José Pavón y Gómez. Jesús con la cruz a cuestas. Sevilla, ca. 1870. Albúmina

Pasión en Sevilla, escenificaciones de Semana Santa en el XIX

El fotógrafo sevillano José Pavón y Gómez editó, hacia 1870, una serie de cartes de visite con escenas teatralizadas de la Pasión de Jesús. ¿Estamos ante las fotografías de una representación viviente de la Pasión de Cristo, escenificada en Sevilla?

José Pavón y Gómez. Prendimiento de Jesús. Sevilla, ca. 1870. Albúmina
José Pavón y Gómez. [Prendimiento de Jesús]. Sevilla, ca. 1870. Albúmina
Se trata de un grupo de nueve fotografías, todas en el formato de carte de visite en las que los actores posan representando las diferentes secuencias de la historia bíblica. Sí, hay que observar que los personajes están realmente “posando” y aclarar que alrededor de 1870, la técnica fotográfica no permitía fotografiar con éxito personajes en movimiento, así que no se trata de la captación de diversos momentos de una representación, sino de composiciones escénicas de un momento reconocible de la sagrada escritura en las que los personajes (todos) miran a la cámara: en la primera imagen que mostramos se identifica el momento en que Judas se acerca a Jesús para señalarle con su beso, los soldados con cuerdas en la mano, están prestos para prenderle y Pedro echa mano de la espada en defensa del Maestro.

José Pavón y Gómez. Oración en el Huerto de los Olivos. Sevilla, ca. 1870. Albúmina
José Pavón y Gómez. [Oración en el Huerto de los Olivos]. Sevilla, ca. 1870. Albúmina
En esta otra los apóstoles duermen mientras Jesús ora en el Huerto de los Olivos…

Pero volvamos al fotógrafo: José Pavón Gómez ya fué estudiado por el insigne fotohistoriador de Sevilla: Miguel Ángel Yáñez Polo, que lo incluye en su estudio sobre la fotografía en Sevilla(1), y nos dice que este alumno de Jules Beauchy abrió su primer gabinete en 1866 en la calle Murillo 6 y que fué siempre un fotógrafo retratista muy ligado al éxito de la fotografía en tarjeta. También nos informa de que el uno de junio de 1870 se trasladó a la calle Ángel (luego Rioja) donde permaneció hasta 1879.

Y éste es el dato que nos permite datar estas fotografías: unas con la dirección antigua y otras con la nueva, nos indican que se realizaron en un momento cercano a la transición entre ambas localizaciones, aprovechando el fotógrafo las cartulinas que le habían quedado con la dirección de calle Murillo.

Dorsos de las cartes de visite de José Pavón y Gómez. Sevilla, ca. 1870
Dorsos de las cartes de visite de José Pavón y Gómez. Sevilla, ca. 1870

José Pavón y Gómez. Jesús ante los Sumos Sacerdotes. Sevilla, ca. 1870. Albúmina
José Pavón y Gómez. [Jesús ante los Sumos Sacerdotes]. Sevilla, ca. 1870. Albúmina
José Pavón y Gómez. Jesús ante Caifás. Sevilla, ca. 1870. Albúmina
José Pavón y Gómez. [Jesús ante Caifás]. Sevilla, ca. 1870. Albúmina
Estas direcciones de sus estudios coinciden con los datos que proporciona el Directorio de fotógrafos en España(2), aunque nosotros hemos encontrado además un dorso que le sitúa en C/ O’donnell 22, en el que sería seguramente su último estudio y en el que aparece con la inscripción: Real privilegio por S. M. Fotografía Española José Pavon y Gomez. Ya en 1879 nuestro fotógrafo se asocia con Juan Rodríguez en la calle Rioja 11. En realidad no se movió nunca del mismo entorno, ya que todas estas calles están muy próximas unas a otras, en el entorno de la plaza de la Magdalena.

La representación de la Pasión con personajes del pueblo, o Pasión viviente, es una tradición en numerosas localidades españolas, entre ellas algunos pueblos de Andalucía: Iznájar, Riogordo, Cuevas del Campo… sin embargo no hemos identificado ninguna referencia a estas escenificaciones ni en Sevilla ni en los pueblos de su provincia… Cabría preguntarse entonces si estas fotografías ¿reflejan quizá una obra teatral?, ¿son actores o gentes del pueblo?, una duda razonable si observamos los elaborados disfraces y caracterizaciones que muestran los personajes …

Sin embargo sí creemos poder afirmar que las imágenes se captaron en Sevilla, además de por la firma del fotógrafo, porque tenemos un retrato en carte de visite del Jesús, carismático protagonista de la serie, realizado en las mismas fechas también por José Pavón y Gómez.

José Pavón y Gómez. Jesús con la cruz a cuestas. Sevilla, ca. 1870. Albúmina
José Pavón y Gómez. [Jesús con la cruz a cuestas]. Sevilla, ca. 1870. Albúmina
Aunque el interes por las escenas teatrales o de género, representando aspectos de la vida cotidiana con matices cómicos o dramáticos, fue una tendencia que se plasmó en la fotografía ya desde sus inicios, sobre todo en la fotografía estereoscópica, esta pequeña colección es una interesantísima y pionera experiencia fotográfica, ya que no tenemos noticia de otras fotografías anteriores que representen la Pasión de Jesús en España.

Nuestro amigo Lee Fontanella nos comenta que estas fotografías le recuerdan las realizadas por  Holland Day en EEUU y Laporta en Alcoy. Aunque ambos casos son posteriores y en ambas experiencias son los propios fotógrafos quienes posaron como el personaje Jesús Cristo de manera individual, y no componiendo una escena.  (Actualizado 23/3/2016)

Hay que valorar la iniciativa de este modesto fotógrafo que logró mantenerse durante muchos años en el competitivo ambiente sevillano, y no descartar la posibilidad de que él mismo produjese la realización de estas escenas, con toda la planificación de vestuarios, actores, escenarios, etc. con una clara intención comercial dirigida hacia un público devoto que hoy como ayer vive con intensidad su Semana de Pasión.

Bibliografía:

(1) Yáñez Polo, Miguel Ángel. Historia General de la Fotografía en Sevilla. Sevilla, Sociedad de Historia de la Fotografía, 1997

(2) RODRÍGUEZ MOLINA, Mª José; SANCHIS ALFONSO, José Ramón. Directorio de fotógrafos en España (1851-1936) : (elaborado con la información que proporcionan los anuarios y guías comerciales). Valencia : Archivo General y Fotográfico de la Diputación de Valencia , 2013. 2 (vol.) ISBN (o.c.) 978-84-7795-673-0

Entradas relacionadas:

La primera fotografía de Jesús del Gran poder, Sevilla 1857-1859 Paso de Jesús del Gran poder en la puerta de la Iglesia de San Lorenzo en Sevilla, 1857 Película de 1930 de Málaga, Sevilla y Toledo Paso de Semana Santa de "La Pollinica" por la Alameda. Málaga h. 1930
Las cigarreras Sevillanas de Beauchy Cigarreras de la fábrica de tabacos en Sevilla hacia 1890. Fotografía de Emilio Beauchy Estereoscopistas ingleses en España: Frank M. Good Frank M. Good. Sevilla, la Catedral desde el Alcázar. Albúmina, 1870/75

 

Francisco Vargas-Machuca Monzón, alias Mr. Clonwek. Buenos Aires 1878. Ilustración

Desvelada la identidad del daguerrotipista Clonwek

¡Que gran sorpresa nos ha proporcionado la investigación sobre Clonwek!, ¿Quiere conocer con nosotros quien se escondía tras este “artista alemán” que aparece en Madrid en 1849, y que se anuncia “acompañado del mejor fotógrafo de esta corte”?
doi: 10.6084/m9.figshare.3080395

Clonwek. Retrato de una señora con abanico. Madrid. Daguerrotipo iluminado. Ca 1850.
Clonwek. Retrato de una señora con abanico. Madrid, 1857. Daguerrotipo iluminado. Ca 1850.

A partir de la adquisición de este daguerrotipo, única obra conocida de Clonwek, hemos querido conocer mejor a este fotógrafo, un personaje novelesco que,

Retrato de Francisco Vargas Machuca. Litografía anónima. Lit. Martínez y C.ª. Madrid. 1851. Biblioteca Nacional de España.
Retrato de Francisco Vargas Machuca. Lit. Martínez y C.ª. Madrid. 1851. Biblioteca Nacional de España.

consciente de la singularidad de sus vivencias, nos las revela en un fidedigno relato autobiográfico que hemos descubierto(6) en el que nos muestra la auténtica personalidad de este pionero de la fotografía, que no fué otro que el más conocido como escritor Francisco Vargas-Machuca (España h. 1827-Buenos Aires 188-).

Aprendiz de joyero, dibujante, soldado en las guerras carlistas desde los 13 años, literato, periodista, funcionario ocasional, y sobre todo activista político de tendencia liberal, su vida está llena de episodios rocambolescos y huídas, tan pronto lo encontramos dirigiendo uno o dos periódicos en Madrid como capitaneando a las masas en una barricada. Él mismo reconoce que la política marcó su vida y que en los peores momentos fué la fotografía su tabla de salvación:

“… yo por gusto, sin pensar utilizarlo jamás, aprendí el Daguerrotipo y después la fotografía, y esto, en todas las vicisitudes de mi borrascosa vida, á causa de la política, que ha sido mi elemento, me ha salvado, como el náufrago que se salva en una tabla, y jamás le he visto la cara á la miseria.

Este arte lo aprendió en Cartagena en la década de 1840(1), una vez cesado de su carrera militar debido a sus heridas de guerra. Tras sus primeras experiencias como periodista en la ciudad, se trasladó a Madrid donde ejerció como escritor y publicista, pero a poco su participación en las revueltas liberales de 1848 le aconsejan desaparecer. Y es aquí cuando por primera vez aparece Mr. Clonwek:

Con mi aparato Daguerreotípico, pues, fui a establecerme en aquella ciudad [Albacete], ocultándome bajo el nombre supuesto de Mr. Clovvek [sic] Retratista Aleman. Dos años desempeñé a las mil maravillas mi doble papel de retratista y Aleman, sin que nadie sospechase ni por un momento que bajo aquel modesto hábito se ocultaba el director de los periódicos La Luna y El Centinela.

Así pues hemos de situar a nuestro fotógrafo por primera vez en Albacete en 1848

Anuncio de 1849 en el Diario Oficial de Avisos de Madrid
Anuncio de 1849 en el Diario Oficial de Avisos de Madrid

con un nombre que él dice alemán, pero que no se corresponde en realidad con ningún apellido real en ésta ni en ninguna otra lengua. El 25 de febrero de 1849 encontramos un primer anuncio en el Diario Oficial de Avisos de Madrid publicitándose como retratista en calle de la Victoria nº 2, cuarto segundo dcha. Un anuncio que se repite en otros periódicos, como El Observador. Además aprovecha sus relaciones con sus colegas del periodismo para que de vez en cuando aparezcan elogios al trabajo de su gabinete. o anuncia que sus retratos son de mayor tamaño que el conocido “hasta ahora” ya que ha recibido una nueva máquina de París.

Curiosamente se anuncia al principio “acompañado del mejor fotógrafo español”, dando incluso la razón de que este acompañante estaba anteriormente instalado en la calle Espoz y Mina 5, “Clonweck y compañía”, pero ya a finales de año su acompañante desaparece, y en febrero de 1850 abre un nuevo estudio en la calle Caballero de Gracia 12, cuarto tercero.

Este rastro de su quehacer fotográfico en la prensa madrileña es el único dato que hasta ahora han podido reflejar los fotohistoriadores, un rastro difícil de seguir ya que su extraño nombre hace que los tipógrafos cometan errores: Clonwetn, Clonweky, Clouvretu… el daguerrotipista desaparece con su último anuncio en abril de 1850. Abandonó entonces la fotografía para dedicarse a escribir, entre otras cosas ya que de esta fecha datan sus semblanzas de los Srs. Diputados … pero en 1853 son descubiertas sus actividades revolucionarias en la preparación de lo que un año más tarde constituiría “La Vicalvarada“. Y de nuevo …

me transformé por segunda vez en el Retratista al Daguerreotipo, J. Clonwek, artista Alemán. … me establecí … en Guadalajara … de allí pasé a Albacete, Granada y Loja, donde residía su familia y donde realizó un retrato al General Narváez. De Loja pasé a Málaga,

Permita el lector aquí un paréntesis que ilustre su paso por esta ciudad que visitó en octubre de 1854 con gran despliegue de medios. Su anuncio en “El Avisador Malagueño” era de un tamaño inusitadamente grande y colocó muestras de su trabajo en varios comercios de las calles Granada y Especerías. Se decía

Anuncio de Mr. Clonwek en Málaga. El Avisador Malagueño. 18 de Octubre de 1854
Uno de los anuncios de Mr. Clonwek en Málaga. El Avisador Malagueño. 18 de Octubre de 1854

socio de las Academias de Artes de París y Bélgica y venía “… en compañía del mejor fotógrafo español…” … se estableció en la calle de San Juan de los Reyes 9 (entre Nueva y Larios) y su oferta era completísima: retratos coloridos por nuevos métodos que daban la perfecta entonación de carnes, trajes y adornos, gran surtido de marcos, medallas, estuches de tafilete… todo para colocar mejor los retratos. Los precios variaban, según los tamaños, entre 30 y 60 reales -caros, teniendo en cuenta que el Conde de Lipa los tenía a 19 rs. los más pequeños- pero hacía también grupos, en cuyo caso, dependiendo del número de personas, podía llegarse hasta los 160 rs. Por si todo esto fuera poco también daba clases, en doce lecciones, y proporcionaba máquinas y materiales”. Estuvo aproximadamente un mes.(4)

… de Málaga a Córdoba en 1854. Donde el artista Clonwek se une de nuevo al estallido revolucionario, a causa de lo cual “… dió fin la segunda jornada del artista Mr. Clonwek … recogió … sus bártulos de hacer retratos y entró en Madrid, sin la máscara de artista, a ocupar su puesto en la brecha, como escritor público y a defender con la pluma al Gobierno de la revolución.” En este caso desde el periódico “Fray Tinieblas”.

Cansado de los problemas que le ocasionaba esta publicación, continuamente denunciada, comienza a gestionar una compañía de seguros agrarios, La Iberia, pero de nuevo en la Contrarevolución de 1856 le vemos comandando a los revolucionarios en “una barricada que levantamos en la plaza de Santo Domingo … la Dirección de la Sociedad La Iberia, servía también como de Cantón a retaguardia …“. Derrotados los revolucionarios y desmantelada su sociedad, Francisco nos cuenta cómo de nuevo tuvo que ocultarse …

“… volví a mi tercera jornada de retratista bajo el conocido pseudónimo de Mr.

Etiqueta del daguerrotipo que publicamos más arriba
Etiqueta al dorso del daguerrotipo que publicamos más arriba

Clonwek artista alemán, para reposar tranquilo, viajando por los pueblos, … como para reponer un poco mi bolsillo ya exhausto…

Según comprobamos por la prensa, también ejerce de fotógrafo en Madrid, al menos desde el 29 de mayo de 1857, este día La Iberia alaba sus trabajos con gran profusión de detalles. En su biografia indica que regresó a Madrid en 1859 iniciando de nuevo sus trabajos periodísticos y literarios,

Clonwek. 24/06/1860 Diario Oficial de Avisos de Madrid
Anuncio de Mr. Clonwek. 24/06/1860 Diario Oficial de Avisos de Madrid

pero la prensa le revela aún como  fotógrafo establecido esta vez en la calle Toledo 4, cuarto segundo, dato que confirma el Anuario general del Comercio… de Martí en los años 1861 y 63(2). En esta ocasión ofrece no sólo daguerrotipos sino fotografías sobre papel, cristal y placa … tamaño de tarjeta, es ya un fotógrafo de la carte de visite. En su último anuncio de 1 de Julio de 1860 informa que lleva ya establecido en la capital tres años.

Es en 1864 cuando inicia una actividad comercial y financiera con una empresa denominada “Centro Industrial y Mercantil” situada en la c/Arenal 18, con bastante éxito inicial, ya que llegó a promocionar negocios inmobiliarios, un establecimiento calco-fotográfico en la calle del Conde Duque 8, un taller de coches mecánicos … pero también con algunos fracasos como la quiebra de un negocio de cría de gusano de seda en Aranjuez. Pero al ser descubierta su participación en las intrigas de Prim para revelarse contra el gobierno, se ve obligado a huir de Madrid en 1866 bajo un nuevo nombre, esta vez utilizando el apellido materno, y es aquí donde nace el fotógrafo Francisco Monzón, un español casado y con dos hijos (Rosario y Salomón) que aparece en Bayona y después en París.

Me decidí a ser fotógrafo: estudié en uno de los mejores talleres de Paris el arte, que era muy distinto del Daguerreotipo que yo sabía; y provisto de máquinas y demás, me fuí a vivir a Tolosa … estableciéndome en la calle de las Leyes número 5“.

Una realidad que nos confirma el directorio Voignier(3): “MONZON. ph. Toulouse (Haute Garonne), rue des Lois 5; vers 1867“. A lo largo de toda su vida y en sus diferentes actividades Francisco Vargas-Machuca demostró siempre habilidad, arrojo y audacia, no exento de una gran inteligencia y cierta formación. Sus habilidades sociales le permitieron relacionarse con la alta sociedad cuando le fue necesario, hasta el punto de ser recibido por la reina Isabel II en varias ocasiones. Esta actitud personal se refleja también en su actividad fotográfica, demostrando ser un auténtico publicista: el tamaño y contenido de sus anuncios es mayor que el de sus competidores, presume de su pertenencia a Academias de arte (París y Bélgica), también sus productos son más caros ya que ofrece la mas alta calidad tanto en el trabajo como en los soportes, afirmando en ocasiones poseer algún exclusivo método o invención. Cuando llega a una ciudad coloca muestras de sus trabajos en los escaparates de los establecimientos más céntricos, reparte folletos …

No deja de intrigarnos el acompañante que trabaja con él, este “mejor fotógrafo español”, que aparece o desaparece de sus anuncios según la ocasión y que nos hace sospechar que a veces pudo ser real y otras un ardid que le permitía adoptar el rol de fotógrafo alemán, posiblemente disfrazado e incluso quizás imitando el acento, o el de español, según conviniera en cada plaza que visitaba o en cada momento, sobre todo cuando trabajaba en Madrid, una ciudad en la que Francisco Vargas Machuca era bien conocido.

Su estancia en Toulouse fué corta pues decide emigrar a Argentina el mismo año de 1867, desembarcando en Buenos Aires donde se dedica también a escribir y publicar bajo el pseudónimo de “El Moro Muza”, y donde solo descubre su identidad pasados más de diez años en que confiesa publicamente ser Francisco Vargas-Machuca Monzón, biografíado por el escritor Ventura Linch.(6)

Portada del libro de Ventura Lynch "El proscrito ó biografía de El Moro Muza"
Portada del libro de Ventura Lynch “El proscrito ó biografía de El Moro Muza”
Texto final del relato "El proscrito..."
Texto final del relato “El proscrito…” (6)

Pero sigamos al fotógrafo Francisco Monzón que abre un establecimiento fotográfico en la capital titulado “Fotografía Universal, Francisco Monzón y Señora”, del cual hemos encontrado un primer anuncio en 1870 que aparece durante todo el mes de enero en el periódico La Nación. El fotohistoriador Norberto Pablo Cirio (7) documenta su publicidad en 1873 en La Igualdad, donde indica que es su esposa quien hace los retratos a las señoras. Este mismo autor nos descubre probablemente su último aviso en prensa el 10 de Febrero de 1882.

Francisco Vargas-Machuca Monzón, alias Mr. Clonwek. Buenos Aires 1878. Ilustración
Francisco Vargas-Machuca Monzón, alias Mr. Clonwek. Buenos Aires 1878. Ilustración que figura en el libro “El proscrito”

Alejandra Niedermaier dice: “en el diario ‘La Pampa’ en el año 1874 hallamos el primer aviso, en todos la activa participación de la señora resulta un solido argumento publicitario. Este mismo aviso también lo encontramos en 1877 en periódicos de Chivilcoy y Mercedes, invitando así a retratarse durante un posible paseo por la capital“(5)

En 1877 se anuncia el el periódico “El Nacional” en la dirección c/ Artes, 224 y no deja de ofrecer las últimas innovaciones como cuando oferta un nuevo procedimiento que hace a las “fotografías permanentes e inalterables” según un método de su invención: “sistema Monzón”. No se pierdan este otro que hemos encontrado en “La Nación” este mismo año.

Francisco Monzón. Dorso de una carte de visite. Buenos Aires, 1870-82 (Col. Daniel Sale)
Francisco Monzón. Dorso de una carte de visite. Buenos Aires, 1870-82 (Col. Daniel Sale)

Pero no fué este su único estudio, ya que Andrea Cuarterolo lo sitúa simultáneamente en el nº 148 de la misma calle Artes, un dato que confirmamos por estár impreso en un reverso de sus cartes de visite que reproducimos gracias a la cortesia del coleccionista Daniel Sale. Desconocemos la fecha en que termina su actividad o qué fue de su vida desde estos años, pero sí podemos indicar que en 1885 el gabinete fotográfico de la calle Artes 224 pertenece ya al fotógrafo G. Cappelli. Sabemos también que su hijo Salomón Monzón dió continuidad a la “Fotografía Universal” aquí pueden ver el reverso de una tarjeta que así lo acredita.

Estamos pues ante un fotógrafo de larga trayectoria profesional (cerca de cuarenta años) que es uno de los primeros daguerrotipistas profesionales españoles conocidos, y además de los pocos de los que se conserva alguna obra de esos primeros momentos. El retrato que presentamos es de gran calidad, fuerza expresiva y elegante composición. Ojalá apareciera más obra suya para poder evaluarlo mejor pero de cualquier manera estamos convencidos de que jugó un importante papel en la divulgación del daguerrotipo en España durante aquellos años claves que van desde finales de la década de 1840 hasta mediados de la siguiente, pues él afirma su presencia, desde su aprendizaje en Cartagena entre 1843-46, al menos en las ciudades de Guadalajara, Albacete, Madrid, Toledo, Granada, Loja, Málaga y Córdoba.

——————————-

De su producción como escritor, remitimos a la completa bibliografía que puede encontrarse en WorldCat.

Bibliografía:

(1) Bernad y Fontana aparecen en Murcia en 1845

(2) Rodríguez Molina, Mª José; Sanchís Alfonso, José Ramón. Directorio de fotógrafos en España (1851-1936) : (elaborado con la información que proporcionan los anuarios y guías comerciales). Valencia : Archivo General y Fotográfico de la Diputación de Valencia , 2013. 2 (vol.) ISBN (o.c.) 978-84-7795-673-0

(3) J.-M. Voignier. Répertoire des photographes de France au dix-neuvième siècle. Le pont de pierre, 1993. pág: 186.

(4) Juan Antonio Fernández Rivero. “Historia de la fotografía en Málaga durante el siglo XIX“. Málaga: Miramar – Universidad, 1994.

(5) Alejandra Niedermaier. “La mujer y la fotografía: un juego de espejos constitutivos de identidad y de historia“. En: Arte y crisis en Iberoamérica, segundas jornadas de historia del Arte. Ril Editores, 2004. p: 338

(6) Francisco Vargas Machuca, Ventura Lynch. “El proscrito, Ó, Biografía De “el Moro Muza”: Con su Retrato… – Primary Source Edition”. Facsimil de la edición: Buenos Aires, Imprenta Americana, 1878.

(7) Norberto Pablo Cirio. Tinta negra en el gris del ayer: los afroporteños a través de sus periódicos.

(8) Juan Gómez. “La fotografía en la Argentina: su historia y evolución en el siglo XIX, 1840-99. Abadía Editora, 1986. Pags.: 87 y 96.

Anuncio del “Diario oficial de avisos de Madrid” 26/9/1849, pag. 2. Disponible en: https://bit.ly/2MNyDIT

Leonardo Camps. Arenas del Rey, ruinas del terremoto. 1885. Gelatina de plata.

Fotógrafos en el terremoto de Andalucía en 1884

El día de Navidad de 1884, pasadas las nueve de la noche, la tierra tembló entre Málaga y Granada(1), al norte y al sur de las sierras de Tejeda y Almijara. 20 segundos bastaron para que los 6,5º que alcanzó la intensidad del terremoto, arrasaran pueblos enteros y costaran la vida a más de 1000 vecinos.

[Leonardo] Camps y Cia. Arenas del Rey, ruinas del terremoto. 1885. Gelatina de plata.
[Leonardo] Camps y Cía. Arenas del Rey, ruinas del terremoto. 1885. Gelatina de plata.
Una gran calamidad que se agravó por lo escabroso del terreno y por las bajas temperaturas ya que llegó a nevar por aquellos días, cuando el rey Alfonso XII visitó algunas de las poblaciones llevando las promesas de reconstrucción del gobierno.

El suceso y sus consecuencias fueron objeto de la atención de todo el país, en los medios periodísticos nacionales, incluso internacionales, y fue seguido también de una serie de estudios científicos… pero nosotros queremos destacar las fotografias que se tomaron, muchas de ellas las primeras imágenes de aquellos recónditos lugares, y cotribuir a una mejor identificación de los fotógrafos que se desplazaron a la zona, algunos con el objeto de ilustrar la noticia, otros reflejando la visita real y otros complementando el trabajo de los geólogos.

Leonardo Camps. Una calle de Canillas de Aceituno. (Málaga). 1885. Gelatina de plata.
[Leonardo] Camps y Cía.. Una calle de Canillas de Aceituno. (Málaga). 1885. Gelatina de plata.

Leonardo Camps González

Fué el joven Domingo de Orueta y Duarte, estudiante malagueño de ingeniería de minas, quien comisionado por su director realizó el primer estudio geológico del seismo, firmado el 29 de febrero de 1885 y publicado ese mismo año por la Sociedad de Ciencias de Málaga(2). Un trabajo que se acompañó de un mapa desplegable y 22 fotografías, pegadas en sus correspondientes láminas, de las que sin embargo no consta el nombre del autor, ni se hace referencia al fotógrafo en el texto. No obstante tenemos en la CFRivero un ejemplar de este trabajo en el que consta la siguiente inscripción manuscrita en la portada: “Fotografías de CAMPS y Cía. Santa María 8 – Málaga”.

Leonardo Camps. Jayena, la casa grande, vista tomada desde la esquina de la iglesia. Jayena (Granada). 1885
[Leonardo] Camps y Cía. Jayena, la casa grande, vista tomada desde la esquina de la iglesia. Jayena (Granada). 1885

Así pues podemos atribuir justamente estas fotografías a Leonardo Camps, pintor malagueño formado en Madrid en la Escuela de San Fernando, que tenía un establecimiento fotográfico en Málaga ya en 1877 con el nombre de Camps y Cia., y que tras haber participado en diferentes exposiciones

Portada del libro de Domingo de Orueta.
Portada del libro de Domingo de Orueta.

con su obra pictórica, se dedicó a la fotografía de forma exclusiva a partir de 1880, asociado al fotógrafo Francisco Rojo con quien compartió el negocio hasta mediados de la década de 1890(3). Tanto el texto como las fotografías pueden consultarse en la web de la Universidad de Granada.

Alfredo Esperon

El viaje del rey a los pueblos damnificados tuvo lugar entre los días 10 y 22 de Enero, acompañado por el ministro de la gobernación, el también malagueño Romero Robledo. En la comitiva real no faltó un fotógrafo que fué en este caso Alfredo Esperon acompañado de su esposa Luisa Faure, un fotógrafo bien acreditado en la corte y de una amplia trayectoria. Sin duda se trataba de una pareja esforzada, a la que imaginamos empleándose a fondo para seguir a la comitiva por caminos destrozados y en medio del temporal de nieve que azotó la sierra por aquellos días.

La prensa comentó profusamente este hecho:

“Mr. y madame A. Esperón, fotógrafos, partieron ayer en el tren real, con objeto de sacar copias gratuitamente, de los pueblos más castigados por los terremotos en las provincias de Granada y Málaga, cuyas fotografías exhibirán después por medio de un microscopio gigante en uno de los teatros de esta capital. / Los productos de la función en que se exhiban las citadas fotografías serán a beneficio de las víctimas de aquellas provincias” (La Discusion: 10-1-1885)

Con la regia comitiva ha llegado a Madrid, procedente de los pueblos de Andalucía, el fotógrafo de la real casa, Sr. Esperón, el cual fue a dichos puntos, como ya dijimos, para sacar vistas de los efectos causados por los terremotos. / Se han sacado sesenta fotografías diferentes de los desastres, tanto en los edificios, como en los campos ...” (La Correspondencia, 26-1-1885)

Esperon confeccionó un álbum con las fotografías tomadas en Alhama, Albuñuelas, Vélez-Málaga, Periana, cortijo de Guaro, y lo regaló al rey, hoy se conserva en la biblioteca del Palacio Real. Otra copia de este trabajo está depositada en el Ayuntamiento de Granada y puede ser visualizada en su totalidad en Internet.(4)

Albert Offret y René Bréon

A principios de febrero, una comisión Francesa, nombrada por la Academia de Ciencias y presidida por el profesor F. Fouqué, visita la región devastada y elabora un informe que se acompaña de 20 magníficas fotografías, realizadas por los miembros del equipo: Albert Offret y René Bréon, geólogo e ingeniero civil respectivamente.

El resultado fué una extensa publicación(4) con fotografías de Periana, Arenas del Rey, Albuñuelas, Güevéjar y Játar, así como otros lugares de la sierra, puede consultarse en línea en la Biblioteca Virtual de Andalucía. Pero se hicieron además otras fotografías de: Vélez-Málaga, Málaga, Guaro, Ventas de Zafarraya, Alhama y Frigiliana, todas pueden verse en Gallica.

Fotógrafos de prensa

Comisionados por la prensa, otros fotógrafos llegaron también desde Barcelona, Sevilla o Málaga, y gracias a los grabados que se publicaron en las revistas gráficas, indicando “tomado de fotografía”, conocemos el trabajo de algunos de ellos, como por ejemplo los de:

Vélez-Málaga, aspecto de la calle de la Alhóndiga. Grabado de fotografía de J. Oses. 1885
Vélez-Málaga, aspecto de la calle de la Alhóndiga. Grabado de fotografía de J. Oses. 1885

La misma revista el día 30-1-1885 publica también un grabado de una de sus fotografías de Vélez Málaga, “Aspecto de la calle de la Alhóndiga“.

  • Heribert Mariezcurrena, de Barcelona: Gracias al historiador de la fotografía Bernardo Riego(5) sabemos cómo la revista ilustrada “La Ilustración” fue una de las primeras en publicar fotografíassin necesidad de recurrir a su transcripción dibujada … impresa directamente en las páginas“, y cómo esta nueva etapa se inicia precisamente con la publicación de este reportaje. El 2 de febrero la revista informa que se habían apresurado a enviar a uno de los más conocidos fotógrafos de la ciudad, que no es otro que Mariezcurrena, para que tomara las imágenes de los daños causados por los terremotos en las provincias de Granada y Málaga, y publica tres de las fotografías realizadas en Alhama de Granada, Calle alta de Mesones, calle de la Cruz y Paisaje.

El día 8 de febrero, sigue ampliando la noticia con varias fotografías más, la imagen de portada de un bautizo en Alhama, la calle Real en Ventas de Zafarraya, otra que muestra la destrucción casi total de Arenas del Rey y la iglesia y campanario en ruinas de Periana.

Fué tal la impresión que causó esta catástrofe en el ánimo del Sr. Mariezcurrena (“que es un pedazo de pan“) que se esforzó en motivar a las entidades públicas de Barcelona para que enviasen ayuda, lo hizo además de con sus imágenes enviando telegramas que afortunadamente obtuvieron una respuesta muy positiva, hasta el punto de que el Ayuntamiento de Alhama dedicó una de sus calles a la ciudad de Barcelona. Pero no paró aquí su esfuerzo sino que él mismo adoptó una niña que había quedado huérfana y ayudó a la adopción de otra niña por una familia catalana.

Dibujo de Comba a partir de fotografía de Juan Barrera. Periana, ruinas en la calle de La Fuente. Periana (Málaga), 1885. Grabado.
Dibujo de Comba a partir de fotografía de Juan Barrera. Periana, ruinas en la calle de La Fuente. Periana (Málaga), 1885. Grabado.
  • Juan Barrera Gómez. Gracias al un grabado publicado en La Ilustración Española y Americana del 8 de febrero de 1885,  sabemos de la presencia de este joven fotógrafo en el escenario del terremoto. Dibujado por Comba, a partir de “una fotografía directa, obtenida por el inteligente fotógrafo sevillano D. Juan Barrera”
  • José García Ayola. Antonio Jesús González (Córdoba) nos comunica que el fotógrafo granadino José García Ayola también cubrió gráficamente el terremoto y el viaje real. (Ver comentario más abajo). Además se conservan fotografías muy interesantes en el archivo de la Casa de los Tiros en Granada, como las publicadas en el libro “Caritat” que Jacinto Verdaguer publicó para recabar fondos que ayudaran a las víctimas del terremoto.

J. Laurent y Cía. – La reconstrucción

J. Laurent y Cía. Güevejar, vista de la plaza del nuevo pueblo. Güevejar (Ganada). Ca. 1890. Albúmina
J. Laurent y Cía. Güevejar, vista de la plaza del nuevo pueblo. Güevejar (Ganada). Ca. 1887. Albúmina

La reconstrucción de todos estos pueblos se debió, además de a la iniciativa del gobierno, a la solidaridad de muchos españoles incluso de personas y entidades de otros países, y fue la casa Laurent y Cía. quien levantó testimonio gráfico de la nueva fisonomía de estas poblaciones unos años después, muy probablemente encargada por la “Comisaría regia” que gestionó los fondos. En algunos casos fué posible recuperar el pueblo en su propio enclave, pero en otros se eligió un nuevo emplazamiento y se levantó un pueblo totalmente nuevo por considerar que era irrecuperable el estado de ruina causada por el terremoto.

J. Laurent y Cía. Periana, vista tomada desde el cerro de Cupido. Periana (Málaga). Ca. 1890. Albúmina
J. Laurent y Cía. Periana, vista tomada desde el cerro de Cupido. Periana (Málaga). Ca. 1887. Albúmina

Este fué el caso de Güevejar y también de Periana que vemos en esta imagen reconstruida junto a las ruinas de la población original. En Ventas de Zafarraya se construyó todo un barrio que debido a la ayuda cubana, durante algunos años vino a llamarse “Nueva Habana”.

J. Laurent y Cia. Zafarraya, vista del barrio nuevo. Ventas de Zafarraya (Granada). Ca. 1890. Albúmina
J. Laurent y Cia. Zafarraya, vista del barrio nuevo. Ventas de Zafarraya (Granada). Ca. 1887. Albúmina

Un álbum, titulado “Terremotos de Andalucia 1885 a 1887” con 17 fotografías de: Güevejar, Albuñuelas, Arenas del Rey, Alhama, Zafarraya y Periana, más una de un monumento a Alfonso XII, fué regalado por la casa Laurent a la Reina regente Mª Cristina y se conserva en el Palacio Real.

La cobertura gráfica de este suceso es un patente ejemplo de la utilización que en este fin de siglo se hacía de la fotografía para documentar los sucesos más relevantes. Desde aquellos primeros “reporteros fotográficos” que cubrieron la guerra de África en 1859/60, los fotógrafos acompañaron en sus desplazamientos a las comitivas regias, levantaron testimonio de sucesos como exposiciones, maniobras militares u obras públicas… y es esta otra faceta, la de los grandes sucesos entre los que los movimientos sísmicos tienen su lugar, la que vemos aquí reflejada en esta colección de fotografías sobre el terremoto de Andalucía de 1884.

BIBLIOGRAFÍA:

(1) Francisco Vidal Sánchez. “El Terremoto de Alhama de Granada de 1884 y su impacto”. Anuari Verdaguer 19 – 2011, p: 11-45.

(2) Domingo de Orueta y Duarte. “Informe sobre los terremotos ocurridos en el sud de España en diciembre de 1884 y enero de 1885”. Málaga : Sociedad de Ciencias Físicas y Naturales, 1885.

(3) Juan Antonio Fernández Rivero. “Historia de la fotografía en Málaga durante el siglo XIX”. Málaga, Miramar-Universidad, 1994

(4)Etudes relatives au tremblement de terre du 25 Décembre 1884 et á la constitution géologique du sol ébranlé par les secousses / [directeur de la Mission F. Fouqué … collaborateurs Michel Lévy… et al.].

(5) Bernardo Riego. “La construcción social de la realidad a través de la fotografía y el grabado informativo en la España del siglo XIX”. p:364-365. Santander, Universidad de Cantabria, 2001

Fotografía de Morera y Garrorena. Retrato de caballero. Papel a la sal iluminado. Zaragoza, 1857/59

El estudio Morera y Garrorena, el origen de dos fotógrafos

El “Gabinete general de fotografía de Morera y Garrorena” fundado en Zaragoza en 1857, está en el origen profesional de dos fotógrafos que siguieron después caminos bien distintos: Emilio Morera y Ángel Garrorena Bernabé.

Fotografía de Morera y Garrorena. Retrato de caballero. Papel a la sal iluminado. Zaragoza, 1857/59
Morera y Garrorena. Retrato de caballero. Papel a la sal iluminado. Zaragoza, 1857/59

The photo studio “Morera and Garrorena” founded in Zaragoza in 1857, was the first establishment of two photographers who followed after very different destinations: Emilio Morera and Angel Garrorena Bernabe.

“Morera y Garrorena” es uno de los estudios pioneros de Zaragoza, pero apenas sabíamos algo más allá del nombre del establecimiento y la fecha de su apertura, así que este calotipo coloreado nos ha parecido un buen motivo para seguir la pista a estos nombres y su devenir fotográfico:

Morera y Garrorena. Dorso de la fotografía anterior. Zaragoza, 1857/1859
Morera y Garrorena. Dorso de la fotografía anterior. Zaragoza, 1857/1859

El reverso de la pieza nos proporciona mucha información: ambos abrieron un estudio en la calle del Coso nº 130 “última habitación“, en el que ofrecían, además de “Retratos, en días serenos como en nublados. Sin Retocar, Estereoscópicos, Coloridos. Sobre Papel, Cristal o Placa“, retratos de “Grupos, Copias y Vistas” entre las que se incluían vistas panorámicas y estereoscópicas de Zaragoza.

Sin embargo su andadura en esta ciudad fué corta y hubo de disolverse a lo largo de 1860, ya que este mismo año hay noticias del establecimiento de Emilo Morera en Barcelona, anunciándose como fotógrafo y pintor:

Emilio Morera. Retrato de joven señora. Carte de visite en albúmina. Barcelona, Ca. 1865.
Emilio Morera. Retrato de joven señora. Carte de visite en albúmina. Barcelona, Ca. 1865.

“Se hacen fotografías coloridas al óleo con una preparación especial que conserva los retratos como el lienzo. Se hacen de varios tamaños garantizando la exactitud de la fotografía con todos su detalles; con fondos de jardín, paisage, marina ú otro capricho del retratado”(2)

Se conoce el emplazamiento de su estudio en la Plaza Real, núm. 7 y también desde 1865 en la calle Escudillers nº 10, así como las críticas positivas a su trabajo publicadas en la prensa:

Emilio Morera. Reproducción del óleo "Vapor Confederado Alabama". Carte de visite en albúmina. Barcelona, Ca. 1865
Emilio Morera. Reproducción del óleo “Vapor Confederado Alabama”. Carte de visite en albúmina. Barcelona, Ca. 1865

“... el inmejorable colorido con que en algunos [retratos] […] ha dado pruebas el Sr. Morera de ser tan buen pintor como hábil fotógrafo“(2).

No obstante en la década de 1870 puede que cerrara su estudio ya que trabaja como pintor para el fotógrafo Carreras, un gabinete situado en el nº 2 de la Plaza del Teatro. O bien que lo simultanease con este trabajo, aunque ya en esta década podemos suponer su desaparición ya que el establecimiento de la calle Escudillers 10 aparece a nombre de Eulalia Morera, muy posiblemente la mujer de Emilio Morera, según los datos ofrecidos por Nuria Fernández Rius.

Sea como fuere, hemos encontrado también una carte de visite fechada el 19 de Agosto de 1870, de su estudio en c/ Escudillers, con la frase: “Especialidad en retratos al óleo sobre fotografías y tarjetas de visita (inalterables) a 8 rs. las primeras“.

Garrorena y González. Retrato de hombre joven. Carte de visite en albúmina. Barcelona, 1861/62.
Garrorena y González. Retrato de hombre joven. Carte de visite en albúmina. Barcelona, Ca. 1860.

Por su parte Ángel Garrorena Bernabé, según indica el Directorio de Fotógrafos en España (1851-1936): “tuvo estudios fotográficos abiertos en Barcelona, Plaza de la Barceloneta; en Valencia en la calle Pelota nº 6 entre 1861 y
1862, en Madrid en la calle Lope de Vega nº 23 entre 1864 y 1867, y finalmente marchó a Badajoz donde estuvo activo al menos desde finales de los sesenta hasta 1899”. Aunque como demuestra esta carte de visite, podemos precisar que en Barcelona el estudio estaba a nombre de Garrorena y González, al menos durante algún tiempo, y situado en la Plaza de la Fuente, 36, en la Barceloneta.

Y es en Badajoz donde tuvo sus mayores éxitos, a pesar de que su llegada acaeció en un momento muy dificil en el que la ciudad se estaba recuperando de las sucesivas epidemias de cólera que habían asolado aquellas tierras ya históricamente deprimidas que tardarían décadas en alcanzar los niveles de otras regiones españolas. La historiadora Matilde Muro(3) atribuye incluso el afianzamiento de los estudios fotográficos de la década de los 60 a la alta mortandad y la necesidad que vino a cubrir la fotografía en cuanto medio para salvaguardar la memoria, más asequible económicamente que los retratos en miniatura anteriores.

Ángel Garrorena e hijos. Retrato de un bebé. Albúmina, Badajoz, Ca. 1880
Ángel Garrorena e hijos. Retrato de un bebé. Albúmina, Badajoz, Ca. 1880

Ángel Garrorena tuvo además entre su desdendencia notables fotógrafos, como Fernando Garrorena Muría (1868-1924), considerado el más importante de los fotógrafos pacenses en el periodo entre siglos. También científicos y pintores… (4) gracias a las noticias sobre estos personajes hemos constatado su origen zaragozano y el nombre de su mujer: Josefa Muría, natural de Benifayet (Zaragoza).

Ángel Garrorena Bernabé. Retrato de señora. Carte de visite en albúmina. Badajóz, 1868.
Ángel Garrorena Bernabé. Retrato de señora. Carte de visite en albúmina. Badajóz, 1868.

Tuvo estudio en la calle de los Padres, 26 ya en 1868, después en calle Mesones nº 37, calle Gobernador nº 30 y calle San Juan nº 4. En la década de los 80 compaginó su actividad en la capital con un estudio en Almendralejo (Badajoz), en la calle Esparrilla 20. Bien en solitario o con su hijo y más tarde en la década de 1880 con el nombre de “Angel Garrorena e hijos”: Agustín y Fernando.

… Y hasta aquí esta pequeña pieza, una más en el puzle de la historia de la fotografía.

Notas y bibliografía:

(1) Francisco Alonso Martínez. Daguerrotipistas, calotipistas y su imagen de la España del siglo XIX. Curbet Comunicació Gràfica, 2002.

(2) Núria Fernández Rius “Pau Audouard, fotògraf retratista de Barcelona: De la reputació a l’oblit (1856-1918)” (Anuncio de El Lloyd Español , 23 de desembre de 1865, p. 2. y 18 d’abril, p. 2.)

(3) Matilde Muro Castillo. La fotografía en Extremadura. Tránsito del XIX al XX.

(4) Vaquero Martínez, José. 2001. “El éter en la física española del primer tercio del siglo XX: El caso de Pedro Carrasco Garrorena (1883-1966). Universidad de Extremadura, Departamento de Física

Mª José Rodríguez Molina y José Ramón Sanchís Alfonso. Directorio de Fotógrafos en España (1851-1936). Valencia: Archivo General y Fotográfico de la Diputación de Valencia, 2013.

20 años de investigación fotohistórica en la CFRivero

Encontraréis aquí acceso  a algunos capítulos de nuestras publicaciones sobre historia de la fotografía. A estas alturas de nuestra experiencia como coleccionistas de fotografía antigua, creemos que esta actividad conlleva un contínuo e imprescindible trabajo de investigación. Es un aprendizaje en el que, en gran parte, son las propias fotografías las que hablan por sí mismas y en el que, como en un puzle inmenso, las piezas, grandes o pequeñas, van encajando en la historia de este arte, del que aún queda mucho por descubrir. Así que en estos días en que se cumplen 20 años desde la aparición de nuestros primeros libros sobre historia de la fotografía, queremos celebrarlo con quienes nos miran y nos leen asiduamente, con quienes nos buscan … y nos encuentran, o simplemente con quienes dan con nosotros por casualidad y disfrutan de nuestras imágenes. Queremos compartir con vosotros, aunque sea parcialmente, aquellas monografías que se editaron únicamente “en papel”. Junto a sus portadas os dejamos el enlace a alguno de sus capítulos que hemos reproducido digitalmente. Historia fotografia MalagaFernández Rivero, Juan Antonio. Historia de la fotografía en Málaga durante el siglo XIX. Málaga, Universidad de Málaga-Ed. Miramar, 1994 Disponible a texto completo:

Este trabajo fue una de las primeras fotohistorias locales que se publicaron en España, tras los trabajos generalistas de Lee Fontanella, Publio López Mondéjar, Marie Loup Sougez y otros. Ese mismo año se publica también: Desde Málaga recuerdos

Disponible a texto completo:

En los años siguientes el propio estudio de la colección fotográfica nos descubre la laguna que existe en el conocimiento de la fotografía estereoscópica, y es así como surge una obra de investigación que ahora cumple 10 años, durante los cuales se ha convertido en todo un referente para la fotohistoria española, dando lugar al mismo tiempo a una fuerte y merecida revalorización de la fotografía estereoscópica en España y al reconocimiento del importante lugar que ha ocupado en la formación de su historia iconográfica. Tres dimensiones Fernández Rivero, Juan Antonio. Tres dimensiones en la historia de la   fotografía. La imagen estereoscópica. Málaga, Ed. Miramar, 2004. Una   completa historia de la fotografía estereoscópica desde sus inicios en 1838 hasta las primeras décadas del siglo XX. Explicaciones técnicas y capítulos dedicados a Inglaterra, Francia, Estados Unidos y España. Se completa con un índice onomástico. Disponible a texto completo:

Por último advertir al lector que tenga siempre en cuenta la fecha de los textos que reproducimos y considere que el tiempo también ha pasado por ellos y por tanto alguno de sus datos puede tener una versión actual más completa o exacta. Otras publicaciones de la CFRivero pueden verse en el repositorio E-Lis

¡Gracias por leer esta entrada!

Si te ha gustado… ¡difúndela!

El Chorro: una historia fotográfica

De cómo la fotografía ha mirado desde su origen hacia aquellos parajes extraordinarios de la geografía: El caso del impresionante desfiladero de los Gaitanes en El Chorro (Málaga).

Imagen en Photochrome de Photoglobe Zurixh del desfiladero de los Gaitanes en Málaga. 1905
Photoglobe Zurich. Desfiladero de los Gaitanes, El Chorro, Málaga. Photochrome, 1905

Abstract: From the beginning, photography has always looked towards those extraordinary places of geography: the case of the impressive Gorge of los Gaitanes in El Chorro (Málaga).
On the occasion of the celebration of the European Heritage Days, the CFRivero has collaborated with a lecture / screening of more than one hundred selected images of the major group that exists in the collection around this singular place.

“[… el río] se va á despeñar entre dos peñas tajadas de grandísimo altor, … donde llaman el despeñadero“. Así describe Luis del Mármol Carvajal (1) el cañón de más de tres kms. de longitud que llega a alcanzar los 300 m. de altura, excavado por el río Guadalhorce. Con motivo de la celebración de las Jornadas Europeas de Patrimonio, la CFRivero ha colaborado con una conferencia/proyección de más de cien imágenes seleccionadas del importante grupo que existe en la Colección en torno a este singular paraje.

Juan Antonio Fernández Rivero en un momento de la Conferencia sobre el pareje de El Chorro. Octubre 2015
Juan Antonio Fernández Rivero en un momento de la Conferencia sobre el paraje de El Chorro. Octubre 2015

Es José Spreáfico quien entre 1863-64 realiza la crónica fotográfica de las obras del ferrocarril Málaga-Córdoba que oradan la montaña en paralelo con el desfiladero, y deja un amplio muestrario no sólo de esta hazaña de la ingeniería sino del paraje en su conjunto. Y un par de años más tarde es José Martínez Sánchez quien vuelve a este lugar para incluir este atrevido trazado en su reportaje sobre las obras públicas en España.

Tren de la línea Málaga-Córdoba a la salida de la Estación del Chorro, Málaga. Fotografía anónima, hacia 1905. Gelatinobromuro. Col. Fernández Rivereo
Anónimo. El ferrocarril a su paso por El Chorro, Málaga. 1905. Gelatinobromuro

Han de pasar más de 20 años para que los fotógrafos vuelvan a acercarse a este lugar, son los profesionales Rafael Garzón y Miguel Osuna quienes nos han legado sendas muestras de su visión de este accidente geográfico. Prueba del interés que siempre ha despertado este paisaje es que muchas de estas imágenes se imprimieron como tarjetas postales a comienzos del siglo XX. Al interés paisajístico del lugar se suma una nueva circunstancia a principios de este siglo: en el entorno del desfiladero y por su cara norte, la confluencia de los tres ríos que vienen a cruzar hacia el sur por la Garganta del Chorro, provoca la construcción de un gran embalse, que no sólo aprovecha la fuerza del agua para obtener energía eléctrica, sino que contribuye a un mejor aprovechamiento de las aguas para el riego de la vega malagueña. Es otro momento histórico para la fotografía del lugar, que toma nota del desarrollo de estas obras y de sus momentos estelares como en la inauguración del pantano por Alfonso XIII en 1921.

Anónimo. Caminito del Rey en el Desfiladero de los Gaitanes. Málaga. Gelatinobromuro, 1920
Anónimo. Caminito del Rey en el Desfiladero de los Gaitanes. Málaga. Gelatinobromuro, 1920

Al mismo tiempo y para facilitar los trabajos relacionados con la obra hidráulica se construye un pasillo suspendido, a un nivel de más de 100 m sobre las paredes del desfiladero, que lo recorre en toda su extensión y que se convierte en un atractivo más para los excursionistas que aprovechando el trayecto del ferrocarril, comenzaron a aparecer por esta agreste región. Llamado inicialmente “los Balconcillos” y “Caminito del Rey” después de que lo recorriese el Rey, fué durante muchos años un paseo extraordinario que permitía apreciar con intensidad la belleza del cañón y la magnificencia de la verticalidad de sus paredes rocosas. Tras permanecer cerrado en los últimos años debido a su abandono, se abrirá de nuevo a los más osados en los primeros meses de 2015. Y son los excursionistas aficionados a la fotografía quienes a partir de los primeros años del siglo XX, vienen a multiplicar la disponibilidad de imágenes de todo el entorno: El desfiladero, el cauce del Guadalhorce, el Caminito del Rey, los embalses y el propio paraje de El Chorro.

Anónimo. Pasajeros en la Estación de El Chorro, Málaga. 1910. Gelatinobromuro.
Anónimo. Pasajeros en la estación de El Chorro, Málaga. 1910. Gelatinobromuro.

Un lugar que bien merece unas fotos. Así lo vieron quienes lo visitaron en el pasado y quienes podemos hoy disfrutar de su belleza. (1) Luis del Mármol Carvajal. “Historia de la rebelión y castigo de los moriscos del reino de Granada. Málaga, 1600. Libro IX, cap. III. Citado por Alejandro Rosas en su conferencia: “El Chorro: Razón histórica de un topónimo”. El Chorro, Octubre 2014.

Daguerrotipos “Made in Spain”

Nuestro amigo, el historiador de la fotografía Rafael Garofano, ha publicado en el Diario de Cádiz un interesante artículo sobre las técnicas fotográficas, que ilustra con un daguerrotipo de la CFRivero del que queremos contaros algo.

Daguerrotipo de José María Blanco (Cádiz) de un militar español, realizado hacia 1855. (Col. Fernández Rivero)
Blanco, José María. [Retrato de un militar español]. hacia 1855 Daguerrotipo. (Col. Fernández Rivero)
Se trata de uno de los escasísimos ejemplos de retratos al daguerrotipo realizados en los estudios de fotógrafos españoles que practicaban esta pionéra técnica fotográfica.

Noticia Enero 2017:

El daguerrotipo de Sanz y Benito en la Exposición "El Triunfo de la Imagen: El daguerrotipo en España" Valencia, Enero 2017
El daguerrotipo de Sanz y Benito en la Exposición “El Triunfo de la Imagen: El daguerrotipo en España” Valencia, Enero 2017

Estos dos daguerrotipos forman parte de la exposición: “El Triunfo de la imagen: El daguerrotipo en España”, Valencia, Centro cultural La Nau, 26 de enero de 2017.

Un poco de historia:

Ya comentamos en el post “Hallado un daguerrotipo de Gairoard“, cómo la posibilidad de realizar retratos mediante la primitiva técnica fotográfica del daguerrotipo, hizo que  una auténtica legión de daguerrotipistas franceses e ingleses recorriesen el mundo conocido como fotógrafos transeúntes. Conocemos bastantes nombres de los que recorrieron la geografía española junto con Gairoard. Pero, salvados los primeros años, de forma natural comienzan a aparecer artífices de este arte con nombres españoles, en la mayor parte de los casos instalados de forma permanente en las principales ciudades.

Son conocidos algunos estudios de daguerrotipia de fechas muy tempranas en España, el más precoz el que identifica Rafael Garófano en Cádiz: abierto por el norteamericano G. W. Halsey, en diciembre de 1841. Poco a poco van apareciendo otros nombres: Mauricio Sagristá en la Barcelona de 1842, junto con otros colegas algo posteriores como Joan Parés, Severo Bruguera(1), Ignacio Mariezcurrena o Rafael Albareda. En 1843 aparece el de José Beltrán en Madrid, ciudad en la que se establecen Alfonso Begué y Nicolás, José y Salvador Albiñana también en fechas muy tempranas; en 1845 E. Martí que más tarde se traslada a Barcelona y en 1846 el cuñado de éste: Manuel Herrero . Francisco de Leygonier está documentado en Sevilla en 1845, José María Blanco y José Roquero a partir de 1848 junto con Ramón Andrey  en 1850 en Cádiz y Miguel Sanz y Benito en Pamplona ya en la década de 1850. Publio López Mondejar nombra además a Juan J. Barrera en Valencia, García Peribáñez y Fernández de Neira en Valladolid, Casimiro de Ibarra en Cantabria, Genaro Ximénez en Jaén. Quizá el más conocido de estos estudios es el de Napoleón, de M. Fernando y su esposa Anäis en Barcelona que abrió sus puertas en 1853.

Tenemos noticia de sus trabajos gracias a las investigaciones de numerosos autores, pero son muy escasos los daguerrotipos que han llegado hasta nosotros. Nos referimos en este caso a los retratos, ya que las tomas de vistas son aún más escasas.

Nuestro daguerrotipo:

Nos gustan los daguerrotipos, hemos intentado reunir ejemplos interesantes y representativos de diversas escuelas… pero no ha sido fácil obtener alguna muestra de daguerrotipos firmados por autores españoles, y este retrato de un jóven militar español (anónimo) realizado en Cádiz en la década de 1850 es nuestro mejor ejemplo.

Etiqueta pegada al dorso de un daguerrotipo de José María Blanco. Cádiz, hacia 1850. (Colección Fernández Rivero)
Etiqueta pegada al dorso de un daguerrotipo de José María Blanco. Cádiz, hacia 1850. (Colección Fernández Rivero)

Es interesante revisar la etiqueta identificativa que el fotógrafo José María Blanco pegó al dorso del retrato, en la que nos informa de la ubicación de su estudio y de los diversos productos que ofrece al público.

Incluímos aquí otro ejemplo de un daguerrotipo con firma de un autor español que tenemos en la CFRivero, se trata de un trabajo del daguerrotipista Miguel Sanz y Benito, instalado en Pamplona en la década de 1850. Un autor del que no hemos encontrado más noticias que los datos que inserta en su etiqueta: “Profesor de pintura y director de la Academia Pública de Dibujo”

Etiqueta pegada al dorso de un daguerrotipo de Miguel Sanz y Benito. Pamplona 1850. (Col. Fernández Rivero)
Etiqueta pegada al dorso de un daguerrotipo de Miguel Sanz y Benito. Pamplona 1850. (Col. Fernández Rivero)
Sanz y Benito, Miguel. [Retrato de una dama navarra]. Pamplona, 1850. Daguerrotipo (Col. Fernández Rivero
Sanz y Benito, Miguel. [Retrato de una dama navarra]. Pamplona, 1850. Daguerrotipo (Col. Fernández Rivero

Bibliografía:

(1) Nuria Fernández Rius, Pau Audouard, fotògraf retratista de Barcelona De la reputació a l’oblit (1856-1918), p. 50.

Kurtz, Gerardo. La fotografía en España. Espasa Calpe. Madrid 2001.

Martos Causapé, José Félix. Del daguerrotipo al colodión: La imagen de España a través de la fotografía del siglo XIX.

Garófano, Rafael. Fotógrafos y burgueses: el retrato en el Cádiz del siglo XIX. Cádiz, Caja San Fernando, 2001

López Mondejar, Publio. Madrid: Laberinto de Memorias: Cien Años de Fotografía, 1839-1936. Lunwerg, 1999

Post relacionados:

“Hallado un daguerrotipo de Gairoard”

¡Gracias por leer esta entrada!

Si te ha gustado… ¡difúndela!

Guardar

Guardar

Guardar