Autor desconocido. Familia burguesa en el jardín (Francia?), destacada la imagen de la filigrana del papel que puede observarse al trasluz. h 1855. Estereoscopia en papel a la sal procedente de negativo de papel. (CFRivero)

El papel en los inicios de la fotografía

Que fotografía analógica y papel caminaron inseparablemente unidos en sus ciento cincuenta años de recorrido,  es una realidad que no necesita mayor aclaración, sin embargo ¿cómo fue la adaptación de este material, soporte básico de las principales técnicas fotográficas antiguas?

Autor desconocido. Familia burguesa en el jardín (Francia?), destacada la imagen de la filigrana del papel que puede observarse al trasluz. h 1855. Estereoscopia en papel a la sal procedente de negativo de papel. (CFRivero)
Autor desconocido. Familia burguesa en el jardín (Francia?), destacada la imagen de la filigrana del papel que puede observarse al trasluz. h 1855. Estereoscopia en papel a la sal procedente de negativo de papel. (CFRivero)

A este tema hemos dedicado un reciente artículo del que aquí os dejamos un resumen y que está disponible, en versión completa, en este enlace:

Juan Antonio Fernández Rivero. El Papel en los inicios de la fotografía. XIII Congreso Internacional de Historia del Papel. 2019. p: 137-151

Fue Henry Fox Talbot el primero en utilizar papel como soporte de la imagen fotográfica, en contraposición al procedimiento del daguerrotipo cuya imagen se fijaba sobre una superficie metálica. Pero la gran diferencia de su método y su gran aportación lo constituía la capacidad de reproducir infinitamente las imágenes obtenidas por el método de negativo (imagen captada), positivo (imagen reproducida), ambas sobre papel.

Estamos hablando del papel como soporte primario de la emulsión sobre la cual se impresionará la imagen, casi podríamos decir que es lo que comúnmente, y por extensión, llamamos “fotografía” una vez procesada y estabilizada.

El papel usado como negativo había de impregnarse por completo de los líquidos necesarios para la toma de la fotografia, un procedimiento que se hacía por inmersión. Los positivos en cambio podrían ser emulsionados por inmersión o bien impermeabilizándolos con una capa de albúmina, que una vez seca recibía la siguiente capa de sales de plata sensibles a la acción de la luz. El procedimiento fue aportado por Louis-Desiré Blanquart-Evrard, y acababa confiriendo mayor calidad a la copia final y proporcionaba una mayor finura de detalles, lo que le convirtió en el sistema más empleado durante el siglo XIX.

Pero… ¿qué papel utilizó Talbot?, ¿Qué tipo de papel utilizaron aquellos primeros fotógrafos?. Lógicamente papel de escritorio, el mejor que tuviesen a su alcance, el que ofreciese una superficie más uniforme, exento de impurezas, resistente a los procesos de humidificación, evitando las marcas de agua en lo posible, … (concretamente el de Watman‘s Turkey Mill, fabricado por los molinos de Hollingseorth, en Maidstone, Kent, y el de Turner’s Chafford), aunque a menudo el propio Talbot se quejaba de sus imperfecciones, como las diferencias de espesor, un gran inconveniente sobre todo en el caso de su utilización como negativo ya que todo defecto se transferiría a la imagen positiva, incluso la filigrana, como puede verse en el ejemplo de la estereoscopia que encabeza este artículo.

Louis de Clercq. Sevilla, Catedral y Giralda desde la Plaza del Triunfo. Negativo de papel encerado. 1860 (Cfrivero)
Louis de Clercq. Sevilla, Catedral y Giralda desde la Plaza del Triunfo. Negativo de papel encerado. 1860 (Cfrivero)

Pero ya en la década de 1850 el panorama comenzó a cambiar. Sigamos el debate que se dió en la Société Heliographique (precedente de la Société Française de Photographie) en París: Sesión del 21 de marzo de 1851 – Informe de la comisión sobre fabricación de papeles fotográficos franceses, constituída por nombres tan relevantes como Gustave Le Gray, Henri Victor Regnault, Gaudin, Jules-Claude Ziegler o Hippolyte Bayard.

Bayard: anuncia que la comisión se ha reunido una sola vez y que por tanto los trabajos no estan terminados y serán presentados próximamente a la Sociedad.

Ziegler informa no obstante que sería deseable que la Sociedad encargara a la papelera Canson una partida de papel destinado a la fotografía. En sesiones sucesivas…

– Auguste Mestral informa que el papel “Petit Canson” es el mejor, Le Gray dice que él emplea el papel de Angoulème con exito, mientras que

Regnault informa que la casa Canson le ha enviado muestras, caras en opinión de Le Gray, a lo que Mestral responde que el papel Lacroix es mas barato.(1)

El tema surge reiteradamente en diferentes foros y va teniendo eco entre los fabricantes de papel aunque con cierta lentitud.

Anuncio aparecido en la prensa inglesa de la marca francesa de papel Marion. h. 1858.
Anuncio aparecido en la prensa inglesa de la marca francesa de papel Marion. h. 1858.

La firma Marion, dedicada a papelería de lujo, fundada en París por Claude Mames Auguste Marion, abrió una sucursal en Londres, y hacia 1855 se especializó en papeles para fotografia, fabricando incluso sus propios materiales, tanto para negativos, como para positivos, cartulinas para los formatos de retratos, etc. llegando a ser considerada como una de las principales suministradoras de material fotográfico (incluyendo cámaras y toda clase de aparatos) de toda Europa. La casa Marion contribuyó a difundir el procedimiento del papel encerado de Le Gray desde su publicación hasta principios de la década de 1860, de hecho era uno de los escasos comercios que vendía un papel previamente encerado, incluso también yodado (añadiendo yoduro de plata, necesario para la formación de la imagen), con la fórmula del propio Le Gray ligeramente modificada.

Portada del manual de fotografía de Barreswil y Davanne. Traducción al castellano. Madrid, 1864. (CFRivero)
Portada del manual de fotografía de Barreswil y Davanne. Traducción al castellano. Madrid, 1864. (CFRivero)

Los manuales de fotografía están igualmente plagados de comentarios y consejos sobre el uso del papel y los resultados  que pueden obtenerse según las marcas entre las que aparece con frecuencia Canson Frères. Por ejemplo los papeles ingleses encolados con gelatina presentaban una mayor sensibilidad a la luz mientras que los franceses que usaban normalmente el almidón como aglutinante eran más recomendables como soportes para la albúmina.

Finalmente la fabricación de papel albuminado quedó hasta bien entrado el siglo XX en manos de solo dos compañías: Por un lado Blanchet Frères et Kléber, que produjeron la marca Rives cerca de Grenoble, y por otro Steinbach & Co. cuyo molino Malmédy (Bélgica) produjo el papel marca Saxe. El papel “‘Rives” fue el más utilizado por presentar una superficie más lisa, aunque éste último presentaba una mayor resistencia y era el preferido para impresiones más grandes. Ambos papeles estaban hechos a máquina y preparados con una mezcla de almidón y resina de jabón. Cuando se impone la técnica de papel albuminado para los positivos comienzan a surgir fabricantes, el pionero en Alemania fue el Instituto de Fotografía de Eduard Liesegang, en Elberfeld, que comenzó la producción ya en 1854. En pocos años había 24 empresas de producción de papel albuminado en el país y aunque también en otros países surgió esta industria (Inglaterra, Francia, Austria y EE.UU), fue en la región de Dresde donde la concentración de fabricantes de papel fotográfico dió lugar en 1874, mediante la fusión de siete firmas, a la gran compañía Die Vereinigten Fabrike Photographische Papiere AG que monopolizó el mercado y mantuvo la fabricación hasta 1930.

Autor desconocido. Iglesia de Santa María la Blanca en Villalcázar de Sirga (Palencia). h. 1890. Gelatina de plata sobre papel. (CFRivero)
Autor desconocido. Iglesia de Santa María la Blanca en Villalcázar de Sirga (Palencia). h. 1890. Gelatina de plata sobre papel. En la parte superior se aprecia la filigrana de la marca Rives (CFRivero)

Todo el debate que tuvo lugar en Europa sobre el papel fotográfico se reflejó en España a través de los manuales traducidos o de las revistas especializadas ya desde la década de 1850, sin que tengamos noticia de la fabricación de papel fotográfico en el territorio español, como afirmaba en 1882 uno de los escasos manuales de fotografía españoles, el publicado por Enrique Picatoste: “papel para emplearlo en el procedimiento a la albúmina que los fotógrafos españoles traen del extranjero,
empleando especialmente el de Angouleme“.

Nos ha parecido muy curiosa la fotografía que incluimos de Santa María la Blanca de Villalcázar de Sirga, una imagen positivada con la técnica que a finales del siglo XIX desbancó a la albúmina, la gelatina de plata. Sin embargo, a pesar de haber sido realizada en torno a 1990 puede comprobarse que el fotógrafo no pudo sino utilizar un papel con filigrana para el positivo. Creemos que no debe existir una fotografía tan antigua de este magnífico ejemplo del románico en el Camino de Santiago, y sospechamos que su autor fue un fotógrafo no profesional con evidentes dificultades para encontrar materiales adecuados para practicar la fotografía.

(1) Las referencias exactas de los datos aportados por este artículo pueden verse en el artículo publicado.

“Oriente al Sur”, calotipos en la Alhambra

La exposición: Oriente al sur. El calotipo y las primeras imágenes fotográficas de la Alhambra (1851 – 1860), es una oportunidad muy especial y probablemente irrepetible, para contemplar muchos de los mejores ejemplos del primitivo arte fotográfico del calotipo, ejecutados en honor de esta arquitectura singular. ¡No se lo pierdan!

Felix Alexander Oppeneim. Granada, Alhambra, Sala de los Embajadores. 1852. Papel a la sal a paratir de calotipo. Staatliche Museum zu Berlin. Portada del catálogo de la exposición: Oriente al Sur.
Felix Alexander Oppenheim. Granada, Alhambra, Sala de los Embajadores. 1852. Papel a la sal a partir de calotipo. Staatliche Museum zu Berlin. (Portada del catálogo de la exposición: Oriente al Sur)

Una exposición organizada por el Patronato de la Alhambra y Generalife y el Museo de la Universidad de Navarra, y comisariada por Javier Piñar Samos y Carlos Sánchez Gómez. Estará abierta desde el 27 de julio al 15 de octubre de 2017 en la cripta del Palacio de Carlos V, Granada.

Está “centrada en el método que patentó Henry Fox Talbot (1841), que fue el calotipo, así como su utilización para una primitiva imagen fotográfica en España, teniendo a la Alhambra como un tema preferente. Los fotógrafos, eligieron el calotipo por su ligereza y versatilidad, en lugar del daguerrotipo que era más rígido. Se obtenían con esta técnica fotografías realmente hermosas, gracias a su textura aterciopelada, fijadas en papel de exquisita calidad“. Patronato de la Alhambra

Guardar

Guardar

Ferrier-Soulier. 7084 Vue a Malaga (Espagne). Málaga, 1863. Estereoscopia en albúmina.

Málaga en las estereoscopias de Ferrier

1857 es el año en el que se edita una de las primeras series estereoscópicas de localidades españolas, publicada en París por Claude Marie Ferrier, en ella aparecen: Madrid, Segovia, Toledo, Cuenca, Córdoba, Sevilla, Granada, Ronda y Málaga, ciudad a la que hoy vamos a dedicar este espacio.

Ferrier-Soulier. 7084 Vue a Malaga (Espagne) [Batería de San Rafael]. Málaga, 1863. Estereoscopia en colodión sobre vidrio.
Ferrier-Soulier. 7084 Vue a Malaga (Espagne) [Batería de San Rafael]. Málaga, 1863. Estereoscopia en colodión sobre vidrio.
A partir del trabajo del fotohistoriador Rafael Garófano(1) nos iniciamos en el conocimiento de este ingente y singular fóndo que fue generando la empresa que unos años después, en 1864, Ferrier junto a su hijo continua junto a Soulier (Ferrier père fils et Soulier), incorporan nuevas vistas de España añadiendo: Pamplona, Olite, Zaragoza, Montserrat, Barcelona, Sagunto, Valencia, Alicante, Cartagena, Cádiz, Aranjuez, La Granja, El Escorial y Burgos (serie 7000).(2)

Pero vamos a centrarnos aquí en las fotografías dedicadas a esta ciudad del sur de Europa, que muchos europeos verían por primera vez en estas estereoscopias sobre vidrio, que en francés el editor tituló y numeró así, bajo el apartado genérico de Malaga:

  • 6500   Panorama de Málaga
  • 6501   Vue du port de Málaga
  • 6502   Chantiers de Málaga
  • 6503   Vue panoramique des faubourgs
  • 7081   Panorama de Malaga pris du château
  • 7082   Panorama de Malaga pris de Saint-Christophe
  • 7083   Fontaine du Salon de Bilbao
  • 7084   Vue à Malaga (6)

Como quiera que los fondos de esta casa pasaron a la firma Levy, continuadores de la empresa, hoy día muchos de sus negativos se conservan en esta colección que guarda la Agence Roger Viollet en París.

Ferrier-Soulier. 6500 Panorama de Malaga. 1857. Colodión sobre vidrio en formato estereoscópico
Ferrier-Soulier. 6500 Panorama de Malaga. 1857. Colodión sobre vidrio en formato estereoscópico

Esta primera fotografía, la 6500, muestra la ciudad desde El Castillo de Gibralfaro, una atalaya ideal desde la que el fotógrafo eligió la vertiente marítima en la que están presentes tanto el mayor edificio de la ciudad: su catedral y el palacio de la Aduana junto al puerto.

Jean Laurent/Ferrier. Malaga, vue du port. 1857. Albúmina en formato estereoscópico
Jean Laurent/Ferrier. Malaga, vue du port. 1857. Albúmina en formato estereoscópico

La 6501 está tomada desde el piso superior de La Farola (faro de la ciudad), mostrando el muelle principal con las barcas un tanto movidas, la Catedral y parte del edificio de la Aduana que se ve a la derecha de la imagen.

La estereoscopia 6502, titulada “Chantiers de Málaga” (Astilleros de Málaga)

Ferrier-Soulier. 6502 Chantiers de Malaga. 1857. Colodión sobre vidrio.
Ferrier-Soulier. 6502 Chantiers de Malaga. 1857. Colodión sobre vidrio.

muestra una escena de la playa de Pescadería (hoy Muelle de Heredia) en la que se podrían estar construyendo grandes barcazas de pesca.

Ferrier-Soulier. 6503 Malaga, vue panoramique des faubourgs. 1857. Colodión sobre vidrio.
Ferrier-Soulier. 6503 Malaga, vue panoramique des faubourgs (detalle). 1857. Colodión sobre vidrio.

La estereoscopia 6503 muestra la zona norte de Málaga, en la que destaca el Convento de la Victoria, sede de la Patrona de la ciudad, a la derecha, y a la izquierda una de las escasas imágenes del desaparecido Circo y Plaza de Toros de la Victoria, separados ambos por la calle Cristo de la Epidemia.

La pregunta que muchas veces queda sin responder cuando estudiamos estas fotografías decimonónicas de grandes editores, es ¿cual sería la identidad del fotógrafo que realizó la toma?. En este caso sabemos que Clifford realizó algunas de ellas (existe carta en la que afirma tener que ir a Segovia a realizar fotografías estereoscópicas para Ferrier), aunque el asunto requiere más investigación. Por otro lado sabemos también que las fotografías 6501, 6502 y 6503 (así como de otras ciudades) aparecen en el catálogo del fotógrafo Jean Laurent de 1863 con los mismos títulos en español, una coincidencia que identificamos en 2001 (3).

El segundo grupo, como hemos señalado realizado en 1864, repite en su número 7081-Panorama de Malaga pris du château, una imagen prácticamente igual a la primera de la serie, la 6500, con pequeñas diferencias que nos indican que se trata de una placa distinta.

Pero la 7082 – Panorama de Malaga pris de Saint-Christophe, es decir: … tomada desde el Cerro de San Cristóbal, tiene el doble interés de mostrar un primer plano de chumberas y pitas, especies exóticas en el ámbito europeo, enmarcando la ciudad al pie de la colina fortificada de Gibralfaro.

Ferrier-Soulier. 7082 Panorama de Malaga pris de Saint-Christophe. Colodión sobre vidrio en formato estereoscópico
Ferrier-Soulier. 7082 Panorama de Malaga pris de Saint-Christophe. Colodión sobre vidrio en formato estereoscópico

Siguiendo el orden de presentación del catálogo nos encontramos con la nº 7083

Ferrier-Soulier. 7083 Malaga. Fontaine du Salon de Bilbao. 1863. Colodión sobre vidrio
Ferrier-Soulier. 7083 Malaga. Fontaine du Salon de Bilbao. 1863. Colodión sobre vidrio

 – Fontaine du Salon de Bilbao, es una imagen muy poco vista, lo que resulta extraño al tratarse de la hermosa Fuente de Génova en el principio de la Alameda, con la Casa de los Larios a la derecha.

La 7084 y el “Cañón Tigre”

Pero volvamos sobre la primera imagen que abre este artículo. Se trata de la última estereoscopia de la serie en Málaga y su título “Vue a Malaga” no aporta ninguna información sobre la imagen que presenta, y es curioso porque existe toda una historia oculta entre estos cañones situados en algún lugar de las playas malagueñas:

El primer plano de la fotografía se sitúa en la “Batería de San Rafael” que junto con las de San José, San Nicolás y San Felipe, defendían el puerto. Unas defensas puestas en cuestión en un informe que realizó el Mariscal de Campo José Herrera García en 1857, en el que avisa

… sobre la prosperidad de Málaga y su desprotección ante cualquier ataque por su indefensión por tierra, pues de los antiguos muros de la ciudad sólo quedaban los de la Alcazaba y Gibralfaro y era evidente la escasez y mala disposición de las baterías que defendían el puerto, en concreto las de San Rafael. San José, San Nicolás y San Felipe y los fuertes de San Carlos y Santa Catalina“(4)

De hecho, si observamos la panorámica 6500 tomada desde Gibralfaro en 1857, se observa la ausencia de artillería en esta  Batería de San Rafael.  Esta fortificación, como se ve en la estereoscopia, estaba situada en la misma playa,

Ferrier-Soulier. Vue a Málaga. [Detalle de uno de los cañones situados en la Batería de San José en Málaga], 1863. Colodión sobre vidrio en formato estereoscópico.
Ferrier-Soulier. Vue a Málaga. [Detalle de uno de los cañones situados en la Batería de San José en Málaga], 1863. Colodión sobre vidrio en formato estereoscópico.

junto a la desembocadura del río Guadalmedina, el río de la ciudad, y nos permite observar al fondo, la batería de San José protegiendo el puerto, así como el tejado del “tinglado” que protegía las mercancías en la explanada portuaria, y al pié del monte de Gibralfaro con su castillo y su coracha, la Aduana, hoy Museo de Málaga .

Si nos fijamos en el detalle de los cañones, el que queda más a la vista del espectador y algo más atrás aquel sobre el que se apoya el segundo personaje, son dos piezas exactas al famoso cañón Tigre que se conserva en Tenerife, y si bien este modelo fue fundido en el siglo XVIII está soportado por una cureña de hierro colado en la que se aprecia la inscripción “SEVILLA 1860″(5). Podríamos pues deducir que a raíz del informe de 1857 se decidió enviar a Málaga nuevo material defensivo y que estamos ante uno de los productos de la Real Fábrica de Artillería de Sevilla.

Bibliografía:

  1. Garófano Sánchez, Rafael. Andaluces y Marroquíes en la colección fotográfica de Lévy (1888-1889). Cádiz : Diputación, 2002
  2. Sánchez Gómez, Carlos. Los editores Ferrier-Soulier y Gaudin. En: Una imagen de España: fotógrafos estereoscopistas franceses [1856-1867]. Madrid, Fundación MAPFRE. Instituto de Cultura. 2011.  Y Fernández-Rivero, Juan-Antonio . [Reseñas biográficas de la casa Ferrier-Soulier, Gaudin-Frères, Ernest Lamy y Jean Andrieu]., 2011 En: Una Imagen de España. Fotógrafos estereoscopistas franceses [1856-1867]. Fundación MAPFRE. Instituto de Cultura, pp. 104-105.
  3. Fernández Rivero, Juan Antonio.Tres dimensiones en la historia de la fotografía: La imagen estereoscópica. Málaga: Editorial Miramar, 2004. Pag.: 131-132
  4. Citado por: Antonio Gil Albarracín. Destrucción y reconstrucción del dispositivo defensivo en el litoral andaluz durante la primera mitad del siglo XIX. Ponencia en las VI Jornadas AFORCA.
  5. Calvo, Juan L. Montajes en el material de antecarga. pág. 64. Blog: Catalogación de Armas.
  6. Publicada en: Garófano Sánchez, Rafael (Op. cit) p: 25.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

José Pavón y Gómez. Jesús con la cruz a cuestas. Sevilla, ca. 1870. Albúmina

Pasión en Sevilla, escenificaciones de Semana Santa en el XIX

El fotógrafo sevillano José Pavón y Gómez editó, hacia 1870, una serie de cartes de visite con escenas teatralizadas de la Pasión de Jesús. ¿Estamos ante las fotografías de una representación viviente de la Pasión de Cristo, escenificada en Sevilla?

José Pavón y Gómez. Prendimiento de Jesús. Sevilla, ca. 1870. Albúmina
José Pavón y Gómez. [Prendimiento de Jesús]. Sevilla, ca. 1870. Albúmina
Se trata de un grupo de nueve fotografías, todas en el formato de carte de visite en las que los actores posan representando las diferentes secuencias de la historia bíblica. Sí, hay que observar que los personajes están realmente “posando” y aclarar que alrededor de 1870, la técnica fotográfica no permitía fotografiar con éxito personajes en movimiento, así que no se trata de la captación de diversos momentos de una representación, sino de composiciones escénicas de un momento reconocible de la sagrada escritura en las que los personajes (todos) miran a la cámara: en la primera imagen que mostramos se identifica el momento en que Judas se acerca a Jesús para señalarle con su beso, los soldados con cuerdas en la mano, están prestos para prenderle y Pedro echa mano de la espada en defensa del Maestro.

José Pavón y Gómez. Oración en el Huerto de los Olivos. Sevilla, ca. 1870. Albúmina
José Pavón y Gómez. [Oración en el Huerto de los Olivos]. Sevilla, ca. 1870. Albúmina
En esta otra los apóstoles duermen mientras Jesús ora en el Huerto de los Olivos…

Pero volvamos al fotógrafo: José Pavón Gómez ya fué estudiado por el insigne fotohistoriador de Sevilla: Miguel Ángel Yáñez Polo, que lo incluye en su estudio sobre la fotografía en Sevilla(1), y nos dice que este alumno de Jules Beauchy abrió su primer gabinete en 1866 en la calle Murillo 6 y que fué siempre un fotógrafo retratista muy ligado al éxito de la fotografía en tarjeta. También nos informa de que el uno de junio de 1870 se trasladó a la calle Ángel (luego Rioja) donde permaneció hasta 1879.

Y éste es el dato que nos permite datar estas fotografías: unas con la dirección antigua y otras con la nueva, nos indican que se realizaron en un momento cercano a la transición entre ambas localizaciones, aprovechando el fotógrafo las cartulinas que le habían quedado con la dirección de calle Murillo.

Dorsos de las cartes de visite de José Pavón y Gómez. Sevilla, ca. 1870
Dorsos de las cartes de visite de José Pavón y Gómez. Sevilla, ca. 1870

José Pavón y Gómez. Jesús ante los Sumos Sacerdotes. Sevilla, ca. 1870. Albúmina
José Pavón y Gómez. [Jesús ante los Sumos Sacerdotes]. Sevilla, ca. 1870. Albúmina
José Pavón y Gómez. Jesús ante Caifás. Sevilla, ca. 1870. Albúmina
José Pavón y Gómez. [Jesús ante Caifás]. Sevilla, ca. 1870. Albúmina
Estas direcciones de sus estudios coinciden con los datos que proporciona el Directorio de fotógrafos en España(2), aunque nosotros hemos encontrado además un dorso que le sitúa en C/ O’donnell 22, en el que sería seguramente su último estudio y en el que aparece con la inscripción: Real privilegio por S. M. Fotografía Española José Pavon y Gomez. Ya en 1879 nuestro fotógrafo se asocia con Juan Rodríguez en la calle Rioja 11. En realidad no se movió nunca del mismo entorno, ya que todas estas calles están muy próximas unas a otras, en el entorno de la plaza de la Magdalena.

La representación de la Pasión con personajes del pueblo, o Pasión viviente, es una tradición en numerosas localidades españolas, entre ellas algunos pueblos de Andalucía: Iznájar, Riogordo, Cuevas del Campo… sin embargo no hemos identificado ninguna referencia a estas escenificaciones ni en Sevilla ni en los pueblos de su provincia… Cabría preguntarse entonces si estas fotografías ¿reflejan quizá una obra teatral?, ¿son actores o gentes del pueblo?, una duda razonable si observamos los elaborados disfraces y caracterizaciones que muestran los personajes …

Sin embargo sí creemos poder afirmar que las imágenes se captaron en Sevilla, además de por la firma del fotógrafo, porque tenemos un retrato en carte de visite del Jesús, carismático protagonista de la serie, realizado en las mismas fechas también por José Pavón y Gómez.

José Pavón y Gómez. Jesús con la cruz a cuestas. Sevilla, ca. 1870. Albúmina
José Pavón y Gómez. [Jesús con la cruz a cuestas]. Sevilla, ca. 1870. Albúmina
Aunque el interes por las escenas teatrales o de género, representando aspectos de la vida cotidiana con matices cómicos o dramáticos, fue una tendencia que se plasmó en la fotografía ya desde sus inicios, sobre todo en la fotografía estereoscópica, esta pequeña colección es una interesantísima y pionera experiencia fotográfica, ya que no tenemos noticia de otras fotografías anteriores que representen la Pasión de Jesús en España.

Nuestro amigo Lee Fontanella nos comenta que estas fotografías le recuerdan las realizadas por  Holland Day en EEUU y Laporta en Alcoy. Aunque ambos casos son posteriores y en ambas experiencias son los propios fotógrafos quienes posaron como el personaje Jesús Cristo de manera individual, y no componiendo una escena.  (Actualizado 23/3/2016)

Hay que valorar la iniciativa de este modesto fotógrafo que logró mantenerse durante muchos años en el competitivo ambiente sevillano, y no descartar la posibilidad de que él mismo produjese la realización de estas escenas, con toda la planificación de vestuarios, actores, escenarios, etc. con una clara intención comercial dirigida hacia un público devoto que hoy como ayer vive con intensidad su Semana de Pasión.

Bibliografía:

(1) Yáñez Polo, Miguel Ángel. Historia General de la Fotografía en Sevilla. Sevilla, Sociedad de Historia de la Fotografía, 1997

(2) RODRÍGUEZ MOLINA, Mª José; SANCHIS ALFONSO, José Ramón. Directorio de fotógrafos en España (1851-1936) : (elaborado con la información que proporcionan los anuarios y guías comerciales). Valencia : Archivo General y Fotográfico de la Diputación de Valencia , 2013. 2 (vol.) ISBN (o.c.) 978-84-7795-673-0

Entradas relacionadas:

La primera fotografía de Jesús del Gran poder, Sevilla 1857-1859 Paso de Jesús del Gran poder en la puerta de la Iglesia de San Lorenzo en Sevilla, 1857 Película de 1930 de Málaga, Sevilla y Toledo Paso de Semana Santa de "La Pollinica" por la Alameda. Málaga h. 1930
Las cigarreras Sevillanas de Beauchy Cigarreras de la fábrica de tabacos en Sevilla hacia 1890. Fotografía de Emilio Beauchy Estereoscopistas ingleses en España: Frank M. Good Frank M. Good. Sevilla, la Catedral desde el Alcázar. Albúmina, 1870/75

 

Autor desconocido. Retrato de un niño. Daguerrotipo. Ca. 1860

La CFRivero en Daguerreobase

DAGUERREOBASE collective cataloguing tool for daguerreotypes“, es un proyecto que pretende reunir los fondos europeos de la más primitiva técnica fotográfica.Daguerrotipos de la CFRivero en Daguerreobase

La CFRivero ha subido a este repositorio 58 daguerrotipos, lo que nos sitúa como una de las más importantes de las 21 colaboraciones españolas. Todos ellos pueden consultarse aquí.*

Autor desconocido. Retrato de un niño. Daguerrotipo. Ca. 1860
Autor desconocido. Retrato de un niño. Daguerrotipo. Ca. 1860

Y es que los daguerrotipos, esas imágenes únicas que en un reflejo nos brindan el positivo y el negativo al mismo tiempo, son objetos extraños y frágiles de los que no nos han llegado demasiados ejemplos. Así que no es extraño el interés por salvar y difundir estas imágenes que afortunadamente han despertado en interés de los coleccionistas y de las que en España tenemos escasos ejemplares.

Incluso bastantes de los daguerrotipos que figuran en las colecciones españolas son de factura francesa, inglesa y con mucha frecuencia procedentes de Estados Unidos, ya que en este país se practicó esta técnica hasta bien entrada la década de 1860, unas fechas en las que en Europa se había ya sustituido por la fotografía de negativo intermedio.

Franck y Wigle. Retrato de una joven. Daguerrotipo iluminado. Barcelona, 1850/60
Franck y Wigle. Retrato de una joven. Daguerrotipo iluminado. Barcelona, 1850/60

Hemos querido traer aquí estos tres ejemplos interesantes de este grupo de daguerrotipos de la CFRivero:

  • El increible retrato de este niño (arriba), que permite admirar la calidad que podía alcanzar la imagen daguerrotípica, capaz de mostrar hasta el más mínimo detalle de la fotografía. Aunque nada podemos decir del autor, sí sabemos que es de origen francés.
  • El retrato de una joven, cuyo vestido estampado está levemente coloreado y en el que destacan sus joyas doradas. Interesante, a pesar de que el tiempo ha dejado su
Franck y Wigle. Etiqueta de un dorso de daguerrotipo. Barcelona, 1850/60
Franck y Wigle. Etiqueta del daguerrotipo anterior. Barcelona, 1850/60

huella en él, ya que se trata de un daguerrotipo realizado en Barcelona por el estudio que Franck y Wigle (François Marie Gobinet de Villecholles y Alejandro Wigle) (1), fotógrafos franceses, mantuvieron en la Rambla del Centro 18, y que estuvo abierto al menos desde 1855 hasta 1858, año en que se trasladaron a París.

  • Y un daguerrotipo estereoscópico realizado por Louis Jules Duboscq, óptico parisino a quien David Brewster pidió ayuda, allá por 1850, para el perfeccionamiento de su visor estereoscópico. Duboscq tuvo entonces la gran idea de visualizar con el estereóscopo, no ya los dibujos geométricos con los que se había experimentado anteriormente, sino el nuevo invento: fotografías. El mismo Duboscq realizó las necesarias estereoscopias, tanto al daguerrotipo “como en papel y cristal, … convirtiéndose así en el primer practicante de la fotografía estereoscópica en Francia”(2). En este caso mostramos una composición a base de diversos objetos, muy original para este tipo de fotografías.
Louis Jules Duboscq. Gatito de peluche en un cesto. Daguerrotipo estereoscópico. 1851/55.
Louis Jules Duboscq. Gatito de peluche en un cesto. Daguerrotipo estereoscópico. 1851/55.

Daguerreobase permite el acceso al principal repositorio digital de daguerrotipos del continente, con la voluntad de facilitar el estudio a profesionales y aficionados de todo el mundo y está a su vez apoyado por EDA, the European Daguerreotype Association. Un precioso recurso también para disfrutar.

Bibliografía

Daguerrotipos, los primeros registros fotográficos. Daguereobase Consortium, 2014

(1) García Felguera, María de los Santos. El papel de París y los fotógrafos franceses. En: El arte español entre Roma y París (siglos XVIII y XIX): Intercambios artísticos y circulación de modelos. Volumen 143 de Collection de la Casa Velázquez. Editores: Luis Sazatornil Ruiz, Frédéric Jiméno. Casa de Velázquez, 2014.

(2) Fernández Rivero, Juan Antonio. “Tres dimensiones en la historia de la fotografía: la imagen estereoscópica“. Málaga. Editorial Miramar, 2004. Pag. 30.

  • Hacer la búsqueda en “Daguerreobase con el nombre de : “Fernandez Rivero”

Entradas relacionadas:

Daguerrotipos “Made in Spain” Daguerrotipo de José María Blanco (Cádiz) de un militar español, realizado hacia 1855. (Col. Fernández Rivero) Tras los pasos de Lorichon Daguerrotipo coloreado de Dorotea Sholtz de Málaga, n 1857, realizado por E. Lorichon
Hallado un daguerrotipo de Gairoard Jean Gairoard. Retrato de caballero. Alhaurín el Grande (Málaga) 1849. Daguerrotipo (Col. particular) Las dos fotografías más antiguas de la CFRivero Anónimo. Retrato de dama. [Familia d'Orleans]. Daguerrotipo. Francia, 1843 (Col. Fernández Rivero)
Leonardo Camps. Arenas del Rey, ruinas del terremoto. 1885. Gelatina de plata.

Fotógrafos en el terremoto de Andalucía en 1884

El día de Navidad de 1884, pasadas las nueve de la noche, la tierra tembló entre Málaga y Granada(1), al norte y al sur de las sierras de Tejeda y Almijara. 20 segundos bastaron para que los 6,5º que alcanzó la intensidad del terremoto, arrasaran pueblos enteros y costaran la vida a más de 1000 vecinos.

[Leonardo] Camps y Cia. Arenas del Rey, ruinas del terremoto. 1885. Gelatina de plata.
[Leonardo] Camps y Cía. Arenas del Rey, ruinas del terremoto. 1885. Gelatina de plata.
Una gran calamidad que se agravó por lo escabroso del terreno y por las bajas temperaturas ya que llegó a nevar por aquellos días, cuando el rey Alfonso XII visitó algunas de las poblaciones llevando las promesas de reconstrucción del gobierno.

El suceso y sus consecuencias fueron objeto de la atención de todo el país, en los medios periodísticos nacionales, incluso internacionales, y fue seguido también de una serie de estudios científicos… pero nosotros queremos destacar las fotografias que se tomaron, muchas de ellas las primeras imágenes de aquellos recónditos lugares, y cotribuir a una mejor identificación de los fotógrafos que se desplazaron a la zona, algunos con el objeto de ilustrar la noticia, otros reflejando la visita real y otros complementando el trabajo de los geólogos.

Leonardo Camps. Una calle de Canillas de Aceituno. (Málaga). 1885. Gelatina de plata.
[Leonardo] Camps y Cía.. Una calle de Canillas de Aceituno. (Málaga). 1885. Gelatina de plata.

Leonardo Camps González

Fué el joven Domingo de Orueta y Duarte, estudiante malagueño de ingeniería de minas, quien comisionado por su director realizó el primer estudio geológico del seismo, firmado el 29 de febrero de 1885 y publicado ese mismo año por la Sociedad de Ciencias de Málaga(2). Un trabajo que se acompañó de un mapa desplegable y 22 fotografías, pegadas en sus correspondientes láminas, de las que sin embargo no consta el nombre del autor, ni se hace referencia al fotógrafo en el texto. No obstante tenemos en la CFRivero un ejemplar de este trabajo en el que consta la siguiente inscripción manuscrita en la portada: “Fotografías de CAMPS y Cía. Santa María 8 – Málaga”.

Leonardo Camps. Jayena, la casa grande, vista tomada desde la esquina de la iglesia. Jayena (Granada). 1885
[Leonardo] Camps y Cía. Jayena, la casa grande, vista tomada desde la esquina de la iglesia. Jayena (Granada). 1885

Así pues podemos atribuir justamente estas fotografías a Leonardo Camps, pintor malagueño formado en Madrid en la Escuela de San Fernando, que tenía un establecimiento fotográfico en Málaga ya en 1877 con el nombre de Camps y Cia., y que tras haber participado en diferentes exposiciones

Portada del libro de Domingo de Orueta.
Portada del libro de Domingo de Orueta.

con su obra pictórica, se dedicó a la fotografía de forma exclusiva a partir de 1880, asociado al fotógrafo Francisco Rojo con quien compartió el negocio hasta mediados de la década de 1890(3). Tanto el texto como las fotografías pueden consultarse en la web de la Universidad de Granada.

Alfredo Esperon

El viaje del rey a los pueblos damnificados tuvo lugar entre los días 10 y 22 de Enero, acompañado por el ministro de la gobernación, el también malagueño Romero Robledo. En la comitiva real no faltó un fotógrafo que fué en este caso Alfredo Esperon acompañado de su esposa Luisa Faure, un fotógrafo bien acreditado en la corte y de una amplia trayectoria. Sin duda se trataba de una pareja esforzada, a la que imaginamos empleándose a fondo para seguir a la comitiva por caminos destrozados y en medio del temporal de nieve que azotó la sierra por aquellos días.

La prensa comentó profusamente este hecho:

“Mr. y madame A. Esperón, fotógrafos, partieron ayer en el tren real, con objeto de sacar copias gratuitamente, de los pueblos más castigados por los terremotos en las provincias de Granada y Málaga, cuyas fotografías exhibirán después por medio de un microscopio gigante en uno de los teatros de esta capital. / Los productos de la función en que se exhiban las citadas fotografías serán a beneficio de las víctimas de aquellas provincias” (La Discusion: 10-1-1885)

Con la regia comitiva ha llegado a Madrid, procedente de los pueblos de Andalucía, el fotógrafo de la real casa, Sr. Esperón, el cual fue a dichos puntos, como ya dijimos, para sacar vistas de los efectos causados por los terremotos. / Se han sacado sesenta fotografías diferentes de los desastres, tanto en los edificios, como en los campos ...” (La Correspondencia, 26-1-1885)

Esperon confeccionó un álbum con las fotografías tomadas en Alhama, Albuñuelas, Vélez-Málaga, Periana, cortijo de Guaro, y lo regaló al rey, hoy se conserva en la biblioteca del Palacio Real. Otra copia de este trabajo está depositada en el Ayuntamiento de Granada y puede ser visualizada en su totalidad en Internet.(4)

Albert Offret y René Bréon

A principios de febrero, una comisión Francesa, nombrada por la Academia de Ciencias y presidida por el profesor F. Fouqué, visita la región devastada y elabora un informe que se acompaña de 20 magníficas fotografías, realizadas por los miembros del equipo: Albert Offret y René Bréon, geólogo e ingeniero civil respectivamente.

El resultado fué una extensa publicación(4) con fotografías de Periana, Arenas del Rey, Albuñuelas, Güevéjar y Játar, así como otros lugares de la sierra, puede consultarse en línea en la Biblioteca Virtual de Andalucía. Pero se hicieron además otras fotografías de: Vélez-Málaga, Málaga, Guaro, Ventas de Zafarraya, Alhama y Frigiliana, todas pueden verse en Gallica.

Fotógrafos de prensa

Comisionados por la prensa, otros fotógrafos llegaron también desde Barcelona, Sevilla o Málaga, y gracias a los grabados que se publicaron en las revistas gráficas, indicando “tomado de fotografía”, conocemos el trabajo de algunos de ellos, como por ejemplo los de:

Vélez-Málaga, aspecto de la calle de la Alhóndiga. Grabado de fotografía de J. Oses. 1885
Vélez-Málaga, aspecto de la calle de la Alhóndiga. Grabado de fotografía de J. Oses. 1885

La misma revista el día 30-1-1885 publica también un grabado de una de sus fotografías de Vélez Málaga, “Aspecto de la calle de la Alhóndiga“.

  • Heribert Mariezcurrena, de Barcelona: Gracias al historiador de la fotografía Bernardo Riego(5) sabemos cómo la revista ilustrada “La Ilustración” fue una de las primeras en publicar fotografíassin necesidad de recurrir a su transcripción dibujada … impresa directamente en las páginas“, y cómo esta nueva etapa se inicia precisamente con la publicación de este reportaje. El 2 de febrero la revista informa que se habían apresurado a enviar a uno de los más conocidos fotógrafos de la ciudad, que no es otro que Mariezcurrena, para que tomara las imágenes de los daños causados por los terremotos en las provincias de Granada y Málaga, y publica tres de las fotografías realizadas en Alhama de Granada, Calle alta de Mesones, calle de la Cruz y Paisaje.

El día 8 de febrero, sigue ampliando la noticia con varias fotografías más, la imagen de portada de un bautizo en Alhama, la calle Real en Ventas de Zafarraya, otra que muestra la destrucción casi total de Arenas del Rey y la iglesia y campanario en ruinas de Periana.

Fué tal la impresión que causó esta catástrofe en el ánimo del Sr. Mariezcurrena (“que es un pedazo de pan“) que se esforzó en motivar a las entidades públicas de Barcelona para que enviasen ayuda, lo hizo además de con sus imágenes enviando telegramas que afortunadamente obtuvieron una respuesta muy positiva, hasta el punto de que el Ayuntamiento de Alhama dedicó una de sus calles a la ciudad de Barcelona. Pero no paró aquí su esfuerzo sino que él mismo adoptó una niña que había quedado huérfana y ayudó a la adopción de otra niña por una familia catalana.

Dibujo de Comba a partir de fotografía de Juan Barrera. Periana, ruinas en la calle de La Fuente. Periana (Málaga), 1885. Grabado.
Dibujo de Comba a partir de fotografía de Juan Barrera. Periana, ruinas en la calle de La Fuente. Periana (Málaga), 1885. Grabado.
  • Juan Barrera Gómez. Gracias al un grabado publicado en La Ilustración Española y Americana del 8 de febrero de 1885,  sabemos de la presencia de este joven fotógrafo en el escenario del terremoto. Dibujado por Comba, a partir de “una fotografía directa, obtenida por el inteligente fotógrafo sevillano D. Juan Barrera”
  • José García Ayola. Antonio Jesús González (Córdoba) nos comunica que el fotógrafo granadino José García Ayola también cubrió gráficamente el terremoto y el viaje real. (Ver comentario más abajo). Además se conservan fotografías muy interesantes en el archivo de la Casa de los Tiros en Granada, como las publicadas en el libro “Caritat” que Jacinto Verdaguer publicó para recabar fondos que ayudaran a las víctimas del terremoto.

J. Laurent y Cía. – La reconstrucción

J. Laurent y Cía. Güevejar, vista de la plaza del nuevo pueblo. Güevejar (Ganada). Ca. 1890. Albúmina
J. Laurent y Cía. Güevejar, vista de la plaza del nuevo pueblo. Güevejar (Ganada). Ca. 1887. Albúmina

La reconstrucción de todos estos pueblos se debió, además de a la iniciativa del gobierno, a la solidaridad de muchos españoles incluso de personas y entidades de otros países, y fue la casa Laurent y Cía. quien levantó testimonio gráfico de la nueva fisonomía de estas poblaciones unos años después, muy probablemente encargada por la “Comisaría regia” que gestionó los fondos. En algunos casos fué posible recuperar el pueblo en su propio enclave, pero en otros se eligió un nuevo emplazamiento y se levantó un pueblo totalmente nuevo por considerar que era irrecuperable el estado de ruina causada por el terremoto.

J. Laurent y Cía. Periana, vista tomada desde el cerro de Cupido. Periana (Málaga). Ca. 1890. Albúmina
J. Laurent y Cía. Periana, vista tomada desde el cerro de Cupido. Periana (Málaga). Ca. 1887. Albúmina

Este fué el caso de Güevejar y también de Periana que vemos en esta imagen reconstruida junto a las ruinas de la población original. En Ventas de Zafarraya se construyó todo un barrio que debido a la ayuda cubana, durante algunos años vino a llamarse “Nueva Habana”.

J. Laurent y Cia. Zafarraya, vista del barrio nuevo. Ventas de Zafarraya (Granada). Ca. 1890. Albúmina
J. Laurent y Cia. Zafarraya, vista del barrio nuevo. Ventas de Zafarraya (Granada). Ca. 1887. Albúmina

Un álbum, titulado “Terremotos de Andalucia 1885 a 1887” con 17 fotografías de: Güevejar, Albuñuelas, Arenas del Rey, Alhama, Zafarraya y Periana, más una de un monumento a Alfonso XII, fué regalado por la casa Laurent a la Reina regente Mª Cristina y se conserva en el Palacio Real.

La cobertura gráfica de este suceso es un patente ejemplo de la utilización que en este fin de siglo se hacía de la fotografía para documentar los sucesos más relevantes. Desde aquellos primeros “reporteros fotográficos” que cubrieron la guerra de África en 1859/60, los fotógrafos acompañaron en sus desplazamientos a las comitivas regias, levantaron testimonio de sucesos como exposiciones, maniobras militares u obras públicas… y es esta otra faceta, la de los grandes sucesos entre los que los movimientos sísmicos tienen su lugar, la que vemos aquí reflejada en esta colección de fotografías sobre el terremoto de Andalucía de 1884.

BIBLIOGRAFÍA:

(1) Francisco Vidal Sánchez. “El Terremoto de Alhama de Granada de 1884 y su impacto”. Anuari Verdaguer 19 – 2011, p: 11-45.

(2) Domingo de Orueta y Duarte. “Informe sobre los terremotos ocurridos en el sud de España en diciembre de 1884 y enero de 1885”. Málaga : Sociedad de Ciencias Físicas y Naturales, 1885.

(3) Juan Antonio Fernández Rivero. “Historia de la fotografía en Málaga durante el siglo XIX”. Málaga, Miramar-Universidad, 1994

(4)Etudes relatives au tremblement de terre du 25 Décembre 1884 et á la constitution géologique du sol ébranlé par les secousses / [directeur de la Mission F. Fouqué … collaborateurs Michel Lévy… et al.].

(5) Bernardo Riego. “La construcción social de la realidad a través de la fotografía y el grabado informativo en la España del siglo XIX”. p:364-365. Santander, Universidad de Cantabria, 2001

Fotografía de la cúpula del Palacio de la Infanta en Zaragoza

La perdida cúpula mudéjar de la Casa Zaporta

La cúpula de la Casa Zaporta, en Zaragoza, una obra de arte de la carpintería mudéjar, de la que sólo nos queda una fotografía.

Fotografía de la cúpula del Palacio de la Infanta en Zaragoza
José Antonio Dosset Monzón. [Zaragoza] Casa de la Infanta. Media Naranja. Gelatina de plata. Ca. 1900.

Una historia accidentada:

La Comisión de la Real Academia de la Historia, en 1896, la describe como una “cúpula de madera con artesonado de reminiscencias mozárabes“, en el mismo documento en el que aboga por su conservación junto con la casa que la alberga. Sin embargo la también llamada “Casa de la Infanta”, fue demolida en 1904. Afortunadamente la fachada, el patio y la escalera se vendieron al anticuario francés Mr. Schutz, y después de estar instalados en París el patio y la escalera pudieron regresar a Zaragoza en 1958 y fueron reconstruidos en 1980 en el interior de la sede de Ibercaja, aunque otros “muchos elementos del edificio se perdieron definitivamente como la caja de escaleras y su bellísima cúpula de madera”(1).

Se trataba de una cúpula octogonal construida sobre un tambor con ventanas que iluminaban el recinto, y unía a la estructura de lacería mudéjar una decoración de elementos renacentistas a base de casetones poligonales, ciertamente parecida a la que puede admirarse hoy en la escalera de la Real Maestranza de Caballería de Zaragoza. Su mejor descripción es la que hizo Luis de la Figuera en 1914: “Era también notable la cubierta de madera que cubría la escalera; siendo esta de planta casi cuadrada de unos 6,30 por 6,80, se pasaba a la planta octagonal por medio de pechinas ornamentadas con figuras humanas sobre el fondo estriado de conchas. Del basamento de esta forma geométrica partían columnas de sostén de las arcadas, sobre las cuales descansaba la cubierta cupuliforme decorada con casetones, cuyo elemento decorativo sobrepujaba en arte a las conocidas de la región, aun comparándola con la hoy existente todavía en la Casa de Urriés, en la cual está la Maestranza … Se desarmó cuidadosamente esta cubierta e ignoro donde está hoy“(2)

Las fotografías de la Casa de la Infanta

Las primeras fotografías de la Casa Zaporta pueden ser las realizadas por Mariano Júdez ya en 1859/60. También Charles Clifford en 1860, como refiere Romero Santamaría, incluyó en su álbum sobre la visita de la Reina, tres fotografías de detalle del friso del patio. Pero quizá las más famosas son las debidas a Jean Laurent, con el patio convertido en taller de carpintería, quien las incluye en su catálogo con los números 1682 al 1688 con títulos poco imaginativos:  Portail de la dite maison, Vue de la cour, Détail de la cour, Autre vue de la dite cour  …

Patio de la Casa Zaporta cuando era una carpintería
Jean Laurent. Zaragoza, Patio de la Casa Zaporta o de la Infanta. Albúmina. Ca. 1875

En esta última imagen, en la esquina inferior derecha se apreciaCarrito del fotógrafo Jean Laurent en la Casa Zaporta

una parte del carrito del fotógrafo Laurent.

Curiosamente los fotógrafos que hicieron tomas de la Casa de la Infanta no le prestaron atención a la cúpula, pese a la buena iluminación de que debía disfrutar en días soleados, quizá porque el resultado fotográfico de un elemento así no era demasiado espectacular, ya que difícilmente podía reflejar todo el esplendor de su detalle.

El fotógrafo

Tenemos en José Antonio Dosset Monzón (Híjar-Teruel, 1857 – Zaragoza, 1914)  la figura de un auténtico científico conocedor de la técnica fotográfica, que nos ha legado un fondo fotográfico notable(3). Farmacéutico de profesión y licenciado en Ciencias, además de otras muchas aportaciones destacó por sus estudios de la flora criptogámica aragonesa de la que se conservan sus microfotografías. En su biografía se destaca su importante labor durante la epidémia de cólera de 1885 para la cual se habilitó la Casa Zaporta como espacio hospitalario, lo que nos lleva a establecer una primera relación entre el fotógrafo y el palacio. Pero seguramente, aún conociendo la “media naranja”, la fotografía no la realizara hasta unos años después, ya que el positivo que hemos estudiado es un papel a la gelatina de plata, virado, que nos da una datación entre 1890/1900.

La fotografía de la cúpula

José Antonio Monzón se dió cuenta de que solo utilizando la técnica estereoscópica podría reflejar con algún realismo el arte contenido en la cúpula de madera que cubría la escalera de la Casa Zaporta. Mientras que la fotografía monoscópica nos devuelve una imagen plana, la estereoscopia es capaz de dotar de relieve y forma estas superficies y hacer apreciar al observador la calidad de las texturas de la madera con que está conformada y la profundidad de este espacio cóncavo. Por este motivo recomendamos mirar esta imagen con un visor estereoscópico para poder apreciar mejor el interés de esta imagen. Lógicamente la toma está hecha con la cámara perpendicular a la cúpula de abajo hacia arriba, en un día soleado en las mejores condiciones para la fotografía.

A veces es necesario que confluyan un conjunto de circustancias para que una fotografía se realice y este es un caso muy peculiar en el que se unen la sensibilidad del fotógrafo por las manifestaciones artísticas, su carácter de fotógrafo no profesional, el conocimiento del motivo y de su ciudad y el interés personal y científico de que una obra amenazada quede, al menos, plasmada en una imagen de la que no conocemos más copias. (4)

(1) Monumentos desaparecidos. Gran Enciclopedia Aragonesa.

(2)Una incógnita que no es objeto de este artículo desvelar, aunque existen algunos trabajos que podrían ya haber tratado este tema: MERINO DE CÁCERES, José Miguel, «El techo de la Casa del Judío en Norteamérica», en Teruel,n.º 74, 1985, pp. 142-165; y «Siete techos aragoneses en Norteamérica», en: Aragón Cultural, n.º 5,1987, pp. 101-108.

(3) El fondo fotográfico de José Antonio Dosset Monzón fué adquirido en 2012 por el Instituto de Estudios Turolenses de la Diputación de Teruel. Actualmente integrado en su archivo fotográfico.

(4) El artículo de Micaela Pérez Sáenz: (Propietarios e inquilinos de la Casa de Zaporta desde su construcción hasta su derribo. En: José María Royo Sinués. “El patio de la Infanta”. Zaragoza : Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Zaragoza, 1985) incluye una fotografía con una imagen parcial de la cúpula de muy mala calidad y sin ninguna identificación.

Bibliografía:

de la Figuera, Luis. La Casa Zaporta. Discurso de ingreso en la Real Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luis, Zaragoza, 1914, p: 7-16. Citado por Micaela Pérez Sáenz (Opus cit.)

Maier, Jorge; Álvarez Sanchís, Jesús. Comisión de antigüedades de la Real Academia de la Historia : Aragón : Catálogo e índices.  Madrid, Real Academia de la Historia, 1999.

Romero Santamaría, Alfredo. “La fotografía en Aragón en la época de Jean Laurent”. En: Laurent y Cia. en Aragón. Zaragoza: Diputación Provincial, 1977