hasta el año 1981

Autor desconocido. San José (Costa Rica) Fábrica Nacional de Licores, interior. Uno de los pares de una estereoscopia, c.a. 1860. Albúmina
Autor desconocido. San José (Costa Rica) Fábrica Nacional de Licores, interior. Uno de los pares de una estereoscopia, c.a. 1860. Albúmina

El área total destinada a la Fábrica de Licores fue de aproximadamente 14.000 metros cuadrados, de los cuales 11.000 estuvieron ocupados por edificaciones y 2.900 por caminos y jardines.  Arquitectónicamente los edificios guardaron una fuerte influencia del estilo colonial“. Son datos que proporciona la página del Ministerio de Cultura y Juventud de Costa Rica en su historia del edificio.

Ferrier-Soulier. 7084 Vue a Malaga (Espagne). Málaga, 1863. Estereoscopia en albúmina.

Málaga en las estereoscopias de Ferrier

1857 es el año en el que se edita una de las primeras series estereoscópicas de localidades españolas, publicada en París por Claude Marie Ferrier, en ella aparecen: Madrid, Segovia, Toledo, Cuenca, Córdoba, Sevilla, Granada, Ronda y Málaga, ciudad a la que hoy vamos a dedicar este espacio.

Ferrier-Soulier. 7084 Vue a Malaga (Espagne) [Batería de San Rafael]. Málaga, 1863. Estereoscopia en colodión sobre vidrio.
Ferrier-Soulier. 7084 Vue a Malaga (Espagne) [Batería de San Rafael]. Málaga, 1863. Estereoscopia en colodión sobre vidrio.
A partir del trabajo del fotohistoriador Rafael Garófano(1) nos iniciamos en el conocimiento de este ingente y singular fóndo que fue generando la empresa que unos años después, en 1864, Ferrier junto a su hijo continua junto a Soulier (Ferrier père fils et Soulier), incorporan nuevas vistas de España añadiendo: Pamplona, Olite, Zaragoza, Montserrat, Barcelona, Sagunto, Valencia, Alicante, Cartagena, Cádiz, Aranjuez, La Granja, El Escorial y Burgos (serie 7000).(2)

Pero vamos a centrarnos aquí en las fotografías dedicadas a esta ciudad del sur de Europa, que muchos europeos verían por primera vez en estas estereoscopias sobre vidrio, que en francés el editor tituló y numeró así, bajo el apartado genérico de Malaga:

  • 6500   Panorama de Málaga
  • 6501   Vue du port de Málaga
  • 6502   Chantiers de Málaga
  • 6503   Vue panoramique des faubourgs
  • 7081   Panorama de Malaga pris du château
  • 7082   Panorama de Malaga pris de Saint-Christophe
  • 7083   Fontaine du Salon de Bilbao
  • 7084   Vue à Malaga (6)

Como quiera que los fondos de esta casa pasaron a la firma Levy, continuadores de la empresa, hoy día muchos de sus negativos se conservan en esta colección que guarda la Agence Roger Viollet en París.

Ferrier-Soulier. 6500 Panorama de Malaga. 1857. Colodión sobre vidrio en formato estereoscópico
Ferrier-Soulier. 6500 Panorama de Malaga. 1857. Colodión sobre vidrio en formato estereoscópico

Esta primera fotografía, la 6500, muestra la ciudad desde El Castillo de Gibralfaro, una atalaya ideal desde la que el fotógrafo eligió la vertiente marítima en la que están presentes tanto el mayor edificio de la ciudad: su catedral y el palacio de la Aduana junto al puerto.

Jean Laurent/Ferrier. Malaga, vue du port. 1857. Albúmina en formato estereoscópico
Jean Laurent/Ferrier. Malaga, vue du port. 1857. Albúmina en formato estereoscópico

La 6501 está tomada desde el piso superior de La Farola (faro de la ciudad), mostrando el muelle principal con las barcas un tanto movidas, la Catedral y parte del edificio de la Aduana que se ve a la derecha de la imagen.

La estereoscopia 6502, titulada “Chantiers de Málaga” (Astilleros de Málaga)

Ferrier-Soulier. 6502 Chantiers de Malaga. 1857. Colodión sobre vidrio.
Ferrier-Soulier. 6502 Chantiers de Malaga. 1857. Colodión sobre vidrio.

muestra una escena de la playa de Pescadería (hoy Muelle de Heredia) en la que se podrían estar construyendo grandes barcazas de pesca.

Ferrier-Soulier. 6503 Malaga, vue panoramique des faubourgs. 1857. Colodión sobre vidrio.
Ferrier-Soulier. 6503 Malaga, vue panoramique des faubourgs (detalle). 1857. Colodión sobre vidrio.

La estereoscopia 6503 muestra la zona norte de Málaga, en la que destaca el Convento de la Victoria, sede de la Patrona de la ciudad, a la derecha, y a la izquierda una de las escasas imágenes del desaparecido Circo y Plaza de Toros de la Victoria, separados ambos por la calle Cristo de la Epidemia.

La pregunta que muchas veces queda sin responder cuando estudiamos estas fotografías decimonónicas de grandes editores, es ¿cual sería la identidad del fotógrafo que realizó la toma?. En este caso sabemos que Clifford realizó algunas de ellas (existe carta en la que afirma tener que ir a Segovia a realizar fotografías estereoscópicas para Ferrier), aunque el asunto requiere más investigación. Por otro lado sabemos también que las fotografías 6501, 6502 y 6503 (así como de otras ciudades) aparecen en el catálogo del fotógrafo Jean Laurent de 1863 con los mismos títulos en español, una coincidencia que identificamos en 2001 (3).

El segundo grupo, como hemos señalado realizado en 1864, repite en su número 7081-Panorama de Malaga pris du château, una imagen prácticamente igual a la primera de la serie, la 6500, con pequeñas diferencias que nos indican que se trata de una placa distinta.

Pero la 7082 – Panorama de Malaga pris de Saint-Christophe, es decir: … tomada desde el Cerro de San Cristóbal, tiene el doble interés de mostrar un primer plano de chumberas y pitas, especies exóticas en el ámbito europeo, enmarcando la ciudad al pie de la colina fortificada de Gibralfaro.

Ferrier-Soulier. 7082 Panorama de Malaga pris de Saint-Christophe. Colodión sobre vidrio en formato estereoscópico
Ferrier-Soulier. 7082 Panorama de Malaga pris de Saint-Christophe. Colodión sobre vidrio en formato estereoscópico

Siguiendo el orden de presentación del catálogo nos encontramos con la nº 7083

Ferrier-Soulier. 7083 Malaga. Fontaine du Salon de Bilbao. 1863. Colodión sobre vidrio
Ferrier-Soulier. 7083 Malaga. Fontaine du Salon de Bilbao. 1863. Colodión sobre vidrio

 – Fontaine du Salon de Bilbao, es una imagen muy poco vista, lo que resulta extraño al tratarse de la hermosa Fuente de Génova en el principio de la Alameda, con la Casa de los Larios a la derecha.

La 7084 y el “Cañón Tigre”

Pero volvamos sobre la primera imagen que abre este artículo. Se trata de la última estereoscopia de la serie en Málaga y su título “Vue a Malaga” no aporta ninguna información sobre la imagen que presenta, y es curioso porque existe toda una historia oculta entre estos cañones situados en algún lugar de las playas malagueñas:

El primer plano de la fotografía se sitúa en la “Batería de San Rafael” que junto con las de San José, San Nicolás y San Felipe, defendían el puerto. Unas defensas puestas en cuestión en un informe que realizó el Mariscal de Campo José Herrera García en 1857, en el que avisa

… sobre la prosperidad de Málaga y su desprotección ante cualquier ataque por su indefensión por tierra, pues de los antiguos muros de la ciudad sólo quedaban los de la Alcazaba y Gibralfaro y era evidente la escasez y mala disposición de las baterías que defendían el puerto, en concreto las de San Rafael. San José, San Nicolás y San Felipe y los fuertes de San Carlos y Santa Catalina“(4)

De hecho, si observamos la panorámica 6500 tomada desde Gibralfaro en 1857, se observa la ausencia de artillería en esta  Batería de San Rafael.  Esta fortificación, como se ve en la estereoscopia, estaba situada en la misma playa,

Ferrier-Soulier. Vue a Málaga. [Detalle de uno de los cañones situados en la Batería de San José en Málaga], 1863. Colodión sobre vidrio en formato estereoscópico.
Ferrier-Soulier. Vue a Málaga. [Detalle de uno de los cañones situados en la Batería de San José en Málaga], 1863. Colodión sobre vidrio en formato estereoscópico.

junto a la desembocadura del río Guadalmedina, el río de la ciudad, y nos permite observar al fondo, la batería de San José protegiendo el puerto, así como el tejado del “tinglado” que protegía las mercancías en la explanada portuaria, y al pié del monte de Gibralfaro con su castillo y su coracha, la Aduana, hoy Museo de Málaga .

Si nos fijamos en el detalle de los cañones, el que queda más a la vista del espectador y algo más atrás aquel sobre el que se apoya el segundo personaje, son dos piezas exactas al famoso cañón Tigre que se conserva en Tenerife, y si bien este modelo fue fundido en el siglo XVIII está soportado por una cureña de hierro colado en la que se aprecia la inscripción “SEVILLA 1860″(5). Podríamos pues deducir que a raíz del informe de 1857 se decidió enviar a Málaga nuevo material defensivo y que estamos ante uno de los productos de la Real Fábrica de Artillería de Sevilla.

Bibliografía:

  1. Garófano Sánchez, Rafael. Andaluces y Marroquíes en la colección fotográfica de Lévy (1888-1889). Cádiz : Diputación, 2002
  2. Sánchez Gómez, Carlos. Los editores Ferrier-Soulier y Gaudin. En: Una imagen de España: fotógrafos estereoscopistas franceses [1856-1867]. Madrid, Fundación MAPFRE. Instituto de Cultura. 2011.  Y Fernández-Rivero, Juan-Antonio . [Reseñas biográficas de la casa Ferrier-Soulier, Gaudin-Frères, Ernest Lamy y Jean Andrieu]., 2011 En: Una Imagen de España. Fotógrafos estereoscopistas franceses [1856-1867]. Fundación MAPFRE. Instituto de Cultura, pp. 104-105.
  3. Fernández Rivero, Juan Antonio.Tres dimensiones en la historia de la fotografía: La imagen estereoscópica. Málaga: Editorial Miramar, 2004. Pag.: 131-132
  4. Citado por: Antonio Gil Albarracín. Destrucción y reconstrucción del dispositivo defensivo en el litoral andaluz durante la primera mitad del siglo XIX. Ponencia en las VI Jornadas AFORCA.
  5. Calvo, Juan L. Montajes en el material de antecarga. pág. 64. Blog: Catalogación de Armas.
  6. Publicada en: Garófano Sánchez, Rafael (Op. cit) p: 25.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Jean Laurent. Valladolid, casa donde vivió Cervantes. Albúmina, ca. 1870

Nuestro pequeño homenaje a Cervantes

También desde la fotografía se puede rendir un tributo a Cervantes en este 400 aniversario de su muerte, he aquí el nuestro con algunos registros fotográficos del siglo XIX que le recuerdan:

Jean Laurent. Valladolid, casa donde vivió Cervantes. Albúmina, ca. 1870
Jean Laurent. Valladolid, casa en la que vivió Cervantes. Albúmina, ca. 1868-70

El primero de ellos es esta imagen de la “casa en la que vivió Cervantes” en Valladolid. Cuánto dista esta imagen debida a Laurent, de la remozada fachada que podemos ver en nuestros días, aunque seguramente está más próxima a la realidad cervantina. La identificación de la casa se debió a las investigaciones de Santa María de Hita que concluyó en 1862 la localización exacta del inmueble. Pocos años después en 1866 el Ayuntamiento colocó una placa en la fachada que puede verse a la derecha de la imagen.

Ferrier Soulier. Madrid, monumento a Cervantes frente a las Cortes. Albúmina, 1857
Ferrier Soulier. Madrid, monumento a Cervantes frente a las Cortes. Mitad de un par estereoscópico. Albúmina sobre vidrio, 1857

 

Ernest Lamy. Madrid, monumento a Cervantes frente a las Cortes. Mitad de un par estereoscópico. Albúmina. 1863
Ernest Lamy. Madrid, monumento a Cervantes frente a las Cortes. Mitad de un par estereoscópico. Albúmina. 1863

Mostramos también estas dos fotografías de la estatua de Don Miguel de Cervantes Saavedra ante el edificio del Congreso de los Diputados, una obra del escultor Antonio Solá, que ocupa este lugar desde 1835. Las imágenes muestran cómo en el curso de seis años cambia de aspecto, sustituyendo la reducida protección que le rodeaba por un entorno ajardinado, más amplio y amable.

Pero quizá la más curiosa sea ésta otra imagen estereoscópica en la que se recrea el personaje de El Quijote:

William Lake Price.
William Lake Price. Don Quijote de la Mancha en su gabinete. Albúmina estereoscópica iluminada. Albúmina. h. 1855/57

La recreación que hace el pintor y fotógrafo W. Lake Price de la figura del Quijote es bien conocida, figura en los catálogos de museos como el Metropolitan o el Victoria & Albert, éste último incluso posee dos fotografías diferentes de esta misma escena. Sin embargo queremos traer aquí la versión estereoscópica e iluminada que también editó su autor y que es mucho menos conocida, aunque hay que destacar también la decoración que enmarca la escena fotográfica, con motivos quijotescos.

La recreación de escenas de la vida real, o representaciones literarias, fué una tendencia que se manifestó ya en los primeros años de la fotografía, sobre todo en formatos estereoscópicos, a veces con intención sarírica o humorística, o simplemente con una finalidad narrativa.

Autor desconocido. Retrato de un niño. Daguerrotipo. Ca. 1860

La CFRivero en Daguerreobase

DAGUERREOBASE collective cataloguing tool for daguerreotypes“, es un proyecto que pretende reunir los fondos europeos de la más primitiva técnica fotográfica.Daguerrotipos de la CFRivero en Daguerreobase

La CFRivero ha subido a este repositorio 58 daguerrotipos, lo que nos sitúa como una de las más importantes de las 21 colaboraciones españolas. Todos ellos pueden consultarse aquí.*

Autor desconocido. Retrato de un niño. Daguerrotipo. Ca. 1860
Autor desconocido. Retrato de un niño. Daguerrotipo. Ca. 1860

Y es que los daguerrotipos, esas imágenes únicas que en un reflejo nos brindan el positivo y el negativo al mismo tiempo, son objetos extraños y frágiles de los que no nos han llegado demasiados ejemplos. Así que no es extraño el interés por salvar y difundir estas imágenes que afortunadamente han despertado en interés de los coleccionistas y de las que en España tenemos escasos ejemplares.

Incluso bastantes de los daguerrotipos que figuran en las colecciones españolas son de factura francesa, inglesa y con mucha frecuencia procedentes de Estados Unidos, ya que en este país se practicó esta técnica hasta bien entrada la década de 1860, unas fechas en las que en Europa se había ya sustituido por la fotografía de negativo intermedio.

Franck y Wigle. Retrato de una joven. Daguerrotipo iluminado. Barcelona, 1850/60
Franck y Wigle. Retrato de una joven. Daguerrotipo iluminado. Barcelona, 1850/60

Hemos querido traer aquí estos tres ejemplos interesantes de este grupo de daguerrotipos de la CFRivero:

  • El increible retrato de este niño (arriba), que permite admirar la calidad que podía alcanzar la imagen daguerrotípica, capaz de mostrar hasta el más mínimo detalle de la fotografía. Aunque nada podemos decir del autor, sí sabemos que es de origen francés.
  • El retrato de una joven, cuyo vestido estampado está levemente coloreado y en el que destacan sus joyas doradas. Interesante, a pesar de que el tiempo ha dejado su
Franck y Wigle. Etiqueta de un dorso de daguerrotipo. Barcelona, 1850/60
Franck y Wigle. Etiqueta del daguerrotipo anterior. Barcelona, 1850/60

huella en él, ya que se trata de un daguerrotipo realizado en Barcelona por el estudio que Franck y Wigle (François Marie Gobinet de Villecholles y Alejandro Wigle) (1), fotógrafos franceses, mantuvieron en la Rambla del Centro 18, y que estuvo abierto al menos desde 1855 hasta 1858, año en que se trasladaron a París.

  • Y un daguerrotipo estereoscópico realizado por Louis Jules Duboscq, óptico parisino a quien David Brewster pidió ayuda, allá por 1850, para el perfeccionamiento de su visor estereoscópico. Duboscq tuvo entonces la gran idea de visualizar con el estereóscopo, no ya los dibujos geométricos con los que se había experimentado anteriormente, sino el nuevo invento: fotografías. El mismo Duboscq realizó las necesarias estereoscopias, tanto al daguerrotipo “como en papel y cristal, … convirtiéndose así en el primer practicante de la fotografía estereoscópica en Francia”(2). En este caso mostramos una composición a base de diversos objetos, muy original para este tipo de fotografías.
Louis Jules Duboscq. Gatito de peluche en un cesto. Daguerrotipo estereoscópico. 1851/55.
Louis Jules Duboscq. Gatito de peluche en un cesto. Daguerrotipo estereoscópico. 1851/55.

Daguerreobase permite el acceso al principal repositorio digital de daguerrotipos del continente, con la voluntad de facilitar el estudio a profesionales y aficionados de todo el mundo y está a su vez apoyado por EDA, the European Daguerreotype Association. Un precioso recurso también para disfrutar.

Bibliografía

Daguerrotipos, los primeros registros fotográficos. Daguereobase Consortium, 2014

(1) García Felguera, María de los Santos. El papel de París y los fotógrafos franceses. En: El arte español entre Roma y París (siglos XVIII y XIX): Intercambios artísticos y circulación de modelos. Volumen 143 de Collection de la Casa Velázquez. Editores: Luis Sazatornil Ruiz, Frédéric Jiméno. Casa de Velázquez, 2014.

(2) Fernández Rivero, Juan Antonio. “Tres dimensiones en la historia de la fotografía: la imagen estereoscópica“. Málaga. Editorial Miramar, 2004. Pag. 30.

  • Hacer la búsqueda en “Daguerreobase con el nombre de : “Fernandez Rivero”

Entradas relacionadas:

Daguerrotipos “Made in Spain” Daguerrotipo de José María Blanco (Cádiz) de un militar español, realizado hacia 1855. (Col. Fernández Rivero) Tras los pasos de Lorichon Daguerrotipo coloreado de Dorotea Sholtz de Málaga, n 1857, realizado por E. Lorichon
Hallado un daguerrotipo de Gairoard Jean Gairoard. Retrato de caballero. Alhaurín el Grande (Málaga) 1849. Daguerrotipo (Col. particular) Las dos fotografías más antiguas de la CFRivero Anónimo. Retrato de dama. [Familia d'Orleans]. Daguerrotipo. Francia, 1843 (Col. Fernández Rivero)

Lisboa con la estereoscopia

LISBOA acoge la conferencia internacional “Stereo and Immesive Media“, del 28 al 30 de Junio de 2018. Como en su edición de 2015 la CFRivero estará presente, esta vez con una aportación sobre las colecciones “El Turispo Práctico” y RELLEV.

J. Roquer. Lisboa, Una calle. Ca. 1900. Estereoscopia en Gelatina argéntica
J. Roquer. Lisboa, Una calle. Ca. 1900. Estereoscopia en gelatina argéntica

En palabras de sus organizadores: Una reunión en torno a la estereoscopia y otros entornos inmersivos que desde el siglo XIX han proporcionado un campo ampliado a los medios fotográficos …. Una oportunidad para investigar sus raíces históricas y también los retos de hoy día ante la cultura visual.

La CFRivero ha tenido siempre una especial relación con la estereoscopia y nos ha entusiasmado la idea de participar, en su edición de 2018 presentaremos una nueva investigación que más adelante desarrollaremos en el blog cuando se publique:

LA INDUSTRIA ESTEREOSCÓPICA ESPAÑOLA EN EL SIGLO XX: EL TURISMO PRÁCTICO Y RELLEV

En 2015 presentamos un trabajo sobre Estereoscopistas británicos en España: Frank M. Good, a los que dedicamos un artículo en este blog. En otra sesión dedicada al coleccionismo de estereoscopias, Juan Antonio F. Rivero ha sido invitado a debatir sobre el coleccionismo de estereoscopias en una mesa redonda junto a Alexandre Ramires, António Pedro Vicente y Ana David. Os invito a repasar su cuidada programación de 2015.

Jean Laurent. Claustro del Monasterio de los Jerónimos de Belén. Lisboa (Portugal). Stereoscopia en albúmina, Ca. 1870
Jean Laurent. Claustro del Monasterio de los Jerónimos de Belén. Lisboa (Portugal). Estereoscopia en albúmina, 1869

Como saludo a los amigos portugueses queremos mostrar algunas de las estereoscopias de Lisboa de la CFRivero: Las más clásicas quizá son las de Jean Laurent, fotógrafo francés y madrileño de adopción, que viajó a Portugal en 1869 con todo su despliegue técnico. Fruto de este viaje son más de 200 imágenes diferentes, la mayor parte en ambos formatos: monoscópico y estereoscópico. Tenemos incluso la fecha en que se realizó, según desvela Borges de Araújo (1), esta fotografía del monasterio de Belén, entre los días 8 o 9 de Marzo.

Ferrier pere & fils et Soulier. Ensemble du Monastere. Batalha. Vues du portugal. Estereoscopia en albúmina. Ca. 1860 - Edición de León et Levy hacia 1870)
Ferrier pere & fils et Soulier. Ensemble du Monastere. Batalha. Vues du portugal. Estereoscopia en albúmina. Ca. 1860 – Edición de León et Levy hacia 1870

Sin embargo otros antes que él utilizaron la estereoscopia para difundir el maravilloso patrimonio arquitectónico portugués, como por ejemplo el estudio de los Ferrier, cuyo catálogo sería después difundido durante años por sus sucesores León et Levy.

J. Roquer. Lisboa, Plaza de Don Pedro IV o El Rossio. Hacia 1900
J. Roquer. Plaza de D. Pedro. Estereoscopia en gelatina argéntica. Hacia 1900

Más desconocida es una pequeña colección de vistas estereoscópicas que muchos años después, alrededor de 1900, realizara un fotógrafo catalán: J. Roquer, que tuvo su estudio en Barcelona en las calles Petritxol, 6 y Plaza del Pino, 2.

J. Roquer. Lisboa [Escaleras del Barrio Alto]. Estereoscopia en gelatina argéntica. Hacia 1900
J. Roquer. Lisboa [Escaleras del Barrio Alto]. Estereoscopia en gelatina argéntica. Hacia 1900
A pesar de ser un fotógrafo profesional, las características de esta edición parecen indicarnos que se trata más bien de un recuerdo de viaje que de un proyecto comercial, ya que las fotografías están numeradas y tituladas a mano, y junto a las vistas de Lisboa figuran también las de otras ciudades andaluzas que parecen formar parte de un periplo turístico.

J. Roquer. Lisboa, estación de ferrocarril. Estereoscopia en gelatina argéntica. Hacia 1900
J. Roquer. Lisboa, estación de ferrocarril. Estereoscopia en gelatina argéntica. Hacia 1900

Felicidades a los organizadores de Stereo and Immersive Media, por este proyecto sobre el fenómeno estereoscópico, cuya primera aplicación corrió unida a la fotografía, que quedó después casi aparcado de la memoria colectiva, y que se ha revelado como un integrante esencial de múltiples aplicaciones tecnológicas.

Bibliografía

N. Borges de Araújo. A singular viagem do fotógrafo Jean Laurent a Portugal, em 1869. CEM Cultura, Espaço and Memoria, 2010; 1: 87-107