Edmond Guillemin-Tarayre. Granada, Arco árabe que perteneció a la Casa de las Gallinas. Albúmina sobre papel. (CFRivero)

El oro de Granada en las fotografías de Guillemin-Tarayre

Apenas una ojeada sobre un  grupo de 30 fotografías, fue el primer contacto que tuvimos con un álbum que viene a ilustrar no una sino varias historias en torno a las Minas de Oro de Granada…, y como suele suceder, la intuición tendría que apoyar la apresurada opción de llevarlas u olvidarlas.

Edmond Guillemin-Tarayre. Granada, Arco árabe que perteneció a la Casa de las Gallinas. Albúmina sobre papel. (CFRivero)
Edmond Guillemin-Tarayre. Granada, Arco árabe que perteneció a la Casa de las Gallinas como entrada de La Lancha en las minas de oro del Cerro de la Campana. Albúmina sobre papel. (CFRivero)

Las encontramos en la Feria de Bievres, la cita anual con la fotografía, en la que algún colega nos comentó “Puede que aquél marchante tenga algo que os interese”. No es fácil orientarse entre la múltiple oferta que aún esta convocatoria es capaz de ofrecer, pero los coleccionistas más veteranos ya nos conocemos y sabemos los intereses de cada uno… y sí, aquella deslabazada carpeta con un contenido algo dispar de escenas mineras, llamó nuestra atención, pero sólo cuando pudimos estudiar su contenido comprendimos que estas fotografías llenarían un importante vacío en la historia visual de la cuenca del Genil cercana a Granada y su perdido patrimonio industrial.

That scruffy folder with a somewhat disparate content of mining scenes caught our attention, but only when we were able to study its contents did we understand that these photographs would fill an important gap in the visual history of the Genil basin near Granada and its lost industrial heritage.

¡Qué suerte¡ una etiqueta con un nombre manuscrito en el cartón que hace de portada, ya teníamos pués al propietario ¿acaso también el fotógrafo?: Monsieur Guillemin Tarayre. Y además, detalladas inscripciones a pie de foto nos fueron  desvelando una a una cada elemento que aparecía en las imágenes y situaban el conjunto en el planeta: Granada, la Lancha del Genil a las afueras de la ciudad, la explotación aurífera que desde tiempos inmemoriales superpone en la geografía del Hoyo de la Campana, en la ladera sur del Cerro del Sol, las huellas de sucesivos ingenios para encontrar aquellos tan preciados guijarros dorados: el oro de Granada.

Edmond Guillemin-Tarayre. Vallée du Genil, Cerro del Sol, Usine, Canal d'amenée. Etablissement de La Lancha. Albúmina. C.a. 1888 (CFRivero)
Edmond Guillemin-Tarayre. Vallée du Genil, Cerro del Sol,                                                                            Usine,                                              Canal d’amenée.                            Etablissement de La Lancha.                  Albúmina. C.a. 1888 (CFRivero)

Así fue sencillo fijar también el momento histórico, puesto que el ingeniero de minas Edmond Guillemin-Tarayre fue contratado en 1882 por la “Sociedad Anónima de los Terrenos Auríferos de España”, adquirida a su anterior propietario: Carlos Álvarez de Sotomayor, por el famoso marchante de arte Adolphe Goupil en 1880, quien tuvo noticia de estas arenas auríferas a través del pintor Mariano Fortuny. (5)

Edmond Guillemin-Tarayre. Vue générale de la Vallée du Genil. Barrage, usine, Ferme de la Lancha. Granada. 1888. Albúmina (CFRivero)
Edmond Guillemin-Tarayre. Vue générale de la Vallée du Genil.                                                       Barrage,                        usine,                                                                                  Ferme de la Lancha.                              Granada. 1888. Albúmina (CFRivero)

La biografía del ingeniero Edmond Guillemin-Tarayre (Aubin, Midi Pyrinées – 1832 – París 1920), hijo de Jules Sebastien Guillemin y Sophie Tarayre, es excepcional, sus obras nos muestran a un hombre inteligente y capaz en las múltiples facetas

Tourtin, J. Edmond Guillemin-Tarayre. Paris, c.a. 1865. Carte de visite en albúmina. (BnF)

que no dudó en abordar a lo largo de su vida, desde su profesión como ingeniero de minas, le vemos en Rusia, en Madagascar o en el convulso México de la influencia francesa, ejerciendo además como geólogo, arquitecto, arqueólogo o geógrafo, con un auténtico apasionamiento por su trabajo, del que dejó abundante noticia escrita en sus informes con magistrales ilustraciones, uno de los cuales relata su experiencia en La Lancha del Genil (1), y por los que recibió público reconocimiento, recibiendo la Orden de la Legión de Honor de manos de la Emperatriz Eugenia.

Pero no cabe sino preguntarse ¿Acaso fue además fotógrafo? Aunque el repaso de su bibliografía nos ha aportado tan solo la noticia de una fotografía “obtenida” por él (2), sin embargo las características de los positivos con un revelado desigual, las facultades del propio autor, el cuidado y el conocimiento que demuestran los planos elegidos, la ausencia de identificación de autoría en el documento y la existencia de una imagen familiar, nos hacen atribuirle la realización del trabajo fotográfico.

Edmond Guillemin-Tarayre. Jean et André a l'entré de La Lancha route de la Sierra de Grenade. Granada. 1880. Albúmina (CFRivero)
Edmond Guillemin-Tarayre. Jean et André a l’entré de La Lancha route de la Sierra de Grenade. Granada. 1880. Albúmina (CFRivero)

Esta es la única imagen personal en el conjunto del álbum en ella aparecen sus hijos Jean y André ante la puerta de “La Lancha”.

Edmond Guillemin-Tarayre. Tuyanterie de l'usine. Bac à piston. Canal de lavage. Voie ferrée. Plan incliné faisant communiquer les laveries supres avec l'usine. Granada Mina del Hoyo de la Campana. 1888. Albúmina (CFRivero)
Edmond Guillemin-Tarayre. Tuyanterie de l’usine. Bac à piston. Canal de lavage. Voie ferrée. Plan incliné faisant communiquer les laveries supres avec l’usine. Granada Mina del Hoyo de la Campana. 1888. Albúmina (CFRivero)

Las 30 fotografías muestran el entorno geográfico, las diversas instalaciones de la explotación: “Ataque” del aluvión, canalizaciones, instalaciones para el lavado de las arenas con su maquinaria, edificios de habitación y servicios para los trabajadores. En cada una de ellas, como se muestra en la que precede estas líneas, Edmond ha consignado, a pie de foto, qué es exactamente lo que podemos apreciar en la imagen, tramo a tramo, sin duda con la intención de mostrarlas como ilustración del informe sobre la explotación que hizo en la Exposición Internacional de París en 1889.

Edmond Guillemin-Tarayre. Chantier d'attaque hydraulique ... Granada, Mina del Hoyo de la Campana. 1888. Albúmina (CFRivero)
Edmond Guillemin-Tarayre. Chantier d’attaque hydraulique … Granada, Mina del Hoyo de la Campana. 1888. Albúmina (CFRivero)

En esta imagen, además del título principal “Chantier d’attaque hydraulique“, de izquierda a derecha aparecen estas otras descripciones de cada elemento, y el dato de haber sido realizada en 1888:

Tuyanterie de l’usine. Grand Hydrolace.                    Petit hydrolance. Déhlai des mort-terrains     –     altaquant l’alluvion dure et pauvre – 1888  Déhlai des mort-terrains

Puede apreciarse a dos operarios que sosteniendo sendas mangueras, desprenden a chorro las arenas que van a parar a las canalizaciones. La técnica de extracción empleada por disolución de las arenas auríferas de los aluviones de la cuenca, precisaba una gran cantidad de agua que Edmond obtuvo construyendo varios canales de captación como el Canal de los Franceses sobre los restos de la antigua Acequia de los Arquillos, que previamente documentó e identificó como una construcción de origen romano (3).

Edmond Guillemin-Tarayre. Vallée du Genil, plateau d'Huetor . Tº aurifère. Granada Mina del Hoyo de la Campana. Albúmina. 1888. (CFRivero)
Edmond Guillemin-Tarayre. Vallée du Genil, plateau d’Huetor . Tº aurifère. Granada Mina del Hoyo de la Campana. Albúmina. 1888. (CFRivero)

En esta otra, sobre la cartulina que soporta la fotografía aparecen escritos los términos “usine” y “Barrage“, aclarando que estamos ante la fábrica de amalgamación de oro y la presa, al fondo Sierra Nevada y junto a los árboles del valle la entrada de la Lancha.

Edmond Guillemin-Tarayre. Usine - La batterie de pilons. Granada, Mina del Hoyo de la Campana. 1888. Albúmina (CFRivero)
Edmond Guillemin-Tarayre. Usine – La batterie de pilons. Granada, Mina del Hoyo de la Campana. 1888. Albúmina (CFRivero)

Escribía Luis Seco de Lucena en 1906 “… El recinto llegó a ser muy amplio, pues, además de los canales y demás infraestructuras hidráulicas, en la Lancha del Genil se llegaron a levantar: “(…) seis edificios de ladrillo y hierro que estaban destinados a las máquinas lavadoras de arenas y trituradoras de cuarzo; hornos y laboratorios; talleres de fragua y de carpintería y almacén de herramental; doce depósitos aclaradores; dos extensos canales de desagüe; gran número de canalizos para la circulación y lavado de las arenas y algunos kilómetros de ferrocarril estrecho para el transporte de cuarzos y materiales” (4)

Edmond Guillemin-Tarayre. Premiére travèe des laveries. Granada, Mina del Hoyo de la Campana. 1888. Albúmina (CFRivero)
Edmond Guillemin-Tarayre. Premiére travèe des laveries. Granada, Mina del Hoyo de la Campana. 1888. Albúmina (CFRivero)

Edmond llegó a Granada ya en su madurez, contaba 50 años, se había casado algunos años antes con Berthe Hugentobler (1855-1926) y permaneció al frente de la explotación hasta su cierre a la muerte de Goupil, en 1892. Este fue su último trabajo profesional que le llevó también a interesarse por su entorno paisajístico y humano como podrían demostrar algunas de las tomas que realizó.

Destacamos aquí las fotografías de las localidades de Quéntar, Dudar y Cenes de la Vega, unas imágenes que con seguridad son las primeras y, durante muchos años únicas, de estos enclaves.

Edmond Guillemin-Tarayre. Village de Dudar. Granada. 1888. Albúmina (CFRivero)
Edmond Guillemin-Tarayre. Village de Dudar. Granada. 1888. Albúmina (CFRivero)

Coté des tours.                  Vallée du Siphon.             Maisonnette de tête du Siphon

Sus notas al pie de la imagen de Dudar hacen alusión al Canal de los Franceses cuya captación se encuentra en las montañas que lo circundan.

Edmond Guillemin-Tarayre. Village de Quentar (detalle). Granada. 1888. Albúmina (CFRivero)
Edmond Guillemin-Tarayre. Village de Quentar (detalle). Granada. 1888. Albúmina (CFRivero)

passage du Canal. Prise d’eau roches de Castillejos.               Vallée d’Aguas blancas

De nuevo un paisaje y una localización sobre la captación de aguas para el canal, sin embargo la siguiente imagen no tiene más que un interés paisajístico y humano.

Edmond Guillemin-Tarayre. Entrée du village de Cenes (detalle). Cenes de la Vega (Granada). Albúmina, 1888 (CFRivero)
Edmond Guillemin-Tarayre. Entrée du village de Cenes (detalle). Cenes de la Vega (Granada). Albúmina, 1888 (CFRivero)

Completan la colección de fotografías tres planos esquemáticos de la geografía minera dibujados por Edmond, titulados:

Regions auriferes des environs de Grenade,

1893 Exploitations des alluvions de Grenade (Espagne) y

Exploitation des alluvions auriferes de Grenade (parcialmente aquí reproducido).

El álbum contiene también una fotografía de Granada de Rafael Garzón: la Carrera del Genil con la Sierra al fondo.

El arco árabe de la Casa de las Gallinas:
Guillemin-Tarayre, Edmond. Vue genèrale de la route de Cenes. Granada, Lancha del Genil. 1888. Albúmina (CFRivero)
Guillemin-Tarayre, Edmond. Vue genèrale de la route de Cenes. Granada, Lancha del Genil. 1888. Albúmina (CFRivero)

Encabeza este artículo una fotografía frontal y en primer plano del arco árabe que vemos en esta otra, a la izquierda de la imagen. En ella el ingeniero escribió “Entrée de La Lancha | arc arabe de Casa Gallina“, y más a la derecha, haciendo alusión a los edificios que se ven tras la tapia: “Habitation (anienne ferme)“, seguramente el lugar de la residencia de los propietarios de la explotación o de él mismo.

Siguiendo las investigaciones de García Pulido, encontramos que este arco era parte integrante de los edificios de la propiedad real llamada Casa de las Gallinas, en tiempos de la dominación árabe, que “estuvo emplazada en una meseta situada justo por encima de la Acequia del Cadí, limitada a ambos lados por el Barranco de la Casa de las Gallinas y  el Barranco de la Casilla“. Y que “Debió de ser desmontado, trasladado y reconstruido con aportaciones historicistas en la década de 1880, durante los años en los que este empresario francés [Goupil] construía los edificios de su fábrica para lavado de arenas auríferas junto al Barranco del Pantano”

Así pues al conformar las instalaciones de la explotación sus nuevos propietarios, no dudaron en embellecer la entrada de la finca con estos restos arqueológicos, lo que llevó durante mucho tiempo al error de considerar que las construcciones mineras estaban sobre la propia “Casa de las Gallinas”.

Hoy la ciudad de Granada ha crecido y el urbanismo envuelve el paisaje de la Lancha, pero aún están en pie los restos de los edificios industriales, en el Carril de los Filtros, junto a la parroquia “Virgen de Fátima”.

Arco árabe de “La Casa de las Gallinas”, calle Clarín nº 7, Granada
Arco árabe de “La Casa de las Gallinas”, calle Clarín nº 7, Granada (Fuente: Google Map)

Gracias a nuestro amigo Carlos Karlitros hemos localizado el arco árabe, puede verse al fondo de este estrecho pasaje en la calle Clarín nº 7,  entre muros de hormigón del siglo XX.

Notas:

(1) Guillemin-Tarayre, E., Notice sur l’Exploitation des Alluvions Aurifères de Grenade (Espagne), Exposition Universelle de Paris, 1889

(2) Hamy, Ernest Theodore. Recherches zoologiques pour servir à l’histoire de la faune de l’Amérique centrale et du Mexique, Volumen 1. Imprimerie Nationale, 1884 – 1. p: 55

(3) Luis José García Pulido es quien mejor y con mayor profundidad ha estudiado las explotaciones mineras en el entorno del Valle del Genil en los últimos años, de su bibliografía hemos tomado algunas de las informaciones que vertemos en este artículo. Ver: “El hoyo de la Campana, un enclave idóneo para la valorización del patrimonio minero aurífero de Granada“.

(4) Seco de Lucena Escalada, Luis. Guía práctica y artística de Granada. (2ª Edición). Granada, 1906, pp. 474-477

(5) Pozo Felguera, Gabriel. La rica montaña de oro entre el Darro y el Genil“. Blog: El Independiente de Granada. Enero 2018

Alphonse de Launay, ¡todo un hallazgo!

Alphonse de Launay. [Segovia, panorámica]. Calotipo. 1854. (Col. Fernández Rivero)
Alphonse de Launay. [Segovia, panorámica]. Albúmina a partir de negativo de papel. 1854. (Col. Fernández Rivero)
El grupo de fotógrafos calotipistas, discípulos de Gustave Le Gray, de los que ya hemos traído a este blog dos notables ejemplos: E. K. Tenison y G. de Beaucorps, continua llamando nuestra atención, entre otros motivos por los viajes a España que realizaron algunos de ellos en fechas muy tempranas del desarrollo de la fotografía.

La panorámica de Segovia que vemos en esta imagen es un calotipo (positivado en papel albuminado) realizado por Alphonse de Launay (1827-1906), Delaunay001escrito a veces Delaunay(La Mancha – Normandía, 1827 – Paris? 1910), un notable personaje que abordó la fotografía con entusiasmo, pero que dedicó su vida a otras múltiples actividades, según nos informa su único y reciente biógrafo Alex Novak. En realidad hasta hace muy pocos años se le ha conocido casi únicamente como autor teatral, aunque también le vemos junto al gran retratista Étienne Carjat, quien a su vez era aficionado a las letras, como editores de la publicación “Le Boulevard”, incluso en alguna crónica se refieren a él como humorista.

Cabecera de la revista "Le Boulevard" (1861-1863) Paris.
Cabecera de la revista “Le Boulevard” (1861-1863) Paris.

Tras su aprendizaje del arte fotográfico realizó dos viajes a España, el primero en 1851 centrado en Sevilla, de esta visita nos dejó medio centenar de imágenes, muchas de ellas de carácter etnográfico. En el segundo, de paso hacia Argelia, realizó un circuito por diversas ciudades: Granada, Sevilla, Córdoba, Toledo, Madrid y algunas plazas de la meseta norte como Burgos, Valladolid y Segovia, de la que tomó 4 fotografías, una de ellas la que mostramos en esta página.

Estas valiosas fotografías han podido ser identificadas a partir de su venta en pública subasta por sus herederos en 2007, aunque a posteriori se han identificado también algunas estampas españolas, vendidas como anónimas en 1990. La aparición de este interesante material de una época tan temprana de la fotografía, ocasionó un auténtico revuelo entre coleccionistas, marchantes, museos, historiadores, y todo el mundillo que gira en torno a la fotografía histórica.

La colección española se compone de varios grupos: El más interesante de ellos de un tamaño notable (36,5×25) se compone de 50 imágenes. Hay también una colección de positivos realizados en 1888, muchos de los cuales repiten el motivo con las del primer lote y vuelven a mostrarnos las ciudades españolas que visitó De Launay, en total 59 fotografías. Y un último grupo de 67 fotografías entre las que se encuentran las realizadas en su primer viaje a Sevilla. (Piñar Samos, J.)

Esta imagen de la ciudad castellana, que muestra al fondo todo el recorrido visible de su acueducto romano, es un positivo impresionante, que fué muy posiblemente realizado en el estudio de Le Gray unos años después en 1860 y pertenece a un grupo de imágenes que constituyen lo mejor de su obra. Normalmente De Launay no firmaba sus originales pero sí indicaba un número de registro, en este caso el 10.

Mercados de arte y fotografía

Kusakabe Kimbei. [Pareja de ancianos japoneses]  Yokohama 1890. Albúmina coloreada. Col. Fernández Rivero
Kusakabe Kimbei. [Pareja de ancianos japoneses] Yokohama 1890. Albúmina coloreada. Col. Fernández Rivero
El más completo informe sobre el mercado del arte en España es el publicado por la Fundación Arte y Mecenazgo, que patrocina La Caixa, en octubre de 2012.

El informe lo firma la Dra. Clare McAndrew y está basado en datos proporcionados fundamentalmente por las casas de subastas de arte, ARCO y las galerías españolas, con una interesante aportación por parte de algunos coleccionistas de élite sobre su propia visión del tema.

La prensa y la Web se han hecho eco con profusión de sus contenidos más llamativos:

  • Una contracción de un 30% en los últimos 5 años cuando la tónica internacional es el ascenso.
  • Un sector que en 2011 empleó a 11.000 personas y movió unos €300 mm. (el 0,6 % del mercado mundial) en 75.000 operaciones.
  • Un déficit en la balanza importación/exportación de 88 mm. frente a 66 mm.
  • Un porcentaje de coleccionistas inferior al que cabría esperar entre los 400.000 millonarios que puede haber en nuestro país.

Además de los datos el informe hace una interesante aportación al conocimiento de los mecanismos que mueven este mercado en España: las motivaciones de los coleccionistas, el reconocimiento de una escasa cultura de coleccionismo, los aspectos fiscales que afectan a este sector y la necesidad de una nueva legislación que propicie el mecenazgo.

Pero… ¿Donde está la fotografía en el mercado del arte?

El gran mercado del arte hace una distinción, al menos en España, entre “Bellas artes” pintura, obras de papel, las esculturas y los nuevos medios audiovisuales, y las “Artes decorativas y antigüedades”. Así es en este grupo de “obras de papel” en el que se encuadra la fotografía en “soporte fotográfico”, una eficiente denominación que alude a su identidad tangible y física. A diferencia de la pura imagen fotográfica, que en formato digital forma parte del grupo “nuevos medios audiovisuales”.

El informe revela también las tendencias en la adquisición de obras del grupo de bellas artes en función de su cronología, con el siguiente reparto: Moderno (artistas nacidos entre 1875 y 1945) con un 38,5% de la cuota. Grandes maestros (artistas nacidos entre 1275 y 1875) un 37 %. Contemporáneo (representado por los artistas posteriores a 1945) un 6,4 %.

Sin embargo no añade ningún otro detalle sobre la naturaleza de las obras incluidas en estos grupos.  La confirmación de la presencia de obra fotográfica se constata en la afirmación de que “Si bien la mayor parte de los coleccionistas se han centrado en la pintura, también había un nivel de interés relativamente alto por la fotografía y el videoarte” … en un porcentaje de casi el 50% del grupo de coleccionistas estudiados.

La importancia de la fotografía en el mercado del arte según el último informe de la agencia internacional ArtPrice queda en un escueto 1,6 % del total de lotes vendidos en 2011.

Aún a falta de datos más pormenorizados sí es posible afirmar… “y sin embargo se mueve”. Sirvan como ejemplo algunos  acontecimientos fotográficos en nuestro país:

  • La feria de Arte Multiple – Estampa, del 25 al 28 de Octubre 2012. Madrid. Con la presencia de múltiples aspectos fotográficos
  • La subasta de obras del fotógrafo Man Ray, por Soler y Llach en Barcelona el 30 de Octubre de 2012. En esta misma firma hemos visto de forma reiterada subastas exclusivamente fotográficas en los últimos años.
  • La renovada presencia de la feria fotográfica Madrid Foto, que ya prepara su próxima edición.

Sin embargo nos parece que los datos expresados por los estudios de mercado no alcanzan a reflejar la realidad de las transacciones comerciales de fotografía por varias razones, una de las cuales es que la fotografía se mueve en precios inferiores a los registrados en otros ámbitos más tradicionales del arte (pintura, escultura…), y quizá por esta razón una gran parte de éstas no se producen en las grandes casas de subastas o en conocidas galerías, sino a través de pequeños comerciantes y de forma creciente en Internet, por lo que quedan fuera de este tipo de informes.

Ver como ejemplo la web de Todocolección – Estadísticas de ventas en fotografía antigua (albúmina) y tendencias del mercado.

Actualización 12/11/2012

La opinión del coleccionista de fotografía antigua Clark Worswick, sobre como ha evolucionado el mercado de fotografía antigua y las tendencias en el futuro, se desvela con claridad en una entrevista concedida a la publicación Tendencias del Arte, con motivo de la exposición “Jardines de arena” (Casa árabe. Alcalá 62, Madrid. Hasta el 13 de Enero de 2013).

  • Uno de los grandes secretos del mercado de la fotografía, es que la mayoría de estas fotos han terminado
    en colecciones institucionales de América debido a la generosa política de incentivos fiscales que se aplica a los coleccionistas. Estas imágenes se han retirado del mercado de manera más o menos permanente a consecuencia de la política museística americana. ¡Han desaparecido!. La fotografía coleccionable del siglo XIX es mucho más escasa de lo que nadie pueda pensar.  … En Europa y América parece que los armarios y almacenes se han vaciado en los últimos años. El gran período de descubrimiento se ha acabado- aparentemente. …”

_______________________________________

Nuestra foto

La obra del japonés Kusakabe Kimbei (1841-1934) aunque bien documentada, presenta una relación muy directa con la realizada por el fotógrafo italiano Felice Beato, hasta el punto de que alguna de sus fotografías comparten autoría. Hemos encontrado una completa información sobre ambos fotógrafos en la página “Shashin, fotografías del Japón del siglo XIX

Sobre la “Fotografía en el Japón en el siglo XIX” puede consultar la nota publicada en el blog Impedimenta.

Otra información muy bien elaborada es: “La escuela de Yokohama en torno a Felice Beato

El arte como valor refugio. Informe Artprice 2011

Acuarela con flores del artista chino Shang Daqian
Shang Daqian. [Flores]. Acuarela. Siglo XX
El último análisis de las Tendencias en los mercados del arte, correspondiente a 2011 y publicado por Artprice, la más importante de las agencias que analiza este tipo de datos, informa en primer lugar de que nunca se vendió el arte tan bien como en 2012 y nos revela una realidad que ha encontrado su punto de inflexión con la masiva entrada de las economías orientales en este campo de inversión, sobre todo de los capitales Chinos.

El informe ha sido elaborado a partir de los datos de las transacciones realizadas en el mundo del Fine Art: estampa, fotografía, pintura, dibujo, escultura e instalación. Y del que se excluyen muebles y antigüedades en general.

En sus páginas se pone de manifiesto que mientras las viejas economías sufren la crisis, los países BRICS (Brasil, Rusia. India, China y Sudáfrica) están registrando potentes crecimientos. En China por ejemplo el mercado del arte ha crecido un 49% en el último año, seguida muy de cerca por Indonesia y Singapur con un 39 y un 22% respectivamente. China pues se consolida como primera potencia mundial en el mercado del arte, un primer puesto que ya había alcanzado en 2010. Al la notable incorporación de nuevos y adinerados coleccionistas se une también el creciente número de fondos de inversión centrados en el arte, lo cual ha generado un desigual reparto en cuanto al importe medio de las transacciones, siendo éste bastante mayor en la zona asiática en comparación con el resto del mundo (Europa y EEUU). En conjunto China acaparó en 2011 el 41,4 % del mercado mundial, seguida por EEUU con el 23,6% y Reino Unido con el 19,4 %. A mucha distancia se sitúan Francia, 4,5%, Alemania, 1,8%, Suiza, 1,4% e Italia con el 1,2%.

Un ejemplo muy ilustrativo es el número de obras vendidas por más de un millón de dólares: se contabilizaron en 2011 un total de 1.675, de las cuales 774 se vendieron en China.

Oscilación de la cotización de la fotografía en el mercado del arte de 1990 a 2012

Gráfico que muestra la oscilación de la cotización de la fotografía en el mercado del arte. Fuente: Artprice
           Fuente: Artprice

 

Las ventas totales de este periodo superaron a las del año anterioren un 21%, lideradas sobre todo por el crecimiento del arte moderno (con ventas 10 veces superiores al arte antiguo), pero con un notable incremento en la mayor parte de las manifestaciones artísticas de todas las épocas, como por ejemplo en pintura, escultura, fotografía, dibujo e incluso estampas. Tras esta tendencia al alza en época de crisis, está sin lugar a dudas el creciente papel que está desempeñando el arte como valor refugio, hasta el punto de haberse acuñado entre los inversores un término nuevo: los SWAGS (silver, wine, art, gold) para referirse a la plata, el vino, el arte y el oro, como grupo estrella entre los valores refugio.

La agencia publica además una interesante relación de los artistas más vendidos en las subastas internacionales. Por primera vez no está Pablo Picasso en el pódium ganador, después de que en los últimos 14 años lo consiguiera en 13 ocasiones. Y aquí se deja sentir el gusto oriental:

Shang-Daqian, pintor chino
El artista chino Zhang-Daqian

El artista mejor clasificado es Zhang Daqian (1899-1983), con ventas por 550 mm. $, seguido por el también chino Qi Baishi (1864-1957), con 510 mm. En tercer lugar se sitúa Andy Warhol (1928-1987) 325 mm.  Picasso (1881-1973) queda relegado a un cuarto lugar con 315 mm. Los siguientes tres artistas en la lista también son chinos. En cuanto a los remates de mayor cuantía la lista está nuevamente liderada por un artista chino, Qi Baishi, con una obra en 57,2 mm. $, Picasso se sitúa en séptimo lugar con una obra rematada en 36,2 mm.

La fotografía se afianza en los mercados del arte

Langenheim, Frederick. Niagara Falls. Estereoscopia. Colodión positivo coloreado sobre vidrio. Philadelphia,1855

La colección de fotografía de Matthew R. Isenburg vendida por 15 millones de dólares a la editorial Archive of Modern Conflict (AMC)

En los primeros días de Julio de 2012 esta noticia impactó notablemente en el mundo del arte y del coleccionismo internacional. Han sido mútiples los foros en los que se reproduce y se comenta el valor de la colección, considerada como la mejor en fotografía americana del siglo XIX, sus más de 20.000 piezas muchas de ellas excepcionales, y la apasionada y brillante personalidad del coleccionista, que a lo largo de casi 50 años persiguió y adquirió las mejores piezas hasta reunir un extraordinario conjunto, a la sazón sin catalogar, salvo en su propio cerebro, de forma que “el coleccionista es la mitad de la colección” en palabras de MacDonald, conservador de AMC. Tanto es así que los nuevos propietarios han grabado al propio Matthew en una serie de más de más de 200 horas hablando de la colección, para que este documento pueda servir a los futuros catalogadores e investigadores.

La afición de Matthew R. Isenburg por la fotografía histórica le llevó también a ser el cofundador de The Daguerreian Society, una magnífica fuente de información para esta temprana manifestación fotográfica. Solo a sus 85 años tomó la decisión de vender su colección, eso sí, sin desintegrarla. El acuerdo comercial con AMC ha sido posible con la intermediación de Greg French, lo cual ha evitado la dispersión de las piezas que suele suceder en la venta por subasta.

Tras el acuerdo ambas partes han mostrado su conformidad:

AMC – “Definitivamente, creo que es una ganga, porque estoy seguro de que una colección como ésta no podrá ser creada de nuevo”.

El periodista interroga a Isenburg: ¿Siente usted perder la colección?

Matthew – “Como Dickens probablemente hubiese dicho: ‘Se ha ido a un lugar mucho, mucho mejor.”

De este suceso nos llama la atención …

… En primer lugar la elevada cifra de 15 millones de dólares, cifras millonarias se dan a menudo en las subastas de arte, pero no suelen ser tan llamativas cuando se trata de fotografía histórica. Una tendencia a analizar.

… En segundo lugar la identidad del comprador, un editor quizá no muy conocido pero que sin duda ha mostrado una gran decisión.Y seguramente una acertada visión de futuro.

… En tercer lugar la ausencia de noticias sobre otras entidades interesadas, nada de los grandes museos norteamericanos, o de las universidades que recogen interesantísimos fondos fotográficos… ¿desbancados quizá ante la apuesta de AMC?

Nuestra fotografía:

La imagen reproduce una estereoscopia de Langenheim, un auténtico pionero de la fotografía que introdujo la estereoscopia en los Estados Unidos. En asociación con su hermano y desde Philadelphia establecieron un potente negocio editorial creando la American Stereoscopic Company. (1)

La Colección Fernández Rivero contiene numerosas muestras de fotografía norteamericana: Daguerrotipos, cartes de visite, albúminas y sobre todo fotografía estereoscópica.

(1) Fernández Rivero, Juan Antonio “Tres dimensiones en la historia de la fotografía. La imagen estereoscópica” Editorial Miramar, Málaga, 2004

La Feria de la Fotografía de Bievres

Una mesa de venta de fotografía antigua en la Feria de la Fotografía de Bievres en 2012
Mesa mostrando fotografías antiguas en la Feria de Bievres. 2012

Como cada año, desde hace ya 49, se ha vuelto a celebrar en Bièvres, pequeña localidad de apenas 5.000 habitantes, en las afueras de Paris y próxima a Versalles, la “Foire Internationale à la Photo”, una peculiar feria sobre fotografía. La historia comienza en 1949, cuando André Fage, a la vuelta del servicio militar, crea junto a su padre, Jean Fage (1905-1991), el “Photo-club du Val de Bièvres” y al mismo tiempo comienzan una colección de aparatos y fotografías antiguas. En 1964 fundan la “Association du Musée français de la Photographie” y ese mismo año organizan la primera feria fotográfica, un encuentro al aire libre de amigos de la fotografía en el jardín que hay junto a la Mairie. En 1974 se crearía también en la pequeña localidad el “Museé français de la photographie”.

Fotografías antiguas a la venta en la Feria de Bièvres. Junio 2012
Fotografías antiguas a la venta en la Feria de Bièvres. Junio 2012

Como desde el principio padre e hijo están interesados en la fotografía antigua, tanto en los aparatos como en las propias piezas fotográficas, la feria se enfoca hacia esa temática desde los primeros momentos, aunque hoy hay que decir que en la agenda de la feria se incluyen toda clase de acontecimientos fotográficos, incluidas exposiciones de artistas contemporáneos, conferencias, etc.

Bievres. Feria internacional de la fotografía. 2012
Bièvres. Parque de la Meirie durante la celebración de la Feria Internacional de la Fotografía. Junio 2012

En 2012, el 26 de abril, murió André Fage, a los 85 años. Su trabajo de más de 60 años en pro de la fotografía ha conseguido situar el nombre de Biévres en el primer lugar de las citas Europeas en fotografía antigua.

La feria se celebra a lo largo del sábado y la mañana del domingo del primer fin de semana de junio, y atrae a visitantes del mundo entero. A la sombra de la arboleda del jardín, más de 300 expositores montan sus tenderetes para ofrecer a los aficionados aparatos

Material fotográfico de fines del S. XX en la Feria de Bièvres. 2012
Material fotográfico de fines del S. XX en la Feria de Bièvres. 2012

fotográficos de todas las épocas y clases imaginables, piezas históricas de fotografía en cualquier formato, discretos “anónimos” u obras de los más reputados autores. Allí podremos encontrar desde cartulinas estereoscópicas de la primera época, cartes de visite, álbumes de viaje, daguerrotipos, hasta auténticas piezas de museo de gran valor. Como en cualquier mercadillo que se precie hay objetos para todos los bolsillos, en el juego de la oferta y la demanda es importante saber lo que se busca y reconocer el material, y es posible encontrar auténticas gangas o piezas que quizá lleve años buscando.

Mesa con cámaras antiguas en la Feria internacional de la fotografía de Bievres
Cámaras antiguas en la Feria de Bièvres. Junio 2012

Nosotros hemos asistido a la feria durante los últimos ocho años y siempre hemos encontrado interesantes ejemplares para la colección. París fue la cuna de la fotografía y hoy la cita de Biévres está en el calendario anual de los interesados en la fotografía histórica. Además es el pretexto para dar una vuelta por París, acudir a alguna exposición, visitar las tiendas donde también se vende material de fotografía antigua, y ver a los amigos y contactos internacionales en el ramo. Por supuesto que los franceses son mayoría pero a Bièvres acuden americanos, algunos de ellos conocidos marchantes que compran aquí para luego incluir las piezas en subastas internacionales o incrementar su fondo en venta, muchos ingleses (vendedores y compradores), coleccionistas y marchantes de los países vecinos, como Bélgica, Holanda y Alemania. También se ven japoneses buscando material de su país, un gran amigo portugués al que veo casi todos los años, y algunos españoles. Concretamente de España los habituales de cada año somos dos coleccionistas andaluces, dos o tres marchantes de Barcelona, y algún que otro visitante esporádico, muy pocos. Una lástima porque merece mucho la pena y París bien vale cualquier excusa.