Leonardo Camps. Arenas del Rey, ruinas del terremoto. 1885. Gelatina de plata.

Fotógrafos en el terremoto de Andalucía en 1884

El día de Navidad de 1884, pasadas las nueve de la noche, la tierra tembló entre Málaga y Granada(1), al norte y al sur de las sierras de Tejeda y Almijara. 20 segundos bastaron para que los 6,5º que alcanzó la intensidad del terremoto, arrasaran pueblos enteros y costaran la vida a más de 1000 vecinos.

[Leonardo] Camps y Cia. Arenas del Rey, ruinas del terremoto. 1885. Gelatina de plata.
[Leonardo] Camps y Cía. Arenas del Rey, ruinas del terremoto. 1885. Gelatina de plata.
Una gran calamidad que se agravó por lo escabroso del terreno y por las bajas temperaturas ya que llegó a nevar por aquellos días, cuando el rey Alfonso XII visitó algunas de las poblaciones llevando las promesas de reconstrucción del gobierno.

El suceso y sus consecuencias fueron objeto de la atención de todo el país, en los medios periodísticos nacionales, incluso internacionales, y fue seguido también de una serie de estudios científicos… pero nosotros queremos destacar las fotografias que se tomaron, muchas de ellas las primeras imágenes de aquellos recónditos lugares, y cotribuir a una mejor identificación de los fotógrafos que se desplazaron a la zona, algunos con el objeto de ilustrar la noticia, otros reflejando la visita real y otros complementando el trabajo de los geólogos.

Leonardo Camps. Una calle de Canillas de Aceituno. (Málaga). 1885. Gelatina de plata.
[Leonardo] Camps y Cía.. Una calle de Canillas de Aceituno. (Málaga). 1885. Gelatina de plata.

Leonardo Camps González

Fué el joven Domingo de Orueta y Duarte, estudiante malagueño de ingeniería de minas, quien comisionado por su director realizó el primer estudio geológico del seismo, firmado el 29 de febrero de 1885 y publicado ese mismo año por la Sociedad de Ciencias de Málaga(2). Un trabajo que se acompañó de un mapa desplegable y 22 fotografías, pegadas en sus correspondientes láminas, de las que sin embargo no consta el nombre del autor, ni se hace referencia al fotógrafo en el texto. No obstante tenemos en la CFRivero un ejemplar de este trabajo en el que consta la siguiente inscripción manuscrita en la portada: “Fotografías de CAMPS y Cía. Santa María 8 – Málaga”.

Leonardo Camps. Jayena, la casa grande, vista tomada desde la esquina de la iglesia. Jayena (Granada). 1885
[Leonardo] Camps y Cía. Jayena, la casa grande, vista tomada desde la esquina de la iglesia. Jayena (Granada). 1885

Así pues podemos atribuir justamente estas fotografías a Leonardo Camps, pintor malagueño formado en Madrid en la Escuela de San Fernando, que tenía un establecimiento fotográfico en Málaga ya en 1877 con el nombre de Camps y Cia., y que tras haber participado en diferentes exposiciones

Portada del libro de Domingo de Orueta.
Portada del libro de Domingo de Orueta.

con su obra pictórica, se dedicó a la fotografía de forma exclusiva a partir de 1880, asociado al fotógrafo Francisco Rojo con quien compartió el negocio hasta mediados de la década de 1890(3). Tanto el texto como las fotografías pueden consultarse en la web de la Universidad de Granada.

Alfredo Esperon

El viaje del rey a los pueblos damnificados tuvo lugar entre los días 10 y 22 de Enero, acompañado por el ministro de la gobernación, el también malagueño Romero Robledo. En la comitiva real no faltó un fotógrafo que fué en este caso Alfredo Esperon acompañado de su esposa Luisa Faure, un fotógrafo bien acreditado en la corte y de una amplia trayectoria. Sin duda se trataba de una pareja esforzada, a la que imaginamos empleándose a fondo para seguir a la comitiva por caminos destrozados y en medio del temporal de nieve que azotó la sierra por aquellos días.

La prensa comentó profusamente este hecho:

“Mr. y madame A. Esperón, fotógrafos, partieron ayer en el tren real, con objeto de sacar copias gratuitamente, de los pueblos más castigados por los terremotos en las provincias de Granada y Málaga, cuyas fotografías exhibirán después por medio de un microscopio gigante en uno de los teatros de esta capital. / Los productos de la función en que se exhiban las citadas fotografías serán a beneficio de las víctimas de aquellas provincias” (La Discusion: 10-1-1885)

Con la regia comitiva ha llegado a Madrid, procedente de los pueblos de Andalucía, el fotógrafo de la real casa, Sr. Esperón, el cual fue a dichos puntos, como ya dijimos, para sacar vistas de los efectos causados por los terremotos. / Se han sacado sesenta fotografías diferentes de los desastres, tanto en los edificios, como en los campos ...” (La Correspondencia, 26-1-1885)

Esperon confeccionó un álbum con las fotografías tomadas en Alhama, Albuñuelas, Vélez-Málaga, Periana, cortijo de Guaro, y lo regaló al rey, hoy se conserva en la biblioteca del Palacio Real. Otra copia de este trabajo está depositada en el Ayuntamiento de Granada y puede ser visualizada en su totalidad en Internet.(4)

Albert Offret y René Bréon

A principios de febrero, una comisión Francesa, nombrada por la Academia de Ciencias y presidida por el profesor F. Fouqué, visita la región devastada y elabora un informe que se acompaña de 20 magníficas fotografías, realizadas por los miembros del equipo: Albert Offret y René Bréon, geólogo e ingeniero civil respectivamente.

El resultado fué una extensa publicación(4) con fotografías de Periana, Arenas del Rey, Albuñuelas, Güevéjar y Játar, así como otros lugares de la sierra, puede consultarse en línea en la Biblioteca Virtual de Andalucía. Pero se hicieron además otras fotografías de: Vélez-Málaga, Málaga, Guaro, Ventas de Zafarraya, Alhama y Frigiliana, todas pueden verse en Gallica.

Fotógrafos de prensa

Comisionados por la prensa, otros fotógrafos llegaron también desde Barcelona, Sevilla o Málaga, y gracias a los grabados que se publicaron en las revistas gráficas, indicando “tomado de fotografía”, conocemos el trabajo de algunos de ellos, como por ejemplo los de:

Vélez-Málaga, aspecto de la calle de la Alhóndiga. Grabado de fotografía de J. Oses. 1885
Vélez-Málaga, aspecto de la calle de la Alhóndiga. Grabado de fotografía de J. Oses. 1885

La misma revista el día 30-1-1885 publica también un grabado de una de sus fotografías de Vélez Málaga, “Aspecto de la calle de la Alhóndiga“.

  • Heribert Mariezcurrena, de Barcelona: Gracias al historiador de la fotografía Bernardo Riego(5) sabemos cómo la revista ilustrada “La Ilustración” fue una de las primeras en publicar fotografíassin necesidad de recurrir a su transcripción dibujada … impresa directamente en las páginas“, y cómo esta nueva etapa se inicia precisamente con la publicación de este reportaje. El 2 de febrero la revista informa que se habían apresurado a enviar a uno de los más conocidos fotógrafos de la ciudad, que no es otro que Mariezcurrena, para que tomara las imágenes de los daños causados por los terremotos en las provincias de Granada y Málaga, y publica tres de las fotografías realizadas en Alhama de Granada, Calle alta de Mesones, calle de la Cruz y Paisaje.

El día 8 de febrero, sigue ampliando la noticia con varias fotografías más, la imagen de portada de un bautizo en Alhama, la calle Real en Ventas de Zafarraya, otra que muestra la destrucción casi total de Arenas del Rey y la iglesia y campanario en ruinas de Periana.

Fué tal la impresión que causó esta catástrofe en el ánimo del Sr. Mariezcurrena (“que es un pedazo de pan“) que se esforzó en motivar a las entidades públicas de Barcelona para que enviasen ayuda, lo hizo además de con sus imágenes enviando telegramas que afortunadamente obtuvieron una respuesta muy positiva, hasta el punto de que el Ayuntamiento de Alhama dedicó una de sus calles a la ciudad de Barcelona. Pero no paró aquí su esfuerzo sino que él mismo adoptó una niña que había quedado huérfana y ayudó a la adopción de otra niña por una familia catalana.

Dibujo de Comba a partir de fotografía de Juan Barrera. Periana, ruinas en la calle de La Fuente. Periana (Málaga), 1885. Grabado.
Dibujo de Comba a partir de fotografía de Juan Barrera. Periana, ruinas en la calle de La Fuente. Periana (Málaga), 1885. Grabado.
  • Juan Barrera Gómez. Gracias al un grabado publicado en La Ilustración Española y Americana del 8 de febrero de 1885,  sabemos de la presencia de este joven fotógrafo en el escenario del terremoto. Dibujado por Comba, a partir de “una fotografía directa, obtenida por el inteligente fotógrafo sevillano D. Juan Barrera”
  • José García Ayola. Antonio Jesús González (Córdoba) nos comunica que el fotógrafo granadino José García Ayola también cubrió gráficamente el terremoto y el viaje real. (Ver comentario más abajo). Además se conservan fotografías muy interesantes en el archivo de la Casa de los Tiros en Granada, como las publicadas en el libro “Caritat” que Jacinto Verdaguer publicó para recabar fondos que ayudaran a las víctimas del terremoto.

J. Laurent y Cía. – La reconstrucción

J. Laurent y Cía. Güevejar, vista de la plaza del nuevo pueblo. Güevejar (Ganada). Ca. 1890. Albúmina
J. Laurent y Cía. Güevejar, vista de la plaza del nuevo pueblo. Güevejar (Ganada). Ca. 1887. Albúmina

La reconstrucción de todos estos pueblos se debió, además de a la iniciativa del gobierno, a la solidaridad de muchos españoles incluso de personas y entidades de otros países, y fue la casa Laurent y Cía. quien levantó testimonio gráfico de la nueva fisonomía de estas poblaciones unos años después, muy probablemente encargada por la “Comisaría regia” que gestionó los fondos. En algunos casos fué posible recuperar el pueblo en su propio enclave, pero en otros se eligió un nuevo emplazamiento y se levantó un pueblo totalmente nuevo por considerar que era irrecuperable el estado de ruina causada por el terremoto.

J. Laurent y Cía. Periana, vista tomada desde el cerro de Cupido. Periana (Málaga). Ca. 1890. Albúmina
J. Laurent y Cía. Periana, vista tomada desde el cerro de Cupido. Periana (Málaga). Ca. 1887. Albúmina

Este fué el caso de Güevejar y también de Periana que vemos en esta imagen reconstruida junto a las ruinas de la población original. En Ventas de Zafarraya se construyó todo un barrio que debido a la ayuda cubana, durante algunos años vino a llamarse “Nueva Habana”.

J. Laurent y Cia. Zafarraya, vista del barrio nuevo. Ventas de Zafarraya (Granada). Ca. 1890. Albúmina
J. Laurent y Cia. Zafarraya, vista del barrio nuevo. Ventas de Zafarraya (Granada). Ca. 1887. Albúmina

Un álbum, titulado “Terremotos de Andalucia 1885 a 1887” con 17 fotografías de: Güevejar, Albuñuelas, Arenas del Rey, Alhama, Zafarraya y Periana, más una de un monumento a Alfonso XII, fué regalado por la casa Laurent a la Reina regente Mª Cristina y se conserva en el Palacio Real.

La cobertura gráfica de este suceso es un patente ejemplo de la utilización que en este fin de siglo se hacía de la fotografía para documentar los sucesos más relevantes. Desde aquellos primeros “reporteros fotográficos” que cubrieron la guerra de África en 1859/60, los fotógrafos acompañaron en sus desplazamientos a las comitivas regias, levantaron testimonio de sucesos como exposiciones, maniobras militares u obras públicas… y es esta otra faceta, la de los grandes sucesos entre los que los movimientos sísmicos tienen su lugar, la que vemos aquí reflejada en esta colección de fotografías sobre el terremoto de Andalucía de 1884.

BIBLIOGRAFÍA:

(1) Francisco Vidal Sánchez. “El Terremoto de Alhama de Granada de 1884 y su impacto”. Anuari Verdaguer 19 – 2011, p: 11-45.

(2) Domingo de Orueta y Duarte. “Informe sobre los terremotos ocurridos en el sud de España en diciembre de 1884 y enero de 1885”. Málaga : Sociedad de Ciencias Físicas y Naturales, 1885.

(3) Juan Antonio Fernández Rivero. “Historia de la fotografía en Málaga durante el siglo XIX”. Málaga, Miramar-Universidad, 1994

(4)Etudes relatives au tremblement de terre du 25 Décembre 1884 et á la constitution géologique du sol ébranlé par les secousses / [directeur de la Mission F. Fouqué … collaborateurs Michel Lévy… et al.].

(5) Bernardo Riego. “La construcción social de la realidad a través de la fotografía y el grabado informativo en la España del siglo XIX”. p:364-365. Santander, Universidad de Cantabria, 2001

Calle Larios, 125 años. Fotos del nacimiento

Hubo un fotógrafo, Joaquín Oses, que por curiosidad, por profesionalidad, o más probablemente por encargo… tomó las fotografías del nacimiento de esta Calle Larios de Málaga, que abrió la ciudad a la modernidad, pronto hará 125 años. ¡Ya es hora de verlas!

Cartel de la exposición con fotografía de [Joaquín Oses]. Construcción de la Calle Larios: elevación de la 2ª manzana, pares. Málaga 1888. Albúmina sobre papel. Col. Fernández Rivero
Cartel de la exposición con fotografía de Joaquín Oses. Construcción de la Calle Larios: elevación de la 2ª manzana, pares. Málaga 1888. Albúmina sobre papel. Col. Fernández Rivero

Tenemos el placer de invitaros a visitar la Exposición:

“La modernidad en Málaga. Imágenes de la construcción de la calle Larios (1887-1891)”

del 2 de diciembre de 2015 al 23 de enero de 2016

Sala de exposiciones de la  Sociedad Económica de Amigos del País. Plaza de la Constitución, 7. Málaga

Horario:

Lunes a viernes de 11 a 14 y de 17 a 20 h. Sábado de 11 a 14 h.

Visita rápida

Galería fotográfica

El reportaje fotográfico de Joaquín Oses

La exposición que presenta la CFRivero, gira en torno a un reportaje fotográfico excepcional y único que muestra diferentes aspectos de la construcción de la calle Marqués de Larios, uno de los mejores ejemplos de reportaje fotográfico de reforma urbana realizado en España durante el siglo XIX que ha permanecido parcialmente inédito, siendo ahora la primera vez que se muestra al público en su totalidad, gracias a la colaboración y el patrocinio de la Diputación y Ayuntamiento de Málaga, de Salsa Inmobiliaria/Grupo Masacruz (Casa Larios), y de la Sociedad Económica de Amigos del País.

[Joaquín Oses Cruz] Construcción de la Calle Larios: Fachada sur de la Plaza de la Constitución, con el antiguo edificio que fue sustituido por la manzana 1ª de la acera de los pares. Málaga, ca. 1887. Albúmina sobre papel. Col. Fernández Rivero
[Joaquín Oses Cruz] Construcción de la Calle Larios: Fachada sur de la Plaza de la Constitución, con el antiguo edificio que fue sustituido por la manzana 1ª de la acera de los pares. Málaga, ca. 1887. Albúmina sobre papel. Col. Fernández Rivero

El gran historiador de la fotografía española Lee Fontanella ya destacó en su libro (La historia de la fotografía en España desde sus orígenes hasta 1900, 1981) su importancia: “En relación con la reforma urbana, dudamos que exista mejor grupo de fotografías, aparte de las de la Puerta del Sol, que las de la construcción de la calle de Larios (Málaga)”.

El reportaje de Larios consta de quince fotografías, es un trabajo unitario debido a un sólo autor y espectacular en varios sentidos, por ejemplo en su tamaño, inusualmente grande para la media de la época. Hay que recordar que en aquellos momentos no se ampliaban las fotografías, sino que se obtenían por contacto con la placa original, por tanto la cámara tenía que ser de un tamaño capaz de albergar una placa apta para realizar un positivo del tamaño final deseado. Seis de las quince fotografías están adornadas con una orla geométrica en la cartulina que las soporta y llevan además al pie la fecha: 1 de junio de 1.888. Entre las nueve restantes hemos encontrado algunas que parecen anteriores a esa fecha y otras que nos muestran los últimos momentos de la edificación.

En cuanto al contenido de las fotografías y aunque algunas de ellas muestran la maquinaria empleada y fases tempranas de la construcción, la mayoría pretenden más bien mostrarnos la fuerza emergente e imponente de las nuevas construcciones, eludiendo los momentos de la demolición.

[Joaquín Oses] Construcción de la Calle Larios: manzana 4ª, esquina a c/ La Bolsa. Málaga, ca. 1888. Albúmina sobre papel. Col. Fernández Rivero
[Joaquín Oses] Construcción de la Calle Larios: manzana 4ª, esquina a c/ La Bolsa. Málaga, ca. 1888. Albúmina sobre papel. Col. Fernández Rivero

El autor

Aunque las fotografías no llevan firma, ni tampoco se ha encontrado hasta el momento ningún documento que las acredite, el reportaje debe ser atribuido al fotógrafo malagueño Joaquín Oses Cruz(1) (1839-1893). Muchas pruebas e indicios avalan nuestra teoría, como por ejemplo el formato, la orla geométrica (obsérvese que es idéntica a la que adorna una de las grandes panorámicas firmadas por Oses que se muestra en esta exposición), el estilo, y además el hecho de que Oses fue, con diferencia, el fotógrafo más destacado de la Málaga de su tiempo. Oses se inició muy joven en la profesión junto a su amigo, también malagueño, Ramón Sánchez Navarro, en el Madrid de la década de 1860. Cuando volvió a Málaga a mediados de la década siguiente, era ya un avezado profesional que acaba por recoger la antorcha de otro gran profesional de la Málaga decimonónica, el gran José Spreáfico, desaparecido en 1878. Oses abrió también estudio en Córdoba donde a su vez llegó a ser el profesional más respetado de su época.

Otros objetos de la exposición

A las quince fotografías del reportaje de la construcción hemos añadido otra ajena al mismo pero que la complementa muy bien porque muestra la calle ya casi terminada, en una perspectiva de sur a norte, que lleva al pie el título: “Calle Marqués de Larios”, además de una panorámica de la fachada marítima de la ciudad tomada Málaga, fotografías desde la Farola

Joaquín Oses. Málaga, la Cortina del Muelle y la Catedral desde el puesto de Sanidad situado junto a la Batería de San José. 1880/85. Albúmina sobre papel. Col. Fernández Rivero
Joaquín Oses. Málaga, la Cortina del Muelle y la Catedral desde el puesto de Sanidad situado junto a la Batería de San José. 1880/85. Albúmina sobre papel. Col. Fernández Rivero

y otra de gran tamaño (80 x  45 cm.), tomada desde la casilla de Sanidad en la Batería de San José, un punto de vista poco habitual, debidas ambas a Joaquín Oses.

Puede verse también una fotografía de Muchart de la Plaza de la Constitución, en un momento anterior a la apertura de la calle Larios, que es la única imagen que conocemos de la Plaza en su fisonomía anterior.

Y como no podía faltar, una imagen del arco efímero que se construyó para la inauguración de la calle, en este caso una fototipia de la casa Hauser y Menet (Madrid), de 1891.

Junto a ellas dos planos que muestran el momento anterior y posterior a la apertura de la calle Larios y una panorámica desde Gibralfaro, de la casa Laurent, tomada hacia 1880.

Estereóscopo tipo Wheatstone realizado en madera
Estereóscopo tipo Wheatstone realizado en madera

La exposición se cierra con dos vistas estereoscópicas de la calle Larios y de la plaza, en sendos estereóscopos tipo Wheatstone, una editada por Alberto Martín y otra de autor desconocido.

Es una satisfacción para la CFRivero tener la oportunidad de mostrar este pequeño/gran conjunto de fotografías e ir así realizando el objetivo de mostrar los contenidos de nuestra colección.

¡Que la disfrutéis!

(Folleto de la exposición)

(1) Gracias a Mercedes Jiménez Bolívar, responsable del Archivo fotográfico de la Universidad de Málaga, hemos podido ver la fotografía que encabeza este artículo, con la inscripción impresa de su autor: Joaquín Oses, procedente de un negativo depositado en dicho archivo.

Notas en la prensa:

Diario Sur 1, Diario Sur 2, La Opinión de MálagaGalería fotográfica-, Málaga Hoy, Costa del Sol Digital, 20Minutos, 73Tv,

Daguerrotipo coloreado de Dorotea Sholtz de Málaga, n 1857, realizado por E. Lorichon

Tras los pasos de Lorichon

Fué Enrique Lorichón uno de esos fotógrafos inquietos que lejos de permanecer en una única ciudad viajaba continuamente propagando el nuevo arte, como hicieran también el Conde de Lipa o Gairoard. De hecho se van encontrando pistas de sus visitas en Barcelona, Sevilla, Murcia, Santander… y sobre todo en Málaga, ciudad con la que establece una relación especial.

Daguerrotipo coloreado de Dorotea Sholtz de Málaga, n 1857, realizado por E. Lorichon
Lorichon, E. Retrato de Dorotea Sholtz von Hermensdorf Caravaca, de Málaga, 1857. Daguerrotipo coloreado. (CFRivero)

Recientemente el Arxiu Fotogràfic de Barcelona, ha publicado un libro sobre los inicios de la fotografía en Barcelona, que aporta nuevos datos de la trayectoria de este personaje (1). Este pionero de la fotografía en España, miniaturista y litógrafo en origen … (“artista” en algunos documentos), se localiza en aquella ciudad a partir de 1834 ejerciendo con éxito su profesión de retratista entre la burguesía catalana. Sabemos también que realizaba copias litográficas de diversos autores para la enciclopédica obra de Parcerisa Recuerdos y bellezas de España. Pero a partir de 1848 lo encontramos ejerciendo como fogógrafo daguerrotipista, ya que tal y como sucedió con tantos otros miniaturistas, pasó de forma natural de los pinceles a la cámara daguerrotípica, eso sí, aprovechando sus dotes artísticas para “iluminar” el aspecto monócromo de la placa plateada.

En la Historia de la fotografía en Málaga durante el siglo XIX, que publicamos en 1994, ya contábamos que Enrique Lorichon, nacido en Belabre (Francia) hacia 1800 y que en 1827 se encontraba en Bruselas donde nació su hijo Eugenio, aparece en Málaga el 9 de marzo de 1853, anunciando en un periódico local su oferta de “Retratos fotográficos a 20 rs. y más según sus tamaños, por Mr. E. Lorichon, calle S. Juan de Dios, nº 14.” Se trata de retratos en daguerrotipo ya que (a pesar de que el Conde de Lipa ya realizó fotografía en papel con anterioridad en esta ciudad) el uso del papel por parte de este fotógrafo en Málaga no lo tenemos documentado hasta febrero de 1854 cuando para anunciar en el periódico que se traslada a un nuevo estudio en la Plazuela de los Moros nº 22, indica además que “realiza daguerrotipos sobre papel por un método sólo conocido por él“.

Sus anuncios siguen apareciendo ininterrumpidamente hasta 1860, ¡unos años en los que también está comprobada su presencia en otras ciudades españolas!. Sin embargo todo se aclara cuando al examinar los padrones descubrimos que “E. Lorichon” son en realidad dos personas, padre e hijo: Enrique Lorichon y Jompy y Eugenio Lorichon Morelle, de unos 60 años el primero, viudo, y de unos 30 el segundo. En su primera visita a Málaga establecieron su estudio en una de las fondas de la calle San Juan de Dios. Pero en la ciudad sólo hay otro fotógrafo, el Conde de Lipa, y el mercado crece por días, así que el hijo se hace cargo del negocio en la ciudad y el padre sigue viajando. Entretanto el joven Eugenio Lorichon conoce a la malagueña Joaquina Mayol Baro con quien contrae matrimonio – una fecha que hoy ya podemos aportar – el 23 de Septiembre de 1855, que coincide con una de las visitas de Enrique, y que se anuncia de nuevo en “El Avisador”:  “E. Lorichon … de vuelta de su viage de Francia …”.

Mostramos aquí una imagen de la inscripción civil de su matrimonio, en el que se anota “Poz” como lugar de nacimiento de Enrique Lorichón (quizá el topónimo de un lugar de menor importancia próximo a Belabre). También es interesante hacer constar que en la inscripción correspondiente en los archivos diocesanos que indica que el matrimonio se celebró en la Parroquia de Santiago, se cometió el error de nombrar como contrayente a “Enrique Lorichon” y que sólo fué diez años después cuando se corrigió el error, tachando el nombre y poniendo Eugenio en su lugar, mediante la correspondiente diligencia.

Inscripción del matrimonio civil de Eugenio Lorichon y Joaquina Mayor
Inscripción del matrimonio civil de Eugenio Lorichon y Joaquina Mayol

Así que al aumentar el número de miembros de la familia, trasladan su estudio y residencia a la calle Boquete del Muelle. Enrique Lorichón viaja continuamente pero regresa repetidamente a Málaga cargado de novedades. En 1857 se produce en la ciudad la revolución del estereóscopo, por Mr. Georges, a la que Lorichon responde rápidamente y amplia su repertorio a fotografías en “… papel, marfil, hule, lienzo, cristal, plancha metálica, y estereóscopo”. En 1858, y con motivo de una de estas visitas, los Lorichon vuelven a crecer y sitúan su estudio en una nueva localización: Calderería 5, se anuncian juntos padre e hijo como los Sres. E. E. Lorichon, e introducen la novedad de un nuevo y perfeccionado aparato estereoscópico.

Este último anuncio contiene también una interesante observación: “Los retratos sobre lienzo y hule tienen la ventaja de no reflestar como los semejantes hechos sobre plancha metálica, de estar en su ser y no ser de derecha a izquierda y de poderlos mandar en una carta, sin tener alteración alguna”. Es curioso que atribuye a las fotografías sobre lienzo y hule todas las ventajas que en realidad deberían tener también las de papel, pero sin incluirlas, lo que delata el escaso desarrollo aún de la fotografía en papel, al menos en Málaga.

Pero sorprendentemente el 14 de septiembre de 1859 muere de “tisis” (como concretan García Felguera y Martí) Eugenio Lorichon. Sabemos por los padrones de la presencia en Málaga de su padre en estas fechas anteriores al triste acontecimiento y después hasta ya bien entrado 1860, más tarde viaja a Murcia y en 1861 se le identifica en Santander, en ambas ciudades asociado con Planchard. Su fallecimiento se produce en esta última ciudad el 28 de julio de 1862(2).

La viuda de Eugenio, Joaquina Mayol Baro, continua explotando el establecimiento fotográfico unos años más, convirtiéndose de esta forma en una de las primeras fotógrafas andaluzas. Comienza anunciándose a partir de agosto de 1860 como Joaquina Mayol de Lorichon y más tarde indicando sólo el domicilio.

Dos inscripciones de imprenta en los dorsos de las "cartes de visite" de la Viuda de Lorichon
Inscripciones de imprenta en los dorsos de las “cartes de visite” de la Viuda de Lorichon. (CFRivero)

En esta situación permanece hasta finales de 1864. En enero de 1865 traspasa el estudio al fotógrafo francés Edmundo Mulchor que al año siguiente lo traspasa a su vez al malagueño Joaquín Sánchez.

La ilustración:

En la Colección Fernández Rivero tenemos un daguerrotipo firmado por E. Lorichón, datado en 1857, un retrato de la señorita malagueña Dorotea Sholtz von Hermensdorf Caravaca (1836-1906), hija del alemán D. Christian Sholtz von Hermensdorf fundador de las “Bodegas Sholtz”, que fue una de las mas importantes en la producción del famoso vino dulce de Málaga.

También hemos podido revisar al menos dos daguerrotipos firmados por E. Lorichon realizados en Málaga, ambos retratos coloreados de dos caballeros, uno de ellos es una pequeña placa de unos cinco por ocho centímetros bastante deteriorado. El otro está bien conservado y retrata a un militar en 1856.

En Daguerrobase pueden verse cinco daguerrotipos debidos a Lorichón y realizados en Barcelona y en la fototeca del IPCE tienen otro de sus daguerrotipos, el retrato de una señora desconocida, firmada por Lorichon y Jouque

Bibliografía:

(1) García Felguera, María de los Santos y Martí Baiget, Jep. “Barcelona i la daguerrotípia”. En: El Daguerreotip. L’inici de la fotografia. Barcelona : Ajuntament de Barcelona – Arxiu Fotografic de Barcelona, 2014.

(2) Dato investigado por María de los Santos García Felguera y publicado por José Antonio Torcida: “Julio Planchard Thenille, daguerrotipista y fotógrafo ambulante” en: Fotografía antigua de Cantabria, 2017.

Torcida, José Antonio. “El daguerrotipo. El inicio de la fotografía, y Enrique Lorichon”, en: Fotografía antigua de Cantabria. 2014.

Fernández Rivero, Juan Antonio. Historia de la fotografía en Málaga durante el siglo XIX. Málaga : Universidad – Editorial Miramar, 1994.

Riego, Bernardo. Cien Años de Fotografía en Cantabria. Lumberg, 1987.

Post relacionados:

Hallado un daguerrotipo de Gairoard

20 años de investigación fotohistórica en la CFRivero

¡Gracias por leer esta entrada!

Si te ha gustado… ¡difúndela!

20 años de investigación fotohistórica en la CFRivero

Encontraréis aquí acceso  a algunos capítulos de nuestras publicaciones sobre historia de la fotografía. A estas alturas de nuestra experiencia como coleccionistas de fotografía antigua, creemos que esta actividad conlleva un contínuo e imprescindible trabajo de investigación. Es un aprendizaje en el que, en gran parte, son las propias fotografías las que hablan por sí mismas y en el que, como en un puzle inmenso, las piezas, grandes o pequeñas, van encajando en la historia de este arte, del que aún queda mucho por descubrir. Así que en estos días en que se cumplen 20 años desde la aparición de nuestros primeros libros sobre historia de la fotografía, queremos celebrarlo con quienes nos miran y nos leen asiduamente, con quienes nos buscan … y nos encuentran, o simplemente con quienes dan con nosotros por casualidad y disfrutan de nuestras imágenes. Queremos compartir con vosotros, aunque sea parcialmente, aquellas monografías que se editaron únicamente “en papel”. Junto a sus portadas os dejamos el enlace a alguno de sus capítulos que hemos reproducido digitalmente. Historia fotografia MalagaFernández Rivero, Juan Antonio. Historia de la fotografía en Málaga durante el siglo XIX. Málaga, Universidad de Málaga-Ed. Miramar, 1994 Disponible a texto completo:

Este trabajo fue una de las primeras fotohistorias locales que se publicaron en España, tras los trabajos generalistas de Lee Fontanella, Publio López Mondéjar, Marie Loup Sougez y otros. Ese mismo año se publica también: Desde Málaga recuerdos

Disponible a texto completo:

En los años siguientes el propio estudio de la colección fotográfica nos descubre la laguna que existe en el conocimiento de la fotografía estereoscópica, y es así como surge una obra de investigación que ahora cumple 10 años, durante los cuales se ha convertido en todo un referente para la fotohistoria española, dando lugar al mismo tiempo a una fuerte y merecida revalorización de la fotografía estereoscópica en España y al reconocimiento del importante lugar que ha ocupado en la formación de su historia iconográfica. Tres dimensiones Fernández Rivero, Juan Antonio. Tres dimensiones en la historia de la   fotografía. La imagen estereoscópica. Málaga, Ed. Miramar, 2004. Una   completa historia de la fotografía estereoscópica desde sus inicios en 1838 hasta las primeras décadas del siglo XX. Explicaciones técnicas y capítulos dedicados a Inglaterra, Francia, Estados Unidos y España. Se completa con un índice onomástico. Disponible a texto completo:

Por último advertir al lector que tenga siempre en cuenta la fecha de los textos que reproducimos y considere que el tiempo también ha pasado por ellos y por tanto alguno de sus datos puede tener una versión actual más completa o exacta. Otras publicaciones de la CFRivero pueden verse en el repositorio E-Lis

¡Gracias por leer esta entrada!

Si te ha gustado… ¡difúndela!

Un día de toros en Álora, hacia 1870. Fotografía de José Spreafico.

Spreáfico y Álora ¡Una grata sorpresa!

De nuevo hablamos de Spreáfico.

Invitados por unos buenos amigos con los que compartimos el interés por la fotografía del siglo XIX, hablaremos y proyectaremos las fotografías aloreñas de este polifacético fotógrafo que nos sorprende con cada nuevo hallazgo.

Un día de toros en Álora, hacia 1870. Fotografía de José Spreafico.
José Spreáfico. “Un día de toros”. Álora (Málaga). Ca. 1870 (Col. particular)

El trabajo que realizó Spreafico sobre la línea del ferrocarril de Málaga a Córdoba, le puso en contacto con la localidad de Álora, uno de los puntos más importantes en el itinerario. Así que no es casualidad que se conserven allí algunas fotografías de nuestro autor. Gracias al cuidado en preservar estas imágenes por parte de algunos vecinos, hemos podido estudiar nuevas estereoscopias, muchas de ellas referidas a la infraestructura ferroviaria, interesantes muestras que vienen a completar aún más este interesante trabajo.

Sin embargo algunas otras nos muestran vistas de Álora, y entre ellas hay que destacar esta instantánea titulada al dorso “Un día de toros”, una imagen que nos llama la atención por su frescura y espontaneidad, además de por su interés documental y etnográfico.

Tendremos ocasión de admirarlas y comentarlas con motivo de las XXX Jornadas culturales “Un paseo por la historia de Álora”.

La cita es fué el 25 de Abril de 2014, a las 20 h. en el Colegio público Miguel de Cervantes. Calle Carambuco, 29500 Álora (Málaga).

Juan Antonio Fernández Rivero en la conferencia sobre José Spreafico en Álora. Colegio Cervantes de Álora el 25/04/2014
Juan Antonio Fernández Rivero, conferencia en el Colegio Cervantes de Álora

Post relacionados:

 

La CFRivero en televisión y radio

CFRivero en Procono TV Málaga
Juan Antonio y Teresa con Antonio Márquez en los estudios de PTV Málaga. 18/11/2013

El 18 de Noviembre pasado, el periodista Antonio Márquez preparó un espacio sobre la CFRivero y nos invitó al plató de PTV Málaga para compartir unos minutos.

Os dejamos aquí el video de esta entrevista que ocupa los primeros 32 minutos de la grabación.

A lo largo del programa se pueden ver algunas fotografías de Málaga, La Línea y Córdoba que aprovechamos para comentar, y otras imágenes de este blog o de la Web de la Colección Fernández Rivero.

____________________________________________

LogoMetroradioTambién estuvimos en Metroradio, en el programa que presenta Paco Malavé: Malaka Olé, el día 13 de Noviembre de 2013.

Desde el minuto 19 al 38 de esta grabación podéis escuchar nuestra entrevista.http://www.ivoox.com/malaca-ole-13-11-2013_md_2549513_1.mp3″ Ir a descargar

(Moviendo la señal que aparece en la ventana de audición, se puede avanzar hasta el minuto deseado)

Éxito de la Conferencia en el Ateneo

Juan Antonio Fernández Rivero en la conferencia "Las primeras fotografías realizadas en Málaga...", Ateneo. 26/6/2013 (Foto: Darío Fernández)
Juan Antonio Fernández Rivero en la conferencia “Las primeras fotografías realizadas en Málaga…”, Ateneo. 26/6/2013 (Foto: Darío Fernández)

Con gran éxito se celebró la conferencia sobre “Las primeras fotografías realizadas en Málaga, periodo isabelino 1850-1868. La primera de un ciclo de tres que planificamos en torno a “Málaga y su patrimonio fotográfico (siglo XIX)”.

En esta página iremos colocando algunos testimonios de este evento que encontró tan estupenda acogida entre los malagueños.

  • Fragmentos en vídeo (proximamente)
Aspecto del salón del Ateneo durante la conferencia (Fot. Darío Fernández)
Aspecto del salón del Ateneo durante la conferencia (Fot. Darío Fernández)
  • Texto de la Introducción:

Sólo la fotografía alumbra de verdad el pasado. La fotografía establece una frontera visual equivalente a la frontera sonora de las grabaciones más antiguas, (…) Más allá de los primeros daguerrotipos, están las presencias de la pintura, de la escultura o el dibujo, pero por muy naturalistas que sean sabemos que carecen de ese grado de realidad inmediata y tajante que sólo da la fotografía.”                        Antonio Muñoz Molina. Espectros fotográficos. Babelia, El País 4/5/2023

La fotografía inicia su andadura oficial en 1839. Durante los siguientes dos o tres años su uso apenas va algo más allá de la realización de experimentos científicos, casi todos ellos centrados en la captación de objetos inanimados  y paisajes estáticos debido a los altos tiempos de exposición requeridos. Cuando éstos se reducen lo suficiente como para poder realizar retratos, la fotografía adquiere una nueva dimensión, una dimensión comercial que ayudará significativamente a su definitivo desarrollo.

Son muy pocas las piezas fotográficas, ya sean daguerrotipos o calotipos de la década de 1840 que han llegado hasta nosotros. La década siguiente seguirá aún dominada básicamente por estas dos técnicas, aunque ya durante su segunda mitad hagan su aparición el colodión y la albúmina. Las piezas que tenemos de este periodo son más abundantes, aunque todavía estamos en un momento primario de la fotografía. Durante la década de 1860 la copia en papel albuminado, procedente de negativo de cristal al colodión, es la reina absoluta de la fotografía, como lo sería durante todo el resto del siglo. La cantidad de fotografías de este periodo que nos han llegado hasta hoy es ya de cierta envergadura, la mayoría retratos, pero también muchos paisajes. Es sobre todo una fotografía muy comercial.

Estas tres décadas coinciden no con exactitud pero sí en bastante medida con el reinado de Isabel II. Su reinado puede ser criticado en muchos aspectos pero es innegable que coincidió con grandes avances tecnológicos, como el ferrocarril, y con la realización de notables obras públicas en infraestructuras y por supuesto con el nacimiento y desarrollo de la fotografía en España, por este motivo hemos escogido este periodo para nuestra primera cita del ciclo.

Durante este primer periodo los estudios fotográficos de retratos se distribuyeron por las ciudades españolas en función de su riqueza y número de habitantes. Pero en lo que respecta a la producción de vistas de las ciudades y sus monumentos casi en su totalidad estuvo a cargo de fotógrafos extranjeros, pues su mercado natural no era España, sino las grandes ciudades europeas. Esto trajo como consecuencia que algunos lugares, como Granada y Sevilla, que respondían mejor al estereotipo esperado por el público europeo, fueran fotografiados hasta la saciedad, mientras que otros en cambio no vieron sus primeras fotografías hasta las décadas de 1870 y 1880. Afortunadamente la situación estratégica de Málaga, con puerto de mar, y la cercanía a Granada y Gibraltar, posibilitó que fuera una de las ciudades regularmente visitada por los fotógrafos extranjeros.

Estereoscopo de Wheatstone expuesto en el Ateneo (Fot. Darío Fernández)
Estereoscopo de Wheatstone expuesto en el Ateneo (Fot. Darío Fernández)

Los registros fotográficos de Málaga en estas tres décadas son los que centrarán nuestra atención en el día de hoy. Se trata de un patrimonio fotográfico del que apenas existen muestras en los archivos públicos de nuestra ciudad y por tanto resulta bastante desconocido para el público malagueño. Sin embargo en la CFRivero hemos ido rescatando estas fotografías hasta conseguir más de mil piezas, por lo que qeremos dar a conocer esta parte valiosa de nuestro patrimonio cultural, que forma parte de la identidad de una ciudad y por la cual los ciudadanos manifiestan constantemente su interés.

Sólo desde el conocimiento y del estudio de nuestro patrimonio fotográfico puede llegar el empeño en su preservación y conservación.

Juan Antonio Fernández Rivero. 2013