J. Laurent et Cie. Málaga, el puerto. Ca. 1880. Albúmina

Exposición: Málaga desde sus atalayas: 1854 – 1925

J. Laurent et Cie. Málaga, el puerto. Ca. 1880. Albúmina
J. Laurent et Cie. Málaga, el puerto. Ca. 1880. Albúmina

            Sala de exposiciones “Photoespacio” en La Térmica. Avenida de los Guindos, 48. 29004 Málaga – del 15 de diciembre de 2017 al 1 de abril de 2018 martes a domingo, de 11.00 a 14.00 h. y de 17.00 a 21.00 h.

Visita rápida

A partir de nuestros fondos hemos preparado una exposición de fotografías originales realizadas entre los años 1854 a 1925, de panorámicas de Málaga. En conjunto, se muestran un total de 46 fotografías que proponen un recorrido histórico sobre la fisonomía de la ciudad y que están tomadas desde las diferentes atalayas malagueñas: Gibralfaro, la Alcazaba, la torre de la Catedral, el monte Calvario, los edificios frente al puerto… elegidas por fotógrafos como: Charles Clifford, José Martínez Sánchez, J. Laurent, Luis Masson, Joaquín Oses, etc. Algunas de estas panorámicas están compuestas de varias imágenes concatenadas, y se nos presentan en diferentes formatos y técnicas. La exposición pretende recorrer con el visitante los puntos de vista elegidos por estos fotógrafos y simultáneamente hacer un viaje en el tiempo reflejado en los cambios urbanísticos que han ido configurando la Málaga que hoy conocemos.

Photoglobe Zurich “Málaga, Plaza de toros y Malagueta” Ca. 1905. Procedimiento fotocromo
Photoglobe Zurich. “Málaga, Plaza de toros y Malagueta”. Ca. 1905. Procedimiento fotocromo

Los antecedentes en el tiempo en cuanto a la realización de panorámicas son numerosos, existen notables ejemplos realizados mediante la primitiva técnica del daguerrotipo, como la debida a Choiselat en 1845 sobre la rada de Tolón, compuesta de cinco placas sucesivas. Y desde luego en España contamos con magníficas panorámicas realizadas ya en los primeros tiempos de la fotografía por Louis de Clercq, Luis Masson o Jean Laurent, con positivos en albúmina.

En el caso de Málaga estamos en una ciudad que al estar rodeada de elevaciones excepto por el oeste, ofrece al fotógrafo múltiples posibilidades de realizar este tipo de fotografías, la primera de las cuales es sin duda Gibralfaro. Así se refleja en la cantidad y calidad de estos panoramas que prestan especial atención a su puerto y discurren hacia el interior para perderse en los barrios de la zona norte.

Colección Malagueña Málaga y su Puerto desde Gibralfaro Ca. 1900. Tarjeta postal en 2 partes. Impresión fotomecánica
Colección Malagueña. Málaga y su Puerto desde Gibralfaro. Ca. 1900. Tarjeta postal en dos partes. Impresión fotomecánica

Las torres de la Alcazaba, o algunos enclaves de la Coracha en su parte inferior, proporcionaron panoramas más cercanos de la zona portuaria y la primera línea de la ciudad ante el mar, y en el periodo entre siglos nos muestran el paisaje cambiante del muelle y del nuevo parque en crecimiento. Aunque la atalaya preferida por los fotógrafos para captar la fachada marítima malagueña por excelencia, fue sin duda la Farola: a veces desde su base, pero sobre todo desde su balcón más elevado, el fotógrafo solía hacer una primera fotografía del muelle de Levante y a partir de aquí, tras el puerto, discurrían la Alcazaba y la Aduana, la Catedral y la fina línea de la ciudad hacia occidente, perdiéndose entre las chimeneas que recorrían la bahía entre el Guadalmedina y el Guadalhorce.

José García Ayola. Málaga desde la Farola Ca. 1880. Albúmina
José García Ayola. Málaga desde la Farola. Ca. 1880. Albúmina

La vida de una ciudad marítima gira en gran parte en torno a su puerto, y esta necesidad de reflejar su parte más vital hizo que numerosos fotógrafos utilizasen los últimos pisos de los edificios próximos al Cuartel de la Parra, junto al muelle, como nueva atalaya desde la que mirar hacia el oeste y recorrer con la cámara desde el muelle, la “Cortina del Muelle”, la Aduana, el paseo y la Farola hasta el mar.

Autor desconocido Málaga, la Cortina del Muelle y el Puerto desde alguna azotea próxima al Cuartel de la Parra Ca. 1880. Albúmina
Autor desconocido. [Málaga, la Cortina del Muelle y el Puerto desde alguna azotea próxima al Cuartel de la Parra]. Ca. 1880. Albúmina

Y ¿por qué no desde el mar?, alguna fotografía tenemos desde esta perspectiva aunque no son muy frecuentes, sobre todo en los primeros tiempos de la fotografía, en los que la necesidad de un tiempo de exposición relativamente largo, hacía imposible realizar fotografías desde una embarcación, un punto de vista siempre ondulante.

Ya en el interior de las intrincadas calles y las escasas plazas de esta Málaga de la segunda mitad del siglo XIX y principios del XX, las torres de las iglesias y de la Catedral se ofrecen como atalayas destacadas para fotografíar la sucesión de tejados y edificios en una u otra dirección.

Grafos Málaga, vista panorámica de la población [tomada desde la torre de la Catedral] 1922/23. Tarjeta postal en 2 partes. Impresión fotomecánica
Grafos. Málaga, vista panorámica de la población [tomada desde la torre de la Catedral]. 1922/23. Tarjeta postal en 2 partes. Impresión fotomecánica
Sin embargo los fotógrafos también se desplazan a las elevaciones del noroeste, en las inmediaciones del Convento de la Trinidad o del Arroyo de los Ángeles para captar la imagen de la ciudad tras el río al pie de Gibralfaro, con las torres de sus iglesias, San Juan, los Mártires… la Catedral y la Farola destacadas en el horizonte. El círculo se cierra en el norte con el Monte Calvario, desde allí la panorámica parte de un primer plano de la espadaña de la iglesia de la Victoria y la calle Cristo de la Epidemia para recortar la ciudad y su Catedral sobre el mar y la sierra de Mijas, destacando la explanada del Ejido al oeste y los hornos de sus tejares perfectamente definidos.

Desde las largas exposiciones requeridas por las placas negativas al colodión húmedo, con las que trabajaban aquellos fotógrafos dignos de protagonizar una novela épica, a las instantáneas que nos devuelven los imaginativos fotógrafos del siglo XX, hemos querido reunir en esta muestra lo mejor de estas imágenes “panorámicas”, en una sola toma a veces pero en muchos casos compuestas por dos, tres y hasta cinco imágenes concatenadas en las que el expectador pueda girar con el fotógrafo. Y ese es nuestro deseo: ¡disfrute de las vistas!

Cartel exposición Málaga desde sus Atalayas, 1854-1925

————————————–

Como complemento a la exposición se edita un catálogo que incluye todas las imágenes expuestas, con amplios comentarios sobre las obras y los fotógrafos:

Málaga desde sus atalayas 1854-1925. Málaga, Diputación, 2017. ISBN 978-84-7785-992-5

Noticias en la prensa:

Diputación de Málaga: Noticias  Paseo en imágenes

Diario Sur: “Las primeras fotos de Málaga descubren la revolución urbana de la ciudad en el siglo XIX”. Francisco Griñán

Europa Press: “Photoespacio de La Térmica acoge una exposición inédita con las primeras fotografías panorámicas de Málaga”.

Charles Clifford. Palacio de La Granja de San Ildefonso (Segovia), fachada posterior. Ca. 1853. Papel a la sal. (Col. Familia Fierros)

Nuevas fotografías de Charles Clifford

Cierto, aunque cada vez es más difícil, aún aparecen nuevas fotografías del maestro Clifford de vez en cuando, como este rincón de Granada a orillas del Darro, bajo la Alhambra, un molino pintoresco en la cuesta que hoy llaman “de los Chinos”.

Charles Clifford. Granada, Cuesta del Rey Chico. 1858-62. Albúmina (Col. particular)
Charles Clifford. [Granada, Cuesta del Rey Chico]. 1858-62. Albúmina (Col. particular)
Autor desconocido. Retrato del pintor Dionisio Fierros. Madrid, ca 1861. Albúmina en formato
Autor desconocido . Retrato del pintor Dionisio Fierros. Madrid, ca 1861. Albúmina en formato “carte de visite” (Col. descendientes del pintor Fierros)

Esta fotografía forma parte del conjunto de unas setenta que en su día pertenecieran al pintor asturiano Dionisio Fierros, de quien se conoce su amistad con Clifford(1), y que está siendo estudiado por uno de sus descendientes: el arquitecto y fotógrafo malagueño Pablo F. Díaz-Fierros. De su investigación sobre este interesante conjunto tendremos noticias en un futuro, pero hasta entonces y gracias a su generosidad, disfrutemos aquí de algunas primicias.

La pertenencia a un artista confiere al conjunto de una cierta personalidad, así no es casualidad que algunas de ellas, como el precioso paraje granadino, muestren paisajes inspiradores para la obra de un pintor romántico en la segunda mitad del XIX, y otras sean reproducciones de cuadros del pintor. La colaboración Clifford/Fierros tiene pues una doble faceta, en ocasiones la fotografía servía de modelo para la composición pictórica y en otras el fotógrafo simplemente levanta acta fotográfica del trabajo pictórico.

Jarandilla de la Vera en 1858
Clifford, Charles. Jarandilla de la Vera. Albúmina. 1858

Un ejemplo del primer caso puede ser el cuadro de Fierros titulado “La Picota“, que reproduce exactamente la misma escena tomada por Clifford en su fotografía de Jarandilla de la Vera, como única diferencia el rostro oculto de la mujer sojuzgada que en la versión pictórica se descubre, mirando casi al espectador.

Por otro lado el cuadro de Fierros titulado “La Muñeira” fue reproducido fotográficamente por Clifford en el momento en el que la obra se mostraba en la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1860 en Madrid, en ella puede verse en la esquina inferior izquierda, el número que le correspondía en aquella muestra. La fotografía está depositada en la Biblioteca Nacional.

Reynoso (Sevilla). Reproducción del óleo de Dionisio Fierros titulado
Reynoso (Sevilla). Reproducción del óleo de Dionisio Fierros titulado “La Muñeira”. Sevilla ca. 1860. Albúmina

La reproducción que aquí incluimos se debe al fotógrafo sevillano Reynoso que fotografió el cuadro en el Palacio de San Telmo, ya que fue adquirido por el Duque de Montpensier en la misma Exposición. Posteriormente esta fotografía fue incluida entre las integrantes de los álbumes fotográficos que Antonio de Orleans, un gran amante de este nuevo arte, confeccionaba para regalar a sus amistades.

Es curioso que algunas de las nuevas fotografías encontradas son versiones diferentes de otras tomadas por Clifford ya conocidas, como ésta de la madrileña Fuente de Neptuno captada en invierno, mientras que la versión que conocemos, y que se encuentra en la Royal Collection Trust, nos muestra un paisaje estival. Incluso algunas de las fotografías han podido ser identificadas como “segundas tomas”, es decir: realizadas en momentos muy próximos al de la fotografía que fue finalmente la elegida para su publicación, y que mantienen por tanto entre ellas muy leves diferencias.

Charles Clifford. Madrid, Fuente de Neptuno. 1860-62 (Col. Familia Fierros)
Charles Clifford. Madrid, Fuente de Neptuno. 1860-62 (Col. descendientes del pintor Fierros)

Y si bien es bastante conocido el conjunto de imágenes tomadas por Clifford en el Palacio de la Granja de San Ildefonso (Segovia), no habíamos podido contemplar hasta ahora esta otra fotografía de la fachada posterior del edificio, desde los jardines.

Charles Clifford. Palacio de La Granja de San Ildefonso (Segovia), fachada posterior. Ca. 1853. Papel a la sal. (Col. Familia Fierros)
Charles Clifford. Palacio de La Granja de San Ildefonso (Segovia), fachada posterior. Ca. 1853. Papel a la sal. (Col. descendientes del pintor Fierros)

Esta colección es en sí misma un conjunto bastante uniforme en su factura, y aunque no todas las fotografías tienen el sello seco o la firma de Clifford, cabe sospechar que todas ellas son debidas a este fotógrafo, ya que responden a sus características de tamaño y calidades técnicas y ninguna de las no firmadas ha podido ser atribuida a ningún otro autor.

Charles Clifford (at.). Madrid, inauguración de la primera fuente del Canal de Isabel II en la calle de San Bernardo. 24/6/1858. Albúmina. (Col. descendientes del pintor Fierros)
Charles Clifford (at.). Madrid, inauguración de la primera fuente del Canal de Isabel II en la calle de San Bernardo. 24/6/1858. Albúmina. (Col. descendientes del pintor Fierros)

De ella forma también parte esta otra fotografía de la inauguración de la primera fuente del Canal de Isabel II , en la calle de San Bernardo el 24 de Junio de 1858, que no tenía hasta ahora un autor reconocido, y así consta en la copia que custodia el “Archivo del Canal de Isabel II”(2), sin embargo su pertenencia a este conjunto avala su incorporación a la obra de Clifford.

Por último ha sido también un descubrimiento encontrar aquí esta panorámica de la ciudad francesa de Pau desde la orilla del Gave, que podríamos quizá atribuir igualmente a Charles Clifford.

Charles Clifford. Panorámica de Pau. 1859-1860. Albúmina. (Col. Familia Fierros)
Charles Clifford? Panorámica de Pau. 1859-1860. Albúmina. (Col. descendientes del pintor Fierros)

Si bien no estaba documentado hasta ahora ningún viaje del fotógrafo a estas regiones pirenaicas, recientemente el fotohistoriador José Antonio Hernández Latas ha registrado dos estancias de Clifford en el Balneario de Panticosa(3), en los años 1859 y 1860, en esta última ocasión durante todo un mes. El Balneario se encuentra en el mismo meridiano que la ciudad francesa, al otro lado de los Pirineos a una distancia de 82 Km, lo cual hace plausible que el fotógrafo realizara esta interesante excursión, no solo atraído por la ciudad señorial sino también por el activo grupo fotográfico afincado alli desde hacía algunos años, la llamada “Escuela de Pau” de la que formaban parte algunos compatriotas suyos, como Farnham Maxwell-Lyte y John Stewart.  Puede que obtuviera así esta fotografía de la mejor vista de Pau y su impresionante Chateau, captada prácticamente desde el mismo lugar que ya en 1855 lo hicieran Heilmann y Maxwell-Lyte.

Bibliografía

(1) Dionisio Fierros : íntimo y mundano : 1827-1894 / comisaria Rosa María García Quirós ; textos José Manuel López Vázquez, Rosa María García Quirós. Caixavigo e Ourense, 2000. Pág: 111.

(2) Reproducida en el libro de Publio López Mondejar “Madrid, laberinto de Memorias. Barcelona: Lunwerg, 1999. p: 38
(3) José Antonio Hernández Latas. “Fotógrafos y viajeros en torno al Balneario de Panticosa (Huesca): de Charles Clifford (1859) a Lucas Cepero (1915)”. Argensola. 2015;125:89-131
– Fontanella, Lee. Clifford en España: Un fotógrafo en la corte de Isabel II. Madrid: El Viso, 1999.
boton-comentarios_1Valido la inscripción de este blog al servicio Paperblog bajo el seudónimo cfrivero ».

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar