Joaquín Pedrosa, calotipista español

Joaquín Pedrosa. [Granada. Alhambra. Patio de los Leones]. Calotipo. 1857 (Col. Fernández Rivero)
Joaquín Pedrosa. Granada. Alhambra. Patio de los Leones. Calotipo. 1857 (Col. Fernández Rivero)
 Joaquín Pedrosa, autor de este particular calotipo del Patio de los Leones de la Alhambra de Granada, adopta una posición atrevida situando la cámara ante los personajes, en un claro contraluz que resuelve con maestría. La luminosidad del patio nos deslumbra, el sol se refleja en la fachada del templete del fondo y sin embargo percibimos con claridad la fuente, los matices del agua, el bosque de delicadas columnas, la filigrana que decora la parte superior del templete y algunos detalles de los personajes que posan tranquilamente a la sombra. Pedrosa practica un estilo y una manera de hacer fotografía alejada de los convencionalismos comerciales que impregnarían la mayor parte del trabajo de los fotógrafos del diecinueve.

De este calotipista, pionero entre los fotógrafos españoles y casi recién descubierto por los investigadores, se conocen escasas obras, la mayor parte se encuentra en el “Álbum Español” que se conserva en el archivo del Patronato de la Alhambra de Granada, que reúne 35 copias en papel a la sal con vistas de la Alhambra y de diversos lugares de Sevilla, casi a partes iguales.

También la Biblioteca Nacional de España tiene unas cuantas, de las que os referenciamos aquí aquellas que son diferentes a las contenidas en el ciado “Álbum Español”:

Granada. (Alhambra). Claustro del Patio de los Leones (XIX)

Granada. (Alhambra). Patio de la Alberca (VIII)

Hemos podido averiguar de Joaquín Pedrosa i Vacarissas (+1820 – +1890) vecino de Esparraguera (Barcelona), dueño de la histórica masía Castells del Mas,  que fué realmente un personaje inquieto. Lo encontramos como comerciante de vinos y aceite de oliva en ferias nacionales e internacionales, como socio principal de la “Societat d’aigües de la Puda” y director del balneario “La Puda de Montserrat“,  abastecido por las aguas sulfurosas del “torrent que baixa de Rubió”. También como inventor del “Licor de Montserrat“, además de como fotógrafo activo que presenta sus obras a diversas exposiciones, por ejemplo a la celebrada en Sevilla en 1858 bajo el auspicio de los duques de Montpensier, en la que le es concedido un premio de primera clase por sus fotografías. También presentó “varias fotografías grandiosas pero no muy limpias“, según el comentario de El Museo Universal, a la Exposición de Pinturas que la Sociedad de Amigos de Bellas Artes convocó en Barcelona en 1858. Aunque no podemos determinar si para este polífacético personaje la fotografía fué algo más que una cuidada afición, y si en algún momento se dedicó a ella de manera profesional.

Las circunstancias de su viaje a Andalucía son curiosas: cierto día aparece por el balneario de La Puda el arquitecto y conservador de la Alhambra Rafael Contreras, que termina haciendo amistad con el director y le invita a visitar Granada. Joaquín Pedrosa visita la Alhambra en 1857 de la mano de su amigo que sin duda le facilitaría la tarea de realizar con libertad las delicadas fotografías que nos ha legado, incluso con personajes que muy posiblemente formasen parte de su grupo familiar.

La fotografía:

La imagen que os mostramos está firmada por J. Pedrosa y tiene, como es su costumbre, un número en caracteres romanos junto a la firma: XXIV. Sus dimensiones son de 197×257 mm.

Además de ésta la Colección Fernández Rivero tiene otras 6 fotografías de este autor en dos formatos diferentes, 1 de Granada y 5 de Sevilla, algunas de ellas pegadas sobre una cartulina orlada y con el título al pié.

Las fotografías del “Álbum Español:

Guardar

Calotipo de E.K. Tenison de la fachada de la catedral de Valladolid en 1872

El desconocido calotipo de E.K. Tenison de la Iglesia de San Pablo en Valladolid

Edward-King Tenison (1805-1878) , un aristocrático personaje anglo-irlandés con castillo propio, es uno de aquellos fotógrafos pioneros – no profesionales – que practicaron con éxito el arte de la fotografía y que nos dejaron un legado excepcional, no sólo por la calidad de su obra sino por la originalidad y frescura que sus imágenes aportan frente a la producción comercial, dominante ya en la década de 1850.

Calotipo de E.K. Tenison de la fachada de la catedral de Valladolid en 1872
Tenison, Edward King. [Fachada de la iglesia de San Pablo en Valladolid]. 1852. Calotipo. (Col. Fernández Rivero)
Él y su esposa, Louisa Mary Anne Anson, realizan un largo viaje por España entre 1850 y 1853, y al tiempo que Edward toma fotografías, Louisa va redactando un libro de viajes y dibujando vistas de los lugares que visitan, dando lugar a un trabajo que será publicado con el título de Castile and Andalucia (2)De las imágenes tomadas por Tenison sólo conocemos una pequeña parte, sobre todo las incluídas en el álbum Memories of Spain, 40 calotipos que se custodian en la Bibliothèque National de France, y entre las que no se encuentra esta fotografía de la fachada de la Iglesia de San Pablo en Valladolid.

Sin embargo es fácil suponer que Tenison hiciese tomas de la mayor parte de los pueblos y ciudades que con tanto detenimiento visitaron y que están muy bien descritas en el relato de Louisa. De estas imágenes apenas se conocen copias comerciales, algunas referidas a Granada y la Alhambra fueron editadas en las recopilaciones Souvenirs Photographiques y Recueil Photographique promovidas por la Imprimerie Photographique de Blanquart-Evrard en 1853 y 1854. Otras fueron expuestas, aunque en escasas ocasiones, como en The Irish Industrial Exhibition en 1853, en las que sus fotografías “… of the city of Toledo; the view of the east end of Burgos Cathedral, … the Church of San Pablo. at Valladolid; and the Royal Palace of Madrid”, fueron muy alabadas sobre todo por el gran tamaño de los positivos.  También se presentaron en las exposiciones anuales de la Photographic Society of London de 1854 y 1855, en las que se incluyeron al menos cinco fotografías, una de ellas la “Plaza de la Magdalena” en Sevilla, presente también en “Memories of Spain“. Sabemos además que en estos eventos compartió cartel con Charles Clifford.

El Museo de la Universidad de Navarra posee algunos de estos escasos calotipos diferentes de los presentados en Memories of Spain: La portada del convento de Santa Paula y el patio del Alcazar en Sevilla.

Tras su debut fotográfico en España, Edward realizó fotografías en su Irlanda natal, en Normandía, Bélgica y Argelia. Hay también alguna crónica local que nos cuenta otras curiosidades de la familia, como que Louisa M. Anson fotografió los paisajes cercanos a Kilronan Castle, sus jardines, las fiestas con sus invitados… incluso al personal de servicio entre quienes se hallaba el mayordomo español llamado Díaz, que reclutaron en Madrid, ya que estaba refugiado en la embajada británica  por ser desertor del ejército. Los álbumes de fotos estaban depositados en la biblioteca del castillo.

La Iglesia de San Pablo de Valladolid, un templo gótico tardío construido gracias al patrocinio de fray Juan de Torquemada entre 1445-1468, formaba parte del desaparecido convento de San Pablo y San Gregorio, descrito por el cronista del siglo XV Antoine Lalaing como el “más hermoso convento de Dominicos que haya en el mundo”. Su más claro valor es la magnífica fachada plateresca, obra de Simón de Colonia, que afortunadamente ha sido objeto de una reciente restauración.

Bibliografía:

Javier Piñar Samos. Dibujo y fotografía en el periplo andaluz de Louisa y Edward King Tenison. Biblioteca Virtual de Andalucía

Taylor, Toger; Schaaf, Larry John. Impressed by Light: British Photographs from Paper Negatives, 1840 – 1860. Metropolitan Museum of Art, 2007. (Disponible parcialmente)

(2) Luisa Tenison. Castilla Andalucía. Sevilla, Consejería de Cultura, Junta de Andalucía, 2010 (Traducción al español con las fotografías y una introducción de Javier Piñar Samos)

Entradas relacionadas: Hill & Adamson y los pescadores de New-Haven

Hill & Adamson. Retrato de James Linton, Newhaven 1845. Calotipo. (Col. Fernández Rivero)

Hill & Adamson y los pescadores de New-Haven

Hill & Adamson. Retrato de James Linton, Newhaven 1845. Calotipo. (Col. Fernández Rivero)
Hill & Adamson. Retrato de James Linton, Newhaven 1845. Calotipo. (Col. Fernández Rivero)

Los calotipos realizados por los fotógrafos David Octavius Hill y Robert Adamson son objetos míticos en la historia de la fotografía y foco de atención y admiración casi 170 años después de su realización.

Sus imágenes obtenidas a través del procedimiento creado por Henry Fox Talbot en 1841 utilizando negativos de papel, producen una imagen positiva en la que los perfiles quedan difuminados, aportando un caracter pictoralista a sus fotografías.

Hill & Adamson coinciden en la ciudad de Edimburgo, el primero como reputado pintor y el segundo como un joven fotógrafo que acaba de establecerse. Pero su asociación tuvo desde sus inicios un objeto poco habitual entre los fotógrafos pioneros de la década de 1840, en principio se propusieron retratar masivamente a más de 500 miembros de la Iglesia libre de Escocia, pero acabaron ampliando sus intereses e incluyeron en sus retratos personajes populares y gentes en su propio ambiente, con una producción que se estima en unas 3000 fotografías realizadas en un corto periodo, ya que Adamson murió a los 27 años en 1848.

Su trabajo sobre los habitantes del pueblo pesquero de New-Haven, unas 120 fotografías,  es considerado como el primer reportaje fotográfico de la historia, los rudos pescadores de ostras y sus familias posan con toda naturaliad ante la cámara de Adamson, a plena luz y sin los artificios requeridos para un retrato al daguerrotipo, con un tiempo de exposición de 1 a 2 minutos.

En la imagen el pescador James Linton ante su barca con algunos chiquillos, jóvenes pescadores, que dicen algunos textos.

Podemos admirar los valores pictoralistas y etnográficos de esta magnífica colección que sus autores anunciaron con el título de The Fishermen and Women of the Firth of Forth, la National Galleries of Scotland Commons la pone a nuestra disposición en Internet, en su totalidad.

La Colección Fernández Rivero cuenta con un par de obras de estos autores.

Nos ha gustado este blog:

Miguel Ángel Calmado “El fotógrafo accidental” en: La ventana de Gras [Blog]