Fotografía de Morera y Garrorena. Retrato de caballero. Papel a la sal iluminado. Zaragoza, 1857/59

El estudio Morera y Garrorena, el origen de dos fotógrafos

El “Gabinete general de fotografía de Morera y Garrorena” fundado en Zaragoza en 1857, está en el origen profesional de dos fotógrafos que siguieron después caminos bien distintos: Emilio Morera y Ángel Garrorena Bernabé.

Fotografía de Morera y Garrorena. Retrato de caballero. Papel a la sal iluminado. Zaragoza, 1857/59
Morera y Garrorena. Retrato de caballero. Papel a la sal iluminado. Zaragoza, 1857/59

The photo studio “Morera and Garrorena” founded in Zaragoza in 1857, was the first establishment of two photographers who followed after very different destinations: Emilio Morera and Angel Garrorena Bernabe.

“Morera y Garrorena” es uno de los estudios pioneros de Zaragoza, pero apenas sabíamos algo más allá del nombre del establecimiento y la fecha de su apertura, así que este calotipo coloreado nos ha parecido un buen motivo para seguir la pista a estos nombres y su devenir fotográfico:

Morera y Garrorena. Dorso de la fotografía anterior. Zaragoza, 1857/1859
Morera y Garrorena. Dorso de la fotografía anterior. Zaragoza, 1857/1859

El reverso de la pieza nos proporciona mucha información: ambos abrieron un estudio en la calle del Coso nº 130 “última habitación“, en el que ofrecían, además de “Retratos, en días serenos como en nublados. Sin Retocar, Estereoscópicos, Coloridos. Sobre Papel, Cristal o Placa“, retratos de “Grupos, Copias y Vistas” entre las que se incluían vistas panorámicas y estereoscópicas de Zaragoza.

Sin embargo su andadura en esta ciudad fué corta y hubo de disolverse a lo largo de 1860, ya que este mismo año hay noticias del establecimiento de Emilo Morera en Barcelona, anunciándose como fotógrafo y pintor:

Emilio Morera. Retrato de joven señora. Carte de visite en albúmina. Barcelona, Ca. 1865.
Emilio Morera. Retrato de joven señora. Carte de visite en albúmina. Barcelona, Ca. 1865.

“Se hacen fotografías coloridas al óleo con una preparación especial que conserva los retratos como el lienzo. Se hacen de varios tamaños garantizando la exactitud de la fotografía con todos su detalles; con fondos de jardín, paisage, marina ú otro capricho del retratado”(2)

Se conoce el emplazamiento de su estudio en la Plaza Real, núm. 7 y también desde 1865 en la calle Escudillers nº 10, así como las críticas positivas a su trabajo publicadas en la prensa:

Emilio Morera. Reproducción del óleo "Vapor Confederado Alabama". Carte de visite en albúmina. Barcelona, Ca. 1865
Emilio Morera. Reproducción del óleo “Vapor Confederado Alabama”. Carte de visite en albúmina. Barcelona, Ca. 1865

“... el inmejorable colorido con que en algunos [retratos] […] ha dado pruebas el Sr. Morera de ser tan buen pintor como hábil fotógrafo“(2).

No obstante en la década de 1870 puede que cerrara su estudio ya que trabaja como pintor para el fotógrafo Carreras, un gabinete situado en el nº 2 de la Plaza del Teatro. O bien que lo simultanease con este trabajo, aunque ya en esta década podemos suponer su desaparición ya que el establecimiento de la calle Escudillers 10 aparece a nombre de Eulalia Morera, muy posiblemente la mujer de Emilio Morera, según los datos ofrecidos por Nuria Fernández Rius.

Sea como fuere, hemos encontrado también una carte de visite fechada el 19 de Agosto de 1870, de su estudio en c/ Escudillers, con la frase: “Especialidad en retratos al óleo sobre fotografías y tarjetas de visita (inalterables) a 8 rs. las primeras“.

Garrorena y González. Retrato de hombre joven. Carte de visite en albúmina. Barcelona, 1861/62.
Garrorena y González. Retrato de hombre joven. Carte de visite en albúmina. Barcelona, Ca. 1860.

Por su parte Ángel Garrorena Bernabé, según indica el Directorio de Fotógrafos en España (1851-1936): “tuvo estudios fotográficos abiertos en Barcelona, Plaza de la Barceloneta; en Valencia en la calle Pelota nº 6 entre 1861 y
1862, en Madrid en la calle Lope de Vega nº 23 entre 1864 y 1867, y finalmente marchó a Badajoz donde estuvo activo al menos desde finales de los sesenta hasta 1899”. Aunque como demuestra esta carte de visite, podemos precisar que en Barcelona el estudio estaba a nombre de Garrorena y González, al menos durante algún tiempo, y situado en la Plaza de la Fuente, 36, en la Barceloneta.

Y es en Badajoz donde tuvo sus mayores éxitos, a pesar de que su llegada acaeció en un momento muy dificil en el que la ciudad se estaba recuperando de las sucesivas epidemias de cólera que habían asolado aquellas tierras ya históricamente deprimidas que tardarían décadas en alcanzar los niveles de otras regiones españolas. La historiadora Matilde Muro(3) atribuye incluso el afianzamiento de los estudios fotográficos de la década de los 60 a la alta mortandad y la necesidad que vino a cubrir la fotografía en cuanto medio para salvaguardar la memoria, más asequible económicamente que los retratos en miniatura anteriores.

Ángel Garrorena e hijos. Retrato de un bebé. Albúmina, Badajoz, Ca. 1880
Ángel Garrorena e hijos. Retrato de un bebé. Albúmina, Badajoz, Ca. 1880

Ángel Garrorena tuvo además entre su desdendencia notables fotógrafos, como Fernando Garrorena Muría (1868-1924), considerado el más importante de los fotógrafos pacenses en el periodo entre siglos. También científicos y pintores… (4) gracias a las noticias sobre estos personajes hemos constatado su origen zaragozano y el nombre de su mujer: Josefa Muría, natural de Benifayet (Zaragoza).

Ángel Garrorena Bernabé. Retrato de señora. Carte de visite en albúmina. Badajóz, 1868.
Ángel Garrorena Bernabé. Retrato de señora. Carte de visite en albúmina. Badajóz, 1868.

Tuvo estudio en la calle de los Padres, 26 ya en 1868, después en calle Mesones nº 37, calle Gobernador nº 30 y calle San Juan nº 4. En la década de los 80 compaginó su actividad en la capital con un estudio en Almendralejo (Badajoz), en la calle Esparrilla 20. Bien en solitario o con su hijo y más tarde en la década de 1880 con el nombre de “Angel Garrorena e hijos”: Agustín y Fernando.

… Y hasta aquí esta pequeña pieza, una más en el puzle de la historia de la fotografía.

Notas y bibliografía:

(1) Francisco Alonso Martínez. Daguerrotipistas, calotipistas y su imagen de la España del siglo XIX. Curbet Comunicació Gràfica, 2002.

(2) Núria Fernández Rius “Pau Audouard, fotògraf retratista de Barcelona: De la reputació a l’oblit (1856-1918)” (Anuncio de El Lloyd Español , 23 de desembre de 1865, p. 2. y 18 d’abril, p. 2.)

(3) Matilde Muro Castillo. La fotografía en Extremadura. Tránsito del XIX al XX.

(4) Vaquero Martínez, José. 2001. “El éter en la física española del primer tercio del siglo XX: El caso de Pedro Carrasco Garrorena (1883-1966). Universidad de Extremadura, Departamento de Física

Mª José Rodríguez Molina y José Ramón Sanchís Alfonso. Directorio de Fotógrafos en España (1851-1936). Valencia: Archivo General y Fotográfico de la Diputación de Valencia, 2013.

L. L. “Léon et Lévy” – Fotografías de una España viva

Fotografía de Levy. Rambla de las Flores en Barcelona, 1888. Albúmina. Colección Fernández Rivero
L. L. [Barcelona. Rambla de las Flores] 1888. Albúmina. (Colección Fernández Rivero)

L. L.

Con estas dos letras, que a veces aparecen también comoL & L acuñaron su firma comercial Moyse Léon e Isaac Lévy (llamado también George Lévy) – Léon et Lévy –  al quedarse con el estudio y los fondos de Ferrier- Soulier, para los que habían  trabajado hasta aquel año de 1864.

Sobre esta herencia se construye una gran compañía que despliega su actividad en un amplio marco geográfico, realizando fotografías de América, gran parte de Europa, Marruecos, Egipto, Siria… Léon desaparece en 1872 y la empresa pasa a denominarse Lévy et Cie al incorporarse los hijos de Lévy . Su extenso fóndo de imágenes (25.000), que comercializaron en diferentes formatos, incluido el estereoscópico,  sirvió para editar una de las más amplias colecciones de tarjetas postales a comienzos del siglo XX. La Colección Fernández Rivero reune 155 imágenes estereoscópicas, unas 300 monoscópicas y numerosas postales con vistas de España, de la firma L. L.

Las fotografías de España que Léon y Lévy suman al anterior catálogo de Ferrier-Soulier se realizaron entre 1885 y 1889, y aquí hay que señalar que los enviados de la compañía realizan su trabajo incorporando uno de los avances más notables en la historia de la técnica fotográfica:

  • La placa seca de gelatino-bromuro. La nueva emulsión hacía posible por un lado transportar las placas, debidamente protegidas de la luz, impresionarlas en cualquier momento y guardarlas para su revelado en el laboratorio. Y por otro, al contener mayor cantidad de nitrato de plata, la luz impresionaba las imágenes en un tiempo notablemente menor que el necesario con las técnicas conocidas hasta el momento, de tal forma que eran capaces de fijar las imágenes de objetos y personajes en movimiento.

Ésta es la gran aportación que encontramos en la serie de imágenes de Lévy, de pronto las ciudades, tranquilas y monumentales que nos han mostrado los pioneros fotógrafos de décadas anteriores, se llenan de vida: transeúntes, carros … gentes que a veces miran y apuntan curiosamente a la cámara, sorprendidos en su quehacer cotidiano.

  • La fotografía: Hemos elegido esta imagen de la Rambla de las Flores en Barcelona (ver mapa) como un buen ejemplo del conjunto de las imágenes españolas que encontramos con la firma L.L., realizada muy probablemente en 1888, fecha de la Exposición Universal de Barcelona, en la que la cámara ha captado nítidamente los perfiles de los viandantes sin que ninguno quede desdibujado a causa de su patente movimiento.

Sin duda que las conexiones ferroviarias recién abiertas en la geografía hispana, marcaron en parte el itinerario seguido por los fotógrafos de la casa, reflejado en las ciudades que aparecen en su catálogo para España, Portugal y Marruecos, editado en 1896:

Córdoba, Granada, Sevilla, Cádiz,  Barcelona, Montserrat, Toledo, Burgos, Ávila, Valladolid, Segovia, La Granja, Madrid, El Escorial, Valencia, Murviedro, Tarragona, Zaragoza, Gibraltar, Archena, Murcia, Játiva, Lorca, Elche, Alicante, Cartagena, Baleares, Loyola, Azpeitia, San Sebastián, Fuenterrabía, Pasajes, Hernani e Irún.

En conjunto 1.200 imágenes seleccionadas para su comercialización de entre un número muy superior de originales que se conservan, aún sin catalogar, con el conjunto de este fondo, en el archivo Roger Viollet en París.

La colección ha despertado el interés de varios historiadores de la fotografía, que han realizado detallados estudios de Valencia, Andalucía/Marruecos y Zaragoza respectivamente. Su trabajo nos ha descubierto parte de las preciosas imágenes que atesora  la agencia en el nº 6 de la rue de Seine en París.

  1. Huguet Chanzá, José. Valencia en 1888. Alaquas (Valencia) : Carena, 1999.
  2. Garófano Sánchez, Rafael. Andaluces y Marroquíes en la colección fotográfica Lévy 1888-1889. Cádiz, 2002
  3. Hernández Latas, José Antonio. Zaragoza en la mirada ajena : Instantáneas del Archivo Roger Viollet de París: J. Lévy et Cie, 1889. Zaragoza, Cortes de Aragón, 2012. Disponible en:  http://bit.ly/NVjAYf

El Palacio de la Aljafería en Zaragoza acoge una exposición con reproducciones de 30 de estas fotografías de Zaragoza del 31 de Mayo al 30 de Agosto de 2012, comisariada por José Antonio Hernández Latas.

Robert P. Napper: España en la Frith’s Series

Robert P. Napper. Zaragoza desde el Noroeste, el puente de piedra y la Seo. [Frith's Series] Albúmina. c. 1863
Robert P. Napper. 2595 [Zaragoza desde el Noroeste. Frith’s Series] Albúmina. c. 1863 (Col. Fernández Rivero)
De la colección de fotografías sobre España, incluídas en el inmenso catálogo comercial del editor inglés Francis Frith,hemos querido hoy mostrar esta imagen de Zaragoza, de entre las tres identificadas de esta ciudad:

  • nº 2595   Saragossa. From the N. W. (en la cabecera)  – Situar en el mapa
  • nº 2596   Saragossa catedrak desde l’Ebre
  • nº 2597   Saragossa, el Mercat.

Curioso personaje Frith, apasionado por el arte fotográfico decidió dedicarle su vida a partir de los 33 años, claro que sobre la base de una fortuna personal fruto de sus anteriores negocios. Sus primeras publicaciones muestran las imágenes captadas en sus viajes por Egipto y Palestina en los años 1856-57. A partir de ahí crea una gran industria fotográfica en cuyo fondo se contabilizan, además de las mencionadas, más de un millón de imágenes de Gran Bretaña, gran parte de Europa occidental, Argelia, América, China y Japón. Gracias al minucioso trabajo de captación de prácticamente todos los rincones de Gran Bretaña, hoy es posible solicitar una fotografía de casi cualquier lugar de este país a los sucesores de su editorial en su página: Francis Frith. Una página que despertará la sana envidia de muchos.

Desde luego no pudo él personalmente realizar tan ingente cantidad de fotografías, y se sabe que comisionó a innumerables profesionales que trabajaron para la Frith’s Series, algunos de cuyos nombres están bien documentados. Este es el caso de las fotografías españolas ejecutadas por el fotógrafo Robert Peters Napper, (Newport, Monmouthshire 1819 – Newport 1867) , que visitó nuestro país en un único viaje entre 1862/1863. En su periplo, además de las obligadas ciudades andaluzas de Córdoba, Sevilla y Granada, visita también Málaga, Loja y Gibraltar. Nos deja también imágenes de su paso por el centro del país: Toledo, Aranjuez, Ávila, El Escorial y Madrid, junto a las castellanas Valladolid, Burgos, Miranda de Ebro y Logroño, y Zaragoza de camino a las catalanas de Lleida, Tarragona, Manresa y Barcelona. El conjunto no debe superar la cifra de 140, aunque actualmente no todas están bien identificadas. La Colección Fernández Rivero cuenta con más de 70 de estas imágenes.

Tras el grupo pionero de fotógrafos franceses que viajaron por nuestra geografía, cabe destacar a Napper como uno de los primeros y escasos fotógrafos ingleses que trabajó sobre el terreno una gran colección de imágenes españolas, aportando la originalidad de nuevos puntos de vista.

En el año 2007 el Museu Nacional d’Art de Catalunya organizó una exposición titulada “Napper i Frith. Un viatge fotogràfic per la Ibèria del segle XIX” que recogía el resultado de la investigación sobre este tamdem fotógrafo/editor, comisariada por el pionero historiador de la fotografía española Lee Fontanella, y en la que tuvimos la oportunidad de prestar algunas piezas de nuestra colección. Se editó con este motivo un catálogo que recoge los artículos del propio Fontanella y otros autores que colaboraron en la investigación:

Napper i Frith. Un viatge fotogràfic per la Ibèria del segle XIX. Barcelona : Museu Nacional d’Art de Catalunya, 2007

Fotografías de Robert P. Napper se pueden consultar en: