Jean Laurent y Cia. [Colegio de Guardias Jóvenes] Formación en columna. Valdemoro (Madrid), 1878. Albúmina (Col. Fernández Rivero)

La Compañía de Guardias Jóvenes vista por Laurent en 1878

La fotografía del siglo XIX discurre sobre todo entre el retrato y las vistas urbanas o monumentales, más extraño es encontrar algún trabajo de cualquiera de aquellos fotógrafos realizado «por encargo». Y este es el ejemplo que mostramos a continuación, un precioso álbum realizado por la Casa Laurent (J. Laurent y Cía.) para la Compañía de Guardias Jóvenes en 1878.

Jean Laurent y Cia. [Colegio de Guardias Jóvenes] Clase de instrucción primaria. Valdemoro (Madrid), 1878. Albúmina (Col. Fernández Rivero)
Jean Laurent y Cía. [Colegio de Guardias Jóvenes] Clase de instrucción primaria. Valdemoro (Madrid), 1878. Albúmina (Col. Fernández Rivero)
El conjunto de seis cuidadas fotografías aparece en un álbum encuadernado en tela roja con el título en letras doradas: «España. Compañía de Guardias Jóvenes. Vistas fotográficas 1878», e incluye una página con la dedicatoria: «A S. M. el

Álbum fotográfico de la Compañía de Guardias Jóvenes, 1878. Portada y dedicatoria
Álbum fotográfico de la Compañía de Guardias Jóvenes, 1878. Portada y dedicatoria

Rey Don Francisco de Asís la Compañía de Guardias Jóvenes 1878″. Además de los créditos impresos del fotógrafo, todas ellas están tituladas a mano en tinta negra. En la parte superior se indica: «Cuerpo de la Guardia Civil» «Escuela de Guardias Jóvenes». Y a pié de foto los títulos descriptivos de cada escena.

Esta Compañía estaba formada por los alumnos del Colegio de Guardias Jóvenes Duque de Ahumada (Polillas), institución que nació como internado con la finalidad de socorrer a los huérfanos de la propia Guardia Civil (creada en 1844) y prepararlos para un posible futuro como guardias. Tras su inicial ubicación en Madrid -Cuartel de San Martín- se trasladó después a Pinto, para acabar definitivamente instalado en 1856 en Valdemoro, en la antigua Real Fábrica de Paños y Tapices del Reino, denominada “Los Longistas”, un edificio que se acondicionó con los requerimientos propios de un internado del siglo XIX.

El trabajo de Laurent está fechado en 1878, un momento justamente anterior a la obligada ampliación que tuvo lugar en 1879, debido al aumento del número de alumnos que hasta esas fechas estaban organizados en una única «compañía». Dos de las imágenes presentan a los educadores y a los internos uniformados y en formación en el exterior, son las tituladas: «Formación para esgrima de bayoneta» y «Formación en columna».

Jean Laurent y Cia. [Colegio de Guardias Jóvenes] Formación en columna (detalle). Valdemoro (Madrid), 1878. Albúmina (Col. Fernández Rivero)
Jean Laurent y Cía. [Colegio de Guardias Jóvenes] Formación en columna (detalle). Valdemoro (Madrid), 1878. Albúmina (Col. Fernández Rivero)
Es interesante observar en el detalle de esta última imagen los tricornios de los guardias y las gorras rígidas o quepis de los chavales, los miembros de la banda de música con sus instrumentos, el capellán con su sobrero de teja, y el mulero tocado con un sombrero castellano, observando con curiosidad la pose para la fotografía, tras la tapia del recinto junto a su carro de dos mulas.

Las cuatro fotografías restantes muestran las instalaciones de la escuela: «Clase de instrucción primaria», «Comedor», «Sala de aseo» y «Dormitorio».

La pulcritud y el orden reinan en estas cuatro estancias, de las que mostramos aquí el aula y la sala de aseo, sin embargo dentro de la modestia que se supone en esta institución, llama la atención el esmero con el que está acondicionado, los detalles de un cierto confort y el cuidado en los elementos decorativos, como los estores que cuelgan ante las ventanas, las bonitas lámparas de ambas estancias o el mapa y las múltiples láminas que llenan las paredes de la clase de primaria.

Jean Laurent y Cia. [Colegio de Guardias Jóvenes] Sala de aseo. Valdemoro (Madrid), 1878. Albúmina (Col. Fernández Rivero)
Jean Laurent y Cía. [Colegio de Guardias Jóvenes] Sala de aseo. Valdemoro (Madrid), 1878. Albúmina (Col. Fernández Rivero)
La sala de aseo no se queda atrás: ¿Se ha fijado en estos sofisticados lavabos colectivos? una instalación que por su singularidad mereció la inscripción que se aprecia en el extremo del primero y que reza: «Se construyó siendo Director Gral. el Excmo. Sr. D. Fernando Cotoner Marqués de la Cénia».

Leer estas fotografías nos plantea algunos interrogantes: en primer lugar ¿por qué la Compañía de Guardias Jóvenes le dedica a Francisco de Asís este álbum?. Las crónicas nos hablan de la relación que el Colegio estableció con la monarquía a base de formar en la vecina estación de Aranjuez cada vez que los reyes pasaban por allí, hasta el punto de que el 10 de junio de 1864 el rey consorte, Francisco de Asis, revistó la compañia con el príncipe [Alfonso XII] de la mano. Desde este día, la Reina nombro protector de la Compañía a S. A. R. el Príncipe Alfonso.(1)

¿Podría ser esta «protección especial» el origen de la prosperidad de este internado?, ¿Por qué el álbum no se dedica al príncipe Alfonso?, ¿Por qué se hacen estas fotografías en esa fecha de 1878, cuando se está gestando la futura ampliación que ya hemos visto fué aprobada al año siguiente?

Por último hemos de felicitarnos por la conservación íntegra de este álbum que ha llegado tal cual se creó hasta nosotros.

Otros ejemplares del álbum:

La Biblioteca Nacional de España posee un álbum muy similar, las fotografías y la encuadernación son las mismas, la diferencia es la ausencia de dedicatoria y títulos en las fotografías, además el título del álbum está en francés: «Espagne: Compagnie de jeunes gardes: Vues photographiques 1878«.

La Real Biblioteca tiene también un ejemplar, encuadernado en tela verde, que suponemos igual al nuestro, aunque no hemos podido comprobarlo.

Bibliografía:

(1) La Compañía de Guardias Jóvenes (Fundamentos de su creación). Benemérita al día. 2014; noviembre.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Lisboa con la estereoscopia

LISBOA acoge la conferencia internacional «Stereo and Immesive Media«, del 28 al 30 de Junio de 2018. Como en su edición de 2015 la CFRivero estará presente, esta vez con una aportación sobre las colecciones «El Turispo Práctico» y RELLEV.

J. Roquer. Lisboa, Una calle. Ca. 1900. Estereoscopia en Gelatina argéntica
J. Roquer. Lisboa, Una calle. Ca. 1900. Estereoscopia en gelatina argéntica

En palabras de sus organizadores: Una reunión en torno a la estereoscopia y otros entornos inmersivos que desde el siglo XIX han proporcionado un campo ampliado a los medios fotográficos …. Una oportunidad para investigar sus raíces históricas y también los retos de hoy día ante la cultura visual.

La CFRivero ha tenido siempre una especial relación con la estereoscopia y nos ha entusiasmado la idea de participar, en su edición de 2018 presentaremos una nueva investigación que más adelante desarrollaremos en el blog cuando se publique:

LA INDUSTRIA ESTEREOSCÓPICA ESPAÑOLA EN EL SIGLO XX: EL TURISMO PRÁCTICO Y RELLEV

En 2015 presentamos un trabajo sobre Estereoscopistas británicos en España: Frank M. Good, a los que dedicamos un artículo en este blog. En otra sesión dedicada al coleccionismo de estereoscopias, Juan Antonio F. Rivero ha sido invitado a debatir sobre el coleccionismo de estereoscopias en una mesa redonda junto a Alexandre Ramires, António Pedro Vicente y Ana David. Os invito a repasar su cuidada programación de 2015.

Jean Laurent. Claustro del Monasterio de los Jerónimos de Belén. Lisboa (Portugal). Stereoscopia en albúmina, Ca. 1870
Jean Laurent. Claustro del Monasterio de los Jerónimos de Belén. Lisboa (Portugal). Estereoscopia en albúmina, 1869

Como saludo a los amigos portugueses queremos mostrar algunas de las estereoscopias de Lisboa de la CFRivero: Las más clásicas quizá son las de Jean Laurent, fotógrafo francés y madrileño de adopción, que viajó a Portugal en 1869 con todo su despliegue técnico. Fruto de este viaje son más de 200 imágenes diferentes, la mayor parte en ambos formatos: monoscópico y estereoscópico. Tenemos incluso la fecha en que se realizó, según desvela Borges de Araújo (1), esta fotografía del monasterio de Belén, entre los días 8 o 9 de Marzo.

Ferrier pere & fils et Soulier. Ensemble du Monastere. Batalha. Vues du portugal. Estereoscopia en albúmina. Ca. 1860 - Edición de León et Levy hacia 1870)
Ferrier pere & fils et Soulier. Ensemble du Monastere. Batalha. Vues du portugal. Estereoscopia en albúmina. Ca. 1860 – Edición de León et Levy hacia 1870

Sin embargo otros antes que él utilizaron la estereoscopia para difundir el maravilloso patrimonio arquitectónico portugués, como por ejemplo el estudio de los Ferrier, cuyo catálogo sería después difundido durante años por sus sucesores León et Levy.

J. Roquer. Lisboa, Plaza de Don Pedro IV o El Rossio. Hacia 1900
J. Roquer. Plaza de D. Pedro. Estereoscopia en gelatina argéntica. Hacia 1900

Más desconocida es una pequeña colección de vistas estereoscópicas que muchos años después, alrededor de 1900, realizara un fotógrafo catalán: J. Roquer, que tuvo su estudio en Barcelona en las calles Petritxol, 6 y Plaza del Pino, 2.

J. Roquer. Lisboa [Escaleras del Barrio Alto]. Estereoscopia en gelatina argéntica. Hacia 1900
J. Roquer. Lisboa [Escaleras del Barrio Alto]. Estereoscopia en gelatina argéntica. Hacia 1900
A pesar de ser un fotógrafo profesional, las características de esta edición parecen indicarnos que se trata más bien de un recuerdo de viaje que de un proyecto comercial, ya que las fotografías están numeradas y tituladas a mano, y junto a las vistas de Lisboa figuran también las de otras ciudades andaluzas que parecen formar parte de un periplo turístico.

J. Roquer. Lisboa, estación de ferrocarril. Estereoscopia en gelatina argéntica. Hacia 1900
J. Roquer. Lisboa, estación de ferrocarril. Estereoscopia en gelatina argéntica. Hacia 1900

Felicidades a los organizadores de Stereo and Immersive Media, por este proyecto sobre el fenómeno estereoscópico, cuya primera aplicación corrió unida a la fotografía, que quedó después casi aparcado de la memoria colectiva, y que se ha revelado como un integrante esencial de múltiples aplicaciones tecnológicas.

Bibliografía

N. Borges de Araújo. A singular viagem do fotógrafo Jean Laurent a Portugal, em 1869. CEM Cultura, Espaço and Memoria, 2010; 1: 87-107

 

Fiesta de toros en la plaza de Riaza (Segovia)

La plaza de Riaza en estereoscopias transparentes

Las pequeñas fotografías estereoscópicas nos siguen sorprendiendo. Recientemente hemos descubierto esta imagen de la plaza Mayor de Riaza (Segovia) en plena capea, un pequeño grupo de tres estereoscopias transparentes o tissues.

Fiesta de toros en la plaza de Riaza (Segovia)
Anónimo. Plaza Mayor durante una capea en Riaza (Segovia). Montaje con dos estereoscopias transparentes (tissues). Albúmina. 1860/1875 – Ver mapa

Esta fotografía es un montaje que hemos realizado con dos estereoscopias diferentes, las cuales mostramos bajo estas líneas, con el fin de componer una panorámica de su plaza Mayor (esto produce alguna distorsión, por ejemplo que veamos dos toros en la plaza cuando sólo hubo uno en cada ocasión, ya que cada fotografía pertenece a un momento distinto).

Corrida de toros en la plaza de Riaza (Segovia) 1860/75. Estereoscopia en albúmina de autor desconocido.Se trata muy posiblemente de la más antigua imagen de esta localidad segoviana, que hemos datCorrida de toros en la plaza de Riaza (Segovia) 1860/75. Estereoscopia en albúmina de autor desconocido.ado entre 1860  y 1875 apoyándonos en las características de las estereoscopias, su formato, la cartulina … y sobre todo su principal característica: que estamos ante  una estereoscopia transparente, un formato que tuvo su máxima presencia entre 1858 y 1875.

La técnica:

Las llamadas tissues son estereoscopias(1) positivadas en papel albuminado, muy delgado, a veces perforado en determinadas zonas (ventanas por ejemplo) y que se ilumina coloreando el dorso. Finalmente se refuerza por detrás con una fina hoja de papel translúcido (de ahí el nombre de tissue) que deja pasar la luz y la difumina. Estos coloreados y ventanas de luz aportan diversos efectos a la fotografía cuando ésta se visualiza al trasluz, en contraposición a la visión por luz reflejada, creando así efectos alternativos con escenas iluminadas o de día y de noche…

Estas fotografías tienen también así el doble aspecto de fotografías en blanco y negro y el de fotografías coloreadas cuando se aprecia el efecto de transparencia.

Toros en Riaza_2bPor ejemplo, esta es la imagen que se aprecia en esta fotografía cuando la vemos retroiluminada. El artista ha coloreado cuidadosamente la superficie correspondiente a las chaquetas de los vecinos con diversos colores, la capa del torero, los burladeros, los tejados … proporcionando un efecto de color.

La imagen:

La plaza Mayor de Riaza es muy conocida por su histórica adaptación como coso taurino. Una circunstancia muy común en los pueblos de gran parte de la geografía española, pero que en este caso ha sobrevivido hasta nuestros días. Según las e-crónicas, tuvo en el centro instalada la «picota» jurisdiccional hasta que la Constitución de 1812 abolió esta práctica, más tarde ocupó su lugar una farola de hierro fundido que permaneció allí hasta los años 6o del siglo XX, que es la que aparece en nuestra fotografía. Sin embargo puede observarse que el Ayuntamiento, que ocupa el centro de la imagen, no luce la torre campanario de hierro forjado con su reloj, que actualmente corona el edificio, ya que ésta se instaló en el año 1895.

(1) Se conocen muy pocos ejemplos de fotografía monoscópica que emplee esta técnica de transparencia.

Agradecemos tus comentarios

Fotografia en papel albuminado de Rafael Señán y González. Grupo de artistas flamencos en Granada. Ca. 1890

Señán y González y algún flamenco del XIX

Fotografia en papel albuminado de Rafael Señán y González. Grupo de artistas flamencos en Granada. Ca. 1890
Rafael Señán y González. Granada 361 [La zambra del Cujón]. Albúmina, ca. 1890. (Colección Fernández Rivero)

El autor

El fotógrafo Rafael Señán y González, natural de Ciudad Real, trabajó en Granada, Sevilla y Córdoba, y su producción abarca un amplio repertorio, desde la fotografía monumental y urbana hasta el estudio dedicado al retrato que posiblemente fuese el centro de su negocio fotográfico. Son muy conocidas sus fotografías de personajes con ropajes exóticos situados en un decorado cargado de atauriques, imitando algún rincón de la Alhambra, y a veces en el propio monumento . Pero una parte de su actividad la orientó  hacia lo que hoy llamaríamos «fotografía turística«, aquellas imágenes que por su tipismo podían llamar la atención de los visitantes extranjeros. En esta línea fotografió numerosos personajes entre los que abundan los de etnia gitana, las señoras adornadas con mantones vistosos o flores en el cabello … muchos de ellos en actitud de baile o acompañados de una guitarra. Algunas de estas llamativas fotografías fueron después editadas como postales y son quizás más conocidas que ésta que os presentamos.

La fotografía

Según nos dice el investigador Luis Suárez de Ávila* el personaje de la guitarra que aparece en el centro de la imagen era un gitano fragüero granaino apodado «El cojón … que tenía su negocio en el barrio del Humilladero», y fué el creador de este artificio flamenco llamado «zambra granaína»  «… para el solaz de los turistas decimonónicos…  el primer espectáculo del genuino flamenco granadino».

Este retrato debió tomarse en el estudio del fotógrafo, decorado con un característico fondo campestre. Llama la atención la fuerte expresión del guitarrista cargada de autenticidad mientras que su acompañante (posiblemente el cantaor) nos mira con timidez, no muy seguro de cual debe ser su actitud. La fecha puede rondar el año 1890.

 

El Flamenco en la fotografía del siglo XIX

Un título ambicioso para una posible investigación :) . José Lebrero comisarió en 2009 una exposición en Sevilla sobre flamenco y fotografía, con una notable presencia de fotografos del siglo XX. En realidad sólo a partir de la década de 1880 comienzan estos artistas a subirse a los escenarios de los «cafés cantantes». A partir de este momento aparecen algunos retratos individuales, algún grupo posando en su propio escenario, como la conocida fotografía de Beauchy en el café cantante «El burrero» de Sevilla.

Quizá la primera fotografía que podríamos relacionar con el arte del flamenco sea la realizada por Clifford y titulada: «Gitanos en la Alhambra».

Os dejamos con esta otra imagen de un grupo de amigos con una guitarra en torno a una mesa, compartiendo ¡un único vaso de vino!.  El decorado, los detalles y la actitud un tanto estática y asustada de los retratados nos indican que se trata de una toma realizada en el estudio de un fotógrafo (desconocido), con la pretendida ambientación de una taberna flamenca. Podemos situar esta imagen en la Málaga de principios del siglo XX, quizás en torno a 1910.

Anónimo. [Grupo de amigos con guitarra]. Gelatinobromuro. Málaga, ca. 1910. (Col. Fernández Rivero)
Anónimo. [Grupo de amigos con guitarra]. Gelatinobromuro. Málaga, ca. 1910. (Col. Fernández Rivero)
 * Suárez de Avila, Luis. «El flamenco ¿Patrimonio de la Humanidad?. Calle Elvira, decir flamenco. 2015:11-19 En esta revista aparece otra fotografía del mismo grupo tomada por el fotógrafo Ayola.