El jardín del Retiro (Málaga) y sus fotografías. 2

Amateurs y postales en los albores del S. XX. La hacienda del Retiro y sus maravillosos jardines dieciochescos, declarada B.I.C. y hoy cerrada al público, tuvo una nueva etapa de esplendor en las primeras décadas del siglo XX.

Autor desconocido. [El Retiro, Churriana (Málaga), estanque grande]. Ca. 1900. Placa negativa gelatina de plata, positivo digital 18x12 cm (CFRivero)
Autor desconocido. [El Retiro, Churriana (Málaga), estanque grande]. Ca. 1900. Placa negativa gelatina de plata 18×12 cm, positivo digital  (CFRivero)

Fotografías profesionales:

Después de las fotografías que vimos en la primera parte de este artículo, tomadas en torno a 1865, abrimos esta segunda parte con tres mágníficas imágenes: en la primera de ellas vemos “La Ría”, que es también como se conoce el estanque grande, rodeado de cipreses, algunos con más de trescientos años, que sirve de depósito para el funcionamiento de las fuentes del jardín.

Autor desconocido. [El Retiro, Churriana (Málaga), Fuente del hongo con agua]. Ca. 1900. Placa negativa gelatina de plata, positivo digital 18×12 cm (CFRivero)
Autor desconocido. [El Retiro, Churriana (Málaga), Fuente del hongo con agua]. Ca. 1900. Placa negativa gelatina de plata 18×12 cm, positivo digital (CFRivero)

 

Autor desconocido. [El Retiro, Churriana (Málaga), Fuente del hongo]. Ca. 1900. Placa negativa gelatina de plata, positivo digital 18×12 cm (CFRivero)
Autor desconocido. [El Retiro, Churriana (Málaga), Fuente del Hongo]. Ca. 1900. Placa negativa gelatina de plata 18×12 cm, positivo digital (CFRivero)

Tarjetas postales:

La familia de la marquesa de San Felices: Juana Piñeyro Echeverri Chacón y Pérez del Pulgar (1829-1901), viuda desde 1869, habitó esporádicamente la finca del Retiro durante toda la segunda mitad del XIX(1). Heredó la propiedad su hija mayor María del Pilar Guillamas y Piñeyro (1853?-?), quien casó con Jacinto Santos-Suárez y Carrió. Y en 1895 la hija de este último matrimonio: Mª del Carmen Santos-Suárez y Guillamas

Autor desconocido. Málga, El Retiro: Familia duques de Aveiro en el jardín Cortesano. Ca. 1910. Gelatina de plata. (CFRivero)
Autor desconocido. Málga, El Retiro: Familia duques de Aveiro en el jardín Cortesano. Ca. 1910. Gelatina de plata. (CFRivero)

(1874-1932) se casa con Luis María de Carvajal y Melgarejo (1871-1937) duque de Aveyro. Estos  nuevos herederos rehabilitaron la casa e introdujeron algunas reformas, además curiosamente promovieron la edición de una colección de 20 tarjetas postales que la firma Lacoste(2) edita hacia 1908 y que os mostramos a continuación:

  • Lacoste ed. 1 Málaga.- El Retiro: Casa Palacio. Ca. 1908. Tarjeta postal. (CFRivero)
  • Lacoste ed. 2 Málaga.- El Retiro: Casa Palacio. Ca. 1908. Tarjeta postal (CFRivero)
  • Lacoste ed. 3 Málaga.- El Retiro. Ca. 1908. Tarjeta postal (CFRivero)
  • Lacoste ed. 4 Málaga.- El Retiro - juego de fuentes. Ca. 1908. Tarjeta postal. (CFRivero)
  • Lacoste ed. 5 Málaga.- El Retiro - juego de fuentes. Ca. 1908. Tarjeta postal. (CFRivero)
  • Lacoste ed. 6 Málaga.- El Retiro - fuente de las ranas. Ca. 1908. Tarjeta postal. (CFRivero)
  • Lacoste ed. 7 Málaga.- El Retiro - juego de aguas. Ca. 1908. Tarjeta postal. (CFRivero)
  • Lacoste ed. 8 Málaga.- El Retiro - El juego de aguas. Ca. 1910. Tarjeta postal. (CFRivero)
  • Lacoste ed. 9 Málaga.- El Retiro - Gran escalera del juego de aguas. Ca. 1908. Tarjeta postal. (CFRivero)
  • Lacoste ed. 10 Málaga.- El Retiro - El juego de aguas. Ca. 1910. Tarjeta postal. (CFRivero)
  • Lacoste ed. 11 Málaga.- El Retiro - Estanque de la adelfa. Ca. 1910. Tarjeta postal. (CFRivero)
  • Lacoste ed. 12 Málaga.- El Retiro - Jardín de los tilos. Ca. 1910. Tarjeta postal. (CFRivero)
  • Lacoste ed. 13 Málaga.- El Retiro - El estanque grande. Ca. 1910. Tarjeta postal. (CFRivero)
  • Lacoste ed. 14 Málaga.- El Retiro - Jardín de la entrada. Ca. 1910. Tarjeta postal. (CFRivero)
  • Lacoste ed. 15 Málaga.- El Retiro - Jardín del Salón. Ca. 1910. Tarjeta postal. (CFRivero)
  • Lacoste ed. 16 Málaga.- El Retiro - Fuente de la sirena. Ca. 1910. Tarjeta postal. (CFRivero)
  • Lacoste ed. 17 Málaga.- El Retiro - Jardín del Salón. Ca. 1910. Tarjeta postal. (CFRivero)
  • Lacoste ed. 18 Málaga.- El Retiro - Fuente de la sirena. Ca. 1910. Tarjeta postal. (CFRivero)
  • Lacoste ed. 19 Málaga.- El Retiro - El cañaveral. Ca. 1910. Tarjeta postal. (CFRivero)
  • Lacoste ed. 20 Málaga.- El Retiro - El mirador. Ca. 1910. Tarjeta postal. (CFRivero)

En algunas de ellas se puede ver a la familia en diversos lugares del jardín:

Lacoste ed. 5 Málaga.- El Retiro - juego de fuentes. Ca. 1908. Tarjeta postal. (CFRivero)
5 Málaga.- El Retiro – juego de fuentes.

en la nº 5 el duque posa en el llamado Jardín Cortesano, junto a uno de los gigantes coronados que Rosario Camacho(3) interpreta como figura simbólica de uno de los dos ríos de Málaga (Guadalhorce o Guadalmedina), y su hijo el pequeño Fernando aparece junto al jardinero. En la nº 14 que muestra la Lacoste ed. 14 Málaga.- El Retiro - Jardín de la entrada. Ca. 1910. Tarjeta postal. (CFRivero)magnífica carretela de la casa tirada por cinco mulas, vemos en su interior a D. Luis y a su esposa Carmen con dos de sus hijas, quizá María Luisa y María Pilar y un niño en el pescante, que podría ser Ángel María, además de los dos lacayos de uniforme.

El reportaje nos permite dar un amplio paseo por algunos de los recorridos del jardín en todo su esplendor, con los complejos juegos de agua a pleno rendimiento, y comprobar el perfecto estado de las esculturas marmóreas que lo adornaban, traídas de Italia por los condes de Buenavista, dado su origen genovés. Estas imágenes constituyen un documento inapreciable a la hora de constatar la situación y número de algunas de estas piezas que podrían hoy día no ocupar ya sus respectivos pedestales.


De las fotografías profesionales que hemos visto reproducidas por más de un editor de postales, tenemos este positivo de gran calidad en una de las

Autor desconocido. Málaga, Jardines del Retiro [fuente del Hongo y juegos de agua. Ca. 1910. Gelatina de plata. (CFRivero)
Autor desconocido. Málaga, Jardines del Retiro [fuente del Hongo y juegos de agua. Ca. 1910. Gelatina de plata. (CFRivero)

más bellas perspectivas del Retiro, (lástima no tener una estereoscopia): La gran escalera que se divide después en dos, en torno a fuentes y cascadas, rodeadas de sendas paredes vegetales, vistas desde la Fuente del Hongo que cierra el recorrido en su parte inferior. Obsérvese la delicadeza del diseño de este jardin barroco, con todos los perfiles incrustados de conchas marinas (corrucos), una de sus peculiaridades que se repite en otros elementos como el arco que veremos más adelante. Fíjese por ejemplo en la serie de ánforas/fuente colocadas, a intervalos, en ambas orillas. Sirva como ejemplo de tarjeta postal, de las que publicaron diversos editores, esta misma imagen, iluminada, que forma parte de la colección del editor malagueño Domingo del Río:

Domingo del Río ed. Málaga. Jardines del Retiro de Churriana. Ca. 1910. Tarjeta postal. (CFRivero)
Domingo del Río ed. Málaga. Jardines del Retiro de Churriana. Ca. 1910. Tarjeta postal. (CFRivero)

Hacia 1920, sospechamos que igualmente promovida por los duques de Aveyro, se edita otra colección de postales sobre El Retiro, esta vez sin editor documentado y formando un cuadernillo.

  • Editor desconocido. Málaga.-"El Retiro". Puerta principal. Ca. 1920. Tarjeta postal. (CFRivero)
  • Editor desconocido. Málaga.-"El Retiro". Casa Portería. Ca. 1920.
  • Editor desconocido. Málaga.-"El Retiro". Patio principal. Ca. 1920. Tarjeta postal. (CFRivero)
  • Editor desconocido. Málaga.-"El Retiro". Jardín del Salón. Ca. 1920. Tarjeta postal. (CFRivero)
  • Editor desconocido. Málaga.-"El Retiro". Entrada a la Casa. Ca. 1920. Tarjeta postal. (CFRivero)
  • Autor desconocido. Málaga.- "El Retiro". Jardín del Salón. Ca. 1920. Tarjeta postal.
  • Editor desconocido. Málaga.-"El Retiro". Arco de Conchas. Ca. 1920. Tarjeta postal. (CFRivero)
  • Autor desconocido. Málaga.- "El Retiro". Fuente de la Sirena. Ca. 1920. Tarjeta postal.
  • Editor desconocido. Málaga.-"El Retiro". Un detalle del jardín. Ca. 1920. Tarjeta postal. (CFRivero)
  • Autor desconocido. Málaga.- "El Retiro". Jardín del Salón. Ca. 1920. Tarjeta postal.
  • Editor desconocido. Málaga.-"El Retiro". El Cenador. Ca. 1920. Tarjeta postal. (CFRivero)
  • Editor desconocido. Málaga.-"El Retiro". Juego de Aguas. Gran Escalera. Ca. 1920. Tarjeta postal. (CFRivero)
  • Editor desconocido. Málaga.-"El Retiro". Juego de Fuentes. Ca. 1920. Tarjeta postal. (CFRivero)
  • Editor desconocido. Málaga.-"El Retiro". Vista general del Juego de Fuentes. Ca. 1920. Tarjeta postal. (CFRivero)
  • Autor desconocido. Málaga.- "El Retiro". Juegos de Aguas. Ca. 1920. Tarjeta postal.
  • Editor desconocido. Málaga.-"El Retiro". Estanque Grande. Ca. 1920. Tarjeta postal. (CFRivero)
  • Autor desconocido. Málaga.- "El Retiro". Jardín de los Nogales. Ca. 1920. Tarjeta postal.
  • Autor desconocido. Málaga.- "El Retiro". El Cañaveral. Ca. 1920. Tarjeta postal.
  • Autor desconocido. Málaga.- "El Retiro". Jardín de Entrada. Ca. 1920. Tarjeta postal.
  • Autor desconocido. Málaga.- "El Retiro". Tennis. Ca. 1920. Tarjeta postal.
  • Editor desconocido. Málaga.-"El Retiro". Casa Palacio. Ca. 1920. Tarjeta postal. (CFRivero)
  • Autor desconocido. Málaga.- "El Retiro". Estanque Grande. Ca. 1920. Tarjeta postal.
  • Autor desconocido. Málaga.- "El Retiro". Invernadero. Ca. 1920. Tarjeta postal.
  • Editor desconocido. Málaga.-"El Retiro". El Mirador. Ca. 1920. Tarjeta postal. (CFRivero)
  • Autor desconocido. Málaga.- "El Retiro". El Estanque de la Adelfa. Ca. 1920. Tarjeta postal.
  • Autor desconocido. Málaga.- "El Retiro". Fuente de las Ranas. Ca. 1920. Tarjeta postal.

 De ellas podemos presentar estas veintiseis que pueden verse aquí arriba.

Editor desconocido. Málaga.-"El Retiro". Entrada a la Casa. Ca. 1920. Tarjeta postal. (CFRivero)
Málaga.-“El Retiro”. Entrada a la Casa.

Es un recorrido por los más bellos lugares del jardín con perspectivas diferentes y detalles no contemplados en la colección de Lacoste, como la propia entrada de la finca, la puerta principal de la Casa-Palacio con el escudo sobre el dintel, o el “Arco de Conchas”. También se aprecian

Editor desconocido. Málaga.-"El Retiro". Arco de Conchas. Ca. 1920. Tarjeta postal. (CFRivero)
Málaga.-“El Retiro”. Arco de Conchas.

las reformas y nuevos elementos, como las celosías que decoran los zócalos de la fachada para favorecer el crecimiento de las enredaderas, el nuevo Cenador o la estructura que cubre El Mirador. Y por último el campo de tenis a espaldas de la casa que tanto juego daría, como veremos…

Fotografía de aficionados:

Pero una pequeña colección de estereoscopias, probablemente debidas a Jacinto Ruiz del Portal Ribelles, son sin duda las que mejor captan la belleza de este paradisíaco Retiro. Su visita se realizó en 1925 como consta en la inscripción de los cristales.

Jacinto Ruiz del Portal. Retiro, bordes del Estanque [Churriana, Málaga]. 1925. Estereoscopia positiva en vidrio 45x110 mm. (CFRivero)
Jacinto Ruiz del Portal. Retiro, bordes del Estanque [Churriana, Málaga]. 1925. Estereoscopia positiva sobre vidrio 45×110 mm. gelatina de plata.(CFRivero)

Jacinto Ruiz del Portal. Retiro, bordes del Estanque [Churriana, Málaga]. 1925. Par de una estereoscopia positiva en vidrio 45x110 mm. (CFRivero)Los centenarios cipreses en torno a “La Ría”, el Jardín de los Tilos con su galería de esculturas de mármol italiano, o la fuente de la Sirena en el

Jacinto Ruiz del Portal. Retiro, parterre [Jardín patio. Churriana, Málaga]. 1925. Par de una estereoscopia positiva en vidrio 45x110 mm. (CFRivero)
Jacinto Ruiz del Portal. Retiro, parterre [Jardín patio. Churriana, Málaga]. 1925. Par de una estereoscopia positiva en vidrio 45×110 mm. (CFRivero)

centro del Jardín-patio, ante la Casa, que si comparamos con otra muy similar que puede verse en la foto nº 3 de la primera parte de este artículo, se aprecian las diferencias, sobre todo las dos palmeras que hay tras el busto de piedra. En este lugar, relata José Antonio del Cañizo(4), nos encontraríamos “bajo las frondosas copas de un magníico aguacate, dos magnolios, una alta araucaria…”

Jacinto Ruiz del Portal. Retiro, parterre [Fuente de la Sirena y Casa-Palacio. Churriana, Málaga]. 1925. Par de una estereoscopia positiva en vidrio 45x110 mm. (CFRivero)
Jacinto Ruiz del Portal. Retiro, parterre [Fuente de la Sirena y Casa-Palacio. Churriana, Málaga]. 1925. Par de una estereoscopia positiva en vidrio 45×110 mm. (CFRivero)

Esta es la  última  que tenemos de D. Jacinto, tomada desde la parte alta del Jardín Cortesano, y tal parece que hubiese una fiesta con tanta gente bien trajeada que disfruta de este increíble rincón.

Jacinto Ruiz del Portal. Retiro, Juego de aguas. [Churriana, Málaga]. 1925. Par de una estereoscopia positiva en vidrio 45x110 mm. (CFRivero)
Jacinto Ruiz del Portal. Retiro, Juego de aguas. [Churriana, Málaga]. 1925. Par de una estereoscopia positiva en vidrio 45×110 mm. (CFRivero)

De la década de 1930 tenemos esta otra fotografía, en la que unos turistas se retratan inmersos en la vegetación, aunque desde que Benito Vilá recomendó y describió muy profusamente la visita al Retiro en su “Guía del viajero en Málaga” en 1861, apenas si esta excursión vuelve a aparecer en los textos turísticos.

Autor desconocido. Spain, Málaga, Haciende [El Retiro]. Ca. 1935. Gelatina de plata (CFRivero)
Autor desconocido. “Spain, Málaga, Haciende” [El Retiro]. Ca. 1935. Gelatina de plata (CFRivero)

Tan sólo hemos encontrado la recomendación en la “Guía del bañista en Málaga” de 1929(5)  “Jardines y Recreos que deben visitarse en Málaga. El Retiro, San José y La Concepción, son jardines particulares de fama universal. Pueden visitarse con permiso de sus administradores o propietarios (…) Esta soberbia finca, verdadero edén, recreo de príncipes y magnates fué edificada por Fray Alonso de Santo Tomás, obispo de Málaga, hijo natural de Felipe IV. Está situada a muy poca distancia de la estación de Churriana …  El palacio es una maravilla en su interior y encierra verdadero tesoro artístico en lienzos de los más afamados pintores; pero lo que subyuga en esta suntuosa morada son los lindísimos parques y jardines entre cuyas frondas se yerguen primorosas fuentes, lindísimos surtidores y artísticas esculturas, circundado todo ello por preciosos cauces de riscos donde el agua se precipita en bellísimas cascadas para deslizarse después en plácidos arroyos; todo tan sugestivo, que anonada la incomparable poesía que se aspira en aquellos encantados parajes. Para visitar la posesión, que es propiedad de los Marqueses de Puerto Seguro(6), se necesita un permiso, que se otorga sin dificultad a los veraneantes que nos visitan por esta época.”

Bibliografía:

  1. Pedro Rodríguez Oliva, la nombra en su trabajo de 2013: “Un busto de bronce del “pseudo-vitelio” de la antigua colección de El Retiro de Churriana (Málaga)“. Baetica, estudios de arte, geografía e historia, 35, p: 167-207. Como propietaria que cedió algunas esculturas y cuadros de la hacienda El Retiro para la exposición de 1881 (p:180…)
  2. Sobre postales de Málaga y sus editores ver: Fernández Rivero, Juan Antonio; García Ballesteros, María Teresa. Desde Málaga, Recuerdos…II: Las tarjetas postales ilustradas de Málaga (1896-1940). Ediciones del Genal, Málaga, 2016. ISBN 978-84-16871-04-9
  3. Rosario Camacho Martínez. (2002). El Jardín barroco en Málaga. “El Retiro”, de Churriana. Isla de Arriarán, nº 19 p: 99-128. ISSN 1133-6293
  4. José Atonio del Cañizo (1973). Los jardines del Retiro: un Versalles en la Vega de Málaga. Jábega, ISSN 0210-8496, Nº. 2, 1973, págs. 33-35.
  5. Luis Muñoz Roca y Luis Ramis de Silva (1929). Guía del bañista en Málaga. Málaga, Imp. Alcalá. p. 91-93.
  6. Marqueses de Puerto Seguro era otro de los títulos nobiliarios de la familia, junto con el de condes de Bailén, que pasó a la siguiente heredera de El Retiro: María del Pilar de Carvajal y Santos-Suárez (1898-1974), XVI condesa de Bailén.
  7. Ver también: MORALES FOLGUERA, J. M. (1994). «El Retiro de Santo Tomás del Monte. Huerto, Arcadia feliz y escenario cortesano» Fray Alonso de Santo Tomás y la Hacienda del Retiro. Málaga, 1994
José Spreafico?. Jardín del Retiro en Churriana (Málaga), juegos de agua. Ca. 1865. Fragmento de una estereoscopia en albúmina. (CFRivero)

El jardín de El Retiro (Málaga) y sus fotografías. 1

1- La visita del marqués de La Paniega: El Retiro, un bellísimo jardín del XVIII, en Churriana (Málaga), declarado Bien de Interés Cultural, hoy cerrado al público, se nos revela en sus primeras fotografías, gracias a la visita que hacia 1865 realizara el marqués de la Paniega con su familia.

Autor desconocido. [El Retiro, juegos de agua, Churriana (Málaga)]. Ca. 1865. Par de una estereoscopia en albúmina. CFRivero
Fot. 1- Autor desconocido. [El Retiro, juegos de agua, Churriana (Málaga)]. Ca. 1865. Par de una estereoscopia en albúmina. CFRivero

“… situado en lugar deleitosísimo, con umbrosas arboledas, numerosas estatuas y juegos de aguas, estensas vistas y bellísimos jardines…”(1)

Los constructores:

Cuando el obispo de Málaga Fray Alonso de Santo Tomás decidió adquirir en 1669 la propiedad de esta alquería nazarí con una antigua torre defensiva, y situar allí su retiro personal, valoró sin duda el magnífico enclave en el que está ubicada: apenas a ocho km de Málaga y en la feraz vega del Guadalhorce, al pie de la sierra de Mijas. A su muerte, acaecida en 1692, la propiedad pasó a D. José Francisco Guerrero Chavarrino (?-1715), primer Conde de Buenavista, a quien se debe la planificación de las primeras obras del jardín que llevaría a cabo su hijo Antonio Tomás  Guerrero Coronado (1678-1745) y que ampliaría unos años después su sobrino José Domingo Echeverri Guerrero (1712-1754) y el hijo de éste Juan Felipe Longinos de Echeverri Vargas (1733-1811), VI y VII condes de Villalcázar de Sirga, configurando un auténtico jardín barroco(2), de cuya belleza son testimonio los múltiples textos que redactaron a lo largo de los años muchos de quienes lo visitaron.

Autor desconocido. [Grupo familiar de los marqueses de la Paniega en El Retiro, Churriana (Málaga).  Ca. 1865. Estereoscopia en albúmina (CFRivero)
Fot. 2- Autor desconocido. [Grupo familiar de los marqueses de la Paniega en El Retiro, Churriana (Málaga). Ca. 1865. Estereoscopia en albúmina (CFRivero)
Las fotografías:

Pero veamos este conjunto único de imágenes que el marqués de la Paniega quiso que se tomaran fotográficamente en la visita que realizó con su familia al Retiro, en fechas cercanas a 1865. Se compone de ocho fotografías estereoscópicas en albúmina, las más antiguas conocidas hasta ahora de estos jardines y únicas también de la familia Freüller – Sánchez de Quirós.

D. José Freüller (1815-1901), marqués de la Paniega, fue un destacado miembro de la alta sociedad malagueña del XIX, llegó a ser alcalde de la ciudad y es recordado sobre todo porque fue cofundador y presidente (hasta su muerte) de la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo, que tanta influencia tuvo en el desarrollo de sus expresiones artísticas, germen del Museo de Bellas Artes que actualmente disfrutamos.

Autor desconocido. [El Retiro, casa palacio y fuente de la sirena, Churriana (Málaga)]. Ca. 1865. Par de una estereoscopia en albúmina. (CFRivero)
Fot. 3- Autor desconocido. [El Retiro, casa palacio y fuente de la sirena, Churriana (Málaga)]. Ca. 1865. Par de una estereoscopia en albúmina. (CFRivero)

Este grupo de estereoscopias, junto con otras vistas de París, anónimas, y algunas de Málaga debidas al fotógrafo José Spreáfico, pertenecieron a Santiago Freüller y Sánchez de Quirós (1843-1903), hijo del Marqués de la Paniega(3), cuyas iniciales, además del apellido Freüller, aparecen manuscritas en el dorso de algunas de ellas.

Para conocer quienes fueron en cada momento histórico los responsables  del Retiro, hemos reconstruido la línea sucesoria de la familia que mantuvo la propiedad hasta su venta, puede verse completa en la nota 4. Este estudio nos revela que hacia 1865 pertenecía a los Marqueses de San Felices: Juana Piñeyro Echeverri Chacón y Pérez del Pulgar (1829-1901) y Fernando de Guillamas y Castallón (1823-1869), que normalmente residían en Madrid.

Autor desconocido. [El Retiro, José Freüller, Santiago Freüller y Domingo de Orueta con los cocheros ante un coche de caballos junto a la casa, Churriana (Málaga)]. Ca. 1865. Par de una estereoscopia en albúmina. (CFRivero)
Fot. 4- Autor desconocido. [El Retiro, José Freüller, Santiago Freüller y Domingo de Orueta con los cocheros ante un coche de caballos junto a la casa, Churriana (Málaga)]. Ca. 1865. Par de una estereoscopia en albúmina. (CFRivero)
Los personajes:
Disdéri (Paris). Domingo de Orueta Aguirre (1833-95). Ca. 1860. Carte de visite en albúmina. (CFRivero)
Disdéri (Paris). Domingo de Orueta Aguirre (1833-95). Ca. 1860. Carte de visite en albúmina. (CFRivero)

El examen concienzudo de las fotografías, la comparación de los rostros de los personajes con otros de sus retratos y la comprobación de su cronología han hecho posible la identificación de la mayor parte de quienes aparecen en este reportaje estereoscópico.

Así  en la foto nº 4 junto al hermoso carruaje con dos lacayos uniformados, hemos podido reconocer, además de a D. José Freüller Alcalá-Galiano, a su hijo mayor Santiago, saludando a su anfitrión Domingo de Orueta Aguirre (1833-1895),(5) ya que la empresa familiar fundada por su padre (de igual nombre) administraba desde 1851 la hacienda y los Orueta pasaban allí largas temporadas(6). Domingo de Orueta fue un apasionado por la ciencia, fundador y presidente de la Academia de ciencias de Málaga y padre del eminente científico Domingo de Orueta y Duarte.

Autor desconocido. [Grupo familiar de los marqueses de la Paniega en El Retiro, Churriana (Málaga). Ca. 1865. Estereoscopia en albúmina (CFRivero)]. Ca. 1865. Mitad de un par estereoscópico en albúmina (CFRivero)
Fot. 5- Autor desconocido. [Grupo familiar de los marqueses de la Paniega en El Retiro, Churriana (Málaga). Ca. 1865. Estereoscopia en albúmina (CFRivero)]. Ca. 1865. Mitad de un par estereoscópico en albúmina (CFRivero)

Repetimos aquí, ampliada, una de las mitades del par estereoscópico de la fot. 2, para observar con más detalle el grupo familiar que posa delante de la casa y de la araucaria de la derecha que podría servir como referente. De derecha a izquierda vemos a la marquesa consorte de la Paniega Carmen Sánchez de Quirós junto a su esposo José Freüller, no hemos identificado a los dos caballeros de sombrero de copa que siguen, aunque el del pantalón claro es el mismo que sujeta a los caballos en la fot. 4, podría tratarse pues de un secretario del marqués y a continuación, de pie, vemos a Santiago Freüller, su hijo. Y gracias a las noticias que nos ha enviado Manuel de Orueta González podemos informar de la identidad de los dos adultos sentados: “El caballero creo que es Domingo de Orueta Aguirre. Lo identifico por el tipo de sombrero que lleva, que es igual al de otras fotos que tengo de el. La señora me parece su esposa Francisca Duarte Cardenal. La identifico por su silueta. Ademas era una mujer que evitaba que su rostro saliese fotografiado. En el año 1865 tenian dos hijos Domingo (1862) y Luis (1864). Los dos niños podrían ser los dos hijos menores de los marqueses, Manuel y Federico nacidos en 1863 y 1865?, o los hijos de Domingo de Orueta.

Autor desconocido. [El Retiro, Churriana, Mª Dolores marquesa de la Paniega, Domingo de Orueta Aguirre, José Freüller y su esposa Carmen Sánchez de Quirós(Málaga)]. Ca. 1865. Estereoscopia en albúmina (CFRivero)
Fot. 6- Autor desconocido. [El Retiro, Churriana, Mª Dolores marquesa de la Paniega, Domingo de Orueta Aguirre (hijo), José Freüller y su esposa Carmen Sánchez de Quirós (Málaga)]. Ca. 1865. Estereoscopia en albúmina (CFRivero)

Esta imagen de las damas de la familia Freüller con el marqués y Domingo de Orueta, tomando el té en el jardín, retratados tras la verja, parece un juego del fotógrafo, pero es un intento, algo fallido,  de potenciar el efecto estereoscópico creando un primer plano ante los personajes y ganando así en perspectiva.

El fotógrafo:

Sobre la autoría de las estereoscopias no tenemos noticia de la afición a la fotografía de ninguno de los personajes relacionados con ellas. Como hipótesis podemos apuntar que podrían ser obra de José Spreáfico (de quien conocemos ya otros reportajes fotográficos realizados por encargo como el de los cazadores en el Monte Hacho de Álora), y de quien, como ya hemos apuntado, Santiago Freüller ya tenía algunas otras en su colección.

Autor desconocido. [El Retiro, Churriana. Bromas en el jardin (Málaga)]. Ca. 1865. Par de una estereoscopia en albúmina. (CFRivero)
Fot. 7- Autor desconocido. [El Retiro, Churriana. Bromas en el jardin (Málaga)]. Ca. 1865. Par de una estereoscopia en albúmina. (CFRivero)

Algunas presentan un tono festivo e informal en la que los jóvenes hacen bromas con los empleados de la finca como en esta imagen (nº 7) en la que reconocemos a Santiago Freüller con otros dos jóvenes y dos operarios de la finca tras ellos.

Autor desconocido. [El Retiro, uno de los lacayos del marqués de la Paniega junto a un operario de la finca en la fuentecilla del huerto, Churriana (Málaga). Ca. 1865. Par de una estereoscopia en albúmina. CFRivero
Fot. 8- Autor desconocido. [El Retiro, uno de los lacayos del marqués de la Paniega junto a un operario de la finca en la fuentecilla del huerto, Churriana (Málaga). Ca. 1865. Par de una estereoscopia en albúmina. CFRivero

En la fot. 8, se trata simplemente de mostrar una fuente en un rincón del huerto incluyendo en la escena a uno de los ayudantes del carruaje del marqués y a un jardinero.

Los marqueses de la Paniega contaban entre sus posesiones con una villa de recreo en Churriana, como muchas otras familias burguesas de Málaga, eran pués vecinos del Retiro. El caso es que la última de las fotografías nos muestra una casa singular, muy posiblemente en los alrededores, que quizás fuese la propia villa de la familia Freüller.

Autor desconocido. [Villa en Churriana (Málaga)]. Ca. 1865. Par de una estereoscopia en albúmina. CFRivero
Fot. 9- Autor desconocido. [Villa en Churriana (Málaga)]. Ca. 1865. Par de una estereoscopia en albúmina. CFRivero

El interés despertado justamente por la belleza de estos jardines tuvo su expresión en las recomendaciones de las primeras guías turísticas de Málaga, por ejemplo la de Benito Vilá(6), que en 1861 comentaba:

Los jardines están situados al pie de la sierra llamada de Javalzázar, están poblados de toda suerte de árboles corpulentos como nogales, pinos, castaños, tilos y otros infinitos árboles de América tales como chirimoyos, plátanos, y también de las pintorescas cañas banbúes. El primer jardín está situado al E. de la casa y por consiguiente frente de Málaga, dominando toda la Vega y presentando el paisage mas delicioso y encantador que se puede imaginar; desistiendo nosotros que tantas veces lo hemos disfrutado de describirlo con los débiles colores que pudieran darle nuestra pluma; pues por esfuerzos que hiciéramos solo darian débiles indicios  de la variedad y armonía que ofrece en esta parte la naturaleza, que al contemplarlo repelimos arroba el espíritu, y no se sacia de gozar tanta belleza.”

Y tal parece que la generosidad de sus propietarios permitió la visita de todos aquellos que quisieron admirarlos. De hecho tenemos placas realizadas por profesionales, fotografías estereoscópicas de aficionados y varias colecciones de postales que vienen a ilustrar la imagen del Retiro en los albores del siglo XX, a ellos dedicamos la segunda parte de este capítulo de nuestro blog:

       – El jardín de El Retiro (Málaga) y sus fotografías. 2

Bibliografía y notas:
  1. Así lo describía el historiador Guillén Robles en su Historia de Málaga y su provincia en 1874 
  2. Rosario Camacho Martínez. (2002). El Jardín barroco en Málaga. “El Retiro”, de Churriana. Isla de Arriarán, nº 19 p: 99-128. ISSN 1133-6293
  3. Eva María Ramos Frendo. (2008). El Marqués de la Paniega, aristocracia, sociedad y mentalidad en la España del siglo XIX. Málaga, Universidad.
  4. La línea sucesoria de los propietarios de El Retiro, a partir de Juan Felipe Longinos de Echeverri Vargas VII conde de Villalcázar que hemos visto entre los artífices creadores de El Retiro, continua con…
    1. José María Echeverri y Chacón, 1767- 8º conde de Villalcázar de Sirga. 3º conde de Buenavista de la Victoria. Casado con Josefa Pérez del Pulgar y Varo
    2. Su hija Isabel Joaquina Echeverri y Pérez del Pulgar, (1804-1830) IX Condesa de Villalcázar de Sirga 4ª condesa de Buenavista de la Victoria. Casada con Buenaventura Piñeyro Manuel de Villena, 1799-1876.
    3. Su heredera Juana Piñeyro Echeverri Chacón y Pérez del Pulgar, (1829-1901) 10º condesa de Villalcázar de Sirga, VII condesa de Mollina, casada con Fernando de Guillamas y Castallón (1823-1869), conde de Alcolea de Torote y marqués de San Felices.
    4. Heredó después El retiro, su hija María del Pilar Guillamas y Piñeyro, casada con Jacinto Santos-Suárez y Carrió.
    5. Y después la hija de ésta: María del Carmen Santos-Suárez y Guillamas (1874-1932), VI marquesa de las Nieves, casada con Luis María de Carvajal y Melgarejo (1871-1937) duque de Aveyro,
    6. A quien heredó su hija María del Pilar de Carvajal y Santos-Suárez (1898-1974), XVI condesa de Bailén, casada con Carlos Arcos Cuadra (1898-1964).
    7. Su heredero fue su hijo Santiago Arcos Carvajal (1922-1981) casado con Christine von Haartman Segerberg.
    8. Después su hijo Santiago Arcos von Haartman – (1957- ) Conde de Bailén
  5. Manuel Orueta González. (2010). Domingo de Orueta Aguirre, los albores de la ciencia en Málaga. Péndulo : revista de ingeniería y humanidades, ISSN 1132-1245, Nº. 21, 2010, págs. 38-51
  6. Domingo de Orueta y Aguirre. En el blog: El espacio Orueta – Historia Orueta Málaga. pág. 96.
  7. Benito Vilá. (1861). Gúia del viajero en Málaga. Málaga: G. Montes.

Los juguetes del fotógrafo

Un tambor, una pelota, el caballito de madera, una carroza real o quizá una muñeca, incluso un barco o una escopeta. Son “juguetes sin juego”, recursos de atrezo en el estudio del fotógrafo del XIX, a los que dedicamos una mirada sobre las imágenes españolas de la Colección Fernández Rivero.

Un momento para la quietud con la ayuda de un juguete… – Niños quietecitos y atentos, que vais a salir en la foto.

Moliné y Albareda. Niño montado en un caballito de cartón. ca. Barcelona, 1865. Carte de visite en albúmina (CFRivero)
Moliné y Albareda. Niño montado en un caballito de cartón. ca. Barcelona, 1865. Carte de visite en albúmina (CFRivero)

El vistoso caballito de cartón no es solo parte del decorado, es un importante recurso de control psicológico. Quizá el caballito ha deslumbrado al pequeño cliente que consiente en dejar de moverse, quizá teme que el animal se mueva mientras lo monta, está bien sujeto y mira al fotógrafo con cierta inquietud. 

El recurso de “el pajarito” que va a salir tras la cámara en cualquier momento, quizá ayuda también a terminar de captar toda su atención.

“Ya está”, se ha portado tan bien que quizá le permitan pasear en éste después, o quizá tras la foto le cueste entender que aquel juguete magnífico debe quedarse “a dormir” en el estudio.

Camps y Cia. Retrato del niño Guillermo Rein Segura. Málaga 1895. Albúmina. (CFRivero)
Camps y Cía. Retrato del niño Guillermo Rein Segura (fragmento). Málaga 1895. Albúmina. (CFRivero)

Sorprende conocer la identidad de Guillermo Rein Segura en este trajecito que se nos antoja “de niña”. Miembro de una familia de la burguesía malagueña, su apellido de origen alemán está presente en la ciudad desde finales del S. XVIII. Hacia 1930 explotaba un negocio de vinos ubicado en la calle Salitre nº6.

Nal y Cia. Niña sentada con escopeta de juguete. Cádiz, h. 1865. Carte de visite en albúmina. (CFRivero)
Nal y Cía. Niña sentada con escopeta de juguete. Cádiz, h. 1865. Carte de visite en albúmina. (CFRivero)

Entre la fotografía anterior y la de la izquierda han pasado, no en balde unos treinta años, los recursos del decorado han ganado en la representación del entorno, pero los niños siguen necesitando algún objeto que añadir a su fantasía en ese momento no exento de tensión… ¡una escopeta!, ¿sería el regalo de un padre cazador?

¿Se han fijado? Los niños posan tan serios como los adultos reproduciendo sus poses.

Pero no dejen de fijarse en la abierta sonrisa de esta niña con muñeca del estudio de A. y E. F. Napoleón, la ilusión de tener junto a ella esta preciosa poupée, quizá una “Tete Jumeau”.

Una de las firmas mejor representadas en esta selección es la casa Napoleón de Barcelona, que demuestra una especial atención al retrato infantil exhibiendo una galería sorprendente de caballitos, cabritas disecadas, con y sin ruedas, triciclos y otros elementos curiosos, pelotas, carros y muñecas …

Y como es evidente la calidad de su producto fue también evolucionando y mejorando con el tiempo, aunque hay que decir que por la propia dificultad que entrañaba la realización de retratos infantiles, en ocasiones el fotógrafo optaba por la composición de la fotografía a base de recortar y pegar piezas de distintas tomas hasta configurar una imagen aceptable (1). Algunas de estas primeras imágenes del estudio parecen corroborarlo.

Alfonso Begué Gamero. Niño sobre caballito de cartón. Madrid h. 1860. Carte de visite en albúmina. (CFRivero)
Alfonso Begue Gamero. Niño sobre caballito de cartón. Madrid h. 1860. Carte de visite en albúmina. (CFRivero)

En este retrato del fotógrafo toledano Alfonso Begue, que ejerció en fechas muy tempranas en Madrid, descubrimos manuscrito al dorso el nombre del infante: “Julio Cuenca”.

José Teixidor. Retrato de un niño con caballito. Barcelona, h. 1870. Carte de visite en albúmina. (CFRivero)
José Teixidor Busquets. Niño con caballito. Barcelona, h. 1870. Carte de visite en albúmina. (CFRivero)

Además si se fijan, escondido detrás del caballo se adivina al familiar que cuida de que el pequeño jinete no pierda el equilibrio.

Ignacio Pascual. Niño sobre cabrita de juguete. Villafranca del Panadés h. 1870. Carte de visite en albúmina. (CFRivero)
Ignacio Pascual. Niño sobre cabrita de juguete. Villafranca del Panadés h. 1870. Carte de visite en albúmina. (CFRivero)

En esta otra, debida al fotógrafo José Teixidor Busquets de Barcelona, lacortina ignora las leyes de la física para aproximarse extrañamente al nene por detrás. Y es que un recurso bastante utilizado para sostener e inmobilizar al niño era esconder al adulto que le sujeta detrás de las cortinas, que en algunas fotografías parecen cobrar vida propia.

En la imagen de la izquierda tenemos otro ejemplo: la cortina que sin justificación aparente cae por detras del pequeño, se pliega de manera extraña ¡y un zapato que asoma al pie del cortinaje, tras la rueda izquierda!

La carte de visite del fotografico Sebastiá Vila, cuyo original conserva el papel de seda que proteje la fotografía, incluye varias direcciones, dos de ellas en Sevilla: calle Batehojas 2  y Catalanes 5. La tercera en Barcelona: Junqueras 1.

José García Ayola. Niño con ovejita. Granada h. 1870. Carte de visite en albúmina (CFRivero)
José García Ayola. Niño con ovejita. Granada h. 1870. Carte de visite en albúmina (CFRivero)

Ramón Gómez de la Serna se sintió inspirado por estos “Juguetes de las fotografías”:

Ese caballo de cartón, esa escopeta con cañones de hojalata, esa muñeca de china, hasta ese sonajero magnífico que, como tirso de la locura, tiene una cabeza de polichinela en la punta, son juguetes con los que sólo juega, mejor dicho, “emplea” el niño cuando va a retratarse. Pasado ese minuto que media entre la larga mirada del monstruo de un solo ojo y el “ya está” del fotógrafo, su domador, arranca al niño el juguete, el juguete que él creía suyo,

Anónimo. Niño y juguete. Carte de visite en albúmina, 1860/70. (CFRivero)
Anónimo. Niño y juguete. Carte de visite en albúmina, 1860/70. (CFRivero)

el juguete más suntuoso que ha conocido y que -y esto no es ponerse cursi, sino verdadero, dada la rotundidad de las estadísticas- será quizás el único que tenga, porque después de hacerse esa fotografía, y como

Autor desconocido. Niño con trompeta sobre caballito. h. 1870. Carte de visite en albúmina. (CFRivero)
Autor desconocido. Niño con trompeta sobre caballito. h. 1870. Carte de visite en albúmina. (CFRivero)

buscando ese lugar del cielo en que se les presentó el fotógrafo, huyan de sus casas hacia la nuestra y los padres suban de nuevo la escalera interminable como para encontrarles allí y llevarse la ampliación a tamaño del niño.

      ¡Pobres juguetes que no juegan,

        esos de las fotografías! ... (3)


Os gustarán también las fotografías de la exposición del Ayto. de Toledo: “Los Toledanos jugando como niños”

CITAS:

(1) Rafael Garófano. Fotógrafos y burgueses: el retrato en el Cádiz del siglo XIX”. Cádiz, 2001. P.: 236-237.

(2) Yáñez Polo, Miguel A. “Joseph Widen, daguerrotipista”. En: RV Historia de la filosofía española. Nº 2 Sevilla, 1990. (Citado por Garófano, 2001)

(3) Ramón Gómez de la Serna “Los juguetes de las fotografías”. En: Libro nuevo (miscelánea, 1920) Citado en: “El tiempo y los ritos: Sueños de plata” p: 24 Disponible en: https://museo-etnografico.com/pdf/etno_plata2011.pdf

Sabina Muchart. [Málaga, pescadores botando una jábega]. H. 1900. Estereoscopia en albúmina. (CFRivero)

Acerca de Sabina Muchart

Tras el nombre del estudio fotográfico S. Muchart, que abrió al público en la Plaza de la Constitución de Málaga en 1887, descubrimos sorprendidos el nombre de una mujer: Sabina Muchart, quien inició su andadura en fuerte competencia con el estudio de Manuel Rey y mantuvo su vigencia durante cuarenta años.

Sabina Muchart. “Málaga – Una gran bebeora”. H. 1900. Tarjeta postal, ed: Álvarez Morales (CFRivero)

El descubrimiento de la identidad femenina de S. Muchart (1), cuando en 1994 dimos a conocer el nombre de Sabina Muchart Collboni como una mujer fotógrafa afincada en Málaga, ha tenido una notable repercusión mediática en los últimos años. Nuevos estudios documentales aportaron interesantes datos, especialmente en lo relacionado con su origen y la llegada a Málaga de ella y sus hermanos (2), y además en 2015 se dan a conocer unas fotografías que la relacionan con la guerra de África (3).

Ahora, en 2019, una invitación del Ateneo de Málaga a dar una conferencia sobre ella, en el marco de un ciclo sobre mujeres malagueñas, nos da la oportunidad de aportar nuevos datos y contribuir a descifrar la faceta profesional de un personaje tan discreto como es Sabina Muchart.

Los Muchart eran originarios del pueblo gerundense de Olot. Sabina nació en 1858 y ocupaba un lugar intermedio entre sus diez hermanos, algunos de ellos dedicados a actividades relacionadas con el ramo textil (2). Seguramente fueron motivos económicos los que empujaron a tres de los hermanos más mayores (Manuel, Esteban y Luis) a buscar otros horizontes instalándose en Málaga hacia 1871/72. Poco después Sabina se uniría a ellos según consta en el padrón de 1877, domiciliados en calle Granada 56, en el que declaran llevar cuatro años en la ciudad. Sabina, a sus 15 años, probablemente acudió a Málaga cuando sus hermanos ya se habían asentado y se dedicaban a la venta al por menor de tejidos, así lo atestiguan las guías locales (Muñiz, 1878), aunque muy pronto se trasladan a la calle Luis de Velázquez nº 1, (Guía de Muñoz Cerissola, 1879 y 1880). (2)

El comercio, llamado “Las Novedades” y a efectos mercantiles: “Muchart hermanos y Cía”, suponemos debió estar formado por los tres hermanos varones, dejando fuera a Sabina, que era muy joven y mujer. El negocio se amplía con una sucursal que abren en Córdoba, en la calle Librería

Anuncio en la guía de Muñoz Cerissola de 1881

16 con el mismo nombre “Las Novedades”, cuyos anuncios figuran ya en la prensa local desde octubre de 1880 (Diario de Córdoba, 17/10/1880 y en los años 1881 y 1882). Sin embargo las cosas se torcieron. En enero de 1882 Luis Muchart ha de comparecer ante el juzgado para practicar diligencias en relación con la demanda que ha presentado por estafa contra Antonio Carmona Fernández (Diario de Córdoba, 25/1/1882). En el mes de abril al comercio se le practica un embargo de diferentes piezas de tela para atender pagos pendientes de la Contribución Industrial (Diario de Córdoba, 5/4/1882), y finalmente en 1883 la firma se declara en quiebra (Diario de

Córdoba, 3/5/1883), un hecho que dificultaba la futura actividad comercial de los socios. En 1883 cierran el establecimiento de Málaga y continuan con el de Córdoba, para hacer la liquidación, un trámite que se alargó algunos años por lo que siguen apareciendo los anuncios de “Las Novedades” en Córdoba hasta el año 1887.

Sabina Muchart. Málaga, Plaza de la Constitución antes de la apertura de la calle Larios. 1889. Albúmina. (CFRivero)

Y es en este mismo año cuando aparece el estudio fotográfico de S. Muchart en la Plaza de la Constitución de Málaga. Pero ¿por qué un estudio de fotografía?. Y ¿por qué a nombre de S. Muchart?. En esta última cuestión tienen que ver los acontecimientos que acabamos de relatar y el hecho de que sobre Sabina Muchart no pesaba ningún impedimento legal para constituir un negocio. Otro de los hermanos, Francisco, ya andaba entre Málaga y Córdoba pero aún no había llegado a la mayoría de edad.

¿Qué relación habían establecido los Muchart con el medio fotográfico?. Aquí se suceden una serie de coincidencias que hemos documentado en la ciudad de Córdoba:

La clave pudo estar en Francisco. Por un lado sabemos que se aficionó a la pintura durante su estancia en Córdoba pues en 1889 presentó “Un cuadro de dibujo natural” (Diario de Córdoba, 6/6/1889) a la exposición de bellas artes organizada por el Ateneo cordobés. Y por otro tenemos una noticia que relaciona al pintor y fotógrafo Ventura Reyes Corradi, con los Muchart:

Obras de arte. En los escaparates de la casa de comercio del señor Muchart, calle de la Librería, hemos visto con gusto tres bellos paisages para abanico, pintados al óleo por nuestro estimado amigo señor Reyes Corradi. Uno representa la Catedral, Arrahola y Puente; otro la Puerta del Puente, y el otro un vistoso país. …”. (Diario de Córdoba, 1/12/1885)

Dorso de una carte de visite con los datos del estudio de Sabina Muchart en Málaga. H. 1890
Dorso de una carte de visite con los datos del estudio de Sabina Muchart en Málaga. H. 1890

Reyes Corradi fue profesor de la Escuela Provincial de Bellas Artes, en Córdoba, desde 1881 hasta su fallecimiento en 1901 (Malo y Martín, 2012) y fue también un hábil fotógrafo, de manera que bien pudo ser quien adiestrara a Francisco en ambas disciplinas y quizá también a Sabina e incluso a Manuel.

Todas estas circunstancias llevaron a la familia a considerar el estudio fotográfico como una buena opción y sin duda invirtieron algunos caudales salvados del desastre de la quiebra, situando el establecimiento en el lugar más privilegiado de la ciudad, y así el estudio S. Muchart abre sus puertas al público en 1887 (5) en la plaza de la Constitución nº 16-22, ya que hasta cuatro años después no se abriría en el urbanismo malagueño la que es desde entonces su principal arteria comercial: la Calle Larios.

Sabina Muchart. Málaga, Plaza de la Constitución. 1890/94. Gelatina de plata. En el último piso del edificio más alto se aprecia la terraza acristalada del estudio. (CFRivero)

Entre los años 1889 a 1892 el domicilio de los Muchart se sitúa en la calle Correo Viejo, 2-3º izqda., allí encontramos conviviendo en años sucesivos a Manuel y Sabina, ya que Esteban y Luis optan por buscar nuevas perespectivas a sus proyectos fuera de Málaga (6), constando en el padrón Manuel de profesión “fotógrafo” y Sabina sin datos profesionales. Pero en

Fragmento del Padrón de Málaga de 1882, calle Correo Viejo 2, Domicilio de la familia Muchart
Fragmento del Padrón de Málaga de 1882, calle Correo Viejo 2, Domicilio de la familia Muchart

1892 es Sabina quien aparece como cabeza de familia (en primer lugar y firmando el documento), aún sin indicar profesión, al tiempo que aumenta la familia con la presencia del hermano menor, Francisco. Estos datos parecen anunciar la enfermedad de Manuel, que efectivamente fallece en 1894 (2), lo que lleva a Sabina a asumir el liderazgo de la familia. Así este mismo año trasladan su residencia al piso situado bajo el estudio en la tercera planta del edificio que lo alberga en la Plaza de la Constitución, lo cual les da la posibilidad de colocar en la fachada un letrero con el nombre de “FOTOGRAFIA S. MUCHART”.(7)

Autor desconocido. Málaga, Plaza de la Constitución. H. 1905. Tarjeta postal editada por “Fin de siecle”.

El estudio detallado de los padrones desde esta fecha hasta su desaparición, nos revela primero que el estudio lo llevan conjuntamente Sabina y Francisco, a pesar de que repetidamente atribuyen a Sabina una dedicación a las tareas domésticas. Asímismo en las guías y anuarios comerciales de este periodo aparece reiteradamente la razón social S. Muchart en la Plaza de la Constitución 16-22 (que cambiará algo más tarde a 16), con tan sólo una excepción en la que aparece el nombre de “Francisco Muchart” y dos ocasiones en las que consta el nombre completo de Sabina.

Sin embargo está claro que Francisco, aquejado de “tuberculosis” no pudo mantener una actividad profesional a la altura de Sabina y que ella es el alma del estudio. Francisco fallece en 1910, por lo que Sabina queda sola hasta 1918, cuando regresa al domicilio familiar su hermano Esteban ya retirado, que permanece allí hasta su muerte en 1921(2).

Sabina tenía su principal competidor en el estudio de Manuel Rey, que estaba instalado desde 1884 en la calle Comedias 14-18,4º con un gran éxito de público. Pero en 1897 se abre en la Plaza de la Constitución 42,4º una sucursal a nombre de M. REY FOTOGRAFO. Y es que como ya escribí en 1994:

En toda la documentación que he podido examinar de este fogógrafo se nota un especial interés en aparecer como ‘M. Rey’. … Una explicación de este pequeño enigma podría venir dada por el hecho de que su hermana Matilde compartía el oficio con Manuel. … cuando M. Rey abre un nuevo estudio, en la plaza de la Constitución, parece que la encargada del mismo es Matilde. Efectivamente en el padrón de 1897 figura domiciliada en este lugar Matilde Rey Muro, junto a su madre Carolina, y en el de 1898 aparece ya viuda, y de profesión ‘S. S.’, junto a su hijo José Blanco Rey, de diecisiete años, y de profesión fotógrafo. … no debemos concluir nada de la profesión indicada para la madre. Era la costumbre de la época. No parecía normal que una mujer pudiera tener otra ocupación, y la misma indicación puso el funcionario de turno para la viuda de Lorichon y para la misma Sabina Muchart, de las que no puede dudarse de su oficio fotográfico.”(1)

Autor desconocido. Málaga, Plaza de la Constitución. H. 1905. Tarjeta postal editada por “Domingo del Río”.

Así pues tenemos en la plaza principal de la ciudad a dos mujeres fotógrafas hegemónicas, ocultas una y otra tras las iniciales de sus respectivos nombres M (Matilde Rey) y S (Sabina Muchart), pero sin duda bien conocidas en Málaga.

Por su estudio vemos pasar todo tipo de gentes y también personajes de la burguesía malagueña, por ejemplo miembros de la familia Orueta, aunque curiosamente hemos comprobado una mayor presencia de mujeres e incluso muchas fotografías infantiles, en comparación con las de otros estudios de la época. Sus fotografías están fijadas a cartulinas con muy diferentes diseños, que van cambiando con los años y en los que Sabina pone siempre especial cuidado, sin perder nunca su vigencia y adquiridas a los mejores proveedores, como alguna litografiada por B. Wachtl de Viena. Esta fuerte competencia hizo sin duda que Sabina extendiera su oficio fotográfico a otras facetas diferentes del retrato, y es gracias a estos trabajos que hoy podemos contemplar un interesantísimo legado, muy superior al que nos dejó su competidor.

Es el caso de la colección de fotografías estereoscópicas de Sabina Muchart, de las cuales no conocemos más que seis, que sin embargo reflejan una sensibilidad y profesionalidad excepcionales

Sabina Muchart. [Málaga, pescadores sacando el copo]. H. 1900. Estereoscopia en albúmina. (CFRivero)
Sabina Muchart. [Málaga, pescadores sacando el copo]. H. 1900. Estereoscopia en albúmina. (CFRivero)

Sabina Muchart. [Málaga, pescadores botando una jábega]. H. 1900. Estereoscopia en albúmina. (CFRivero)
Sabina Muchart. [Málaga, pescadores botando una jábega]. H. 1900. Estereoscopia en albúmina. (CFRivero)

Sabina Muchart. [Ronda, reata de mulas frente a la ciudad]. Estereoscopia en albúmina. (CFRivero)
Sabina Muchart. [Ronda, reata de mulas frente a la ciudad]. Estereoscopia en albúmina. (CFRivero)

Esta última estereoscopia de Ronda, curiosamente forma parte de la colección española que editó hacia 1905 la firma americana Underwood & Underwood, que necesariamente debió comprársela a Sabina.

Sabina Muchart. Picturesque Andalusia - a bit of the old town of Ronde, Spain. Ed. Underwood & Underwood. Estereoscopia en gelatina de plata. (CFRivero)

Una controvertida cuestión sobre la que queremos ofrecer nuestro punto de

La Guerra de África. Fuerte de Rostrogordo (Copia de una fotografía remitida por S. Muchart, de Málaga). Grabado aparecido en "La Ilustración artística" el 11/12/1893.
“La Guerra de África. Fuerte de Rostrogordo (Copia de una fotografía remitida por S. Muchart, de Málaga)”. Grabado aparecido en “La Ilustración artística” el 11/12/1893.

vista es la consideración de Sabina Muchart como “reportera de guerra”. Esta hipótesis fue expuesta por nuestro colega y amigo Antonio Jesús González en 2015 (3), basándose en un grabado aparecido en 1893 en la revista bacelonesa “La Ilustración artística” (11 diciembre 1893 p: 795). El grabado representa el fuerte melillense de Rostrogordo con militares posando al frente y se encuadra en un reportaje de la revista sobre la II Guerra de África. Al pie de la misma figura el siguiente texto: “La guerra de África. Fuerte de Rostrogordo (copia de una fotografía remitida por S. Muchart, de Málaga)”.

Sabina Muchart (fot.) La guerra de África - Jefes de la ambulancia enviada a Melilla por la Cruz Roja de Madrid (De fotografía de S. Muchart de Málaga). Grabado publicado en "La Ilustración artística" 11/12/1893.
Sabina Muchart (fot.) La guerra de África – Jefes de la ambulancia enviada a Melilla por la Cruz Roja de Madrid (De fotografía de S. Muchart de Málaga). Grabado publicado en “La Ilustración artística” 11/12/1893

En 2016 el periodista Eduardo del Campo publica en el diario “El Mundo”(4) un reportaje titulado “La primera fotógrafa de guerra de la historia es española“, donde añade como prueba de ello otro grabado publicado en el mismo número de “La Ilustración artística” que el anterior (p: 799). Es el retrato de un grupo de militares sanitarios en cuyo pie se lee: “La guerra de África. Jefes de la ambulancia enviada a Melilla por la Cruz Roja de Madrid (De fotografía de S. Muchart, de Málaga).

Sabina Muchart. [Retrato de dos jóvenes con paraguas]. Detalle ampliado del fondo del estudio. Carte de visite en albúmina. H. 1903. (CFRivero)
Sabina Muchart. [Retrato de dos jóvenes con paraguas]. Detalle ampliado del fondo del estudio. Albúmina. H. 1903. (CFRivero)

Sin embargo hemos podido constatar que esta fotografía no se realizó en tierras africanas sino en el estudio malagueño de la fotógrafa, ya que hemos comprobado la coincidencia del fondo utilizado con otras fotografías realizadas en su estudio, como la que incluimos aquí. Tengamos también en cuenta que Málaga era la puerta de entrada y salida de cualquier movimiento de la península hacia Melilla.

Queda pues una única muestra, ya que no se ha encontrado ningún otro grabado o fotografía de aquel supuesto reportaje realizado por Muchart, que además, y a diferencia de la leyenda que aparece en el grupo sanitario: “… de fotografía de S. Muchart”, la revista identifica su origen como: “… de una fotografía remitida por S. Muchart”, por lo que en nuestra opinión se trata de una fotografía adquirida en Málaga por el estudio, a algún reportero procedente de Melilla, para enviarla a la revista con la que colaboraba y que demandaba este tipo de ilustraciones.

Estos dos grabados son los que han dado pie a considerar a Sabina Muchart no sólo como la primera reportera de guerra de España sino de todo el mundo. Descartado el retrato de estudio, el grabado de Rostrogordo no nos parece suficiente para hacer tal afirmación. La presencia de una mujer fotógrafa en un cuartel estimamos que hubiera causado tal impacto que habría dejado sin duda algunos comentarios periodísticos en la prensa del momento. Creemos pues poco probable que Sabina Muchart hubiese ejercido como reportera de guerra, ni siquiera estos documentos pueden probar que se desplazó, no ya a los escenarios del enfrentamiento, sino tan siquiera a la ciudad de Melilla. Por lo que sería necesario contar con alguna otra prueba que pudiese corroborar esta hipótesis.           

De su actividad en la fotografía de paisajes, urbanos o rurales, tenemos también muestras muy interesantes gracias a su colaboración con el editor malagueño de tarjetas postales “Rafael Álvarez Morales”(8). Hacia 1901 publica una serie en la que colaboran los mejores fotógrafos de Málaga como Miguel Osuna y otros, además del propio editor. En la colección encontramos 36 tarjetas (de un total de unas 90) en las que consta como fotógrafa Muchart.

Sabina Muchart. Málaga, en la Pescadería. Tarjeta postal ed. R. Álvarez Morales. H. 1901. (CFRivero)
Sabina Muchart. Málaga, en la Pescadería. Tarjeta postal ed. R. Álvarez Morales. H. 1901. (CFRivero)

Sabina Muchart. Málaga, muelle de Guadiaro. Tarjeta postal  ed. R. Álvarez Morales. H. 1901. (CFRivero)
Sabina Muchart. Málaga, muelle de Guadiaro. Tarjeta postal ed. R. Álvarez Morales. H. 1901. (CFRivero)

Junto a las vistas encontramos también la recreación teatralizada de personajes típicos de la ciudad, como el cenachero o las flamencas, algunas de las cuales sirvieron como reclamo en la publicidad de los vinos de Málaga.

Prueba de su trabajo de campo son fotografías como la del Torcal, o las que

Sabina Muchart. Málaga - Antequera - El Torcal. Tarjeta postal ed. R. Álvarez Morales. H. 1901. (CFRivero)
Sabina Muchart. Málaga – Antequera – El Torcal. Tarjeta postal ed. R. Álvarez Morales. H. 1901. (CFRivero)

realizó de la fragata alemana Gneisenau, de la que entre las tarjetas postales encontramos una interesante secuencia temporal, ya que tenemos una imagen del día anterior al naufragio, otra del día de la catástrofe y una tercera del día posterior al suceso.

  • Sabina Muchart. Malaga, naufragio de la Fragata de guerra alemana "Gneisenau" (16 Diciembre 1900). Tarjeta postal. R. Álvarez Morales ed. (CFRivero)
Sabina Muchart fot. [Málaga, calle Molina Larios, Plaza de la Constitución y Cortina del Muelle con el Puerto. Grabados. La Ilustración, octubre 1889
Sabina Muchart fot. [Málaga, calle Molina Larios, Plaza de la Constitución y Cortina del Muelle con el Puerto]. Grabados. La Ilustración, octubre 1889

De su colaboración en las revistas ilustradas de la época, nos han llegado también imágenes de la ciudad de Málaga, en concreto siete aparecidas en La Ilustración en octubre de 1889.(9)

Reproducciones de óleos del pintor Antonio de la Torre en “La Ilustración” (Barcelona) del 19/04/1991. Retratos de actrices de la época en la revista Nuevo Mundo (Madrid, 16 de abril de 1902)

Sabina Muchart. Toros en Málaga, Manolete en su primer toro. La fiesta nacional, 1908
Sabina Muchart. Toros en Málaga, Manolete en su primer toro. La fiesta nacional, 1908

También escenas taurinas, auténticas instantáneas tomadas en la plaza de toros de Málaga.

Igualmente tenemos en la CFRivero algunas fotografías de imágenes religiosas y algunas otras, como las de San Ciriaco y Santa Paula de la Catedral de Málaga, pueden verse en otras fototecas.

Su trayectoria profesional se extiende a lo largo de cuarenta años, ya que su actividad comenzó, como hemos visto, hacia 1886/87 y su muerte acaeció en 1929. Aunque no conocemos con exactitud cuando cierra su estudio (en nuestra colección figura una pieza fechada en 1926), es muy posible que permaneciera abierto hasta alguna fecha cercana a su muerte. En los anuarios Bailly-Bailliere figura hasta 1935, pero obviamente se trata de un error, ya que en el “Anuario general de Málaga” de 1930 su local aparece “en obras” y el tercer piso lo ocupa ya el laboratorio de D. Estéban Pérez Bryan.

Sabina Muchart. Retrato de "Victoria". Málaga 1926. Tarjeta postal en gelatina de plata. (CFRivero)
Sabina Muchart. Retrato de “Victoria”. Málaga 1926. Tarjeta postal en gelatina de plata. (CFRivero)

El conjunto de su obra sitúa a Sabina como uno de los grandes fotógrafos malagueños del siglo XIX y principios del XX. Su gabinete representó como ninguno el gran estudio de salón del cambio de siglo, un modelo que desaparecería hacia los años veinte y que en Málaga tuvo como sus mejores representantes, además de Muchart, a Manuel Rey o a Wandre en sus primeros momentos. Todos ellos se dedicaban especialmente al retrato aunque acometían también otro tipo de trabajos, pero en el caso de Muchart la variedad y calidad de sus fotografías fuera del estudio son los que acabaron por situarla entre los mejores representantes del arte fotográfico de toda la historia malagueña.

Ya en 1994 afirmé que Muchart fue probablemente la fotógrafa más destacada de España (hablamos desde los inicios de la fotografía hasta la guerra), y hoy no puedo más que reafirmarme en esta opinión. En aquellos tiempos resultaba muy difícil para una mujer sobresalir en cualquier actividad, pero ella supo hacerlo en su profesión de manera que su trabajo resalta en el conjunto de la fotografía y no sólo entre las mujeres fotógrafas, pero no cabe duda que llevó siempre una vida discreta y poco reconocida. Hoy, gracias al movimiento reivindicativo de las mujeres, su figura ha sido rescatada del olvido y en años recientes su nombre aparece con mucha frecuencia en los medios como una de las más destacadas mujeres fotógrafas de nuestra historia.

Notas y Bibliografía
(1) Juan Antonio Fernández Rivero Historia de la fotografía en Málaga durante el siglo XIX. Universidad de Málaga-Editorial Miramar, Málaga, 1994. ISBN 978-84-604-9835-3 (p:110, 163)
 
(2) María de los Santos García Felguera. De Olot a Málaga. La fotógrafa Sabina Muchart Collboni. Girona, 2004
 
(3) Antonio Jesús González Pérez. Fotógrafo de guerra: La fotografía de guerra en España (1859-1939). Córdoba, Diputación provincial, 2015. ISBN 978 84 8154 390 2.
 
(4) Eduardo del Campo. “La primera fotógrafa de guerra de la historia es española“. Diario “El Mundo”, 30/8/2016
 
(5) Las primeras noticias sobre el estudio fotográfico de S. Muchart proceden por un lado del Anuario del comercio, de la industria, de la magistratura y de la administración. 1887, página 1.295. Estos anuarios de envergadura nacional se preparaban con mucho tiempo de antelación por lo que es muy posible que su actividad comenzara ya en 1886. Y por otro de la primera guía local en la que hemos encontrado el estudio es en el “Almanaque Guía de Las Noticias para 1888”, publicado en Málaga en 1887.
 
(6) La región exrtremeña (Badajoz). 1893-05-26. “Forasteros que han llegado: D. Esteban Muchart.” / Diario de Tenerife. 1895-04-25. “El vapor Conde Wifredo embarcó ayer para Cádiz los siguientes pasajeros: … D. Esteban Muchart…” / Mensajero Leonés. 1905-12-21. Viajeros llegados hoy: Esteban Muchart… / Diario de Burgos, 14-11-1907 “Viajeros llegados hoy: Esteban Muchart…
 
Manuel Torres Molina (Granada). Málaga, farmacia de la Plaza de la Constitución destruida por los rojos. Gelatina de plata. H. 1940. (Biblioteca Nacional de España)(7) El edificio de cuatro plantas, estaba rematado por una terraza acristalada, muy probablemente construida por los Muchart, ya que no tenemos noticia de que hubiese allí ningún estudio fotográfico con anterioridad. La fotografía de la izq. nos lo muestra tras el incendio que sufrió en el curso de la Guerra Civil. Actualmente lo reemplaza un nuevo edificio de cinco plantas, similar en su aspecto y rematado igualmente por una terraza acristalada. (Fot. BNE)
 
(8) Fernández Rivero, Juan Antonio; García Ballesteros, María Teresa. Desde Málaga, Recuerdos…II: Las tarjetas postales ilustradas de Málaga (1896-1940). Ediciones del Genal, Málaga, 2016. ISBN 978-84-16871-04-9. (p: 21)
 
(9) Al pié de estos grabados figura como autor “J. Muchart”, error cometido por la revista al interpretar la S del logotipo de S. Muchart como una “J”.
Autor desconocido. Familia burguesa en el jardín (Francia?), destacada la imagen de la filigrana del papel que puede observarse al trasluz. h 1855. Estereoscopia en papel a la sal procedente de negativo de papel. (CFRivero)

El papel en los inicios de la fotografía

Que fotografía analógica y papel caminaron inseparablemente unidos en sus ciento cincuenta años de recorrido,  es una realidad que no necesita mayor aclaración, sin embargo ¿cómo fue la adaptación de este material, soporte básico de las principales técnicas fotográficas antiguas?

Autor desconocido. Familia burguesa en el jardín (Francia?), destacada la imagen de la filigrana del papel que puede observarse al trasluz. h 1855. Estereoscopia en papel a la sal procedente de negativo de papel. (CFRivero)
Autor desconocido. Familia burguesa en el jardín (Francia?), destacada la imagen de la filigrana del papel que puede observarse al trasluz. h 1855. Estereoscopia en papel a la sal procedente de negativo de papel. (CFRivero)

A este tema hemos dedicado un reciente artículo del que aquí os dejamos un resumen y que está disponible, en versión completa, en este enlace:

Juan Antonio Fernández Rivero. El Papel en los inicios de la fotografía. XIII Congreso Internacional de Historia del Papel. 2019. p: 137-151

Fue Henry Fox Talbot el primero en utilizar papel como soporte de la imagen fotográfica, en contraposición al procedimiento del daguerrotipo cuya imagen se fijaba sobre una superficie metálica. Pero la gran diferencia de su método y su gran aportación lo constituía la capacidad de reproducir infinitamente las imágenes obtenidas por el método de negativo (imagen captada), positivo (imagen reproducida), ambas sobre papel.

Estamos hablando del papel como soporte primario de la emulsión sobre la cual se impresionará la imagen, casi podríamos decir que es lo que comúnmente, y por extensión, llamamos “fotografía” una vez procesada y estabilizada.

El papel usado como negativo había de impregnarse por completo de los líquidos necesarios para la toma de la fotografia, un procedimiento que se hacía por inmersión. Los positivos en cambio podrían ser emulsionados por inmersión o bien impermeabilizándolos con una capa de albúmina, que una vez seca recibía la siguiente capa de sales de plata sensibles a la acción de la luz. El procedimiento fue aportado por Louis-Desiré Blanquart-Evrard, y acababa confiriendo mayor calidad a la copia final y proporcionaba una mayor finura de detalles, lo que le convirtió en el sistema más empleado durante el siglo XIX.

Pero… ¿qué papel utilizó Talbot?, ¿Qué tipo de papel utilizaron aquellos primeros fotógrafos?. Lógicamente papel de escritorio, el mejor que tuviesen a su alcance, el que ofreciese una superficie más uniforme, exento de impurezas, resistente a los procesos de humidificación, evitando las marcas de agua en lo posible, … (concretamente el de Watman‘s Turkey Mill, fabricado por los molinos de Hollingseorth, en Maidstone, Kent, y el de Turner’s Chafford), aunque a menudo el propio Talbot se quejaba de sus imperfecciones, como las diferencias de espesor, un gran inconveniente sobre todo en el caso de su utilización como negativo ya que todo defecto se transferiría a la imagen positiva, incluso la filigrana, como puede verse en el ejemplo de la estereoscopia que encabeza este artículo.

Louis de Clercq. Sevilla, Catedral y Giralda desde la Plaza del Triunfo. Negativo de papel encerado. 1860 (Cfrivero)
Louis de Clercq. Sevilla, Catedral y Giralda desde la Plaza del Triunfo. Negativo de papel encerado. 1860 (Cfrivero)

Pero ya en la década de 1850 el panorama comenzó a cambiar. Sigamos el debate que se dió en la Société Heliographique (precedente de la Société Française de Photographie) en París: Sesión del 21 de marzo de 1851 – Informe de la comisión sobre fabricación de papeles fotográficos franceses, constituída por nombres tan relevantes como Gustave Le Gray, Henri Victor Regnault, Gaudin, Jules-Claude Ziegler o Hippolyte Bayard.

Bayard: anuncia que la comisión se ha reunido una sola vez y que por tanto los trabajos no estan terminados y serán presentados próximamente a la Sociedad.

Ziegler informa no obstante que sería deseable que la Sociedad encargara a la papelera Canson una partida de papel destinado a la fotografía. En sesiones sucesivas…

– Auguste Mestral informa que el papel “Petit Canson” es el mejor, Le Gray dice que él emplea el papel de Angoulème con exito, mientras que

Regnault informa que la casa Canson le ha enviado muestras, caras en opinión de Le Gray, a lo que Mestral responde que el papel Lacroix es mas barato.(1)

El tema surge reiteradamente en diferentes foros y va teniendo eco entre los fabricantes de papel aunque con cierta lentitud.

Anuncio aparecido en la prensa inglesa de la marca francesa de papel Marion. h. 1858.
Anuncio aparecido en la prensa inglesa de la marca francesa de papel Marion. h. 1858.

La firma Marion, dedicada a papelería de lujo, fundada en París por Claude Mames Auguste Marion, abrió una sucursal en Londres, y hacia 1855 se especializó en papeles para fotografia, fabricando incluso sus propios materiales, tanto para negativos, como para positivos, cartulinas para los formatos de retratos, etc. llegando a ser considerada como una de las principales suministradoras de material fotográfico (incluyendo cámaras y toda clase de aparatos) de toda Europa. La casa Marion contribuyó a difundir el procedimiento del papel encerado de Le Gray desde su publicación hasta principios de la década de 1860, de hecho era uno de los escasos comercios que vendía un papel previamente encerado, incluso también yodado (añadiendo yoduro de plata, necesario para la formación de la imagen), con la fórmula del propio Le Gray ligeramente modificada.

Portada del manual de fotografía de Barreswil y Davanne. Traducción al castellano. Madrid, 1864. (CFRivero)
Portada del manual de fotografía de Barreswil y Davanne. Traducción al castellano. Madrid, 1864. (CFRivero)

Los manuales de fotografía están igualmente plagados de comentarios y consejos sobre el uso del papel y los resultados  que pueden obtenerse según las marcas entre las que aparece con frecuencia Canson Frères. Por ejemplo los papeles ingleses encolados con gelatina presentaban una mayor sensibilidad a la luz mientras que los franceses que usaban normalmente el almidón como aglutinante eran más recomendables como soportes para la albúmina.

Finalmente la fabricación de papel albuminado quedó hasta bien entrado el siglo XX en manos de solo dos compañías: Por un lado Blanchet Frères et Kléber, que produjeron la marca Rives cerca de Grenoble, y por otro Steinbach & Co. cuyo molino Malmédy (Bélgica) produjo el papel marca Saxe. El papel “‘Rives” fue el más utilizado por presentar una superficie más lisa, aunque éste último presentaba una mayor resistencia y era el preferido para impresiones más grandes. Ambos papeles estaban hechos a máquina y preparados con una mezcla de almidón y resina de jabón. Cuando se impone la técnica de papel albuminado para los positivos comienzan a surgir fabricantes, el pionero en Alemania fue el Instituto de Fotografía de Eduard Liesegang, en Elberfeld, que comenzó la producción ya en 1854. En pocos años había 24 empresas de producción de papel albuminado en el país y aunque también en otros países surgió esta industria (Inglaterra, Francia, Austria y EE.UU), fue en la región de Dresde donde la concentración de fabricantes de papel fotográfico dió lugar en 1874, mediante la fusión de siete firmas, a la gran compañía Die Vereinigten Fabrike Photographische Papiere AG que monopolizó el mercado y mantuvo la fabricación hasta 1930.

Autor desconocido. Iglesia de Santa María la Blanca en Villalcázar de Sirga (Palencia). h. 1890. Gelatina de plata sobre papel. (CFRivero)
Autor desconocido. Iglesia de Santa María la Blanca en Villalcázar de Sirga (Palencia). h. 1890. Gelatina de plata sobre papel. En la parte superior se aprecia la filigrana de la marca Rives (CFRivero)

Todo el debate que tuvo lugar en Europa sobre el papel fotográfico se reflejó en España a través de los manuales traducidos o de las revistas especializadas ya desde la década de 1850, sin que tengamos noticia de la fabricación de papel fotográfico en el territorio español, como afirmaba en 1882 uno de los escasos manuales de fotografía españoles, el publicado por Enrique Picatoste: “papel para emplearlo en el procedimiento a la albúmina que los fotógrafos españoles traen del extranjero,
empleando especialmente el de Angouleme“.

Nos ha parecido muy curiosa la fotografía que incluimos de Santa María la Blanca de Villalcázar de Sirga, una imagen positivada con la técnica que a finales del siglo XIX desbancó a la albúmina, la gelatina de plata. Sin embargo, a pesar de haber sido realizada en torno a 1890 puede comprobarse que el fotógrafo no pudo sino utilizar un papel con filigrana para el positivo. Creemos que no debe existir una fotografía tan antigua de este magnífico ejemplo del románico en el Camino de Santiago, y sospechamos que su autor fue un fotógrafo no profesional con evidentes dificultades para encontrar materiales adecuados para practicar la fotografía.

(1) Las referencias exactas de los datos aportados por este artículo pueden verse en el artículo publicado.

José Codina ed. Pueblos típicos de España - 2ª Serie - Nº 13 Barco de Ávila, mercado. Ca. 1835. Estereoscopia en gelatina de plata. (CFRivero)

José Codina y la Colección “Rellev”

La edición de colecciones de fotografía estereoscópica tuvo una cierta vigencia en la primera mitad del siglo XX, prueba de ello es la editada por José Codina Torrás (Barcelona 1900? – Barcelona 1960?) desde el nombre comercial de “Estereoscopia RELLEV”.

Colección de vistas estereoscópicas Rellev, Col. Canarias, editadas hacia 1935
José Codina Torrás ed. Canarias 1ª serie. Colección de Vistas estereoscópicas de España num. 83. Estereoscopias en gelatina de plata. Ca. 1935 (CFRivero)

ARTÍCULO COMPLETO EN INGLÉS: Spanish Stereoscopic Commercial Photography in the 20th Century: “El Turismo Práctico” and “Rellev”.

ARTÍCULO COMPLETO EN CASTELLANO: Estereoscopia RELLEV, ediciones de José Codina.

Retrato anónimo de José Codina Torrás en una fiesta del barrio de Gracia en Barcelona. 1957. Arxiu del distrito de Gracia.
Retrato anónimo de José Codina Torrás en una fiesta del barrio de Gracia en Barcelona. 1957. Arxiu del distrito de Gracia.

Fue muy gratificante encontrar el rostro de José Codina en el Arxiu del barrio de Gracia, todo lo que pudiésemos decir de un personaje con palabras no deja de estar huérfano si no vemos su semblante, la mirada que dirige a la cámara expresea su inteligencia, su simpatía y su actitud vital… todo ello queda confirmado por su trayectoria profesional como editor y como fotógrafo.

El proyecto que emprende en 1929 editando vistas estereoscópicas, comienza con las fotografías que él mismo realiza de las exposiciones “Iberoamericana de Sevilla” e “Internacional de Barcelona“, con un éxito de ventas que le lleva a continuar y así va ampliando su colección de “Vistas estereoscópicas de España” durante toda la década de 1930, llegando hasa las 175 colecciones

José Codina Torrás. Última página de su folleto publicitario sobre productos de la "Estereoscopia Rellev". Ca. 1941. (CFRivero)
José Codina Torrás. Última página de su folleto publicitario sobre productos de la “Estereoscopia Rellev”. Ca. 1941. (CFRivero)

de 15 cartulinas cada una, en 1941.

Es un buen momento ya que en estos años la colección que editara desde la década de 1920 Alberto Martín con el nombre de “El turismo práctico” ha desaparecido del mercado. El formato adoptado fue el tamaño mayor 6×13 del estándar Verascope de Jules Richard, y aunque comenzó editando también sobre vidrio, pronto se limitó al soporte papel+gelatina de plata, ampliando en 1935 con otras series de vistas monoscópicas para proyectar en película de 35 mm, para lo cual ofertaba así mismo el aparato proyector.

José Codina ed. Barcelona, detalle Puerto y torre Jaime I. Ca. 1835. Estereoscopia en gelatina de plata. (CFRivero)
José Codina ed. Barcelona, detalle Puerto y torre Jaime I. Ca. 1835. Estereoscopia en gelatina de plata. (CFRivero)

José Codina Torrás. Estereóscopo de sobremesa marca Rellev. H. 1935. (CFRivero)
José Codina Torrás. Estereóscopo de sobremesa marca Rellev. H. 1935. (CFRivero)

De su biografía podemos decir que probablemente nació en Barcelona en torno a 1900 y que su domicilio profesional fue pasando por diversas localizaciones en el barrio de Gracia, primero se instaló en el Paseo San Juan 165, 1º, después en la calle Córcega nº 437 principal 2ª y a partir de 1936 en Provenza 323 principal 2. Y aunque no sabemos nada más las fotografías del personaje de los años 1957 y 1960 le relacionan con el Barrio de Gracia y con la organización ciudadana de sus festejos.

José Codina ed. Pueblos típicos de España - 2ª Serie - Nº 13 Barco de Ávila, mercado. Ca. 1935. Estereoscopia en gelatina de plata. (CFRivero)
José Codina ed. Pueblos típicos de España – 2ª Serie – Nº 13 Barco de Ávila, mercado. Ca. 1935. Estereoscopia en gelatina de plata. (CFRivero)

El catálogo en el que aparecían la mayor parte de las ciudades de España, tenía una mayor presencia de paisajes catalanes, una circunstancia que Codina trataba de compensar según aumentaba la colección. Pero no sólo ciudades, su atención se dirigía hacia emblemáticos parajes naturales o monumentales como la Ciudad Encantada de Cuenca o las series dedicadas a castillos o monasterios.

José Codina Torrás. Visor estereoscópico plegable y estuche para estereoscopias. 1930. (CFRivero)
José Codina Torrás. Estereóscopo plegable y estuche para estereoscopias marca Rellev. 1930. (CFRivero)

Hemos encontrado un registro de patente de un “Estereóscopo plegable” solicitado por José Codina en diciembre de 1929, quizá el que se corresponda con esta imagen: un estuche de madera que se convierte en visor estereoscópico y sirve también para guardar las vistas estereoscópicas.

Joan Nonell fot., José Codina ed. Granada, S. I. Barrio Albaicín, patio. Ca. 1935. Estereoscopia en gelatina de plata. (CFRivero)
Joan Nonell fot., José Codina ed. Granada, S. I. Barrio Albaicín, patio. Ca. 1935. Estereoscopia en gelatina de plata. (CFRivero)

Pese a que la autoría de las fotografías en el mundo editorial suele quedar con frecuencia en el anonimato, en el caso de las publicaciones Rellev el nombre de algunos fotógrafos aparecen en sus primeras series, no en el resto: además de él mismo que firma las primeras series de Barcelona, Montserrat, Gerona, Costa Brava, Madrid, Aranjuez o Toledo, encontramos también los nombres de Joan Nonell, fotógrafo profesional, en las fotografías de Ávila, Granada, Burgos, Mallorca, Tarragona… pero sus otros dos colaboradores J. M. Deulofeu o el Dr. Sambola son fotógrafos amateurs ya que el primero puede ser el escritor José María Deulofeu y el segundo fue un notable médico psiquiatra.

El interés de esta colección nos ha llevado a componer un artículo en el que también incluimos la serie de Alberto Martín “El Turismo Práctico”. Puede verse a texto completo en:

RIVERO, Juan A. F.; BALLESTEROS, Maria Teresa García. Spanish Stereoscopic Commercial Photography in the 20th Century: “El Turismo Práctico” and “Rellev”. International Journal on Stereo & Immersive Media, [S.l.], v. 2, n. 2, p. 4-27, june 2019. ISSN 2184-1241. Available at: <http://revistas.ulusofona.pt/index.php/stereo/article/view/6815>. Date accessed: 07 july 2019.