“Oriente al Sur”, calotipos en la Alhambra

La exposición: Oriente al sur. El calotipo y las primeras imágenes fotográficas de la Alhambra (1851 – 1860), es una oportunidad muy especial y probablemente irrepetible, para contemplar muchos de los mejores ejemplos del primitivo arte fotográfico del calotipo, ejecutados en honor de esta arquitectura singular. ¡No se lo pierdan!

Felix Alexander Oppeneim. Granada, Alhambra, Sala de los Embajadores. 1852. Papel a la sal a paratir de calotipo. Staatliche Museum zu Berlin. Portada del catálogo de la exposición: Oriente al Sur.
Felix Alexander Oppenheim. Granada, Alhambra, Sala de los Embajadores. 1852. Papel a la sal a partir de calotipo. Staatliche Museum zu Berlin. (Portada del catálogo de la exposición: Oriente al Sur)

Una exposición organizada por el Patronato de la Alhambra y Generalife y el Museo de la Universidad de Navarra, y comisariada por Javier Piñar Samos y Carlos Sánchez Gómez. Estará abierta desde el 27 de julio al 15 de octubre de 2017 en la cripta del Palacio de Carlos V, Granada.

Está “centrada en el método que patentó Henry Fox Talbot (1841), que fue el calotipo, así como su utilización para una primitiva imagen fotográfica en España, teniendo a la Alhambra como un tema preferente. Los fotógrafos, eligieron el calotipo por su ligereza y versatilidad, en lugar del daguerrotipo que era más rígido. Se obtenían con esta técnica fotografías realmente hermosas, gracias a su textura aterciopelada, fijadas en papel de exquisita calidad“. Patronato de la Alhambra

Guardar

Guardar

Fotografía de Morera y Garrorena. Retrato de caballero. Papel a la sal iluminado. Zaragoza, 1857/59

El estudio Morera y Garrorena, el origen de dos fotógrafos

El “Gabinete general de fotografía de Morera y Garrorena” fundado en Zaragoza en 1857, está en el origen profesional de dos fotógrafos que siguieron después caminos bien distintos: Emilio Morera y Ángel Garrorena Bernabé.

Fotografía de Morera y Garrorena. Retrato de caballero. Papel a la sal iluminado. Zaragoza, 1857/59
Morera y Garrorena. Retrato de caballero. Papel a la sal iluminado. Zaragoza, 1857/59

The photo studio “Morera and Garrorena” founded in Zaragoza in 1857, was the first establishment of two photographers who followed after very different destinations: Emilio Morera and Angel Garrorena Bernabe.

“Morera y Garrorena” es uno de los estudios pioneros de Zaragoza, pero apenas sabíamos algo más allá del nombre del establecimiento y la fecha de su apertura, así que este calotipo coloreado nos ha parecido un buen motivo para seguir la pista a estos nombres y su devenir fotográfico:

Morera y Garrorena. Dorso de la fotografía anterior. Zaragoza, 1857/1859
Morera y Garrorena. Dorso de la fotografía anterior. Zaragoza, 1857/1859

El reverso de la pieza nos proporciona mucha información: ambos abrieron un estudio en la calle del Coso nº 130 “última habitación“, en el que ofrecían, además de “Retratos, en días serenos como en nublados. Sin Retocar, Estereoscópicos, Coloridos. Sobre Papel, Cristal o Placa“, retratos de “Grupos, Copias y Vistas” entre las que se incluían vistas panorámicas y estereoscópicas de Zaragoza.

Sin embargo su andadura en esta ciudad fué corta y hubo de disolverse a lo largo de 1860, ya que este mismo año hay noticias del establecimiento de Emilo Morera en Barcelona, anunciándose como fotógrafo y pintor:

Emilio Morera. Retrato de joven señora. Carte de visite en albúmina. Barcelona, Ca. 1865.
Emilio Morera. Retrato de joven señora. Carte de visite en albúmina. Barcelona, Ca. 1865.

“Se hacen fotografías coloridas al óleo con una preparación especial que conserva los retratos como el lienzo. Se hacen de varios tamaños garantizando la exactitud de la fotografía con todos su detalles; con fondos de jardín, paisage, marina ú otro capricho del retratado”(2)

Se conoce el emplazamiento de su estudio en la Plaza Real, núm. 7 y también desde 1865 en la calle Escudillers nº 10, así como las críticas positivas a su trabajo publicadas en la prensa:

Emilio Morera. Reproducción del óleo "Vapor Confederado Alabama". Carte de visite en albúmina. Barcelona, Ca. 1865
Emilio Morera. Reproducción del óleo “Vapor Confederado Alabama”. Carte de visite en albúmina. Barcelona, Ca. 1865

“... el inmejorable colorido con que en algunos [retratos] […] ha dado pruebas el Sr. Morera de ser tan buen pintor como hábil fotógrafo“(2).

No obstante en la década de 1870 puede que cerrara su estudio ya que trabaja como pintor para el fotógrafo Carreras, un gabinete situado en el nº 2 de la Plaza del Teatro. O bien que lo simultanease con este trabajo, aunque ya en esta década podemos suponer su desaparición ya que el establecimiento de la calle Escudillers 10 aparece a nombre de Eulalia Morera, muy posiblemente la mujer de Emilio Morera, según los datos ofrecidos por Nuria Fernández Rius.

Sea como fuere, hemos encontrado también una carte de visite fechada el 19 de Agosto de 1870, de su estudio en c/ Escudillers, con la frase: “Especialidad en retratos al óleo sobre fotografías y tarjetas de visita (inalterables) a 8 rs. las primeras“.

Garrorena y González. Retrato de hombre joven. Carte de visite en albúmina. Barcelona, 1861/62.
Garrorena y González. Retrato de hombre joven. Carte de visite en albúmina. Barcelona, Ca. 1860.

Por su parte Ángel Garrorena Bernabé, según indica el Directorio de Fotógrafos en España (1851-1936): “tuvo estudios fotográficos abiertos en Barcelona, Plaza de la Barceloneta; en Valencia en la calle Pelota nº 6 entre 1861 y
1862, en Madrid en la calle Lope de Vega nº 23 entre 1864 y 1867, y finalmente marchó a Badajoz donde estuvo activo al menos desde finales de los sesenta hasta 1899”. Aunque como demuestra esta carte de visite, podemos precisar que en Barcelona el estudio estaba a nombre de Garrorena y González, al menos durante algún tiempo, y situado en la Plaza de la Fuente, 36, en la Barceloneta.

Y es en Badajoz donde tuvo sus mayores éxitos, a pesar de que su llegada acaeció en un momento muy dificil en el que la ciudad se estaba recuperando de las sucesivas epidemias de cólera que habían asolado aquellas tierras ya históricamente deprimidas que tardarían décadas en alcanzar los niveles de otras regiones españolas. La historiadora Matilde Muro(3) atribuye incluso el afianzamiento de los estudios fotográficos de la década de los 60 a la alta mortandad y la necesidad que vino a cubrir la fotografía en cuanto medio para salvaguardar la memoria, más asequible económicamente que los retratos en miniatura anteriores.

Ángel Garrorena e hijos. Retrato de un bebé. Albúmina, Badajoz, Ca. 1880
Ángel Garrorena e hijos. Retrato de un bebé. Albúmina, Badajoz, Ca. 1880

Ángel Garrorena tuvo además entre su desdendencia notables fotógrafos, como Fernando Garrorena Muría (1868-1924), considerado el más importante de los fotógrafos pacenses en el periodo entre siglos. También científicos y pintores… (4) gracias a las noticias sobre estos personajes hemos constatado su origen zaragozano y el nombre de su mujer: Josefa Muría, natural de Benifayet (Zaragoza).

Ángel Garrorena Bernabé. Retrato de señora. Carte de visite en albúmina. Badajóz, 1868.
Ángel Garrorena Bernabé. Retrato de señora. Carte de visite en albúmina. Badajóz, 1868.

Tuvo estudio en la calle de los Padres, 26 ya en 1868, después en calle Mesones nº 37, calle Gobernador nº 30 y calle San Juan nº 4. En la década de los 80 compaginó su actividad en la capital con un estudio en Almendralejo (Badajoz), en la calle Esparrilla 20. Bien en solitario o con su hijo y más tarde en la década de 1880 con el nombre de “Angel Garrorena e hijos”: Agustín y Fernando.

… Y hasta aquí esta pequeña pieza, una más en el puzle de la historia de la fotografía.

Notas y bibliografía:

(1) Francisco Alonso Martínez. Daguerrotipistas, calotipistas y su imagen de la España del siglo XIX. Curbet Comunicació Gràfica, 2002.

(2) Núria Fernández Rius “Pau Audouard, fotògraf retratista de Barcelona: De la reputació a l’oblit (1856-1918)” (Anuncio de El Lloyd Español , 23 de desembre de 1865, p. 2. y 18 d’abril, p. 2.)

(3) Matilde Muro Castillo. La fotografía en Extremadura. Tránsito del XIX al XX.

(4) Vaquero Martínez, José. 2001. “El éter en la física española del primer tercio del siglo XX: El caso de Pedro Carrasco Garrorena (1883-1966). Universidad de Extremadura, Departamento de Física

Mª José Rodríguez Molina y José Ramón Sanchís Alfonso. Directorio de Fotógrafos en España (1851-1936). Valencia: Archivo General y Fotográfico de la Diputación de Valencia, 2013.

Las dos fotografías más antiguas de la CFRivero: 1843

Hoy presentamos las dos piezas más antiguas de la Colección Fernández Rivero para celebrar nuestro particular cumpleaños de la presentación de la fotografía: Un calotipo de William Henry Fox Talbot y un daguerrotipo anónimo de origen francés. Ambos datados en 1843.

Calotipo de William Henry Fox Talbot. Ancient Doorway, Magdalen College, Oxford (Reino Unido). Negativo de papel y positivo de papel a la sal. 1843. (Col. Fernández Rivero)
William Henry Fox Talbot. Ancient Doorway, Magdalen College [Chapel], Oxford (Reino Unido). Negativo de papel y positivo de papel a la sal. 1843. (Col. Fernández Rivero)
Se cumple también en este mes de noviembre de 2014 el 175 aniversario de la fotografía en España, en conmemoración de una fecha, la del 10 de noviembre de 1839, en la que el grabador Ramón Alabern tomó con una cámara de daguerrotipia una vista del edificio de la Lonja del Mar en Barcelona. Una imagen hoy desgraciadamente perdida.

Aunque si lo que buscamos es la fecha más temprana en la que se realizó una fotografía en suelo español, habremos de tener en cuenta un hecho que ya adelantaba Carlos Teixidor y que aparece también en la reciente publicación de Alexandre Ramires: “The voyage of the daguereotype”, una pequeña crónica sobre el viaje de la fragata francesa Oriental-Hydrographe, en la que embarcaron una cámara de daguerrotipia. Relata Alexandre que a su paso por Tenerife entre el 28 y el 30 de Octubre de 1839 se realizó, casi con toda seguridad, una toma con la cámara en dicha ciudad. El hecho es relatado en una carta remitida desde la embarcación, y también en este caso se trata de una imagen perdida.

Sea como fuere, el imparable progreso de la fijación en imágenes de nuestra realidad cotidiana a través de las técnicas fotográficas, derivó desde ese momento de una técnica a otra, en su camino hacia una reproducción cada vez más perfecta. Como muestra de sus primeros pasos traemos hoy dos imágenes:

La primera: el calotipo de la portada de la Magdalen College Chapel, en Oxford. La portada de esta iglesia gótica fué uno de los objetivos de Hery Fox Talbot, en la serie que tomó con destino a la primera revista que se publicó en el mundo con fotografías: The Art Union Journal, en este caso pegadas en las páginas a falta de un método de reproducción fotomecánica. Una iniciativa valiente del propio Fox Talbot, para la que se prepararon más de 6000 copias de un número, hasta ahora, desconocido de tomas originales.

Esta fotografía se publicó en el volumen del año 1846, aunque los documentos de la revista acreditan que fueron tomadas en 1843. Y como le ha sucedido a nuestro ejemplar, muchas de estas pruebas con el tiempo han ido perdiendo definición, un hecho que habría que disculpar dado que prácticamente se trató de un experimento fotográfico, pero que injustamente ha restado prestigio a esta auténtica azaña editorial. La publicación está hoy prácticamente perdida y para recabar información sobre su auténtico contenido fotográfico y cuantos de estos ejemplares han sobrevivido, ha surgido el proyecto: The 1846 Art Union Photographs Project. ¡Si tiene usted un ejemplar de esta publicación con su foto, no deje de avisarles!. Nosotros ya lo hemos hecho. Será interesante ver qué noticias nos depara sobre las primeras obras de Fox Talbot.

Nuestro segundo objeto de mayor antigüedad es un daguerrotipo iluminado, con un lujoso marco de madera y resina, del que únicamene conocemos, por su procedencia, que su protagonista pudo tener alguna relación con la noble familia de Orleans.

Anónimo. Retrato de dama. [Familia d'Orleans]. Daguerrotipo. Francia, 1843 (Col. Fernández Rivero)
Anónimo. Retrato de dama. [Familia de Orleans]. Daguerrotipo iluminado. Francia, 1843 (Col. Fernández Rivero)
Reverso del daguerrotipo anónimo "Retrato de dama [familia d'Orleans]. Francia, 1842. (CFRivero)
Anónimo. Reverso del daguerrotipo “Retrato de dama [familia d’Orleans]. Francia, 1843. (CFRivero)
  

 El tamaño es de 1/6 de placa, que equivale a un rectángulo de unos 7 x 8 cms. y era de las medidas más frecuentemente utilizadas.

Esta es la imagen del reverso que se conserva perfectamente, y aquí debajo el detalle de la inscripción con la fecha en que fué realizado: “Fait le 15 7bre. 1843”

Inscripción ampliada del reverso del daguerrotipo "Retrato de dama"
Texto manuscrito ampliado del reverso del daguerrotipo “Retrato de dama”

Es interesante esta fecha en la que aún eran muy escasos los estudios de daguerrotipia en París o en Londres. Al ser el daguerrotipo un objeto frágil, que se deteriora con facilidad a la intemperie y se puede destruir por el contacto con los dedos u otras superficies, se protegía siempre con un cristal y enmarcado o encastrado en cajitas de diversos materiales.

Bibliografía:

Teixidor, Carlos (1999). La fotografía en Canarias y Madeira: la época del daguerrotipo, el colodión y la albúmina: 1839-1900. Madrid. ISBN 84-605-8665-0.

Ramires, Alexandre. The voyage of the daguerreotype. On the Daguerreotypes and Physionotypes of the Oriental-Hydrographe. Coimbra, 2014. (Libro no en venta)

CFRivero. Identificación de daguerrotipos. Artículo en Mundocolección.

Post relacionados:

Daguerrotipos “Made in Spain”

Hallado un daguerrotipo de Gairoard

¡Gracias por leer esta entrada!

Si te ha gustado… ¡difúndela!

Alphonse de Launay, ¡todo un hallazgo!

Alphonse de Launay. [Segovia, panorámica]. Calotipo. 1854. (Col. Fernández Rivero)
Alphonse de Launay. [Segovia, panorámica]. Albúmina a partir de negativo de papel. 1854. (Col. Fernández Rivero)
El grupo de fotógrafos calotipistas, discípulos de Gustave Le Gray, de los que ya hemos traído a este blog dos notables ejemplos: E. K. Tenison y G. de Beaucorps, continua llamando nuestra atención, entre otros motivos por los viajes a España que realizaron algunos de ellos en fechas muy tempranas del desarrollo de la fotografía.

La panorámica de Segovia que vemos en esta imagen es un calotipo (positivado en papel albuminado) realizado por Alphonse de Launay (1827-1906), Delaunay001escrito a veces Delaunay(La Mancha – Normandía, 1827 – Paris? 1910), un notable personaje que abordó la fotografía con entusiasmo, pero que dedicó su vida a otras múltiples actividades, según nos informa su único y reciente biógrafo Alex Novak. En realidad hasta hace muy pocos años se le ha conocido casi únicamente como autor teatral, aunque también le vemos junto al gran retratista Étienne Carjat, quien a su vez era aficionado a las letras, como editores de la publicación “Le Boulevard”, incluso en alguna crónica se refieren a él como humorista.

Cabecera de la revista "Le Boulevard" (1861-1863) Paris.
Cabecera de la revista “Le Boulevard” (1861-1863) Paris.

Tras su aprendizaje del arte fotográfico realizó dos viajes a España, el primero en 1851 centrado en Sevilla, de esta visita nos dejó medio centenar de imágenes, muchas de ellas de carácter etnográfico. En el segundo, de paso hacia Argelia, realizó un circuito por diversas ciudades: Granada, Sevilla, Córdoba, Toledo, Madrid y algunas plazas de la meseta norte como Burgos, Valladolid y Segovia, de la que tomó 4 fotografías, una de ellas la que mostramos en esta página.

Estas valiosas fotografías han podido ser identificadas a partir de su venta en pública subasta por sus herederos en 2007, aunque a posteriori se han identificado también algunas estampas españolas, vendidas como anónimas en 1990. La aparición de este interesante material de una época tan temprana de la fotografía, ocasionó un auténtico revuelo entre coleccionistas, marchantes, museos, historiadores, y todo el mundillo que gira en torno a la fotografía histórica.

La colección española se compone de varios grupos: El más interesante de ellos de un tamaño notable (36,5×25) se compone de 50 imágenes. Hay también una colección de positivos realizados en 1888, muchos de los cuales repiten el motivo con las del primer lote y vuelven a mostrarnos las ciudades españolas que visitó De Launay, en total 59 fotografías. Y un último grupo de 67 fotografías entre las que se encuentran las realizadas en su primer viaje a Sevilla. (Piñar Samos, J.)

Esta imagen de la ciudad castellana, que muestra al fondo todo el recorrido visible de su acueducto romano, es un positivo impresionante, que fué muy posiblemente realizado en el estudio de Le Gray unos años después en 1860 y pertenece a un grupo de imágenes que constituyen lo mejor de su obra. Normalmente De Launay no firmaba sus originales pero sí indicaba un número de registro, en este caso el 10.

Gustave de Beaucorps inédito

Vue Générale de Malaga. - D'après une photographie de M. G. de Beaucorps. L'Ilustration Journal Universel. v. 39, Paris 1862 (Colección Fernández Rivero)
Vue Générale de Malaga. – D’après une photographie de M. G. de Beaucorps. L’Illustration Journal Universel. v. 39, Paris 1862 (Colección Fernández Rivero)

El conde francés Gustave de Beaucorps (1825-1906), viajó por tierras españolas durante el año 1858 con destino a Argelia y la principal intención de tomar fotografías. Le gustaba utilizar la ya prácticamente superada técnica del calotipo: negativos de papel (de los que se conservan algunos)… encerados eso sí, ya que el baño de cera conseguía incrementar la difícil transparencia del papel (técnica aprendida de su maestro Gustave Le Gray). Su trabajo está muy bien estudiado por Francisco Alonso Martínez(1) que describe también su viaje por España de norte a sur. Las fotografías de Beaucorps nos dejan constancia de su paso por Burgos, Valladolid, El Escorial, Toledo, Sevilla y Granada.

Sin embargo en la página 92 del número publicado el 8 de Febrero de 1862 de la revista L’Illustration Journal Universel, aparece el grabado de Málaga que reproducimos aquí arriba, con el pié de foto que nos indica que el modelo utilizado para realizarlo ha sido una fotografía de G. de Beaucorps. Así que esta imagen es la única que nos ha llegado de aquella toma (realizada en 1858) que atestigua la visita de este calotipista por esta ciudad del sur de España, posiblemente para embarcar en su puerto.

Sabemos que algunas de las fotografías de Beaucorps están depositadas en un álbum que se conserva en el Centre Canadien d’Architecture, también la Universidad de Navarra muestra en su web 26 imágenes entre positivos y negativos, así como la Bibliothèque Nationale de France que entre sus fondos nos muestra 6 negativos, todos ellos de gran tamaño, una de las características de la obra de este autor. En la Colección Fernandez Rivero tenemos una fotografía de Sevilla.

Una parte del patrimonio fotográfico de los primeros tiempos de la fotografía nos ha llegado únicamente a través de los grabados que se realizaron a partir de las fotografías, normalmente destinados a la ilustración de estas revistas que tanto éxito alcanzaron en la difusión de imágenes hasta que la imagen fotográfica pudo ser reproducida por medios fotomecánicos.

El grabado:

La perspectiva de la ciudad de Málaga en el horizonte de la imagen, sitúa al fotógrafo en la elevación que más tarde ocuparía el Convento de la Trinidad. Desde esta mediana atalaya se aprecia toda la extensión de la ciudad en esta década central del siglo XIX, con la Catedral destacando en el centro y la colina de Gibralfaro a la izquierda.

Un año después, en 1859 el fotógrafo inglés afincado en Madrid Charles Clifford, visita Málaga y realiza dos fotografías, una de ellas con una perspectiva casi idéntica a la que aparece en este grabado, lo que quizás delate algún contacto entre estos dos fotógrafos.

(1) Francisco Alonso Martínez “Daguerrotipistas, calotipistas y su imagen de la España del siglo XIX. Girona : CCG Ediciones, 2002

Joaquín Pedrosa, calotipista español

Joaquín Pedrosa. [Granada. Alhambra. Patio de los Leones]. Calotipo. 1857 (Col. Fernández Rivero)
Joaquín Pedrosa. Granada. Alhambra. Patio de los Leones. Calotipo. 1857 (Col. Fernández Rivero)
 Joaquín Pedrosa, autor de este particular calotipo del Patio de los Leones de la Alhambra de Granada, adopta una posición atrevida situando la cámara ante los personajes, en un claro contraluz que resuelve con maestría. La luminosidad del patio nos deslumbra, el sol se refleja en la fachada del templete del fondo y sin embargo percibimos con claridad la fuente, los matices del agua, el bosque de delicadas columnas, la filigrana que decora la parte superior del templete y algunos detalles de los personajes que posan tranquilamente a la sombra. Pedrosa practica un estilo y una manera de hacer fotografía alejada de los convencionalismos comerciales que impregnarían la mayor parte del trabajo de los fotógrafos del diecinueve.

De este calotipista, pionero entre los fotógrafos españoles y casi recién descubierto por los investigadores, se conocen escasas obras, algunas en colecciones particulares, pero la mayor parte se encuentra en el “Álbum Español” que se conserva en el archivo del Patronato de la Alhambra de Granada, que reúne 35 copias en papel a la sal con vistas de la Alhambra y de diversos lugares de Sevilla, casi a partes iguales.

Hemos podido averiguar de Joaquín Pedrosa i Vacarissas (+1820 – +1890) vecino de Esparraguera (Barcelona), dueño de la histórica masía Castells del Mas,  que fué realmente un personaje inquieto. Lo encontramos como comerciante de vinos y aceite de oliva en ferias nacionales e internacionales, como socio principal de la “Societat d’aigües de la Puda” y director del balneario “La Puda de Montserrat“,  abastecido por las aguas sulfurosas del “torrent que baixa de Rubió”. También como inventor del “Licor de Montserrat“, además de como fotógrafo activo que presenta sus obras a diversas exposiciones, por ejemplo a la celebrada en Sevilla en 1858 bajo el auspicio de los duques de Montpensier, en la que le es concedido un premio de primera clase por sus fotografías. También presentó “varias fotografías grandiosas pero no muy limpias“, según el comentario de El Museo Universal, a la Exposición de Pinturas que la Sociedad de Amigos de Bellas Artes convocó en Barcelona en 1858. Aunque no podemos determinar si para este polífacético personaje la fotografía fué algo más que una cuidada afición, y si en algún momento se dedicó a ella de manera profesional.

Las circunstancias de su viaje a Andalucía son curiosas: cierto día aparece por el balneario de La Puda el arquitecto y conservador de la Alhambra Rafael Contreras, que termina haciendo amistad con el director y le invita a visitar Granada. Joaquín Pedrosa visita la Alhambra en 1857 de la mano de su amigo que sin duda le facilitaría la tarea de realizar con libertad las delicadas fotografías que nos ha legado, incluso con personajes que muy posiblemente formasen parte de su grupo familiar.

La fotografía:

La imagen que os mostramos está firmada por J. Pedrosa y tiene, como es su costumbre, un número en caracteres romanos junto a la firma: XXIV. Sus dimensiones son de 197×257 mm.

Además de ésta la Colección Fernández Rivero tiene otras 6 fotografías de este autor en dos formatos diferentes, 1 de Granada y 5 de Sevilla, algunas de ellas pegadas sobre una cartulina orlada y con el título al pié.

Las fotografías del “Álbum Español:

Guardar

El desconocido calotipo de E.K. Tenison de la Iglesia de San Pablo en Valladolid

Edward-King Tenison (1805-1878) , un aristocrático personaje anglo-irlandés con castillo propio, es uno de aquellos fotógrafos pioneros – no profesionales – que practicaron con éxito el arte de la fotografía y que nos dejaron un legado excepcional, no sólo por la calidad de su obra sino por la originalidad y frescura que sus imágenes aportan frente a la producción comercial, dominante ya en la década de 1850.

Calotipo de E.K. Tenison de la fachada de la catedral de Valladolid en 1872
Tenison, Edward King. [Fachada de la iglesia de San Pablo en Valladolid]. 1852. Calotipo. (Col. Fernández Rivero)
Él y su esposa, Louisa Mary Anne Anson, realizan un largo viaje por España entre 1850 y 1853, y al tiempo que Edward realiza sus fotografías, Louisa va redactando un libro de viajes y dibujando vistas de los lugares que visitan, un trabajo que será publicado con el título de Castile and AndaluciaDe las imágenes tomadas por Tenison sólo conocemos una pequeña parte, sobre todo las incluídas en el álbum Memories of Spain, 40 calotipos que se custodian en la Bibliothèque National de France, y entre las que no se encuentra esta fotografía de la fachada de la Iglesia de San Pablo en Valladolid.

Sin embargo es fácil suponer que Tenison hiciese tomas de la mayor parte de los pueblos y ciudades que con tanto detenimiento visitaron y que están muy bien descritas en el relato de Louisa. De estas imágenes apenas se conocen copias comerciales, algunas referidas a Granada y la Alhambra fueron editadas en las recopilaciones Souvenirs Photographiques y Recueil Photographique promovidas por la Imprimerie Photographique de Blanquart-Evrard en 1853 y 1854. Otras fueron expuestas, aunque en escasas ocasiones, como en The Irish Industrial Exhibition en 1853, en las que sus fotografías “… of the city of Toledo; the view of the east end of Burgos Cathedral, … the Church of San Pablo. at Valladolid; and the Royal Palace of Madrid”, fueron muy alabadas sobre todo por el gran tamaño de los positivos.  También se presentaron en las exposiciones anuales de la Photographic Society of London de 1854 y 1855, en las que se incluyeron al menos cinco fotografías, una de ellas la “Plaza de la Magdalena” en Sevilla, una de las imágenes incluidas en “Memories of Spain”. Sabemos además que en estos eventos compartió cartel con Charles Clifford.

El Fondo fotográfico de la Universidad de Navarra posee algunos de estos escasos calotipos diferentes de los presentados en Memories of Spain: La portada del convento de Santa Paula y el patio del Alcazar en Sevilla.

Tras su debut fotográfico en España, Edward realizó fotografías en su Irlanda natal, en Normandía, Bélgica y Argelia. Hay también alguna crónica local que nos cuenta otras curiosidades de la familia, como que Louisa M. Anson fotografió los paisajes cercanos a Kilronan Castle, sus jardines, las fiestas con sus invitados… incluso al personal de servicio entre quienes se hallaba el mayordomo español llamado Díaz, que reclutaron en Madrid, ya que estaba refugiado en la embajada británica  por ser desertor del ejército. Los álbumes de fotos estaban depositados en la biblioteca del castillo.

La Iglesia de San Pablo de Valladolid, un templo gótico tardío construido gracias al patrocinio de fray Juan de Torquemada entre 1845 y 1868, formaba parte del desaparecido convento de San Pablo y San Gregorio, descrito por el cronista del siglo XV Antoine Lalaing como el “más hermoso convento de Dominicos que haya en el mundo”. Su más claro valor es la magnífica fachada plateresca, obra de Simón de Colonia, que afortunadamente ha sido objeto de una reciente restauración.

Bibliografía: Taylor, Toger; Schaaf, Larry John. Impressed by Light: British Photographs from Paper Negatives, 1840 – 1860. Metropolitan Museum of Art, 2007. (Disponible parcialmente)

Entradas relacionadas: Hill & Adamson y los pescadores de New-Haven