Autor desconocido. El poeta Salvador Rueda con familiares y amigos en su casa de Benaque (Málaga)

Retratos de escritores españoles

Nombres de escritores… sonidos familiares que nos llevan a los títulos de sus obras, quizá a alguna de sus frases que nos dejaron huella. Pero… y su rostro… que aspecto tenían los dueños de aquellas palabras impresas en mil libros…

Autor desconocido. El poeta Salvador Rueda con familiares y amigos en su casa de Benaque (Málaga)
Autor desconocido. El poeta Salvador Rueda (sentado) con familiares y amigos en su casa de Benaque (Málaga). Ca. 1930. Gelatina argéntica
Retrato de grupo del poeta Salvador Rueda con su familia y amigos en la puerta de su casa en Benaque (Málaga) hacia 1930
Autor desconocido. Salvador Rueda con su familia en su casa de Benaque (Málaga). Ca. 1930

Recuperar sus fotografías es el objetivo que se propuso Publio López Mondéjar hace más de veinte años, en una búsqueda que abarca desde que la técnica fotográfica, a mediados del siglo XIX, fué capaz de congelar la impronta de su imagen.

El fruto de este inmenso trabajo es una exposición titulada “El rostro de las letras”*, con un completo catálogo, que ya se mostró en 2014 en Madrid y que desde el 2 de Octubre de 2015 se muestra en el Centro Cultural Generación del 27, en Málaga.

Modestamente queremos contribuir a este propósito mostrando aquí las imágenes de los escritores que se encuentran en la CFRivero.

Como portada hemos seleccionado una fotografía del poeta Salvador Rueda ante su humilde casa natal en la pedanía malagueña de Benaque, una imagen que le identifica, ya en sus últimos años, unido a su tierra y a sus gentes.

Martínez Sánchez, José. Retrato de Pedro Antonio de Alarcón. Madrid, Ca. 1860. Albúmina
Martínez Sánchez, José. Retrato de Pedro Antonio de Alarcón. Madrid, Ca. 1860. Albúmina

Uno de los escritores más fotografiados de mediados del siglo XIX fué Pedro Antonio de Alarcón. Numerosas fotografías en retratos de estudio o de ambiente, o en retratos colectivos con otros escritores, descubren su interés por dejar perpetuada su imagen para la posteridad, no sólo sus escritos.

Jean Laurent. Retrato de Práxedes Mateo Sagasta. Madrid, 1860/65. Albúmina
Jean Laurent. Retrato de Práxedes Mateo Sagasta. Madrid, 1860/65. Albúmina

Nombres conocidos, como Emilio Castelar, Práxedes Mateo Sagasta o Juan Bravo Murillo -que además ocuparon los más altos cargos políticos de la época- a su paso por los

Disderi. Retrato de Juan Bravo Murillo. París. Ca. 1860. Albúmina
Disderi. Retrato de Juan Bravo Murillo. París. Ca. 1860. Albúmina

estudios de los más reputados    fotógrafos de Madrid, como el de José Martínez Sánchez o de Jean Laurent, o quizá también por estudios parisinos (como el de Disdéri), quedaban incluidos en el catálogo de fotografías de personalidades que comercializaban estos fotógrafos, y entraban así en el circuito de las colecciones privadas de los aficionados a la cartomanía.

Jean Laurent. Retrato de Emilio Castelar. Madrid. Ca. 1865. Albúmina
Jean Laurent. Retrato de Emilio Castelar. Madrid. 1860/65. Albúmina

A veces estas fotografías en el formato carte de visite, reproducían la caricatura del personaje, que encontraba igualmente aceptación entre la clientela, como en este caso del retrato de Hartzenbusch, que superando sus humildes orígenes llegó a ser director de la Biblioteca Nacional.

Juliá, E. Retrato de Juan Eugenio Hartzenbusch Martínez. Madrid. Ca. 1865. Albúmina. Caricatura anónima.
Juliá, E. Retrato de Juan Eugenio Hartzenbusch Martínez. Madrid. 1860/65. Albúmina. Caricatura anónima.

 

 

 

 

 

 

O como en esta imagen del famoso Ramón Mesonero Romanos,

Caricatura anónima de Ramón de Mesonero Romanos. Madrid, Ca. 1860.
Autor desconocido. Caricatura anónima de Ramón de Mesonero Romanos. Madrid, 1860/65. Albúmina

que a sus publicaciones literarias y periodísticas unió su interés por la ciudad, fue concejal del ayuntamiento de Madrid y promotor de los más importantes cambios urbanísticos que tuvo la capital en aquellos años.

José García Ayola. Retrato de Baltasar Martínez Durán. Granada, Ca. 1880. Albúmina
José García Ayola. Retrato de Baltasar Martínez Durán. Granada, Ca. 1880. Albúmina

Aunque destacar en la literatura a mediados del siglo XIX, obligaba a los literatos a tener una presencia física en la capital del reino, tambien en sus ciudades de origen se encuentran nombres de reconocido prestigio, como en el caso de Baltasar Martínez Durán, poeta granadino inmerso en la corriente romántica.

E. Juliá. Retrato de Luis Mariano de Larra. Madrid, Ca. 1865. Albúmina
E. Juliá. Retrato de Luis Mariano de Larra. Madrid, 1860/65. Albúmina

 

Incluimos por último el retrato de Luis Mariano de Larra, hijo de Mariano José de Larra, que también se abrió camino en el mundo de las letras en esta segunda mitad del siglo XIX. La fotografía está realizada en el estudio de Juliá, uno de los primeros estudios fotográficos de Madrid.

 

Hemos encontrado un soneto de Salvador Rueda dedicado a la Fotografía que bien puede servir para cerrar este post:

Encerrado en la cámara sombría

Está el cristal bañado y nebuloso,

Esperando el momento esplendoroso

De ver la pura claridad del día.

Sonríe en la entoldada galería

Un rostro de mujer bello y gracioso

Que sueña con el beso luminoso

Que ha de grabar su angélica poesía.

Fija el brillante sol la imagen grata

En la sensible túnica de plata

Del cristal, venturoso de su suerte.

Y eternizado el rostro peregrino,

La mente aplaude el arte que, divino,

Con un rayo de luz vence a la muerte.

 

*Audiovisual de la exposición “El rostro de las letras”, las voces de los escritores.

Post relacionados:

Francisco Vargas-Machuca Monzón, alias Mr. Clonwek. Buenos Aires 1878. IlustraciónDesvelada la identidad del daguerrotipista Clonwek

Enrique Fazio, primer reportero gráfico español

Enrique Fazio. Tetuán, Puerta de la Reina (Bab Okla). Albúmina. Mitad de un par estereoscópico. 1860Enrique Fazio. Tetuán, Puerta de la Reina. Albúmina. Mitad de un par estereoscópico. 1860 (Col. Fernández Rivero)

La primera constatación histórica de la presencia de un fotógrafo en un conflicto bélico, como corresponsal gráfico la encontramos en la guerra de Crimea, en 1854-55. En los sucesivos conflictos armados de importancia que se dan a partir de esta fecha, 1859 y 1860, con la reunificación de Italia y otros episodios en el imperio británico, estará presente la fotografía.

En España el primer fotógrafo corresponsal de guerra será el malagueño Enrique Fazio, que embarca hacia la llamada “Guerra de África” en 1859 de la mano del escritor Pedro Antonio de Alarcón, el principal ”testigo” literario de esta guerra, que daría origen a una sucesión de intervenciones y conflictos de España en el norte de África que acabarían teniendo una influencia decisiva en nuestra historia.

The first time that there is historical steadfastness of the presence of a photographer in a warlike conflict, as graphic correspondent is in the war of Crimea, in 1854-55. In the successive conflicts armed with importance that happen from this date, 1859 and 1860, with the reunification of Italy and other episodes in the British empire, the photo will be present. In Spain the first corresponding war photographer will be the person from Malaga Enrique Fazio, who embarks towards the called “War of Africa” in 1859 of the hand of writer Pedro Antonio de Alarcón, the main literary “witness” of this war, that would give birth to a succession of interventions and conflicts of Spain in the north of Africa that would end up by having a decisive influence in the history of Spain.

La investigación sobre este episodio se inicia al comprobar la coincidencia de uno de los grabados que acompaña al texto de Pedro Antonio de Alarcón en su relato “Diario de un testigo de la Guerra de África” (pág. 23), con una de las fotografías de Enrique Facio*, que se encuentran en la Biblioteca del Palacio Real en Madrid. En concreto el que reproduce el campamento español en el Serrallo, próximo a Ceuta. Esta imagen es la portada del trabajo que se presentó como ponencia en las XII Jornadas de Historia de Ceuta en 2009.

Puedes consultar el artículo completo:

Enrique Fazio. Tetuán, casa del judío Ersini en la que murió el General Ríos. Albúmina. Par estereoscópico, 1860

Enrique Fazio. Tetuán, casa de Abdalkrim Ersini en la que murió el General Ríos. Albúmina. Par estereoscópico, 1860 (Col. Fernández Rivero)

La Guerra de África convulsionó el mundo mediático de la época y algunos diarios quisieron incorporar por primera vez el testimonio veraz de la fotografía a sus noticias. Es en este contexto en el que se incorpora el joven fotógrafo Enrique Fazio, que nos deja una serie de imágenes muy poco divulgadas, retratos y grupos de militares, campamentos y vistas de la ciudad de Tetuán tras la ocupación española y de los únicos habitantes que quedaron en ella: los judíos.

Es interesante el testimonio que sobre la presencia del fotógrafo nos deja Pedro Antonio de Alarcón en “Historia de un testigo de la Guerra de África”:

“Ocurrióme, pues, en aquel momento, fijar de una vez en la mente de mis lectores una idea verdadera  y  exacta de lo que es un ejército en campaña, y haciendo alto allí mismo, mandé fimcionar a la máquina fotográfica que me sigue en todas estas excursiones, y allá te remito algunas vistas de este pintoresco panorama “.

Las fotografías:

Reproducimos dos de las fotografías estereoscópicas que Enrique Fazio hizo en Tetuán. En ambas puede observarse el sello en seco con el nombre del autor y de la ciudad.

La primera nos ofrece la imagen de la “Puerta de la Reina” (Bab Okla), con algunos militares españoles apostados junto a ella. (Ver mapa) Desconocemos la actual ubicación de este lugar en la ciudad.

La segunda, es un par estereoscópico completo, muestra el patio interior y algunas dependencias de una vivienda de la ciudad situada junto al baño público de Sidi al-Mandari (Ver mapa). El propio Fazio la titula “Habitación en la que murió el General Ríos”. La casa pertenecía a Abdalkrim  Ersini y en ella falleció el general Diego de los Rios, natural de Antequera, en el mes de agosto de 1860 a causa del cólera, como tantos otros soldados que participaron en esta espedición.

Ambas, junto con las 7 estereoscopias que se encuentran en la CFRivero de este autor en Tetuán, son la constatación de la actividad comercial de Fazio practicó en esta ciudad en en el corto periodo que duró la ocupación española.

* Temas relacionados: “Tomado de fotografía”. Grabados al descubierto