Las primeras fotografías tomadas en Málaga

Ernest Lamy. Málaga, catedral y muelle. Mitad de un par estereoscópico. Albúmina. 1863 (Col. Fernández Rivero)
Ernest Lamy. Málaga, catedral y muelle. Mitad de un par estereoscópico. Albúmina. 1863 (Col. Fernández Rivero)

Conferencia en el Ateneo el 24 de Junio de 2013

20:30 h.

Ciclo:          “Málaga y su patrimonio fotográfico (siglo XIX)”

Título 1ª:   “Las primeras fotografías realizadas en Málaga – (periodo isabelino: 1850-1868)”

Ponente:                  Juan Antonio Fernández Rivero

Presenta:                 Fernando Arcas Cubero. Profesor Titular de

                                     Historia Contemporánea de la Universidad de Málaga

Organiza:                 Vocalía de Historia, Memoria y Patrimonio

Os invitamos a asistir a la conferencia que tenemos programada en El Ateneo de Málaga (Plaza de la Constitución), el lunes 24 de Junio de 2013 a las 8:30 de la tarde.

Se proyectarán y se comentarán las primeras fotografías conocidas tomadas en Málaga, entre cuyos autores figuran: Gairoard, Lorichon, Ferrier-Soulier, Masson, Sevaistre, De Clercq, Clifford, Lamy y Andrieu, que tomaron daguerrotipos, fotografías estereoscópicas y positivos a la albúmina, tanto procedentes de cristal al colodión como de negativos de papel.

El día de la conferencia se expondrá un aparato estereoscópico de espejos (modelo de Charles Wheatstone) con una vista de Málaga para ser observada en tres dimensiones.

___________________________

Dos fotografías como ejemplo

La imagen que hemos colocado en la parte superior es la mitad de un par estereoscópico de Ernest Lamy, un fotógrafo francés que visitó la ciudad en 1863. Nos parece una impresionante vista del puerto ocupando la actual Plaza de La Marina, con la Cortina del Muelle y la Catedral al fondo.

Louis Leon Masson. [Málaga, convento de La Victoria] Detalle. Albúmina, 1858/62 (Col. Fernández Rivero)
Louis Leon Masson. [Málaga, convento de La Victoria] Detalle. Albúmina, 1858/62 (Col. Fernández Rivero)
Esta segunda fotografía se debe a L. L. Masson que tiene en su haber una gran colección de fotografías andaluzas y también de otros puntos de España. Su trabajo se desarrolla entre finales de la década de 1850 y los comienzos de la siguiente. No se conoce ningún catálogo de su obra que carece además de numeración u otro dato que pueda ayudar a calcular el número exacto de las vistas que tomó de cada lugar. De Málaga en concreto conocemos alrededor de 25 imágenes en diferentes formatos.

La vista que os mostramos es interesante, por lo poco usual. Se trata de un detalle que muestra el Convento de La Victoria y su entorno inmediato, tomada aproximadamente en lo que hoy día es la calle Tejeros.

Artículos relacionados en el Blog:

Masson: “La primera fotografía de Jesús del Gran Poder (Sevilla 1857-59)

Lamy: “Ernest Lamy en España 1863”

Jean Gairoard. Retrato de caballero. Alhaurín el Grande (Málaga) 1849. Daguerrotipo (Col. particular)

Hallado un daguerrotipo de Gairoard

Jean Gairoard. Retrato de caballero. Alhaurín el Grande (Málaga) 1849. Daguerrotipo (Col. particular)
Jean H. Gairoard. Retrato de caballero. Alhaurín el Grande (Málaga) 1849. Daguerrotipo (Col. particular)

Ya desde 1841 los tiempos de exposición necesarios para realizar retratos al daguerrotipo con cierta comodidad, se habían acortado a unos minutos soportables para el cliente, así que la posibilidad de convertir esta práctica en un lucrativo negocio, en ventajosa competencia con los miniaturistas, hizo que  una auténtica legión de daguerrotipistas franceses e ingleses se dispersaran por la mayor parte del mundo occidental. Cámara en ristre llegaban a las principales ciudades con la ambición de ser los primeros en comunicar la buena nueva y rentabilizar al máximo sus esfuerzos. Algunos de estos fotógrafos transeúntes fueron los

Anuncio del daguerrotipista francés Jean H Gairoard en el periódico "El avisador malagueño" de Málaga en 1849
Anuncio de Jean H Gairoard en “El avisador malagueño” 1849

introductores de la fotografía en muchos lugares, ya que además de la realización de retratos, enseñaban el método y vendían cámaras y materiales.

Este es el caso de Jean Gairoard, que se anuncia en el periódico de MálagaEl Avisador Malagueño” del 19-1-1849 como socio del Ateneo Fotográfico de París, ofreciendo daguerrotipos coloridos mediante el “método americano” y un extenso surtido de objetos en los que colocar los retratos: cajitas, medallones… Se instaló en la calle de San Juan de Dios 3 y cobraba 50 reales de vellón por retrato, un alto precio para la época.

Muy probablemente Jean Honore Gairoard llevaba ya algún tiempo en la ciudad,  aunque quizá su estancia  no duró más allá de 5 o 6 meses, ya que el 15 de abril anuncia su partida hacia Granada. Gracias a las investigaciones de otros autores, casi podemos configurar un itinerario de este daguerrotipista por la geografía española, por ejemplo según Miguel Ángel Yañez Polo estuvo en Sevilla, Huelva, Córdoba (1852) y Granada a lo largo de la década de 1840, en 1848 en Valencia (Publio López Mondejar), en Santander en 1849 (Bernardo Riego), en Zaragoza en 1851 (José Antonio Hernández Latas). Sabemos también que tras su periplo español, nuestro fotógrafo aparece en Nápoles como fotógrafo de la carte de visite, es decir al menos 10 u 11 años después, gracias a tres retratos que pueden verse en el Archivo del Istituto per la storia del Risorgimento italiano

De su producción daguerrotípica sólo se conocía hasta ahora el titulado Chacun joue son role“(1) fechado en 1849, una curiosa teatralización de 4 personajes ante un juego de ajedrez. Esta pieza fué subastada en París en 2006 y en el correspondiente catálogo de Artcurial (pág. 8) se puede leer una transcripción del texto que aparece en el anverso muy reveladora: “Dédicacé à monsieur Ildefonso Marzo, mars 1849″ en donde consta además una dirección: “Alhaurin 23″, este último dato con dudas.

Esta dedicatoria de Gairoard a Ildefonso Marzo (Alhaurín el Grande (Málaga) 1794 – 1856) literato e historiador muy relacionado con los ámbitos de la cultura, le sitúa no sólo en Málaga sino también en Alhaurín el Grande, una importante población de la vega del Guadalhorce en su provincia y en las mismas fechas. Su relación con Ildefonso Marzo revela también una relación con la localidad algo más que ocasional.

El daguerrotipo

El daguerrotipo que mostramos aquí tiene el tamaño que en la época se denominaba como 1/6 de placa, con una inscripción grabada en la parte superior izquierda con el nombre del fotógrafo y la fecha de realización: Gairoard 1849,  y a su derecha: Laurin. El objeto es propiedad de una familia de Málaga que conoce la relación de este personaje con la localidad malagueña de Alhaurín el Grande.

El retrato en sí mismo es un tanto extraño, el personaje se muestra en una actitud relajada y nada convencional, incluso su indumentaria no coincide con la formalidad acostumbrada en los retratos de la época, lo cual seguramente es atribuible al ambiente rural en el que se encuadra.

(1) Actualmente pertenece a la colección del Museo de la Universidad de Navarra y puede verse en Daguerreobase

Bibliografía:

Juan Antonio Fernández Rivero. Historia de la fotografía en Málaga durante el siglo XIX. Málaga : Universidad – Editorial Miramar, 1994.

Post relacionados:

“Daguerrotipos “Made in Spain”

Fotografía de José Spreáfico de la construcción de la línea de ferrocarril Córdoba-Málaga en 1863

José Spreáfico, fotógrafo.

Fotografía de José Spreáfico de la construcción de la línea de ferrocarril Córdoba-Málaga en 1863
José Spreáfico [Construcción de un viaducto en Los Gaitanes (Málaga) de la línea del ferrocarril Málaga-Córdoba]. Albúmina. 1863 (Col. Fernández Rivero)

En 1872 León Vidal, gran fotoquímico y editor francés, publica un artículo en la revista Le Moniteur de la photographie, con el título “La photographie en Espagne”(1), en el que relata su viaje a nuestro país y los contactos que hizo con los fotógrafos de las ciudades que visitó. Concluye diciendo que en aquellos años España es un país donde existe una gran falta de criterios y de recursos materiales para el ejercicio de la fotografía y en el que “los fotógrafos inteligentes […] son escasos”. Según él, la lista de fotógrafos que merecen una mención especial es corta, cita a M. Hernández de Cádiz, la casa Laurent en Madrid… y a José Spreáfico de Málaga.

¿Quien es este fotógrafo malagueño cuya obra llama la atención?

José Spreáfico (1831-1878) es uno de los fotógrafos más destacados de la primera historia de la fotografía en España, realizada por Lee Fontanella en 1981, quizá en este caso no solo por la calidad que se aprecia en sus trabajos sino por la circunstancia de que dos de sus álbumes se encuentran depositados en el Archivo del Palacio Real: Uno que recoge un interesante reportaje sobre la construcción de la línea ferroviaria de Málaga a Córdoba, y otro sobre La Rábida, preparado para la Exposición Universal de Filadelfia de 1876.

Su actividad profesional se desarrolla desde Málaga, establecido como fotógrafo ya en 1863, compatibiliza los retratos de estudio con la realización de estereoscopias de Málaga, Sevilla, Granada, Gibraltar, Ronda … ó los reportajes sobre obras públicas, como fotógrafo del cuerpo de ingenieros de la provincia. Además realiza y edita retratos de tipos malagueños con gran realismo.

Fotografías de José Spreáfico, retrato y tipos malagueños. Málaga 1860/70
José Spreáfico. [Retrato de caballero y tipos malagueños]. Tarjeta de visita. Albúmina. Málaga, ca. 1870 (Col. Fernández Rivero)

Podemos también acreditar su actividad como cronista gráfico que suele documentar los acontecimientos más relevantes del momento, como la visita de Alfonso XII en 1877, el incio y conclusión de las obras de la traída de las aguas de Torremolinos a la ciudad, o la inauguración de la nueva plaza de toros de la Malagueta.

Sólo quince años de ejercicio para un fotógrafo que desde la periferia geográfica nos ha dejado una obra muy apreciada y de la que la Colección Fernández Rivero reúne unas 160 piezas. Pueden encontrarse además sus fotografías en el archivo Narciso Díaz de Escovar de Málaga, el Fondo Fotográfico de la Universidad de Navarra, una vista del puerto de Palos en la Harry Ransom Center de la Universidad de Texas (Austin), tres en la Biblioteca Nacional de España y alguna otra en colecciones particulares.

Saber más:

 Juan Antonio Fernández Rivero. “La obra fotográfica de José Spreafico”. Actas de Imatge i recerca, 12es Jornades. Girona, 2012.

En Imatge i recerca, durante la presentación de la biografía de Spreáfico
En Imatge i recerca, durante la presentación de la biografía de Spreáfico

(1) León Vidal “La photogaphie en Espagne”. Le Moniteur de la Photographie, 1/8/1872. (Citado en: Pau Maynés “Reflexions sobre la Història de la conservació de fotografies”. Imatge i recerca. 12 Jornades Antoni Varés. Girona : Ayuntament, 2012.

_________________________________________________

José Spreafico, photographer. (Abstract)

José Spreáfico (1831-1878) is especially known for his two albums conserved in the archive of the Royal Palace (Madrid): the railroad from Malaga to Cordoba and La Rábida. Their daring plans of bridges and railroads and their additions to the human element, have captivated the authors who have been dealing with the history of Spanish photography. But the photographic work of Spreafico goes beyond these well-known stories, actually being a complete photographer, which dealt with many and varied projects, and that only a professional life too short and perhaps also accented Spanish centralism, which hid the values of the periphery, for so long prevented its merits were duly recognized. Today however, in view of the quality and breadth of his work, we must consider it as one of the great photographers of the nineteen Spanish.

John Hollingworth Mann. [Templo del Cementerio Inglés de Málaga]. Albúmina, ca. 1868

James H. Mann y el Cementerio Inglés de Málaga -1868

John Hollingworth Mann. [Templo del Cementerio Inglés de Málaga]. Albúmina, ca. 1868
James Hollingworth Mann. [Templo del Cementerio Inglés de Málaga]. Albúmina, ca. 1868 (Col. Fernández Rivero)
El fotógrafo inglés James Hollingworth Mann, se afincó en Gibraltar en 1864. Su actividad ha sido bien investigada por el historiador Rafael Garófano Sánchez, a quien cabe atribuir la identificación de gran parte de la obra de este autor, publicada en la colección del editor escocés George Washington Wilson, una de las industrias fotográficas mas potentes en la Europa de la época, que puede ser consultada en el catálogo de la Universidad de Aberdeen.

Mann, además de atender su establecimiento de retratos en el peñón, realizó interesantes viajes fotográficos en torno a su centro de operaciones y nos legó una serie de imágenes de Andalucía y norte de Marruecos que son, por la fecha en que se realizaron, las primeras conocidas de numerosos pueblos y lugares, en gran parte porque no sólo se interesó por la monumentalidad y las grandes ciudades, sino que su cámara enfocó con generosidad pueblos y paisajes rurales. En conjunto son 305 fotografías. Las andaluzas recogen su viaje de Gibraltar a Granada, en una ruta que se introduce a través de la Serranía de Ronda hacia el interior, con un itinerario de vuelta que pasaba por Alhama y Vélez hasta Málaga, donde embarcó de regreso a Gibraltar.

En la Colección Fernández Rivero se encuentran mas de 50 de estas imágenes, sobre todo de Gibraltar, de Marruecos y algunas andaluzas, tres de las cuales son de Málaga.

Hemos elegido para presentar el trabajo de este fotógrafo la imagen del templete construido en el Cementerio Inglés de Málaga fundado en 1831. (Ver mapa) En la fachada del edificio neoclásico, dedicado parcialmente a vivienda, sus moradores descansan al sol del atardecer. El título original de la fotografía es Residence of custodian in English Cementery Malagay su nº en el catálogo de la colección Wilson el 60.164.

Sin duda James H. Mann, por afinidad con sus compatriotas, sintió la curiosidad de visitar el que fué el primer cementerio no católico en España y que su fundador, el consul inglés William Mark había convertído en un precioso jardín que todavía se conserva .

Saber Más:

Fotografía de Gaudin Frères_Málaga_Convento de Santa Clara. Mitad de par estereoscópico. Albúmina, 1857

El Covento de Santa Clara. Gaudin (Málaga 1857)

Fotografía de Gaudin Frères_Málaga_Convento de Santa Clara. Mitad de par estereoscópico. Albúmina, 1857
Gaudin Frères. [Málaga. Convento de Santa Clara]. Mitad de par estereoscópico. Albúmina, 1857 (Col. Fernández Rivero)
Continuamos en este post la presentación de la serie española de Gaudin Frères dedicada a Málaga que iniciamos con la nº 355 de su catálogo “Vue prise à Malaga“.

La presente fotografía aparece en el catálogo con el número:

  • 356 Couvent de Sainte-Claire.

Esta es la única imagen fotográfica que existe de la fachada de este convento, que según Villanova y Serón “Se extendía desde la calle Santa María hasta la traseras de las casas de la calle de los Caballeros, hoy, de San Agustín”, (ver mapa) situación que confirma la torre de la Catedral que aparece junto a la curiosa torre “perforada”, cuajada de balcones y celosías del propio convento. La placita en cuestión podría corresponderse con la que aparece en el plano de Carrión de la Mula, en la calle Granada, a la altura de la actual calle Molina Larios, en ella se distinguen varias entradas al edificio, la de la izquierda perteneciente a la iglesia y las demás a la residencia de clausura.

El convento de Santa Clara fué fundado en el año 1505, y cuenta Guillen Robles en su Historia de Málaga, que albergaba “el único edificio musulmán conservado hasta hace un siglo”. Es demolido en 1868 a raíz de la desamortización de Mendizabal, 11 años después de ser fotografiado por Eugène Sevaistre en su rápido periplo por nuestro país para cumplir el encargo de la casa Gaudin Frères sobre varias ciudades españolas.

Los terrenos se subastaron en 1870 alcanzando el precio de 61 escudos, según recoge Rosario Camacho estos fondos, recaudados por el Ayuntamiento de la ciudad, se destinaron a las obras de traída de aguas desde Torremolinos. Sobre su solar se abrieron las actuales calles Duque de la Victoria y parte de Molina Larios.

Pero curiosamente existe una imagen anterior que muestra la fachada del convento, exactamente desde la misma perspectiva, y con una extraordinaria semejanza. El grabado apareció en la publicación “El Guadalhorce” a mediados de 1840 (2ª serie Tº 1º nº. 27)

Grabado del Convento de Santa Clara en Málaga. El Guadalorce 1840
Vista del patio del Convento de Santa Clara de Málaga. El Guadalhorce 2ª serie Tº 1º nº. 27 [1840]
La fecha del grabado hace imposible la relación entre éste y la fotografía, pero sí confirma que la posición elegida por el fotógrafo era la mejor de las posibles, al coincidir plenamente con la que muestra el grabado. También la propia fidelidad de esta última imagen nos hace sospechar del uso de algún procedimiento óptico para la realización del dibujo dada su perspectiva fotográfica.

Rafael Murillo Carreras tomó una fotografía de los capiteles que adornaron su claustro (Fondo Juan Temboury, Biblioteca Virtual de la Provincia de Málaga)

Post relacionados:

Saber más:

Juan Antonio Fernández Rivero. Tres dimensiones en la historia de la fotografía: La imagen estereoscópica. Málaga : Editorial Miramar, 2004

Juan Antonio Fernández-Rivero, [Reseñas biográficas de la casa Ferrier-Soulier, Gaudin-Frères, Ernest Lamy y Jean Andrieu], 2011. In Una Imagen de España. Fotógrafos estereoscopistas franceses [1856-1867]. Fundación MAPFRE. Instituto de Cultura. pp.104-105.

Mitad de un par estereoscópico de una fotografía de los hermanos Gaudin: Málaga, camino de Vélez. 1857. Colección Fernández Rivero

“El camino de Vélez” Gaudin (Málaga 1857)

Mitad de un par estereoscópico de una fotografía de los hermanos Gaudin: Málaga, camino de Vélez. 1857. Colección Fernández Rivero
Gaudin Frères. [Málaga. Camino de Vélez]. Mitad de un par estereoscópico. Albúmina. 1857 (Col. Fernández Rivero)
En el catálogo de fotografías estereoscópicas de A. Gaudin et frère, titulado: Vues d’Espagne, publicado en la revista La Lumiere (París 1858), entre un total de 400 vistas y bajo la palabra MALAGA, aparece la descripción de 8 imágenes diferentes:

El conjunto puede ser considerado como las primeras fotografías de esta ciudad y forma parte de la Colección Fernández Rivero. Coetáneas son también 4 estereoscopias que se ofrecen en el catálogo de la casa Ferrier-Soulier.

La que mostramos en este post es la nº 355, titulada: Vue prise à Malaga, a la que hemos dado el título más descriptivo de “Camino de Vélez“,  antiguo nombre que recibía esta zona de la ciudad.

Pero… ¿Quien hizo realmente esta fotografía?. La práctica mas habitual de editores como Gaudin Frères es la contratación de fotógrafos que realizasen encargos específicos, y en este caso podemos afirmar que nuestro fotógrafo es Eugène  Sevaistre (1817-1897) personaje enigmático que años después vuelve a aparecer en Italia.

También nos podríamos preguntar ¿Cuantas tomas realizó de la ciudad?, aunque no es posible saberlo, sí podríamos decir que no muchas más de las que aquí se enumeran, y en cualquier caso tanto él como el propio editor Gaudin se sintieron impresionados por la Catedral, presente en 4 de las 8 imágenes malagueñas.

Y… ¿Que muestran el resto de las fotografías?: La titulada Château-Fort está tomada al pie de las torres de la Alcazaba, con el castillo de Gibralfaro al fondo. El desaparecido Couvent de Sainte-Claire, próximo a la Catedral. L’Alaméda que ofrece un primer plano de la Fuente de Génova, en aquellos años ubicada al comienzo de la Alameda, junto a la plaza de la Marina. Y la que mostramos aquí, titulada originalmente:

  • Vue prise à Malaga:

Esta imagen nos muestra el lugar que ocupa el actual barrio de La Malagueta, pero sólo su peculiar geografía nos permiten reconocer este espacio, junto con la primera casa de tres plantas de la manzana que ocupa el centro de la imagen, que aún se conserva junto al actual Museo del Patrimonio Municipal. Frente a ella el “muelle viejo” forma un ángulo recto limitando una estrecha playa, con el arranque del Paseo de La Farola. Al fondo destacan dos chimeneas, la primera de la Azucarera de Martín Heredia y la segunda, bastante mas elevada, de los Altos Hornos “El Ángel” de Giró y en una colina que se acerca al mar, el perfil de la desaparecida Torre de San Telmo antes de su voladura.

Aún no se ha construído la nueva Plaza de Toros, ni el Hospital Noble … La ciudad se ha transformado con tanta rapidez en el último siglo que ha perdido la memoria de si misma. Sirva esta foto para recordarnos su ya olvidada imagen de otros tiempos.

Posts relacionados:

Saber más:

Juan Antonio Fernández Rivero. Tres dimensiones en la historia de la fotografía: La imagen estereoscópica. Málaga : Editorial Miramar, 2004

Juan Antonio Fernández-Rivero, [Reseñas biográficas de la casa Ferrier-Soulier, Gaudin-Frères, Ernest Lamy y Jean Andrieu], 2011. In Una Imagen de España. Fotógrafos estereoscopistas franceses [1856-1867]. Fundación MAPFRE. Instituto de Cultura. pp.104-105.

Enrique Fazio. Tetuán, Puerta de la Reina (Bab Okla). Albúmina. Mitad de un par estereoscópico. 1860

Enrique Fazio, primer reportero gráfico español

Enrique Fazio. Tetuán, Puerta de la Reina (Bab Okla). Albúmina. Mitad de un par estereoscópico. 1860Enrique Fazio. Tetuán, Puerta de la Reina. Albúmina. Mitad de un par estereoscópico. 1860 (Col. Fernández Rivero)

La primera constatación histórica de la presencia de un fotógrafo en un conflicto bélico, como corresponsal gráfico la encontramos en la guerra de Crimea, en 1854-55. En los sucesivos conflictos armados de importancia que se dan a partir de esta fecha, 1859 y 1860, con la reunificación de Italia y otros episodios en el imperio británico, estará presente la fotografía.

En España el primer fotógrafo corresponsal de guerra será el malagueño Enrique Fazio, que embarca hacia la llamada “Guerra de África” en 1859 de la mano del escritor Pedro Antonio de Alarcón, el principal ”testigo” literario de esta guerra, que daría origen a una sucesión de intervenciones y conflictos de España en el norte de África que acabarían teniendo una influencia decisiva en nuestra historia.

The first time that there is historical steadfastness of the presence of a photographer in a warlike conflict, as graphic correspondent is in the war of Crimea, in 1854-55. In the successive conflicts armed with importance that happen from this date, 1859 and 1860, with the reunification of Italy and other episodes in the British empire, the photo will be present. In Spain the first corresponding war photographer will be the person from Malaga Enrique Fazio, who embarks towards the called “War of Africa” in 1859 of the hand of writer Pedro Antonio de Alarcón, the main literary “witness” of this war, that would give birth to a succession of interventions and conflicts of Spain in the north of Africa that would end up by having a decisive influence in the history of Spain.

La investigación sobre este episodio se inicia al comprobar la coincidencia de uno de los grabados que acompaña al texto de Pedro Antonio de Alarcón en su relato “Diario de un testigo de la Guerra de África” (pág. 23), con una de las fotografías de Enrique Facio*, que se encuentran en la Biblioteca del Palacio Real en Madrid. En concreto el que reproduce el campamento español en el Serrallo, próximo a Ceuta. Esta imagen es la portada del trabajo que se presentó como ponencia en las XII Jornadas de Historia de Ceuta en 2009.

Puedes consultar el artículo completo:

Enrique Fazio. Tetuán, casa del judío Ersini en la que murió el General Ríos. Albúmina. Par estereoscópico, 1860

Enrique Fazio. Tetuán, casa de Abdalkrim Ersini en la que murió el General Ríos. Albúmina. Par estereoscópico, 1860 (Col. Fernández Rivero)

La Guerra de África convulsionó el mundo mediático de la época y algunos diarios quisieron incorporar por primera vez el testimonio veraz de la fotografía a sus noticias. Es en este contexto en el que se incorpora el joven fotógrafo Enrique Fazio, que nos deja una serie de imágenes muy poco divulgadas, retratos y grupos de militares, campamentos y vistas de la ciudad de Tetuán tras la ocupación española y de los únicos habitantes que quedaron en ella: los judíos.

Es interesante el testimonio que sobre la presencia del fotógrafo nos deja Pedro Antonio de Alarcón en “Historia de un testigo de la Guerra de África”:

“Ocurrióme, pues, en aquel momento, fijar de una vez en la mente de mis lectores una idea verdadera  y  exacta de lo que es un ejército en campaña, y haciendo alto allí mismo, mandé fimcionar a la máquina fotográfica que me sigue en todas estas excursiones, y allá te remito algunas vistas de este pintoresco panorama “.

Las fotografías:

Reproducimos dos de las fotografías estereoscópicas que Enrique Fazio hizo en Tetuán. En ambas puede observarse el sello en seco con el nombre del autor y de la ciudad.

La primera nos ofrece la imagen de la “Puerta de la Reina” (Bab Okla), con algunos militares españoles apostados junto a ella. (Ver mapa) Desconocemos la actual ubicación de este lugar en la ciudad.

La segunda, es un par estereoscópico completo, muestra el patio interior y algunas dependencias de una vivienda de la ciudad situada junto al baño público de Sidi al-Mandari (Ver mapa). El propio Fazio la titula “Habitación en la que murió el General Ríos”. La casa pertenecía a Abdalkrim  Ersini y en ella falleció el general Diego de los Rios, natural de Antequera, en el mes de agosto de 1860 a causa del cólera, como tantos otros soldados que participaron en esta espedición.

Ambas, junto con las 7 estereoscopias que se encuentran en la CFRivero de este autor en Tetuán, son la constatación de la actividad comercial de Fazio practicó en esta ciudad en en el corto periodo que duró la ocupación española.

* Temas relacionados: “Tomado de fotografía”. Grabados al descubierto