Sabina Muchart. [Málaga, pescadores botando una jábega]. H. 1900. Estereoscopia en albúmina. (CFRivero)

Acerca de Sabina Muchart

Tras el nombre del estudio fotográfico S. Muchart, que abrió al público en la Plaza de la Constitución de Málaga en 1887, descubrimos sorprendidos el nombre de una mujer: Sabina Muchart, quien inició su andadura en fuerte competencia con el estudio de Manuel Rey y mantuvo su vigencia durante cuarenta años.

Sabina Muchart. “Málaga – Una gran bebeora”. H. 1900. Tarjeta postal, ed: Álvarez Morales (CFRivero)

El descubrimiento de la identidad femenina de S. Muchart (1), cuando en 1994 dimos a conocer el nombre de Sabina Muchart Collboni como una mujer fotógrafa afincada en Málaga, ha tenido una notable repercusión mediática en los últimos años. Nuevos estudios documentales aportaron interesantes datos, especialmente en lo relacionado con su origen y la llegada a Málaga de ella y sus hermanos (2), y además en 2015 se dan a conocer unas fotografías que la relacionan con la guerra de África (3).

Ahora, en 2019, una invitación del Ateneo de Málaga a dar una conferencia sobre ella, en el marco de un ciclo sobre mujeres malagueñas, nos da la oportunidad de aportar nuevos datos y contribuir a descifrar la faceta profesional de un personaje tan discreto como es Sabina Muchart.

Los Muchart eran originarios del pueblo gerundense de Olot. Sabina nació en 1858 y ocupaba un lugar intermedio entre sus diez hermanos, algunos de ellos dedicados a actividades relacionadas con el ramo textil (2). Seguramente fueron motivos económicos los que empujaron a tres de los hermanos más mayores (Manuel, Esteban y Luis) a buscar otros horizontes instalándose en Málaga hacia 1871/72. Poco después Sabina se uniría a ellos según consta en el padrón de 1877, domiciliados en calle Granada 56, en el que declaran llevar cuatro años en la ciudad. Sabina, a sus 15 años, probablemente acudió a Málaga cuando sus hermanos ya se habían asentado y se dedicaban a la venta al por menor de tejidos, así lo atestiguan las guías locales (Muñiz, 1878), aunque muy pronto se trasladan a la calle Luis de Velázquez nº 1, (Guía de Muñoz Cerissola, 1879 y 1880). (2)

El comercio, llamado “Las Novedades” y a efectos mercantiles: “Muchart hermanos y Cía”, suponemos debió estar formado por los tres hermanos varones, dejando fuera a Sabina, que era muy joven y mujer. El negocio se amplía con una sucursal que abren en Córdoba, en la calle Librería

Anuncio en la guía de Muñoz Cerissola de 1881

16 con el mismo nombre “Las Novedades”, cuyos anuncios figuran ya en la prensa local desde octubre de 1880 (Diario de Córdoba, 17/10/1880 y en los años 1881 y 1882). Sin embargo las cosas se torcieron. En enero de 1882 Luis Muchart ha de comparecer ante el juzgado para practicar diligencias en relación con la demanda que ha presentado por estafa contra Antonio Carmona Fernández (Diario de Córdoba, 25/1/1882). En el mes de abril al comercio se le practica un embargo de diferentes piezas de tela para atender pagos pendientes de la Contribución Industrial (Diario de Córdoba, 5/4/1882), y finalmente en 1883 la firma se declara en quiebra (Diario de

Córdoba, 3/5/1883), un hecho que dificultaba la futura actividad comercial de los socios. En 1883 cierran el establecimiento de Málaga y continuan con el de Córdoba, para hacer la liquidación, un trámite que se alargó algunos años por lo que siguen apareciendo los anuncios de “Las Novedades” en Córdoba hasta el año 1887.

Sabina Muchart. Málaga, Plaza de la Constitución antes de la apertura de la calle Larios. 1889. Albúmina. (CFRivero)

Y es en este mismo año cuando aparece el estudio fotográfico de S. Muchart en la Plaza de la Constitución de Málaga. Pero ¿por qué un estudio de fotografía?. Y ¿por qué a nombre de S. Muchart?. En esta última cuestión tienen que ver los acontecimientos que acabamos de relatar y el hecho de que sobre Sabina Muchart no pesaba ningún impedimento legal para constituir un negocio. Otro de los hermanos, Francisco, ya andaba entre Málaga y Córdoba pero aún no había llegado a la mayoría de edad.

¿Qué relación habían establecido los Muchart con el medio fotográfico?. Aquí se suceden una serie de coincidencias que hemos documentado en la ciudad de Córdoba:

La clave pudo estar en Francisco. Por un lado sabemos que se aficionó a la pintura durante su estancia en Córdoba pues en 1889 presentó “Un cuadro de dibujo natural” (Diario de Córdoba, 6/6/1889) a la exposición de bellas artes organizada por el Ateneo cordobés. Y por otro tenemos una noticia que relaciona al pintor y fotógrafo Ventura Reyes Corradi, con los Muchart:

Obras de arte. En los escaparates de la casa de comercio del señor Muchart, calle de la Librería, hemos visto con gusto tres bellos paisages para abanico, pintados al óleo por nuestro estimado amigo señor Reyes Corradi. Uno representa la Catedral, Arrahola y Puente; otro la Puerta del Puente, y el otro un vistoso país. …”. (Diario de Córdoba, 1/12/1885)

Dorso de una carte de visite con los datos del estudio de Sabina Muchart en Málaga. H. 1890
Dorso de una carte de visite con los datos del estudio de Sabina Muchart en Málaga. H. 1890

Reyes Corradi fue profesor de la Escuela Provincial de Bellas Artes, en Córdoba, desde 1881 hasta su fallecimiento en 1901 (Malo y Martín, 2012) y fue también un hábil fotógrafo, de manera que bien pudo ser quien adiestrara a Francisco en ambas disciplinas y quizá también a Sabina e incluso a Manuel.

Todas estas circunstancias llevaron a la familia a considerar el estudio fotográfico como una buena opción y sin duda invirtieron algunos caudales salvados del desastre de la quiebra, situando el establecimiento en el lugar más privilegiado de la ciudad, y así el estudio S. Muchart abre sus puertas al público en 1887 (5) en la plaza de la Constitución nº 16-22, ya que hasta cuatro años después no se abriría en el urbanismo malagueño la que es desde entonces su principal arteria comercial: la Calle Larios.

Sabina Muchart. Málaga, Plaza de la Constitución. 1890/94. Gelatina de plata. En el último piso del edificio más alto se aprecia la terraza acristalada del estudio. (CFRivero)

Entre los años 1889 a 1892 el domicilio de los Muchart se sitúa en la calle Correo Viejo, 2-3º izqda., allí encontramos conviviendo en años sucesivos a Manuel y Sabina, ya que Esteban y Luis optan por buscar nuevas perespectivas a sus proyectos fuera de Málaga (6), constando en el padrón Manuel de profesión “fotógrafo” y Sabina sin datos profesionales. Pero en

Fragmento del Padrón de Málaga de 1882, calle Correo Viejo 2, Domicilio de la familia Muchart
Fragmento del Padrón de Málaga de 1882, calle Correo Viejo 2, Domicilio de la familia Muchart

1892 es Sabina quien aparece como cabeza de familia (en primer lugar y firmando el documento), aún sin indicar profesión, al tiempo que aumenta la familia con la presencia del hermano menor, Francisco. Estos datos parecen anunciar la enfermedad de Manuel, que efectivamente fallece en 1894 (2), lo que lleva a Sabina a asumir el liderazgo de la familia. Así este mismo año trasladan su residencia al piso situado bajo el estudio en la tercera planta del edificio que lo alberga en la Plaza de la Constitución, lo cual les da la posibilidad de colocar en la fachada un letrero con el nombre de “FOTOGRAFIA S. MUCHART”.(7)

Autor desconocido. Málaga, Plaza de la Constitución. H. 1905. Tarjeta postal editada por “Fin de siecle”.

El estudio detallado de los padrones desde esta fecha hasta su desaparición, nos revela primero que el estudio lo llevan conjuntamente Sabina y Francisco, a pesar de que repetidamente atribuyen a Sabina una dedicación a las tareas domésticas. Asímismo en las guías y anuarios comerciales de este periodo aparece reiteradamente la razón social S. Muchart en la Plaza de la Constitución 16-22 (que cambiará algo más tarde a 16), con tan sólo una excepción en la que aparece el nombre de “Francisco Muchart” y dos ocasiones en las que consta el nombre completo de Sabina.

Sin embargo está claro que Francisco, aquejado de “tuberculosis” no pudo mantener una actividad profesional a la altura de Sabina y que ella es el alma del estudio. Francisco fallece en 1910, por lo que Sabina queda sola hasta 1918, cuando regresa al domicilio familiar su hermano Esteban ya retirado, que permanece allí hasta su muerte en 1921(2).

Sabina tenía su principal competidor en el estudio de Manuel Rey, que estaba instalado desde 1884 en la calle Comedias 14-18,4º con un gran éxito de público. Pero en 1897 se abre en la Plaza de la Constitución 42,4º una sucursal a nombre de M. REY FOTOGRAFO. Y es que como ya escribí en 1994:

En toda la documentación que he podido examinar de este fogógrafo se nota un especial interés en aparecer como ‘M. Rey’. … Una explicación de este pequeño enigma podría venir dada por el hecho de que su hermana Matilde compartía el oficio con Manuel. … cuando M. Rey abre un nuevo estudio, en la plaza de la Constitución, parece que la encargada del mismo es Matilde. Efectivamente en el padrón de 1897 figura domiciliada en este lugar Matilde Rey Muro, junto a su madre Carolina, y en el de 1898 aparece ya viuda, y de profesión ‘S. S.’, junto a su hijo José Blanco Rey, de diecisiete años, y de profesión fotógrafo. … no debemos concluir nada de la profesión indicada para la madre. Era la costumbre de la época. No parecía normal que una mujer pudiera tener otra ocupación, y la misma indicación puso el funcionario de turno para la viuda de Lorichon y para la misma Sabina Muchart, de las que no puede dudarse de su oficio fotográfico.”(1)

Autor desconocido. Málaga, Plaza de la Constitución. H. 1905. Tarjeta postal editada por “Domingo del Río”.

Así pues tenemos en la plaza principal de la ciudad a dos mujeres fotógrafas hegemónicas, ocultas una y otra tras las iniciales de sus respectivos nombres M (Matilde Rey) y S (Sabina Muchart), pero sin duda bien conocidas en Málaga.

Por su estudio vemos pasar todo tipo de gentes y también personajes de la burguesía malagueña, por ejemplo miembros de la familia Orueta, aunque curiosamente hemos comprobado una mayor presencia de mujeres e incluso muchas fotografías infantiles, en comparación con las de otros estudios de la época. Sus fotografías están fijadas a cartulinas con muy diferentes diseños, que van cambiando con los años y en los que Sabina pone siempre especial cuidado, sin perder nunca su vigencia y adquiridas a los mejores proveedores, como alguna litografiada por B. Wachtl de Viena. Esta fuerte competencia hizo sin duda que Sabina extendiera su oficio fotográfico a otras facetas diferentes del retrato, y es gracias a estos trabajos que hoy podemos contemplar un interesantísimo legado, muy superior al que nos dejó su competidor.

Es el caso de la colección de fotografías estereoscópicas de Sabina Muchart, de las cuales no conocemos más que seis, que sin embargo reflejan una sensibilidad y profesionalidad excepcionales

Sabina Muchart. [Málaga, pescadores sacando el copo]. H. 1900. Estereoscopia en albúmina. (CFRivero)
Sabina Muchart. [Málaga, pescadores sacando el copo]. H. 1900. Estereoscopia en albúmina. (CFRivero)

Sabina Muchart. [Málaga, pescadores botando una jábega]. H. 1900. Estereoscopia en albúmina. (CFRivero)
Sabina Muchart. [Málaga, pescadores botando una jábega]. H. 1900. Estereoscopia en albúmina. (CFRivero)

Sabina Muchart. [Ronda, reata de mulas frente a la ciudad]. Estereoscopia en albúmina. (CFRivero)
Sabina Muchart. [Ronda, reata de mulas frente a la ciudad]. Estereoscopia en albúmina. (CFRivero)

Esta última estereoscopia de Ronda, curiosamente forma parte de la colección española que editó hacia 1905 la firma americana Underwood & Underwood, que necesariamente debió comprársela a Sabina.

Sabina Muchart. Picturesque Andalusia - a bit of the old town of Ronde, Spain. Ed. Underwood & Underwood. Estereoscopia en gelatina de plata. (CFRivero)

Una controvertida cuestión sobre la que queremos ofrecer nuestro punto de

La Guerra de África. Fuerte de Rostrogordo (Copia de una fotografía remitida por S. Muchart, de Málaga). Grabado aparecido en "La Ilustración artística" el 11/12/1893.
“La Guerra de África. Fuerte de Rostrogordo (Copia de una fotografía remitida por S. Muchart, de Málaga)”. Grabado aparecido en “La Ilustración artística” el 11/12/1893.

vista es la consideración de Sabina Muchart como “reportera de guerra”. Esta hipótesis fue expuesta por nuestro colega y amigo Antonio Jesús González en 2015 (3), basándose en un grabado aparecido en 1893 en la revista bacelonesa “La Ilustración artística” (11 diciembre 1893 p: 795). El grabado representa el fuerte melillense de Rostrogordo con militares posando al frente y se encuadra en un reportaje de la revista sobre la II Guerra de África. Al pie de la misma figura el siguiente texto: “La guerra de África. Fuerte de Rostrogordo (copia de una fotografía remitida por S. Muchart, de Málaga)”.

Sabina Muchart (fot.) La guerra de África - Jefes de la ambulancia enviada a Melilla por la Cruz Roja de Madrid (De fotografía de S. Muchart de Málaga). Grabado publicado en "La Ilustración artística" 11/12/1893.
Sabina Muchart (fot.) La guerra de África – Jefes de la ambulancia enviada a Melilla por la Cruz Roja de Madrid (De fotografía de S. Muchart de Málaga). Grabado publicado en “La Ilustración artística” 11/12/1893

En 2016 el periodista Eduardo del Campo publica en el diario “El Mundo”(4) un reportaje titulado “La primera fotógrafa de guerra de la historia es española“, donde añade como prueba de ello otro grabado publicado en el mismo número de “La Ilustración artística” que el anterior (p: 799). Es el retrato de un grupo de militares sanitarios en cuyo pie se lee: “La guerra de África. Jefes de la ambulancia enviada a Melilla por la Cruz Roja de Madrid (De fotografía de S. Muchart, de Málaga).

Sabina Muchart. [Retrato de dos jóvenes con paraguas]. Detalle ampliado del fondo del estudio. Carte de visite en albúmina. H. 1903. (CFRivero)
Sabina Muchart. [Retrato de dos jóvenes con paraguas]. Detalle ampliado del fondo del estudio. Albúmina. H. 1903. (CFRivero)

Sin embargo hemos podido constatar que esta fotografía no se realizó en tierras africanas sino en el estudio malagueño de la fotógrafa, ya que hemos comprobado la coincidencia del fondo utilizado con otras fotografías realizadas en su estudio, como la que incluimos aquí. Tengamos también en cuenta que Málaga era la puerta de entrada y salida de cualquier movimiento de la península hacia Melilla.

Queda pues una única muestra, ya que no se ha encontrado ningún otro grabado o fotografía de aquel supuesto reportaje realizado por Muchart, que además, y a diferencia de la leyenda que aparece en el grupo sanitario: “… de fotografía de S. Muchart”, la revista identifica su origen como: “… de una fotografía remitida por S. Muchart”, por lo que en nuestra opinión se trata de una fotografía adquirida en Málaga por el estudio, a algún reportero procedente de Melilla, para enviarla a la revista con la que colaboraba y que demandaba este tipo de ilustraciones.

Estos dos grabados son los que han dado pie a considerar a Sabina Muchart no sólo como la primera reportera de guerra de España sino de todo el mundo. Descartado el retrato de estudio, el grabado de Rostrogordo no nos parece suficiente para hacer tal afirmación. La presencia de una mujer fotógrafa en un cuartel estimamos que hubiera causado tal impacto que habría dejado sin duda algunos comentarios periodísticos en la prensa del momento. Creemos pues poco probable que Sabina Muchart hubiese ejercido como reportera de guerra, ni siquiera estos documentos pueden probar que se desplazó, no ya a los escenarios del enfrentamiento, sino tan siquiera a la ciudad de Melilla. Por lo que sería necesario contar con alguna otra prueba que pudiese corroborar esta hipótesis.           

De su actividad en la fotografía de paisajes, urbanos o rurales, tenemos también muestras muy interesantes gracias a su colaboración con el editor malagueño de tarjetas postales “Rafael Álvarez Morales”(8). Hacia 1901 publica una serie en la que colaboran los mejores fotógrafos de Málaga como Miguel Osuna y otros, además del propio editor. En la colección encontramos 36 tarjetas (de un total de unas 90) en las que consta como fotógrafa Muchart.

Sabina Muchart. Málaga, en la Pescadería. Tarjeta postal ed. R. Álvarez Morales. H. 1901. (CFRivero)
Sabina Muchart. Málaga, en la Pescadería. Tarjeta postal ed. R. Álvarez Morales. H. 1901. (CFRivero)

Sabina Muchart. Málaga, muelle de Guadiaro. Tarjeta postal  ed. R. Álvarez Morales. H. 1901. (CFRivero)
Sabina Muchart. Málaga, muelle de Guadiaro. Tarjeta postal ed. R. Álvarez Morales. H. 1901. (CFRivero)

Junto a las vistas encontramos también la recreación teatralizada de personajes típicos de la ciudad, como el cenachero o las flamencas, algunas de las cuales sirvieron como reclamo en la publicidad de los vinos de Málaga.

Prueba de su trabajo de campo son fotografías como la del Torcal, o las que

Sabina Muchart. Málaga - Antequera - El Torcal. Tarjeta postal ed. R. Álvarez Morales. H. 1901. (CFRivero)
Sabina Muchart. Málaga – Antequera – El Torcal. Tarjeta postal ed. R. Álvarez Morales. H. 1901. (CFRivero)

realizó de la fragata alemana Gneisenau, de la que entre las tarjetas postales encontramos una interesante secuencia temporal, ya que tenemos una imagen del día anterior al naufragio, otra del día de la catástrofe y una tercera del día posterior al suceso.

  • Sabina Muchart. Malaga, naufragio de la Fragata de guerra alemana "Gneisenau" (16 Diciembre 1900). Tarjeta postal. R. Álvarez Morales ed. (CFRivero)
Sabina Muchart fot. [Málaga, calle Molina Larios, Plaza de la Constitución y Cortina del Muelle con el Puerto. Grabados. La Ilustración, octubre 1889
Sabina Muchart fot. [Málaga, calle Molina Larios, Plaza de la Constitución y Cortina del Muelle con el Puerto]. Grabados. La Ilustración, octubre 1889

De su colaboración en las revistas ilustradas de la época, nos han llegado también imágenes de la ciudad de Málaga, en concreto siete aparecidas en La Ilustración en octubre de 1889.(9)

Reproducciones de óleos del pintor Antonio de la Torre en “La Ilustración” (Barcelona) del 19/04/1991. Retratos de actrices de la época en la revista Nuevo Mundo (Madrid, 16 de abril de 1902)

Sabina Muchart. Toros en Málaga, Manolete en su primer toro. La fiesta nacional, 1908
Sabina Muchart. Toros en Málaga, Manolete en su primer toro. La fiesta nacional, 1908

También escenas taurinas, auténticas instantáneas tomadas en la plaza de toros de Málaga.

Igualmente tenemos en la CFRivero algunas fotografías de imágenes religiosas y algunas otras, como las de San Ciriaco y Santa Paula de la Catedral de Málaga, pueden verse en otras fototecas.

Su trayectoria profesional se extiende a lo largo de cuarenta años, ya que su actividad comenzó, como hemos visto, hacia 1886/87 y su muerte acaeció en 1929. Aunque no conocemos con exactitud cuando cierra su estudio (en nuestra colección figura una pieza fechada en 1926), es muy posible que permaneciera abierto hasta alguna fecha cercana a su muerte. En los anuarios Bailly-Bailliere figura hasta 1935, pero obviamente se trata de un error, ya que en el “Anuario general de Málaga” de 1930 su local aparece “en obras” y el tercer piso lo ocupa ya el laboratorio de D. Estéban Pérez Bryan.

Sabina Muchart. Retrato de "Victoria". Málaga 1926. Tarjeta postal en gelatina de plata. (CFRivero)
Sabina Muchart. Retrato de “Victoria”. Málaga 1926. Tarjeta postal en gelatina de plata. (CFRivero)

El conjunto de su obra sitúa a Sabina como uno de los grandes fotógrafos malagueños del siglo XIX y principios del XX. Su gabinete representó como ninguno el gran estudio de salón del cambio de siglo, un modelo que desaparecería hacia los años veinte y que en Málaga tuvo como sus mejores representantes, además de Muchart, a Manuel Rey o a Wandre en sus primeros momentos. Todos ellos se dedicaban especialmente al retrato aunque acometían también otro tipo de trabajos, pero en el caso de Muchart la variedad y calidad de sus fotografías fuera del estudio son los que acabaron por situarla entre los mejores representantes del arte fotográfico de toda la historia malagueña.

Ya en 1994 afirmé que Muchart fue probablemente la fotógrafa más destacada de España (hablamos desde los inicios de la fotografía hasta la guerra), y hoy no puedo más que reafirmarme en esta opinión. En aquellos tiempos resultaba muy difícil para una mujer sobresalir en cualquier actividad, pero ella supo hacerlo en su profesión de manera que su trabajo resalta en el conjunto de la fotografía y no sólo entre las mujeres fotógrafas, pero no cabe duda que llevó siempre una vida discreta y poco reconocida. Hoy, gracias al movimiento reivindicativo de las mujeres, su figura ha sido rescatada del olvido y en años recientes su nombre aparece con mucha frecuencia en los medios como una de las más destacadas mujeres fotógrafas de nuestra historia.

Notas y Bibliografía
(1) Juan Antonio Fernández Rivero Historia de la fotografía en Málaga durante el siglo XIX. Universidad de Málaga-Editorial Miramar, Málaga, 1994. ISBN 978-84-604-9835-3 (p:110, 163)
 
(2) María de los Santos García Felguera. De Olot a Málaga. La fotógrafa Sabina Muchart Collboni. Girona, 2004
 
(3) Antonio Jesús González Pérez. Fotógrafo de guerra: La fotografía de guerra en España (1859-1939). Córdoba, Diputación provincial, 2015. ISBN 978 84 8154 390 2.
 
(4) Eduardo del Campo. “La primera fotógrafa de guerra de la historia es española“. Diario “El Mundo”, 30/8/2016
 
(5) Las primeras noticias sobre el estudio fotográfico de S. Muchart proceden por un lado del Anuario del comercio, de la industria, de la magistratura y de la administración. 1887, página 1.295. Estos anuarios de envergadura nacional se preparaban con mucho tiempo de antelación por lo que es muy posible que su actividad comenzara ya en 1886. Y por otro de la primera guía local en la que hemos encontrado el estudio es en el “Almanaque Guía de Las Noticias para 1888”, publicado en Málaga en 1887.
 
(6) La región exrtremeña (Badajoz). 1893-05-26. “Forasteros que han llegado: D. Esteban Muchart.” / Diario de Tenerife. 1895-04-25. “El vapor Conde Wifredo embarcó ayer para Cádiz los siguientes pasajeros: … D. Esteban Muchart…” / Mensajero Leonés. 1905-12-21. Viajeros llegados hoy: Esteban Muchart… / Diario de Burgos, 14-11-1907 “Viajeros llegados hoy: Esteban Muchart…
 
Manuel Torres Molina (Granada). Málaga, farmacia de la Plaza de la Constitución destruida por los rojos. Gelatina de plata. H. 1940. (Biblioteca Nacional de España)(7) El edificio de cuatro plantas, estaba rematado por una terraza acristalada, muy probablemente construida por los Muchart, ya que no tenemos noticia de que hubiese allí ningún estudio fotográfico con anterioridad. La fotografía de la izq. nos lo muestra tras el incendio que sufrió en el curso de la Guerra Civil. Actualmente lo reemplaza un nuevo edificio de cinco plantas, similar en su aspecto y rematado igualmente por una terraza acristalada. (Fot. BNE)
 
(8) Fernández Rivero, Juan Antonio; García Ballesteros, María Teresa. Desde Málaga, Recuerdos…II: Las tarjetas postales ilustradas de Málaga (1896-1940). Ediciones del Genal, Málaga, 2016. ISBN 978-84-16871-04-9. (p: 21)
 
(9) Al pié de estos grabados figura como autor “J. Muchart”, error cometido por la revista al interpretar la S del logotipo de S. Muchart como una “J”.
Portada del libro: "Descubriendo a Luis Masson".

Descubriendo a Luis Masson, fotógrafo en la España del XIX

Tras un largo y apasionante proceso de descubrimiento, tenemos el placer de presentaros nuestro último libro, centrado en la figura de Luis Leon Masson. Os lo mostramos con la satisfacción de haber rescatado de un inmerecido olvido a uno de los grandes en los primeros años de la fotografía en España. … Además una EXPOSICIÓN en el CAF y en el Museo Lázaro Galdiano

Portada del libro: "Descubriendo a Luis Masson".
Portada del libro: “Descubriendo a Luis Masson”.

Lee Fontanella: Habéis escrito un libro necesario y francamente excelente. Enhorabuena. Ademas, MUY bien escrito. Tan fácil de leer, tan claro. Gracias Rafael Garófano: “Una aportación imprescindible a la historia de la fotografía española. Felicitaciones

Estamos ante un caso realmente parádojico: ¿Cómo es posible que un fotógrafo que trabajó en los inicios de la fotografía en España, cuya producción estimamos en unas 800 obras, haya permanecido prácticamente oculto hasta hoy? Sabemos que desarrolló su colección entre 1858 y 1880, principalmente en Sevilla, y que aun manteniendo un estudio tradicional, apoyado por su esposa Lorenza Simonin, realizó un amplísimo catálogo de fotografía topográfica sobre todo sevillana, pero también con un notable grupo dedicado a las principales capitales andaluzas: Granada, Córdoba, Cádiz y Málaga, además de otras localidades como Gibraltar, Jerez o Alcalá de Guadaíra.

Luis Masson. Sevilla, panorámica del Palacio de San Telmo desde el Guadalquivir. Albúmina, Ca. 1860
Luis Masson. Sevilla, panorámica del Palacio de San Telmo desde el Guadalquivir. Albúmina, Ca. 1860

Abstract:

Luis Leon Masson is a really paradoxical case: How is it possible that a photographer, at the beginning of photography in Spain, whose production we estimate in some 800 works, has remained practically hidden until today? We know that he worked between 1858 and 1880, mainly in Seville, and that while maintaining a traditional studio, supported by his wife Lorenza Simonin, he made a very extensive catalog of topographic photography, especially in Seville, but also with a notable group dedicated to the main Andalusian capitals, Madrid and some of northern Spain.

Luis Masson. Málaga, entrada del Cementerio Inglés. Albúmina, ca. 1860. (CFRivero)
Luis Masson. Málaga, entrada del Cementerio Inglés. Albúmina, ca. 1860. (CFRivero)

También, aunque en menor medida, extendió su actividad a otras ciudades españolas: Toledo, Madrid, Salamanca, Valladolid, Ávila, Burgos y alguna del País Vasco, que tuvieron la suerte de recibir su visita en unas fechas tan tempranas para la fotografía.

Luis Masson. Santa Catalina, óleo de Murillo. Albúmina, ca. 1862 (CFRivero)
Luis Masson. Santa Catalina, óleo de Murillo. Albúmina, ca. 1862 (CFRivero)

Este fotógrafo, nacido en la ciudad francesa de Tours en 1825, trabajó asimismo en la reproducción de pinturas de Murillo, en unos momentos en los que la fotografía se había revelado como un medio de difusión extraordinario para las obras de arte, contribuyendo al reconocimiento de este pintor tan genuino de la escuela sevillana.

Sellos secos utilizados por Luis Leon Masson
Sellos secos utilizados por Luis Leon Masson

De su personal visión de la monumentalidad y el arte que se escondía en las ciudades españolas, hemos logrado reunir en el libro un inventario de 511 fotografías, recopiladas entre las que nosotros mismos hemos rescatado, las depositadas en reconocidos archivos fotográficos de Estados Unidos, Reino Unido y Francia, además de los españoles, y con la valiosa aportación de algunos coleccionistas a los que agradecemos su colaboración.

Luis Masson. Sevilla, Alcázar, patio de las Doncellas. Albúmina, ca. 1860 (CFRivero)
Luis Masson. Sevilla, Alcázar, patio de las Doncellas. Albúmina, ca. 1860 (CFRivero)

Te invitamos a descubrir con nosotros la obra de este pionero del arte fotográfico, el personaje, su familia y su entorno, la Sevilla de los Montpensier y la Andalucía de 1860.

Luis Masson. Sevilla, veleros en el Guadalquivir y Torre del Oro. Albúmina, ca. 1860. (CFRivero)
Luis Masson. Sevilla, veleros en el Guadalquivir y Torre del Oro. Albúmina, ca. 1860. (CFRivero)

El rastro de este fotógrafo discreto en su vida personal, acompañado siempre por su esposa, sospechamos incluso en sus desplazamientos profesionales, se pierde a intervalos, hacia 1870 y definitivamente desde 1881.

Luis Masson. Córdoba, torre de la Mezquita. Albúmina, ca. 1860. (CFRivero)
Luis Masson. Córdoba, torre de la Mezquita. Albúmina, ca. 1860. (CFRivero)

Luis Masson. Sevilla, panorámica desde la Torre del Oro. Albúmina, ca. 1860 (CFRivero)
Luis Masson. Sevilla, panorámica desde la Torre del Oro. Albúmina, ca. 1860 (CFRivero)

El joven que llega a Sevilla, apenas con 33 años, que recorre Andalucía y se instala por un tiempo en la calle Alcalá de Madrid, regresa por último a la capital andaluza ya en la madurez de los 50 años, en una estancia corta de apenas un par de años, tras los cuales, la ausencia de pistas sobre su paradero, sólo nos permite sospechar que regresara a Francia.

Luis Masson. Salamanca, Casa de las Conchas. Albúmina, ca. 1870 (CFRivero)
Luis Masson. Salamanca, Casa de las Conchas. Albúmina, ca. 1870 (CFRivero)

Os dejamos con la contraportada de nuestro libro para la que hemos elegido esta imagen, procedente de una fotografía estereoscópica, que nos ha inducido a una fundamentada sospecha:

¿No será este personaje que nos observa desde uno de los tejados del Alcázar sevillano… el propio Luis Masson?

Contraportada del libro: Descubriendo a Luis Masson: Sevilla, panorámica desde el Alcázar.
Contraportada del libro: Descubriendo a Luis Masson: Sevilla, panorámica desde el Alcázar.

En las 245 páginas de nuestro libro encontrareis más de 150 ilustraciones, además de la reproducción de las 511 imágenes del inventario con todas las que hemos hallado en nuestra búsqueda a lo largo de los últimos venticinco años.

DIARIO DE SEVILLA: Artículo de José María Rondón el 1 de Mayo 2018 “Luis Masson, el primero de los fotógrafos”


Exposición en el Centro Andaluz de la Fotografía, Enero a Marzo de 2018

Presentación de la Exposición.

Pincha en la imagen para ver el vídeo

 


En el siguiente enlace podéis ver algunas páginas de esta monografía:

Indice, presentación de Rafael Doctor (Director del Centro Andaluz de la Fotografía), Introducción y una de las páginas del Inventario de la Obra de Luis Masson

Con el título “Luis Masson, uno de los grandes en los inicios de la fotografía en España“, presentamos una ponencia en las II Jornadas sobre Investigación en Historia de la Fotografía, el 25 de octubre de 2017.

(1) Juan Antonio Fernández Rivero y María Teresa García Ballesteros. “Descubriendo a Luis Masson”. Málaga: Ediciones del Genal, 2017. ISBN 978-84-17186-10-4

Para pedidos dirigirse directamente a la web de la librería/editorial: www.libreriaproteo.com

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

José Pavón y Gómez. Jesús con la cruz a cuestas. Sevilla, ca. 1870. Albúmina

Pasión en Sevilla, escenificaciones de Semana Santa en el XIX

El fotógrafo sevillano José Pavón y Gómez editó, hacia 1870, una serie de cartes de visite con escenas teatralizadas de la Pasión de Jesús. ¿Estamos ante las fotografías de una representación viviente de la Pasión de Cristo, escenificada en Sevilla?

José Pavón y Gómez. Prendimiento de Jesús. Sevilla, ca. 1870. Albúmina
José Pavón y Gómez. [Prendimiento de Jesús]. Sevilla, ca. 1870. Albúmina
Se trata de un grupo de nueve fotografías, todas en el formato de carte de visite en las que los actores posan representando las diferentes secuencias de la historia bíblica. Sí, hay que observar que los personajes están realmente “posando” y aclarar que alrededor de 1870, la técnica fotográfica no permitía fotografiar con éxito personajes en movimiento, así que no se trata de la captación de diversos momentos de una representación, sino de composiciones escénicas de un momento reconocible de la sagrada escritura en las que los personajes (todos) miran a la cámara: en la primera imagen que mostramos se identifica el momento en que Judas se acerca a Jesús para señalarle con su beso, los soldados con cuerdas en la mano, están prestos para prenderle y Pedro echa mano de la espada en defensa del Maestro.

José Pavón y Gómez. Oración en el Huerto de los Olivos. Sevilla, ca. 1870. Albúmina
José Pavón y Gómez. [Oración en el Huerto de los Olivos]. Sevilla, ca. 1870. Albúmina
En esta otra los apóstoles duermen mientras Jesús ora en el Huerto de los Olivos…

Pero volvamos al fotógrafo: José Pavón Gómez ya fué estudiado por el insigne fotohistoriador de Sevilla: Miguel Ángel Yáñez Polo, que lo incluye en su estudio sobre la fotografía en Sevilla(1), y nos dice que este alumno de Jules Beauchy abrió su primer gabinete en 1866 en la calle Murillo 6 y que fué siempre un fotógrafo retratista muy ligado al éxito de la fotografía en tarjeta. También nos informa de que el uno de junio de 1870 se trasladó a la calle Ángel (luego Rioja) donde permaneció hasta 1879.

Y éste es el dato que nos permite datar estas fotografías: unas con la dirección antigua y otras con la nueva, nos indican que se realizaron en un momento cercano a la transición entre ambas localizaciones, aprovechando el fotógrafo las cartulinas que le habían quedado con la dirección de calle Murillo.

Dorsos de las cartes de visite de José Pavón y Gómez. Sevilla, ca. 1870
Dorsos de las cartes de visite de José Pavón y Gómez. Sevilla, ca. 1870

José Pavón y Gómez. Jesús ante los Sumos Sacerdotes. Sevilla, ca. 1870. Albúmina
José Pavón y Gómez. [Jesús ante los Sumos Sacerdotes]. Sevilla, ca. 1870. Albúmina
José Pavón y Gómez. Jesús ante Caifás. Sevilla, ca. 1870. Albúmina
José Pavón y Gómez. [Jesús ante Caifás]. Sevilla, ca. 1870. Albúmina
Estas direcciones de sus estudios coinciden con los datos que proporciona el Directorio de fotógrafos en España(2), aunque nosotros hemos encontrado además un dorso que le sitúa en C/ O’donnell 22, en el que sería seguramente su último estudio y en el que aparece con la inscripción: Real privilegio por S. M. Fotografía Española José Pavon y Gomez. Ya en 1879 nuestro fotógrafo se asocia con Juan Rodríguez en la calle Rioja 11. En realidad no se movió nunca del mismo entorno, ya que todas estas calles están muy próximas unas a otras, en el entorno de la plaza de la Magdalena.

La representación de la Pasión con personajes del pueblo, o Pasión viviente, es una tradición en numerosas localidades españolas, entre ellas algunos pueblos de Andalucía: Iznájar, Riogordo, Cuevas del Campo… sin embargo no hemos identificado ninguna referencia a estas escenificaciones ni en Sevilla ni en los pueblos de su provincia… Cabría preguntarse entonces si estas fotografías ¿reflejan quizá una obra teatral?, ¿son actores o gentes del pueblo?, una duda razonable si observamos los elaborados disfraces y caracterizaciones que muestran los personajes …

Sin embargo sí creemos poder afirmar que las imágenes se captaron en Sevilla, además de por la firma del fotógrafo, porque tenemos un retrato en carte de visite del Jesús, carismático protagonista de la serie, realizado en las mismas fechas también por José Pavón y Gómez.

José Pavón y Gómez. Jesús con la cruz a cuestas. Sevilla, ca. 1870. Albúmina
José Pavón y Gómez. [Jesús con la cruz a cuestas]. Sevilla, ca. 1870. Albúmina
Aunque el interes por las escenas teatrales o de género, representando aspectos de la vida cotidiana con matices cómicos o dramáticos, fue una tendencia que se plasmó en la fotografía ya desde sus inicios, sobre todo en la fotografía estereoscópica, esta pequeña colección es una interesantísima y pionera experiencia fotográfica, ya que no tenemos noticia de otras fotografías anteriores que representen la Pasión de Jesús en España.

Nuestro amigo Lee Fontanella nos comenta que estas fotografías le recuerdan las realizadas por  Holland Day en EEUU y Laporta en Alcoy. Aunque ambos casos son posteriores y en ambas experiencias son los propios fotógrafos quienes posaron como el personaje Jesús Cristo de manera individual, y no componiendo una escena.  (Actualizado 23/3/2016)

Hay que valorar la iniciativa de este modesto fotógrafo que logró mantenerse durante muchos años en el competitivo ambiente sevillano, y no descartar la posibilidad de que él mismo produjese la realización de estas escenas, con toda la planificación de vestuarios, actores, escenarios, etc. con una clara intención comercial dirigida hacia un público devoto que hoy como ayer vive con intensidad su Semana de Pasión.

Bibliografía:

(1) Yáñez Polo, Miguel Ángel. Historia General de la Fotografía en Sevilla. Sevilla, Sociedad de Historia de la Fotografía, 1997

(2) RODRÍGUEZ MOLINA, Mª José; SANCHIS ALFONSO, José Ramón. Directorio de fotógrafos en España (1851-1936) : (elaborado con la información que proporcionan los anuarios y guías comerciales). Valencia : Archivo General y Fotográfico de la Diputación de Valencia , 2013. 2 (vol.) ISBN (o.c.) 978-84-7795-673-0

Entradas relacionadas:

La primera fotografía de Jesús del Gran poder, Sevilla 1857-1859 Paso de Jesús del Gran poder en la puerta de la Iglesia de San Lorenzo en Sevilla, 1857 Película de 1930 de Málaga, Sevilla y Toledo Paso de Semana Santa de "La Pollinica" por la Alameda. Málaga h. 1930
Las cigarreras Sevillanas de Beauchy Cigarreras de la fábrica de tabacos en Sevilla hacia 1890. Fotografía de Emilio Beauchy Estereoscopistas ingleses en España: Frank M. Good Frank M. Good. Sevilla, la Catedral desde el Alcázar. Albúmina, 1870/75

 

Francisco Vargas-Machuca Monzón, alias Mr. Clonwek. Buenos Aires 1878. Ilustración

Desvelada la identidad del daguerrotipista Clonwek

¡Que gran sorpresa nos ha proporcionado la investigación sobre Clonwek!, ¿Quiere conocer con nosotros quien se escondía tras este “artista alemán” que aparece en Madrid en 1849, y que se anuncia “acompañado del mejor fotógrafo de esta corte”?
doi: 10.6084/m9.figshare.3080395

Clonwek. Retrato de una señora con abanico. Madrid. Daguerrotipo iluminado. Ca 1850.
Clonwek. Retrato de una señora con abanico. Madrid, 1857. Daguerrotipo iluminado. Ca 1850.

A partir de la adquisición de este daguerrotipo, única obra conocida de Clonwek, hemos querido conocer mejor a este fotógrafo, un personaje novelesco que,

Retrato de Francisco Vargas Machuca. Litografía anónima. Lit. Martínez y C.ª. Madrid. 1851. Biblioteca Nacional de España.
Retrato de Francisco Vargas Machuca. Lit. Martínez y C.ª. Madrid. 1851. Biblioteca Nacional de España.

consciente de la singularidad de sus vivencias, nos las revela en un fidedigno relato autobiográfico que hemos descubierto(6) en el que nos muestra la auténtica personalidad de este pionero de la fotografía, que no fué otro que el más conocido como escritor Francisco Vargas-Machuca (España h. 1827-Buenos Aires 188-).

Aprendiz de joyero, dibujante, soldado en las guerras carlistas desde los 13 años, literato, periodista, funcionario ocasional, y sobre todo activista político de tendencia liberal, su vida está llena de episodios rocambolescos y huídas, tan pronto lo encontramos dirigiendo uno o dos periódicos en Madrid como capitaneando a las masas en una barricada. Él mismo reconoce que la política marcó su vida y que en los peores momentos fué la fotografía su tabla de salvación:

“… yo por gusto, sin pensar utilizarlo jamás, aprendí el Daguerrotipo y después la fotografía, y esto, en todas las vicisitudes de mi borrascosa vida, á causa de la política, que ha sido mi elemento, me ha salvado, como el náufrago que se salva en una tabla, y jamás le he visto la cara á la miseria.

Este arte lo aprendió en Cartagena en la década de 1840(1), una vez cesado de su carrera militar debido a sus heridas de guerra. Tras sus primeras experiencias como periodista en la ciudad, se trasladó a Madrid donde ejerció como escritor y publicista, pero a poco su participación en las revueltas liberales de 1848 le aconsejan desaparecer. Y es aquí cuando por primera vez aparece Mr. Clonwek:

Con mi aparato Daguerreotípico, pues, fui a establecerme en aquella ciudad [Albacete], ocultándome bajo el nombre supuesto de Mr. Clovvek [sic] Retratista Aleman. Dos años desempeñé a las mil maravillas mi doble papel de retratista y Aleman, sin que nadie sospechase ni por un momento que bajo aquel modesto hábito se ocultaba el director de los periódicos La Luna y El Centinela.

Así pues hemos de situar a nuestro fotógrafo por primera vez en Albacete en 1848

Anuncio de 1849 en el Diario Oficial de Avisos de Madrid
Anuncio de 1849 en el Diario Oficial de Avisos de Madrid

con un nombre que él dice alemán, pero que no se corresponde en realidad con ningún apellido real en ésta ni en ninguna otra lengua. El 25 de febrero de 1849 encontramos un primer anuncio en el Diario Oficial de Avisos de Madrid publicitándose como retratista en calle de la Victoria nº 2, cuarto segundo dcha. Un anuncio que se repite en otros periódicos, como El Observador. Además aprovecha sus relaciones con sus colegas del periodismo para que de vez en cuando aparezcan elogios al trabajo de su gabinete. o anuncia que sus retratos son de mayor tamaño que el conocido “hasta ahora” ya que ha recibido una nueva máquina de París.

Curiosamente se anuncia al principio “acompañado del mejor fotógrafo español”, dando incluso la razón de que este acompañante estaba anteriormente instalado en la calle Espoz y Mina 5, “Clonweck y compañía”, pero ya a finales de año su acompañante desaparece, y en febrero de 1850 abre un nuevo estudio en la calle Caballero de Gracia 12, cuarto tercero.

Este rastro de su quehacer fotográfico en la prensa madrileña es el único dato que hasta ahora han podido reflejar los fotohistoriadores, un rastro difícil de seguir ya que su extraño nombre hace que los tipógrafos cometan errores: Clonwetn, Clonweky, Clouvretu… el daguerrotipista desaparece con su último anuncio en abril de 1850. Abandonó entonces la fotografía para dedicarse a escribir, entre otras cosas ya que de esta fecha datan sus semblanzas de los Srs. Diputados … pero en 1853 son descubiertas sus actividades revolucionarias en la preparación de lo que un año más tarde constituiría “La Vicalvarada“. Y de nuevo …

me transformé por segunda vez en el Retratista al Daguerreotipo, J. Clonwek, artista Alemán. … me establecí … en Guadalajara … de allí pasé a Albacete, Granada y Loja, donde residía su familia y donde realizó un retrato al General Narváez. De Loja pasé a Málaga,

Permita el lector aquí un paréntesis que ilustre su paso por esta ciudad que visitó en octubre de 1854 con gran despliegue de medios. Su anuncio en “El Avisador Malagueño” era de un tamaño inusitadamente grande y colocó muestras de su trabajo en varios comercios de las calles Granada y Especerías. Se decía

Anuncio de Mr. Clonwek en Málaga. El Avisador Malagueño. 18 de Octubre de 1854
Uno de los anuncios de Mr. Clonwek en Málaga. El Avisador Malagueño. 18 de Octubre de 1854

socio de las Academias de Artes de París y Bélgica y venía “… en compañía del mejor fotógrafo español…” … se estableció en la calle de San Juan de los Reyes 9 (entre Nueva y Larios) y su oferta era completísima: retratos coloridos por nuevos métodos que daban la perfecta entonación de carnes, trajes y adornos, gran surtido de marcos, medallas, estuches de tafilete… todo para colocar mejor los retratos. Los precios variaban, según los tamaños, entre 30 y 60 reales -caros, teniendo en cuenta que el Conde de Lipa los tenía a 19 rs. los más pequeños- pero hacía también grupos, en cuyo caso, dependiendo del número de personas, podía llegarse hasta los 160 rs. Por si todo esto fuera poco también daba clases, en doce lecciones, y proporcionaba máquinas y materiales”. Estuvo aproximadamente un mes.(4)

… de Málaga a Córdoba en 1854. Donde el artista Clonwek se une de nuevo al estallido revolucionario, a causa de lo cual “… dió fin la segunda jornada del artista Mr. Clonwek … recogió … sus bártulos de hacer retratos y entró en Madrid, sin la máscara de artista, a ocupar su puesto en la brecha, como escritor público y a defender con la pluma al Gobierno de la revolución.” En este caso desde el periódico “Fray Tinieblas”.

Cansado de los problemas que le ocasionaba esta publicación, continuamente denunciada, comienza a gestionar una compañía de seguros agrarios, La Iberia, pero de nuevo en la Contrarevolución de 1856 le vemos comandando a los revolucionarios en “una barricada que levantamos en la plaza de Santo Domingo … la Dirección de la Sociedad La Iberia, servía también como de Cantón a retaguardia …“. Derrotados los revolucionarios y desmantelada su sociedad, Francisco nos cuenta cómo de nuevo tuvo que ocultarse …

“… volví a mi tercera jornada de retratista bajo el conocido pseudónimo de Mr.

Etiqueta del daguerrotipo que publicamos más arriba
Etiqueta al dorso del daguerrotipo que publicamos más arriba

Clonwek artista alemán, para reposar tranquilo, viajando por los pueblos, … como para reponer un poco mi bolsillo ya exhausto…

Según comprobamos por la prensa, también ejerce de fotógrafo en Madrid, al menos desde el 29 de mayo de 1857, este día La Iberia alaba sus trabajos con gran profusión de detalles. En su biografia indica que regresó a Madrid en 1859 iniciando de nuevo sus trabajos periodísticos y literarios,

Clonwek. 24/06/1860 Diario Oficial de Avisos de Madrid
Anuncio de Mr. Clonwek. 24/06/1860 Diario Oficial de Avisos de Madrid

pero la prensa le revela aún como  fotógrafo establecido esta vez en la calle Toledo 4, cuarto segundo, dato que confirma el Anuario general del Comercio… de Martí en los años 1861 y 63(2). En esta ocasión ofrece no sólo daguerrotipos sino fotografías sobre papel, cristal y placa … tamaño de tarjeta, es ya un fotógrafo de la carte de visite. En su último anuncio de 1 de Julio de 1860 informa que lleva ya establecido en la capital tres años.

Es en 1864 cuando inicia una actividad comercial y financiera con una empresa denominada “Centro Industrial y Mercantil” situada en la c/Arenal 18, con bastante éxito inicial, ya que llegó a promocionar negocios inmobiliarios, un establecimiento calco-fotográfico en la calle del Conde Duque 8, un taller de coches mecánicos … pero también con algunos fracasos como la quiebra de un negocio de cría de gusano de seda en Aranjuez. Pero al ser descubierta su participación en las intrigas de Prim para revelarse contra el gobierno, se ve obligado a huir de Madrid en 1866 bajo un nuevo nombre, esta vez utilizando el apellido materno, y es aquí donde nace el fotógrafo Francisco Monzón, un español casado y con dos hijos (Rosario y Salomón) que aparece en Bayona y después en París.

Me decidí a ser fotógrafo: estudié en uno de los mejores talleres de Paris el arte, que era muy distinto del Daguerreotipo que yo sabía; y provisto de máquinas y demás, me fuí a vivir a Tolosa … estableciéndome en la calle de las Leyes número 5“.

Una realidad que nos confirma el directorio Voignier(3): “MONZON. ph. Toulouse (Haute Garonne), rue des Lois 5; vers 1867“. A lo largo de toda su vida y en sus diferentes actividades Francisco Vargas-Machuca demostró siempre habilidad, arrojo y audacia, no exento de una gran inteligencia y cierta formación. Sus habilidades sociales le permitieron relacionarse con la alta sociedad cuando le fue necesario, hasta el punto de ser recibido por la reina Isabel II en varias ocasiones. Esta actitud personal se refleja también en su actividad fotográfica, demostrando ser un auténtico publicista: el tamaño y contenido de sus anuncios es mayor que el de sus competidores, presume de su pertenencia a Academias de arte (París y Bélgica), también sus productos son más caros ya que ofrece la mas alta calidad tanto en el trabajo como en los soportes, afirmando en ocasiones poseer algún exclusivo método o invención. Cuando llega a una ciudad coloca muestras de sus trabajos en los escaparates de los establecimientos más céntricos, reparte folletos …

No deja de intrigarnos el acompañante que trabaja con él, este “mejor fotógrafo español”, que aparece o desaparece de sus anuncios según la ocasión y que nos hace sospechar que a veces pudo ser real y otras un ardid que le permitía adoptar el rol de fotógrafo alemán, posiblemente disfrazado e incluso quizás imitando el acento, o el de español, según conviniera en cada plaza que visitaba o en cada momento, sobre todo cuando trabajaba en Madrid, una ciudad en la que Francisco Vargas Machuca era bien conocido.

Su estancia en Toulouse fué corta pues decide emigrar a Argentina el mismo año de 1867, desembarcando en Buenos Aires donde se dedica también a escribir y publicar bajo el pseudónimo de “El Moro Muza”, y donde solo descubre su identidad pasados más de diez años en que confiesa publicamente ser Francisco Vargas-Machuca Monzón, biografíado por el escritor Ventura Linch.(6)

Portada del libro de Ventura Lynch "El proscrito ó biografía de El Moro Muza"
Portada del libro de Ventura Lynch “El proscrito ó biografía de El Moro Muza”

Texto final del relato "El proscrito..."
Texto final del relato “El proscrito…” (6)

Pero sigamos al fotógrafo Francisco Monzón que abre un establecimiento fotográfico en la capital titulado “Fotografía Universal, Francisco Monzón y Señora”, del cual hemos encontrado un primer anuncio en 1870 que aparece durante todo el mes de enero en el periódico La Nación. El fotohistoriador Norberto Pablo Cirio (7) documenta su publicidad en 1873 en La Igualdad, donde indica que es su esposa quien hace los retratos a las señoras. Este mismo autor nos descubre probablemente su último aviso en prensa el 10 de Febrero de 1882.

Francisco Vargas-Machuca Monzón, alias Mr. Clonwek. Buenos Aires 1878. Ilustración
Francisco Vargas-Machuca Monzón, alias Mr. Clonwek. Buenos Aires 1878. Ilustración que figura en el libro “El proscrito”

Alejandra Niedermaier dice: “en el diario ‘La Pampa’ en el año 1874 hallamos el primer aviso, en todos la activa participación de la señora resulta un solido argumento publicitario. Este mismo aviso también lo encontramos en 1877 en periódicos de Chivilcoy y Mercedes, invitando así a retratarse durante un posible paseo por la capital“(5)

En 1877 se anuncia el el periódico “El Nacional” en la dirección c/ Artes, 224 y no deja de ofrecer las últimas innovaciones como cuando oferta un nuevo procedimiento que hace a las “fotografías permanentes e inalterables” según un método de su invención: “sistema Monzón”. No se pierdan este otro que hemos encontrado en “La Nación” este mismo año.

Francisco Monzón. Dorso de una carte de visite. Buenos Aires, 1870-82 (Col. Daniel Sale)
Francisco Monzón. Dorso de una carte de visite. Buenos Aires, 1870-82 (Col. Daniel Sale)

Pero no fué este su único estudio, ya que Andrea Cuarterolo lo sitúa simultáneamente en el nº 148 de la misma calle Artes, un dato que confirmamos por estár impreso en un reverso de sus cartes de visite que reproducimos gracias a la cortesia del coleccionista Daniel Sale. Desconocemos la fecha en que termina su actividad o qué fue de su vida desde estos años, pero sí podemos indicar que en 1885 el gabinete fotográfico de la calle Artes 224 pertenece ya al fotógrafo G. Cappelli. Sabemos también que su hijo Salomón Monzón dió continuidad a la “Fotografía Universal” aquí pueden ver el reverso de una tarjeta que así lo acredita.

Estamos pues ante un fotógrafo de larga trayectoria profesional (cerca de cuarenta años) que es uno de los primeros daguerrotipistas profesionales españoles conocidos, y además de los pocos de los que se conserva alguna obra de esos primeros momentos. El retrato que presentamos es de gran calidad, fuerza expresiva y elegante composición. Ojalá apareciera más obra suya para poder evaluarlo mejor pero de cualquier manera estamos convencidos de que jugó un importante papel en la divulgación del daguerrotipo en España durante aquellos años claves que van desde finales de la década de 1840 hasta mediados de la siguiente, pues él afirma su presencia, desde su aprendizaje en Cartagena entre 1843-46, al menos en las ciudades de Guadalajara, Albacete, Madrid, Toledo, Granada, Loja, Málaga y Córdoba.

——————————-

De su producción como escritor, remitimos a la completa bibliografía que puede encontrarse en WorldCat.

Bibliografía:

(1) Bernad y Fontana aparecen en Murcia en 1845

(2) Rodríguez Molina, Mª José; Sanchís Alfonso, José Ramón. Directorio de fotógrafos en España (1851-1936) : (elaborado con la información que proporcionan los anuarios y guías comerciales). Valencia : Archivo General y Fotográfico de la Diputación de Valencia , 2013. 2 (vol.) ISBN (o.c.) 978-84-7795-673-0

(3) J.-M. Voignier. Répertoire des photographes de France au dix-neuvième siècle. Le pont de pierre, 1993. pág: 186.

(4) Juan Antonio Fernández Rivero. “Historia de la fotografía en Málaga durante el siglo XIX“. Málaga: Miramar – Universidad, 1994.

(5) Alejandra Niedermaier. “La mujer y la fotografía: un juego de espejos constitutivos de identidad y de historia“. En: Arte y crisis en Iberoamérica, segundas jornadas de historia del Arte. Ril Editores, 2004. p: 338

(6) Francisco Vargas Machuca, Ventura Lynch. “El proscrito, Ó, Biografía De “el Moro Muza”: Con su Retrato… – Primary Source Edition”. Facsimil de la edición: Buenos Aires, Imprenta Americana, 1878.

(7) Norberto Pablo Cirio. Tinta negra en el gris del ayer: los afroporteños a través de sus periódicos.

(8) Juan Gómez. “La fotografía en la Argentina: su historia y evolución en el siglo XIX, 1840-99. Abadía Editora, 1986. Pags.: 87 y 96.

Directorio de fotógrafos en España (1851-1936)

Portada del "Directorio "de fotógrafos en España (1851-1936)
Portada del “Directorio “de fotógrafos en España (1851-1936)

Hoy queremos comentar una publicación que acaba de salir, realmente excepcional, una obra imprescindible para la investigación en fotografía historica española:

Conocimos a Mª José y José Ramón en las Jornadas de Gerona IMATGE I RECERCA, hemos seguido su trabajo y dedicación, no solo para elaborar esta “obra faraónica”, según las propias palabras de Lee Fontanella en el prólogo, sino también sus esfuerzos para verlo publicado. Y una vez en nuestras manos no podemos menos que recomendároslo.

Realmente con todos los datos que ponen a disposición de los investigadores, habrá un antes y un después en la fotohistoria española tras esta gran aportación: más de mil páginas cuajadas de referencias, elaboradas con rigor y acompañadas de bellas y bien elegidas ilustraciones …

Puede verse parte de esta obra en el blog Etnobloc, del Museu Valenciá d’Etnología, con un extenso comentario de los autores.

Nuestra enhorabuena a los autores y a la “comunidad fotohistórica”.

Guardar

Las fotografías españolas de Herbert Ponting

Herber George Ponting. Plaza San Fernando a typical square in old Seville and the Giralda Tower. Estereoscopia, gelatinobromuro. 1907 (Col. Fernández Rivero)
Herber George Ponting. Plaza San Fernando a typical square in old Seville and the Giralda Tower. Estereoscopia, gelatinobromuro. 1907 (Col. Fernández Rivero)

Una imagen tomada en la Andalucía de principios del Siglo XX, la plaza de San Fernando en Sevilla, con un primer plano de los naturales del lugar y la Giralda al fondo. Mágnífica para reflejar la elegancia de la ciudad, su tipismo y su más famoso monumento. Una fotografía muy profesional destinada a mostrar España fuera de nuestras fronteras.

Pero… ¿Quien es su autor? – Quizá esta otra imagen del hielo polar le resulte familiar.

Herbert George Ponting. Gruta de hielo, Antartida, 1911
Herbert George Ponting. Gruta de hielo, Antartida, 1911

Incluso es posible que le suene el nombre de su intrépido autor: Herbert George Ponting (Salisbury, Wiltshire UK 1870 – Londres 1935), que tomó esta increible imagen durante la expedición a la Antártida en 1910 acompañando al malogrado “Capitán Scott“.

Una vez más encontramos entre los fotógrafos un personaje ciertamente “aventurero”, que abandona un burocrático empleo en Inglaterra para trasladarse a las minas californianas, y que tras alguna experiencia como agricultor se inicia con éxito en la fotografía, aprendida casualmente a través de un fotógrafo local. A partir de 1900 su actividad fotográfica le lleva a cubrir la guerra ruso-japonesa (1904-05) y a viajar por diversos paises asiáticos: Birmania, Corea, China y más tarde Japón y la India. Su trabajo se publica en las mejores revistas ilustradas del momento y es llamado para formar parte de la expedición del Terra Nova al Ártico, en la cual no sólo trabajó la fotografía sino que hizo también tomas cinematográficas.

La imagen de Europa también forma parte de los fondos de este autor, encabezados por la turística Suiza, Francia, Rusia, Portugal… y España.

Las fotografías estereoscópicas que Herbert G. Pontin tomó en España, se publicaron como parte de diversas colecciones y por distintos editores norteamericanos que adquirieron sus imágenes pero que, como era habitual en el momento, no consignaban el nombre del fotógrafo.

¿Cuales son entonces las fotografías españolas de Herber Ponting?

Para responder esta pregunta es necesario recurrir a los archivos y los fondos de instituciones que custodian y difunden, afortunadamente, fondos fotográficos. En este caso el Smithsonian Institution, que permite buscar entre sus colecciones (Collections Search Center). En esta institución se conservan al menos 350 imágenes diferentes de diversas ciudades españolas: Barcelona (13), Madrid (90), Toledo (10), Cartagena (12), Sevilla (80), Alcalá de Guadaira (11), Córdoba (17), Granada (52), Málaga (9), Ronda (10), Algeciras (2), Jerez de la Frontera (8), Gibraltar (6) y Cádiz (14). Unas 440 placas de gelatina de plata sobre cristal en  positivo, es decir copias por contacto de sus correspondientes negativos, pares estereoscópicos aún sin intercambiar. El material del que posteriormente se impresionarían los pares estereoscópicos destinados a su difusión.

La venta de imágenes estereoscópicas se mantuvo con gran éxito en Estados Unidos bastantes años después de su declive en Europa. La mayor parte de los editores estuvieron en activo hasta bien pasada la primera década del siglo XX, incluso algunas compañías como Keystone editaron con éxito colecciones sobre la primera guerra mundial… Los fondos de nuestro fotógrafo figuran en los archivos del Smithsonian bajo el nombre del gran editor Underwood & Underwood.

Sin embargo las colecciones que editó Underwood & Underwood sobre España no contienen imágenes tomadas por Herbert Ponting. Los positivos que hemos podido identificar con las fotografías españolas de este autor, pertenecen algunos a la editorial H. C. White que desde 1899 lanzó su producción de vistas estereoscópicas de gran calidad bajo el lema “The Perfect Stereographs”. Y otros a la firma J. J. Killelea & Co, que pudo haber tenido alguna relación con la anterior. En conjunto no hemos encontrado más allá de 20 estereoscopias, lo que nos hace sospechar que gran parte de esta gran colección sea desconocida, y por otro lado difícil de identificar, dada la escasa calidad de las muestras que el Smithsonian proporciona a través de su web.

Una gran parte de las fotografías que tomó Ponting en nuestro país son de carácter taurino, corridas de toros en las que procuró captar cada uno de los momentos de la lidia, en las plazas de Sevilla, Madrid y Barcelona. Otro grupo importante está dedicado a la boda de Alfonso XIII y el desfile de la comitiva real por las calles de Madrid. Y cómo no, la Alhambra, Sevilla y en menor medida Córdoba, aunque en conjunto es en Andalucía donde se centró de forma notable su trabajo.

Alphonse de Launay, ¡todo un hallazgo!

Alphonse de Launay. [Segovia, panorámica]. Calotipo. 1854. (Col. Fernández Rivero)
Alphonse de Launay. [Segovia, panorámica]. Albúmina a partir de negativo de papel. 1854. (Col. Fernández Rivero)
El grupo de fotógrafos calotipistas, discípulos de Gustave Le Gray, de los que ya hemos traído a este blog dos notables ejemplos: E. K. Tenison y G. de Beaucorps, continua llamando nuestra atención, entre otros motivos por los viajes a España que realizaron algunos de ellos en fechas muy tempranas del desarrollo de la fotografía.

La panorámica de Segovia que vemos en esta imagen es un calotipo (positivado en papel albuminado) realizado por Alphonse de Launay (1827-1906), Delaunay001escrito a veces Delaunay(La Mancha – Normandía, 1827 – Paris? 1910), un notable personaje que abordó la fotografía con entusiasmo, pero que dedicó su vida a otras múltiples actividades, según nos informa su único y reciente biógrafo Alex Novak. En realidad hasta hace muy pocos años se le ha conocido casi únicamente como autor teatral, aunque también le vemos junto al gran retratista Étienne Carjat, quien a su vez era aficionado a las letras, como editores de la publicación “Le Boulevard”, incluso en alguna crónica se refieren a él como humorista.

Cabecera de la revista "Le Boulevard" (1861-1863) Paris.
Cabecera de la revista “Le Boulevard” (1861-1863) Paris.

Tras su aprendizaje del arte fotográfico realizó dos viajes a España, el primero en 1851 centrado en Sevilla, de esta visita nos dejó medio centenar de imágenes, muchas de ellas de carácter etnográfico. En el segundo, de paso hacia Argelia, realizó un circuito por diversas ciudades: Granada, Sevilla, Córdoba, Toledo, Madrid y algunas plazas de la meseta norte como Burgos, Valladolid y Segovia, de la que tomó 4 fotografías, una de ellas la que mostramos en esta página.

Estas valiosas fotografías han podido ser identificadas a partir de su venta en pública subasta por sus herederos en 2007, aunque a posteriori se han identificado también algunas estampas españolas, vendidas como anónimas en 1990. La aparición de este interesante material de una época tan temprana de la fotografía, ocasionó un auténtico revuelo entre coleccionistas, marchantes, museos, historiadores, y todo el mundillo que gira en torno a la fotografía histórica.

La colección española se compone de varios grupos: El más interesante de ellos de un tamaño notable (36,5×25) se compone de 50 imágenes. Hay también una colección de positivos realizados en 1888, muchos de los cuales repiten el motivo con las del primer lote y vuelven a mostrarnos las ciudades españolas que visitó De Launay, en total 59 fotografías. Y un último grupo de 67 fotografías entre las que se encuentran las realizadas en su primer viaje a Sevilla. (Piñar Samos, J.)

Esta imagen de la ciudad castellana, que muestra al fondo todo el recorrido visible de su acueducto romano, es un positivo impresionante, que fué muy posiblemente realizado en el estudio de Le Gray unos años después en 1860 y pertenece a un grupo de imágenes que constituyen lo mejor de su obra. Normalmente De Launay no firmaba sus originales pero sí indicaba un número de registro, en este caso el 10.