José Martínez Sánchez/Jean Laurent. Málaga, edificio de la Aduana (detalle). 1867. Albúmina sobre papel.

La CFRivero en el Museo de Málaga – MMA

El MMA en la Aduana, es ya una realidad. Y la ciudad sabe que lo es gracias al empeño de muchos malagueños que durante años hemos reclamado este museo y este edificio para visualizar el arte y la historia que tenemos detrás. El museo abre por fin sus puertas y la Colección Fernández Rivero tendrá allí una pequeña muestra.

José Martínez Sánchez/Jean Laurent. Málaga, edificio de la Aduana (detalle). 1867. Albúmina sobre papel.
José Martínez Sánchez/Jean Laurent. Málaga, edificio de la Aduana – Sede del MMA – (detalle de una panorámica). 1867. Albúmina sobre papel.

El devenir de los acontecimientos que han rodeado la creación del nuevo MMA, es también un hecho insólito y en cierto modo paradójico, en una ciudad que ha heredado una leyenda negra en relación con la cultura, y que ha cambiado hasta el punto de reclamar en la calle “la Aduana para Málaga”, para su MUSEO. A día de hoy, le recibe acompañada de otra veintena de museos abiertos al público, con temáticas que cubren, además de las manifestaciones artísticas más clásicas en todas las facetas de las artes plasticas, otros aspectos más originales: museo taurino, del vidrio, de objetos religiosos, automóvil y moda, aeronáutico, costumbres populares, museo del mar, científicos… junto a ellos varios dedicados a determinados creadores sobre todo a la obra de nuestro inmenso Picasso.

¿Queda algún aspecto de las manifestaciones de nuestra cultura que no esté representado en ellos? Pues extrañamente sí.

Y es precisamente aquella que está más presente en nuestro día a día.

Autor desconocido. Málaga, muelle viejo. 1857-1860. Albúmina sobre papel.
Autor desconocido. Málaga, muelle viejo. 1857-1860. Albúmina sobre papel.

La que nos muestra cómo fuimos ayer, o el siglo pasado…

La que nos asoma cómo por una ventana a los instantes que ya no volverán.

La que sirve de testigo de los hechos que ya han acontecido y

guarda para nosotros la realidad de nuestra historia reciente o lejana.

Luis Leon Masson. Panorámica de Málaga desde la Alcazaba (detalle). 1858-1862. Albúmina sobre papel.
Luis Leon Masson. Panorámica de Málaga desde la Alcazaba (detalle). 1858-1862. Albúmina sobre papel.

La que se ha convertido en una de las expresiones artísticas más creativas.

Si…, la FOTOGRAFÍA.

José Spreáfico/Ernest Lamy. Málaga, fuente de la Alameda. 1863. Albúmina sobre papel.
José Spreáfico/Ernest Lamy. Málaga, fuente de la Alameda. 1863. Albúmina sobre papel.

Sin embargo la Fotografía está presente en el Museo de Málaga que ha tenido una sensibilidad especial para contar con ella, ha detectado esta ausencia y

Museo de Málaga. Panel que integra un documental con fotografías históricas de la ciudad.
Museo de Málaga. Panel que integra un documental con fotografías históricas de la ciudad.

ha querido incluir una pequeña muestra de la historia fotográfica de la ciudad con algunas de las fotografías de la CFRivero.

J. David. Obreros de la Ferrería de Heredia. Málaga, 1887. Albúmina sobre papel.
J. David. Obreros de la Ferrería de Heredia. Málaga, 1887. Albúmina sobre papel.
Panel titulado
Panel titulado “El triunfo de la fotografía” en el Museo de Málaga.

Algunas de ellas las encontraréis ilustrando la localización original de alguna pieza, y otras en los documentales que narran las historias de la Academia de Bellas Artes y de la Generación del 27.

Autor desconocido. Niños en la playa de la Malagueta. Málaga, 1890-1900. Gelatina de plata sobre vidrio.
Autor desconocido. Niños en la playa de la Malagueta. Málaga, 1890-1900. Gelatina de plata sobre vidrio.

Pero hay además otro documental, con guión e imágenes de la CFRivero que cuenta brevemente la historia fotográfica en Málaga en una colección de sus piezas más representativas, de las que incluimos aquí unas cuantas, y que el Museo ha situado, por su coincidencia en el tiempo, en la sección de pintura del siglo XIX.

Autor desconocido. Fuenteolletas. Málaga, 1900-1905. Gelatina de plata sobre vidrio.
Autor desconocido. Fuenteolletas. Málaga, 1900-1905. Gelatina de plata sobre virio.
Créditos del documental sobre la fotografía en Málaga durante el siglo XIX y principios del XX.
Créditos del documental sobre la fotografía en Málaga durante el siglo XIX y principios del XX.

Junto a Muñoz Degrain, José Nogales, Enrique Simonet o Sorolla, podremos encontrar alguna obra Jean Laurent, José Spreáfico o Luis Leon Masson, e integrar en nuestro subconsciente la imagen de la ciudad del XIX/XX cuyos contemporáneos crearon el germen de este museo.

Documental sobre la llegada de la fotografía a Málaga. Museo de Málaga. 2016.
Documental sobre la llegada de la fotografía a Málaga. Museo de Málaga. 2016.

¡Salud, Museo de Málaga!

boton-comentarios_1

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Spreáfico y Álora ¡Una grata sorpresa!

De nuevo hablamos de Spreáfico.

Invitados por unos buenos amigos con los que compartimos el interés por la fotografía del siglo XIX, hablaremos y proyectaremos las fotografías aloreñas de este polifacético fotógrafo que nos sorprende con cada nuevo hallazgo.

Un día de toros en Álora, hacia 1870. Fotografía de José Spreafico.
José Spreáfico. “Un día de toros”. Álora (Málaga). Ca. 1870 (Col. particular)

El trabajo que realizó Spreafico sobre la línea del ferrocarril de Málaga a Córdoba, le puso en contacto con la localidad de Álora, uno de los puntos más importantes en el itinerario. Así que no es casualidad que se conserven allí algunas fotografías de nuestro autor. Gracias al cuidado en preservar estas imágenes por parte de algunos vecinos, hemos podido estudiar nuevas estereoscopias, muchas de ellas referidas a la infraestructura ferroviaria, interesantes muestras que vienen a completar aún más este interesante trabajo.

Sin embargo algunas otras nos muestran vistas de Álora, y entre ellas hay que destacar esta instantánea titulada al dorso “Un día de toros”, una imagen que nos llama la atención por su frescura y espontaneidad, además de por su interés documental y etnográfico.

Tendremos ocasión de admirarlas y comentarlas con motivo de las XXX Jornadas culturales “Un paseo por la historia de Álora”.

La cita es fué el 25 de Abril de 2014, a las 20 h. en el Colegio público Miguel de Cervantes. Calle Carambuco, 29500 Álora (Málaga).

Juan Antonio Fernández Rivero en la conferencia sobre José Spreafico en Álora. Colegio Cervantes de Álora el 25/04/2014
Juan Antonio Fernández Rivero, conferencia en el Colegio Cervantes de Álora

Post relacionados:

 

José Spreáfico, fotógrafo.

Fotografía de José Spreáfico de la construcción de la línea de ferrocarril Córdoba-Málaga en 1863
José Spreáfico [Construcción de un viaducto en Los Gaitanes (Málaga) de la línea del ferrocarril Málaga-Córdoba]. Albúmina. 1863 (Col. Fernández Rivero)
En 1872 León Vidal, gran fotoquímico y editor francés, publica un artículo en la revista Le Moniteur de la photographie, con el título “La photographie en Espagne”(1), en el que relata su viaje a nuestro país y los contactos que hizo con los fotógrafos de las ciudades que visitó. Concluye diciendo que en aquellos años España es un país donde existe una gran falta de criterios y de recursos materiales para el ejercicio de la fotografía y en el que “los fotógrafos inteligentes […] son escasos”. Según él, la lista de fotógrafos que merecen una mención especial es corta, cita a M. Hernández de Cádiz, la casa Laurent en Madrid… y a José Spreáfico de Málaga.

¿Quien es este fotógrafo malagueño cuya obra llama la atención?

José Spreáfico (1831-1878) es uno de los fotógrafos más destacados de la primera historia de la fotografía en España, realizada por Lee Fontanella en 1981, quizá en este caso no solo por la calidad que se aprecia en sus trabajos sino por la circunstancia de que dos de sus álbumes se encuentran depositados en el Archivo del Palacio Real: Uno que recoge un interesante reportaje sobre la construcción de la línea ferroviaria de Málaga a Córdoba, y otro sobre La Rábida, preparado para la Exposición Universal de Filadelfia de 1876.

Su actividad profesional se desarrolla desde Málaga, establecido como fotógrafo ya en 1863, compatibiliza los retratos de estudio con la realización de estereoscopias de Málaga, Sevilla, Granada, Gibraltar, Ronda … ó los reportajes sobre obras públicas, como fotógrafo del cuerpo de ingenieros de la provincia. Además realiza y edita retratos de tipos malagueños con gran realismo.

Fotografías de José Spreáfico, retrato y tipos malagueños. Málaga 1860/70
José Spreáfico. [Retrato de caballero y tipos malagueños]. Tarjeta de visita. Albúmina. Málaga, ca. 1870 (Col. Fernández Rivero)
Podemos también acreditar su actividad como cronista gráfico que suele documentar los acontecimientos más relevantes del momento, como la visita de Alfonso XII en 1877, el incio y conclusión de las obras de la traída de las aguas de Torremolinos a la ciudad, o la inauguración de la nueva plaza de toros de la Malagueta.

Sólo quince años de ejercicio para un fotógrafo que desde la periferia geográfica nos ha dejado una obra muy apreciada y de la que la Colección Fernández Rivero reúne unas 160 piezas. Pueden encontrarse además sus fotografías en el archivo Narciso Díaz de Escovar de Málaga, el Fondo Fotográfico de la Universidad de Navarra, una vista del puerto de Palos en la Harry Ransom Center de la Universidad de Texas (Austin), y alguna otra en colecciones particulares.

Saber más:

En Imatge i recerca, durante la presentación de la biografía de Spreáfico
En Imatge i recerca, durante la presentación de la biografía de Spreáfico

 

Juan Antonio Fernández Rivero. “La obra fotográfica de José Spreafico”. Actas de Imatge i recerca, 12es Jornades. Girona, 2012.

(1) León Vidal “La photogaphie en Espagne”. Le Moniteur de la Photographie, 1/8/1872. (Citado en: Pau Maynés “Reflexions sobre la Història de la conservació de fotografies”. Imatge i recerca. 12 Jornades Antoni Varés. Girona : Ayuntament, 2012.

_________________________________________________

José Spreafico, photographer. (Abstract)

José Spreáfico (1831-1878) is especially known for his two albums conserved in the archive of the Royal Palace (Madrid): the railroad from Malaga to Cordoba and La Rábida. Their daring plans of bridges and railroads and their additions to the human element, have captivated the authors who have been dealing with the history of Spanish photography. But the photographic work of Spreafico goes beyond these well-known stories, actually being a complete photographer, which dealt with many and varied projects, and that only a professional life too short and perhaps also accented Spanish centralism, which hid the values of the periphery, for so long prevented its merits were duly recognized. Today however, in view of the quality and breadth of his work, we must consider it as one of the great photographers of the nineteen Spanish.

“Tomado de fotografía”. Grabados al descubierto

Grabado de Doré de Málaga y fotografía de Spreafico de la misma imagen

La primera de las técnicas utilizadas para reproducir por medios impresos una imagen fue el grabado.

Bien en imágenes grabadas directamente o reproduciendo otras que originalmente estaban realizadas por otros medios: dibujo, óleo … el grabado fué ganando en perfección y conquistando su propio terreno, ya que sus posibilidades de multiplicación le conferían una gran capacidad de difusión.

Pero ¿que pasa cuando aparece la fotografía?. Ya hemos comentado la evolución de los diferentes métodos para la reproducción fotomecánica de la imagen fotográfica, y la larga espera de casi 4o años hasta la incorporación de la fototipia. Mientras tanto, la edición debía incorporar la fotografía al material impreso… y lo hizo, lógicamente utilizando el grabado también para traducir las fotografías.

Son muchos los casos en que un grabado nos hace sospechar sobre su origen fotográfico, el encuadre, la perspectiva, el detalle a veces… y en algunas ocasiones junto a la firma del autor del grabado, aparece la nota: “Realizado a partir de fotografía”, aunque rara vez se incluyó también el nombre del artista fotógrafo. Lo habitual es la ausencia de datos sobre  el origen de la imagen y su artífice. Como sucedió también en los casos en que la fotografía sirvió de modelo a la pintura, se obvia informar de la identidad de su autor, por considerarla un mero auxilio a la realización de la obra por el artista grabador que firma como el único creador de la imagen impresa. Hasta el punto que de la mayor parte de estos grabados no se han conservado las fotografías de las que proceden, que muy posiblemente fueron desechadas una vez cumplida su función.

Afortunadamente no sucedió esto en todos los casos, y una preciosa muestra de ello son las imágenes que aquí comentamos: Grabado y fotografía de una misma escena en el puerto de Málaga.

EL GRABADO:

Forma parte de la serie creada por Gustave Doré para la publicación Voyage en Espagne, que apareció en la revista Le Tour du Monde, editada en París entre los años 1862-1873. El relato recoge los textos del varón Charles Davillier que viajó con Doré por todas las regiones españolas. El grabado que comentamos está titulado Málaga: La cathedrale et le port.- Dessin de Gustave Doré, y aparece en la página 273 del vol. correspondiente al 2º semestre de 1865. Este relato se publicó de nuevo en formato libro con el título L’Espagne. París, 1874, y es uno de los más significativos reflejos de la imagen romántica de España que los libros de viajes proyectaban en Europa sobre nuestro país.

LA FOTOGRAFÍA:

Pertenece a la colección de vistas malagueñas del fotógrafo local José Spreafico, de origen italiano pero activo en Málaga desde principios de la década de 1860 hasta al menos 1877. Aunque de esta misma imagen existen copias en otros formatos (tamaño álbum y estereoscópico) la que aquí ofrecemos está realizada en el formato carte de visite, tan de moda en aquellos años. Spreafico intercambió con el fotógrafo estereoscopista parisino Ernest Lamy algunas placas durante la visita de éste a Málaga en 1863, entre las cuales también se incluyó la vista del puerto. De esta forma la imagen circuló por Europa incorporada a la colección española que Lamy editó en París, en formato estereoscópico, a principios de 1864.

La coincidencia entre ambas es prácticamente total, las líneas que componen el paisaje urbano, sus detalles y proporciones. El espectador solo aprecia la diferencia en el primer plano, en el que Doré (como era habitual) incluye algunos elementos y personajes imaginarios para dar mayor fuerza a la imagen.

Nunca sabremos si la fotografía llegó hasta las manos de Doré en Málaga durante su viaje o si la adquirió en París a su regreso. En cualquier caso aquí queda este doble testimonio, un paisaje insólito para muchos malagueños del siglo XXI.