José Spreáfico. Cacería en el Monte Hacho de Álora con Francisco Romero Robledo. Álora (Málaga). 1870. Estereoscopia en Albúmina (CFRivero)

Un reportaje de caza con José Spreáfico en 1870

Un reportaje de caza en 1870 es sin duda una nueva sorpresa debida, cómo no, al fotógrafo José Spreáfico. Es una colección realmente insólita que fue posible por la confluencia de diversos personajes dispuestos sobre todo a pasárselo bien.

José Spreáfico. Francisco Romero Robledo cazando en el Monte Hacho en Álora. Álora (Málaga). 1870. Estereoscopia en Albúmina (CFRivero)
José Spreáfico. Francisco Romero Robledo cazando en el Monte Hacho en Álora. Álora (Málaga). 1870. Estereoscopia en Albúmina (CFRivero)

En la única fotografía de este reportaje compuesto por 11 estereoscopias, en la que se avista una población, reconocimos enseguida la fisonomía de la localidad de Álora, un pueblo de la provincia de Málaga bien encaramado en las montañas que rodean el Valle del Guadalhorce, confirmada además por una anotación manuscrita al dorso de otra de las cartulinas: “Álora, Dic/1/70”, así pues teníamos dos datos clave, el lugar y la fecha.

José Spreáfico. Reportaje de caza en el Monte Hacho en Álora. Álora (Málaga). 1870. Estereoscopia en Albúmina (CFRivero)
José Spreáfico. Reportaje de caza en el Monte Hacho en Álora. Álora (Málaga). 1870. Estereoscopia en Albúmina (CFRivero)

Pero… ¿Quién podría ser su autor? 1870 era aún una fecha en la que tomar una fotografía fuera del estudio no era un asunto fácil, cuanto mas si el exterior del que se trata es un agreste terreno montañoso.
¿Cuál de los profesionales que trabajaban en aquellos años en Málaga podría haberse comprometido a semejante aventura?:
Sin duda un fotógrafo avezado ya en la fotografía de reportaje en exteriores,  conocedor del terreno y a su vez bien conocido de los paisanos del lugar… y evidentemente un fiel practicante de la fotografía estereoscópica.

José Spreáfico. Reportaje de amigos en el Monte Hacho en Álora (detalle). Álora (Málaga). 1870. Estereoscopia en Albúmina (CFRivero)
José Spreáfico. Reportaje de amigos en el Monte Hacho en Álora (detalle). Álora (Málaga). 1870. Estereoscopia en Albúmina (CFRivero)

Lo cierto es que todos estos requisitos, las características de la cartulina del soporte y su similitud con otras de comprobada autoría concurrian en el fotógrafo José Spreáfico (Oggiono (Italia) 1831- Málaga 1878), además de que en estas tomas encontramos una gran similitud con las del grupo del ferrocarril Córdoba-Málaga realizado por autor. Todo ello nos llevó a atribuirle con certeza este trabajo, contando además con la circunstancia de la relación tan cercana de Spreáfico con la villa de Álora, ligada a su reportaje de la línea férrea y otras fotografías de estos parajes que ya habíamos estudiado. (1)

José Spreáfico. Reportaje de caza en el Monte Hacho en Álora, detalle. Álora (Málaga). 1870. Estereoscopia en Albúmina (CFRivero)
José Spreáfico. Reportaje de caza en el Monte Hacho en Álora, detalle. Álora (Málaga). 1870. Estereoscopia en Albúmina (CFRivero)

Nuestra investigación para determinar el lugar exacto en el que se realizaron las fotografías nos llevó a contactar con nuestro amigo Alejandro Rosas Fernández, un privilegio de historiador para todo el Valle del Guadalhorce, quien buscó el asesoramiento de vecinos de Álora que vieron en las fotografías los perfiles accidentados del Monte Hacho situado al oeste de la villa. Con él fuimos a reconocer el terreno en una mañana fresquita y comprobamos la curiosa relación que tenían las rocas fracturadas y las concavidades que la metereología había formado en aquellos terrenos sedimentarios, con algunas de las extrañas posturas de los protagonistas de la excursión decimonónica, que parecían estar hundidos o semienterrados en plena roca…

José Spreáfico. Una broma en el Monte Hacho de Álora. Álora (Málaga). 1870. Estereoscopia en Albúmina (CFRivero)
José Spreáfico. Una broma en el Monte Hacho de Álora. Álora (Málaga). 1870. Estereoscopia en Albúmina (CFRivero)

Si se observa el detalle de esta fotografía, claramente uno de los «cazadores» está siendo introducido en una gran oquedad del terreno, como las que efectivamente comprobamos que existían en las estribaciones del Hacho.
Estos amigos hacen bromas, componen escenas un tanto cómicas y procuran que el fotógrafo capte este momento de diversión.
Realmente no conocemos otra colección de estereoscopias en el XIX español que refleje así una actividad lúdica en un entorno privado como una cacería. De ahí la extrañeza con la que examinamos por primera vez este grupo de once cartulinas cuando llegaron a la CFRivero.

José Spreáfico. Cacería en el Monte Hacho de Álora con Francisco Romero Robledo. Álora (Málaga). 1870. Estereoscopia en Albúmina (CFRivero)
José Spreáfico. Cacería en el Monte Hacho de Álora con Francisco Romero Robledo. Álora (Málaga). 1870. Estereoscopia en Albúmina (CFRivero)

Leopoldo Rovira. Retrato de Francisco Romero Robledo (Galería de los Representantes de la Nación). 1869. Albúmina. (CFRivero)
Leopoldo Rovira. Retrato de Francisco Romero Robledo (Galería de los Representantes de la Nación). 1869. Albúmina. (CFRivero)

Así que la siguiente incógnita a desvelar era, lógicamente, ¿Quiénes son los protagonistas de esta historia?: Pueden identificarse en el grupo, por su indumentaria y actitudes dos personajes principales y otras cinco personas, pertrechados de escopetas o bastones y acompañados de sus perros… y fue también Alejandro Rosas quien identificó la fisonomía de uno de ellos, el parecido y la edad del personaje que tiene la mano en la cadera coinciden con el político Francisco Romero Robledo, natural de Antequera, que por sus aficiones y apostura era apodado «El Pollo de Antequera». No hemos encontrado mejor retrato de su personalidad que el que hace José Ayala Pérez (2) dedicada a este «político de la Restauración», que tuvo una gran significación popular en su tiempo por su carácter, su elocuencia y su actitud caciquil.

José Spreáfico. Bromas de cazadores en el Monte Hacho de Álora. Álora (Málaga). 1870. Estereoscopia en Albúmina (CFRivero)
José Spreáfico. Bromas de cazadores en el Monte Hacho de Álora. Álora (Málaga). 1870. Estereoscopia en Albúmina (CFRivero)

Realmente cuadra el personaje con la situación festiva entre amigos y con el privilegio de contar con un gran fotógrafo, para tomar estas originales imágenes.

Al fotógrafo José Spreáfico hemos dedicado en este blog varios artículos y publicado alguno más extenso sobre su obra, casi según hemos ido descubriendo nuevas aportaciones, pero seguramente que ésta no será nuestra última mirada a este sorprendente fotógrafo.

(1) Juan Antonio Fernández Rivero. “La obra fotográfica de José Spreáfico”. Actas de Imatge i recerca, 12es Jornades. Girona, 2012.

(2) José Ayala Pérez. Un político de la Restauración Romero Robledo. 1971

Edmond Guillemin-Tarayre. Granada, Arco árabe que perteneció a la Casa de las Gallinas. Albúmina sobre papel. (CFRivero)

El oro de Granada en las fotografías de Guillemin-Tarayre

Apenas una ojeada sobre un  grupo de 30 fotografías, fue el primer contacto que tuvimos con un álbum que viene a ilustrar no una sino varias historias en torno a las Minas de Oro de Granada…, y como suele suceder, la intuición tendría que apoyar la apresurada opción de llevarlas u olvidarlas.

Edmond Guillemin-Tarayre. Granada, Arco árabe que perteneció a la Casa de las Gallinas. Albúmina sobre papel. (CFRivero)
Edmond Guillemin-Tarayre. Granada, Arco árabe que perteneció a la Casa de las Gallinas como entrada de La Lancha en las minas de oro del Cerro de la Campana. Albúmina sobre papel. (CFRivero)

Las encontramos en la Feria de Bievres, la cita anual con la fotografía, en la que algún colega nos comentó «Puede que aquél marchante tenga algo que os interese». No es fácil orientarse entre la múltiple oferta que aún esta convocatoria es capaz de ofrecer, pero los coleccionistas más veteranos ya nos conocemos y sabemos los intereses de cada uno… y sí, aquella deslabazada carpeta con un contenido algo dispar de escenas mineras, llamó nuestra atención, pero sólo cuando pudimos estudiar su contenido comprendimos que estas fotografías llenarían un importante vacío en la historia visual de la cuenca del Genil cercana a Granada y su perdido patrimonio industrial.

That scruffy folder with a somewhat disparate content of mining scenes caught our attention, but only when we were able to study its contents did we understand that these photographs would fill an important gap in the visual history of the Genil basin near Granada and its lost industrial heritage.

¡Qué suerte¡ una etiqueta con un nombre manuscrito en el cartón que hace de portada, ya teníamos pués al propietario ¿acaso también el fotógrafo?: Monsieur Guillemin Tarayre. Y además, detalladas inscripciones a pie de foto nos fueron  desvelando una a una cada elemento que aparecía en las imágenes y situaban el conjunto en el planeta: Granada, la Lancha del Genil a las afueras de la ciudad, la explotación aurífera que desde tiempos inmemoriales superpone en la geografía del Hoyo de la Campana, en la ladera sur del Cerro del Sol, las huellas de sucesivos ingenios para encontrar aquellos tan preciados guijarros dorados: el oro de Granada.

Edmond Guillemin-Tarayre. Vallée du Genil, Cerro del Sol, Usine, Canal d'amenée. Etablissement de La Lancha. Albúmina. C.a. 1888 (CFRivero)
Edmond Guillemin-Tarayre. Vallée du Genil, Cerro del Sol,                                                                            Usine,                                              Canal d’amenée.                            Etablissement de La Lancha.                  Albúmina. C.a. 1888 (CFRivero)

Así fue sencillo fijar también el momento histórico, puesto que el ingeniero de minas Edmond Guillemin-Tarayre fue contratado en 1882 por la “Sociedad Anónima de los Terrenos Auríferos de España”, adquirida a su anterior propietario: Carlos Álvarez de Sotomayor, por el famoso marchante de arte Adolphe Goupil en 1880, quien tuvo noticia de estas arenas auríferas a través del pintor Mariano Fortuny. (5)

Edmond Guillemin-Tarayre. Vue générale de la Vallée du Genil. Barrage, usine, Ferme de la Lancha. Granada. 1888. Albúmina (CFRivero)
Edmond Guillemin-Tarayre. Vue générale de la Vallée du Genil.                                                       Barrage,                        usine,                                                                                  Ferme de la Lancha.                              Granada. 1888. Albúmina (CFRivero)

La biografía del ingeniero Edmond Guillemin-Tarayre (Aubin, Midi Pyrinées – 1832 – París 1920), hijo de Jules Sebastien Guillemin y Sophie Tarayre, es excepcional, sus obras nos muestran a un hombre inteligente y capaz en las múltiples facetas

Tourtin, J. Edmond Guillemin-Tarayre. Paris, c.a. 1865. Carte de visite en albúmina. (BnF)

que no dudó en abordar a lo largo de su vida, desde su profesión como ingeniero de minas, le vemos en Rusia, en Madagascar o en el convulso México de la influencia francesa, ejerciendo además como geólogo, arquitecto, arqueólogo o geógrafo, con un auténtico apasionamiento por su trabajo, del que dejó abundante noticia escrita en sus informes con magistrales ilustraciones, uno de los cuales relata su experiencia en La Lancha del Genil (1), y por los que recibió público reconocimiento, recibiendo la Orden de la Legión de Honor de manos de la Emperatriz Eugenia.

Pero no cabe sino preguntarse ¿Acaso fue además fotógrafo? Aunque el repaso de su bibliografía nos ha aportado tan solo la noticia de una fotografía «obtenida» por él (2), sin embargo las características de los positivos con un revelado desigual, las facultades del propio autor, el cuidado y el conocimiento que demuestran los planos elegidos, la ausencia de identificación de autoría en el documento y la existencia de una imagen familiar, nos hacen atribuirle la realización del trabajo fotográfico.

Edmond Guillemin-Tarayre. Jean et André a l'entré de La Lancha route de la Sierra de Grenade. Granada. 1880. Albúmina (CFRivero)
Edmond Guillemin-Tarayre. Jean et André a l’entré de La Lancha route de la Sierra de Grenade. Granada. 1885/88. Albúmina (CFRivero)

Esta es la única imagen personal en el conjunto del álbum en ella aparecen sus hijos Jean y André ante la puerta de «La Lancha».

Edmond Guillemin-Tarayre. Tuyanterie de l'usine. Bac à piston. Canal de lavage. Voie ferrée. Plan incliné faisant communiquer les laveries supres avec l'usine. Granada Mina del Hoyo de la Campana. 1888. Albúmina (CFRivero)
Edmond Guillemin-Tarayre. Tuyanterie de l’usine. Bac à piston. Canal de lavage. Voie ferrée. Plan incliné faisant communiquer les laveries supres avec l’usine. Granada Mina del Hoyo de la Campana. 1888. Albúmina (CFRivero)

Las 30 fotografías muestran el entorno geográfico, las diversas instalaciones de la explotación: «Ataque» del aluvión, canalizaciones, instalaciones para el lavado de las arenas con su maquinaria, edificios de habitación y servicios para los trabajadores. En cada una de ellas, como se muestra en la que precede estas líneas, Edmond ha consignado, a pie de foto, qué es exactamente lo que podemos apreciar en la imagen, tramo a tramo, sin duda con la intención de mostrarlas como ilustración del informe sobre la explotación que hizo en la Exposición Internacional de París en 1889.

Edmond Guillemin-Tarayre. Chantier d'attaque hydraulique ... Granada, Mina del Hoyo de la Campana. 1888. Albúmina (CFRivero)
Edmond Guillemin-Tarayre. Chantier d’attaque hydraulique … Granada, Mina del Hoyo de la Campana. 1888. Albúmina (CFRivero)

En esta imagen, además del título principal «Chantier d’attaque hydraulique«, de izquierda a derecha aparecen estas otras descripciones de cada elemento, y el dato de haber sido realizada en 1888:

Tuyanterie de l’usine. Grand Hydrolace.                    Petit hydrolance. Déhlai des mort-terrains     –     altaquant l’alluvion dure et pauvre – 1888  Déhlai des mort-terrains

Puede apreciarse a dos operarios que sosteniendo sendas mangueras, desprenden a chorro las arenas que van a parar a las canalizaciones. La técnica de extracción empleada por disolución de las arenas auríferas de los aluviones de la cuenca, precisaba una gran cantidad de agua que Edmond obtuvo construyendo varios canales de captación como el Canal de los Franceses sobre los restos de la antigua Acequia de los Arquillos, que previamente documentó e identificó como una construcción de origen romano (3).

Edmond Guillemin-Tarayre. Vallée du Genil, plateau d'Huetor . Tº aurifère. Granada Mina del Hoyo de la Campana. Albúmina. 1888. (CFRivero)
Edmond Guillemin-Tarayre. Vallée du Genil, plateau d’Huetor . Tº aurifère. Granada Mina del Hoyo de la Campana. Albúmina. 1888. (CFRivero)

En esta otra, sobre la cartulina que soporta la fotografía aparecen escritos los términos «usine» y «Barrage«, aclarando que estamos ante la fábrica de amalgamación de oro y la presa, al fondo Sierra Nevada y junto a los árboles del valle la entrada de la Lancha.

Edmond Guillemin-Tarayre. Usine - La batterie de pilons. Granada, Mina del Hoyo de la Campana. 1888. Albúmina (CFRivero)
Edmond Guillemin-Tarayre. Usine – La batterie de pilons. Granada, Mina del Hoyo de la Campana. 1888. Albúmina (CFRivero)

Escribía Luis Seco de Lucena en 1906 «… El recinto llegó a ser muy amplio, pues, además de los canales y demás infraestructuras hidráulicas, en la Lancha del Genil se llegaron a levantar: “(…) seis edificios de ladrillo y hierro que estaban destinados a las máquinas lavadoras de arenas y trituradoras de cuarzo; hornos y laboratorios; talleres de fragua y de carpintería y almacén de herramental; doce depósitos aclaradores; dos extensos canales de desagüe; gran número de canalizos para la circulación y lavado de las arenas y algunos kilómetros de ferrocarril estrecho para el transporte de cuarzos y materiales” (4)

Edmond Guillemin-Tarayre. Premiére travèe des laveries. Granada, Mina del Hoyo de la Campana. 1888. Albúmina (CFRivero)
Edmond Guillemin-Tarayre. Premiére travèe des laveries. Granada, Mina del Hoyo de la Campana. 1888. Albúmina (CFRivero)

Edmond llegó a Granada ya en su madurez, contaba 50 años, se había casado algunos años antes con Berthe Hugentobler (1855-1926) y permaneció al frente de la explotación hasta su cierre a la muerte de Goupil, en 1892. Este fue su último trabajo profesional que le llevó también a interesarse por su entorno paisajístico y humano como podrían demostrar algunas de las tomas que realizó.

Destacamos aquí las fotografías de las localidades de Quéntar, Dudar y Cenes de la Vega, unas imágenes que con seguridad son las primeras y, durante muchos años únicas, de estos enclaves.

Edmond Guillemin-Tarayre. Village de Dudar. Granada. 1888. Albúmina (CFRivero)
Edmond Guillemin-Tarayre. Village de Dúdar. Granada. 1888. Albúmina (CFRivero)

Coté des tours.                  Vallée du Siphon.             Maisonnette de tête du Siphon

Sus notas al pie de la imagen de Dúdar hacen alusión al Canal de los Franceses cuya captación se encuentra en las montañas que lo circundan.

Edmond Guillemin-Tarayre. Village de Quentar (detalle). Granada. 1888. Albúmina (CFRivero)
Edmond Guillemin-Tarayre. Village de Quentar (detalle). Granada. 1888. Albúmina (CFRivero)

passage du Canal. Prise d’eau roches de Castillejos.               Vallée d’Aguas blancas

De nuevo un paisaje y una localización sobre la captación de aguas para el canal, sin embargo la siguiente imagen no tiene más que un interés paisajístico y humano.

Edmond Guillemin-Tarayre. Entrée du village de Cenes (detalle). Cenes de la Vega (Granada). Albúmina, 1888 (CFRivero)
Edmond Guillemin-Tarayre. Entrée du village de Cenes (detalle). Cenes de la Vega (Granada). Albúmina, 1888 (CFRivero)

Completan la colección de fotografías tres planos esquemáticos de la geografía minera dibujados por Edmond, titulados:

Regions auriferes des environs de Grenade,

1893 Exploitations des alluvions de Grenade (Espagne) y

Exploitation des alluvions auriferes de Grenade (parcialmente aquí reproducido).

El álbum contiene también una reproducción de la fotografía nº 2210 del catálogo de la Casa Laurent, una vista de Sierra Nevada desde la Carrera de de las Angustias en Granada. La impresión que nos da es que se trata de una reproducción del positivo original en un tamaño menor y eliminando la tireta identificativa de la Casa Laurent. Estos detalles nos confirman que todo este conjunto no fue realizado por un profesional sino por un fotógrafo aficionado, que muy bien pudo ser el propio Tarayre.

El arco árabe de la Casa de las Gallinas:

Guillemin-Tarayre, Edmond. Vue genèrale de la route de Cenes. Granada, Lancha del Genil. 1888. Albúmina (CFRivero)
Guillemin-Tarayre, Edmond. Vue genèrale de la route de Cenes. Granada, Lancha del Genil. 1888. Albúmina (CFRivero)

Encabeza este artículo una fotografía frontal y en primer plano del arco árabe que vemos en esta otra, a la izquierda de la imagen. En ella el ingeniero escribió «Entrée de La Lancha | arc arabe de Casa Gallina«, y más a la derecha, haciendo alusión a los edificios que se ven tras la tapia: «Habitation (anienne ferme)«, seguramente el lugar de la residencia de los propietarios de la explotación o de él mismo.

Siguiendo las investigaciones de García Pulido, encontramos que este arco era parte integrante de los edificios de la propiedad real llamada Casa de las Gallinas, en tiempos de la dominación árabe, que «estuvo emplazada en una meseta situada justo por encima de la Acequia del Cadí, limitada a ambos lados por el Barranco de la Casa de las Gallinas y  el Barranco de la Casilla«. Y que «Debió de ser desmontado, trasladado y reconstruido con aportaciones historicistas en la década de 1880, durante los años en los que este empresario francés [Goupil] construía los edificios de su fábrica para lavado de arenas auríferas junto al Barranco del Pantano»

Así pues al conformar las instalaciones de la explotación sus nuevos propietarios, no dudaron en embellecer la entrada de la finca con estos restos arqueológicos, lo que llevó durante mucho tiempo al error de considerar que las construcciones mineras estaban sobre la propia «Casa de las Gallinas».

Hoy la ciudad de Granada ha crecido y el urbanismo envuelve el paisaje de la Lancha, pero aún están en pie los restos de los edificios industriales, en el Carril de los Filtros, junto a la parroquia «Virgen de Fátima».

Arco árabe de “La Casa de las Gallinas”, calle Clarín nº 7, Granada
Arco árabe de “La Casa de las Gallinas”, calle Clarín nº 7, Granada (Fuente: Google Map)

Gracias a nuestro amigo Carlos Karlitros hemos localizado el arco árabe, puede verse al fondo de este estrecho pasaje en la calle Clarín nº 7,  entre muros de hormigón del siglo XX.

Notas:

(1) Guillemin-Tarayre, E., Notice sur l’Exploitation des Alluvions Aurifères de Grenade (Espagne), Exposition Universelle de Paris, 1889

(2) Hamy, Ernest Theodore. Recherches zoologiques pour servir à l’histoire de la faune de l’Amérique centrale et du Mexique, Volumen 1. Imprimerie Nationale, 1884 – 1. p: 55

(3) Luis José García Pulido es quien mejor y con mayor profundidad ha estudiado las explotaciones mineras en el entorno del Valle del Genil en los últimos años, de su bibliografía hemos tomado algunas de las informaciones que vertemos en este artículo. Ver: «El hoyo de la Campana, un enclave idóneo para la valorización del patrimonio minero aurífero de Granada«.

(4) Seco de Lucena Escalada, Luis. Guía práctica y artística de Granada. (2ª Edición). Granada, 1906, pp. 474-477

(5) Pozo Felguera, Gabriel. La rica montaña de oro entre el Darro y el Genil. Blog: El Independiente de Granada. Enero 2018

J. Laurent et Cie. Málaga, el puerto. Ca. 1880. Albúmina

Exposición: Málaga desde sus atalayas: 1854 – 1925

J. Laurent et Cie. Málaga, el puerto. Ca. 1880. Albúmina
J. Laurent et Cie. Málaga, el puerto. Ca. 1880. Albúmina       

Acceso abierto el catálogo con todas las imágenes expuestas y amplios comentarios sobre las obras y los fotógrafos: Málaga desde sus atalayas 1854-1925. Málaga, Diputación, 2017. ISBN 978-84-7785-992-5

Sala de exposiciones «Photoespacio» en La Térmica. Avenida de los Guindos, 48. 29004 Málaga – del 15 de diciembre de 2017 al 1 de abril de 2018 martes a domingo, de 11.00 a 14.00 h. y de 17.00 a 21.00 h.

Entrevista sobre la exposición                          Visita rápida

A partir de nuestros fondos hemos preparado una exposición de fotografías originales realizadas entre los años 1854 a 1925, de panorámicas de Málaga. En conjunto, se muestran un total de 46 fotografías que proponen un recorrido histórico sobre la fisonomía de la ciudad y que están tomadas desde las diferentes atalayas malagueñas: Gibralfaro, la Alcazaba, la torre de la Catedral, el monte Calvario, los edificios frente al puerto… elegidas por fotógrafos como: Charles Clifford, José Martínez Sánchez, J. Laurent, Luis Masson, Joaquín Oses, etc. Algunas de estas panorámicas están compuestas de varias imágenes concatenadas, y se nos presentan en diferentes formatos y técnicas. La exposición pretende recorrer con el visitante los puntos de vista elegidos por estos fotógrafos y simultáneamente hacer un viaje en el tiempo reflejado en los cambios urbanísticos que han ido configurando la Málaga que hoy conocemos.

Photoglobe Zurich “Málaga, Plaza de toros y Malagueta” Ca. 1905. Procedimiento fotocromo
Photoglobe Zurich. “Málaga, Plaza de toros y Malagueta”. Ca. 1905. Procedimiento fotocromo

Los antecedentes en el tiempo en cuanto a la realización de panorámicas son numerosos, existen notables ejemplos realizados mediante la primitiva técnica del daguerrotipo, como la debida a Choiselat en 1845 sobre la rada de Tolón, compuesta de cinco placas sucesivas. Y desde luego en España contamos con magníficas panorámicas realizadas ya en los primeros tiempos de la fotografía por Louis de Clercq, Luis Masson o Jean Laurent, con positivos en albúmina.

En el caso de Málaga estamos en una ciudad que al estar rodeada de elevaciones excepto por el oeste, ofrece al fotógrafo múltiples posibilidades de realizar este tipo de fotografías, la primera de las cuales es sin duda Gibralfaro. Así se refleja en la cantidad y calidad de estos panoramas que prestan especial atención a su puerto y discurren hacia el interior para perderse en los barrios de la zona norte.

Colección Malagueña Málaga y su Puerto desde Gibralfaro Ca. 1900. Tarjeta postal en 2 partes. Impresión fotomecánica
Colección Malagueña. Málaga y su Puerto desde Gibralfaro. Ca. 1900. Tarjeta postal en dos partes. Impresión fotomecánica

Las torres de la Alcazaba, o algunos enclaves de la Coracha en su parte inferior, proporcionaron panoramas más cercanos de la zona portuaria y la primera línea de la ciudad ante el mar, y en el periodo entre siglos nos muestran el paisaje cambiante del muelle y del nuevo parque en crecimiento. Aunque la atalaya preferida por los fotógrafos para captar la fachada marítima malagueña por excelencia, fue sin duda la Farola: a veces desde su base, pero sobre todo desde su balcón más elevado, el fotógrafo solía hacer una primera fotografía del muelle de Levante y a partir de aquí, tras el puerto, discurrían la Alcazaba y la Aduana, la Catedral y la fina línea de la ciudad hacia occidente, perdiéndose entre las chimeneas que recorrían la bahía entre el Guadalmedina y el Guadalhorce.

José García Ayola. Málaga desde la Farola Ca. 1880. Albúmina
José García Ayola. Málaga desde la Farola. Ca. 1880. Albúmina

La vida de una ciudad marítima gira en gran parte en torno a su puerto, y esta necesidad de reflejar su parte más vital hizo que numerosos fotógrafos utilizasen los últimos pisos de los edificios próximos al Cuartel de la Parra, junto al muelle, como nueva atalaya desde la que mirar hacia el oeste y recorrer con la cámara desde el muelle, la “Cortina del Muelle”, la Aduana, el paseo y la Farola hasta el mar.

Autor desconocido Málaga, la Cortina del Muelle y el Puerto desde alguna azotea próxima al Cuartel de la Parra Ca. 1880. Albúmina
Autor desconocido. [Málaga, la Cortina del Muelle y el Puerto desde alguna azotea próxima al Cuartel de la Parra]. Ca. 1880. Albúmina

Y ¿por qué no desde el mar?, alguna fotografía tenemos desde esta perspectiva aunque no son muy frecuentes, sobre todo en los primeros tiempos de la fotografía, en los que la necesidad de un tiempo de exposición relativamente largo, hacía imposible realizar fotografías desde una embarcación, un punto de vista siempre ondulante.

Ya en el interior de las intrincadas calles y las escasas plazas de esta Málaga de la segunda mitad del siglo XIX y principios del XX, las torres de las iglesias y de la Catedral se ofrecen como atalayas destacadas para fotografíar la sucesión de tejados y edificios en una u otra dirección.

Grafos Málaga, vista panorámica de la población [tomada desde la torre de la Catedral] 1922/23. Tarjeta postal en 2 partes. Impresión fotomecánica
Grafos. Málaga, vista panorámica de la población [tomada desde la torre de la Catedral]. 1922/23. Tarjeta postal en 2 partes. Impresión fotomecánica
Sin embargo los fotógrafos también se desplazan a las elevaciones del noroeste, en las inmediaciones del Convento de la Trinidad o del Arroyo de los Ángeles para captar la imagen de la ciudad tras el río al pie de Gibralfaro, con las torres de sus iglesias, San Juan, los Mártires… la Catedral y la Farola destacadas en el horizonte. El círculo se cierra en el norte con el Monte Calvario, desde allí la panorámica parte de un primer plano de la espadaña de la iglesia de la Victoria y la calle Cristo de la Epidemia para recortar la ciudad y su Catedral sobre el mar y la sierra de Mijas, destacando la explanada del Ejido al oeste y los hornos de sus tejares perfectamente definidos.

Desde las largas exposiciones requeridas por las placas negativas al colodión húmedo, con las que trabajaban aquellos fotógrafos dignos de protagonizar una novela épica, a las instantáneas que nos devuelven los imaginativos fotógrafos del siglo XX, hemos querido reunir en esta muestra lo mejor de estas imágenes “panorámicas”, en una sola toma a veces pero en muchos casos compuestas por dos, tres y hasta cinco imágenes concatenadas en las que el expectador pueda girar con el fotógrafo. Y ese es nuestro deseo: ¡disfrute de las vistas!

Cartel exposición Málaga desde sus Atalayas, 1854-1925

————————————–

Como complemento a la exposición se edita un catálogo que incluye todas las imágenes expuestas, con amplios comentarios sobre las obras y los fotógrafos:

Málaga desde sus atalayas 1854-1925. Málaga, Diputación, 2017. ISBN 978-84-7785-992-5

Noticias en la prensa:

Diputación de Málaga: Noticias  Paseo en imágenes

Diario Sur: «Las primeras fotos de Málaga descubren la revolución urbana de la ciudad en el siglo XIX». Francisco Griñán

Europa Press: «Photoespacio de La Térmica acoge una exposición inédita con las primeras fotografías panorámicas de Málaga».

Portada del libro: "Descubriendo a Luis Masson".

Descubriendo a Luis Masson, fotógrafo en la España del XIX

Tras un largo y apasionante proceso de descubrimiento, tenemos el placer de presentaros nuestro último libro, centrado en la figura de Luis Leon Masson. Os lo mostramos con la satisfacción de haber rescatado de un inmerecido olvido a uno de los grandes en los primeros años de la fotografía en España. … Además una EXPOSICIÓN en el CAF y en el Museo Lázaro Galdiano

Portada del libro: "Descubriendo a Luis Masson".
Portada del libro: «Descubriendo a Luis Masson».

Fernández Rivero, Juan Antonio; García Ballesteros, María Teresa. Descubriendo a Luis Masson: Fotógrafo en la España del XIX. Málaga, Ediciones del Genal, 2017. ISBN 978-84-17186-10-4

Lee Fontanella: «Habéis escrito un libro necesario y francamente excelente. Enhorabuena. Ademas, MUY bien escrito. Tan fácil de leer, tan claro. Gracias« Rafael Garófano: «Una aportación imprescindible a la historia de la fotografía española. Felicitaciones«

Estamos ante un caso realmente parádojico: ¿Cómo es posible que un fotógrafo que trabajó en los inicios de la fotografía en España, cuya producción estimamos en unas 800 obras, haya permanecido prácticamente oculto hasta hoy? Sabemos que desarrolló su colección entre 1858 y 1880, principalmente en Sevilla, y que aun manteniendo un estudio tradicional, apoyado por su esposa Lorenza Simonin, realizó un amplísimo catálogo de fotografía topográfica sobre todo sevillana, pero también con un notable grupo dedicado a las principales capitales andaluzas: Granada, Córdoba, Cádiz y Málaga, además de otras localidades como Gibraltar, Jerez o Alcalá de Guadaíra.

Luis Masson. Sevilla, panorámica del Palacio de San Telmo desde el Guadalquivir. Albúmina, Ca. 1860
Luis Masson. Sevilla, panorámica del Palacio de San Telmo desde el Guadalquivir. Albúmina, Ca. 1860

Abstract:

Luis Leon Masson is a really paradoxical case: How is it possible that a photographer, at the beginning of photography in Spain, whose production we estimate in some 800 works, has remained practically hidden until today? We know that he worked between 1858 and 1880, mainly in Seville, and that while maintaining a traditional studio, supported by his wife Lorenza Simonin, he made a very extensive catalog of topographic photography, especially in Seville, but also with a notable group dedicated to the main Andalusian capitals, Madrid and some of northern Spain.

Luis Masson. Málaga, entrada del Cementerio Inglés. Albúmina, ca. 1860. (CFRivero)
Luis Masson. Málaga, entrada del Cementerio Inglés. Albúmina, ca. 1860. (CFRivero)

También, aunque en menor medida, extendió su actividad a otras ciudades españolas: Toledo, Madrid, Salamanca, Valladolid, Ávila, Burgos y alguna del País Vasco, que tuvieron la suerte de recibir su visita en unas fechas tan tempranas para la fotografía.

Luis Masson. Santa Catalina, óleo de Murillo. Albúmina, ca. 1862 (CFRivero)
Luis Masson. Santa Catalina, óleo de Murillo. Albúmina, ca. 1862 (CFRivero)

Este fotógrafo, nacido en la ciudad francesa de Tours en 1825, trabajó asimismo en la reproducción de pinturas de Murillo, en unos momentos en los que la fotografía se había revelado como un medio de difusión extraordinario para las obras de arte, contribuyendo al reconocimiento de este pintor tan genuino de la escuela sevillana.

Sellos secos utilizados por Luis Leon Masson
Sellos secos utilizados por Luis Leon Masson

De su personal visión de la monumentalidad y el arte que se escondía en las ciudades españolas, hemos logrado reunir en el libro un inventario de 511 fotografías, recopiladas entre las que nosotros mismos hemos rescatado, las depositadas en reconocidos archivos fotográficos de Estados Unidos, Reino Unido y Francia, además de los españoles, y con la valiosa aportación de algunos coleccionistas a los que agradecemos su colaboración.

Luis Masson. Sevilla, Alcázar, patio de las Doncellas. Albúmina, ca. 1860 (CFRivero)
Luis Masson. Sevilla, Alcázar, patio de las Doncellas. Albúmina, ca. 1860 (CFRivero)

Te invitamos a descubrir con nosotros la obra de este pionero del arte fotográfico, el personaje, su familia y su entorno, la Sevilla de los Montpensier y la Andalucía de 1860.

Luis Masson. Sevilla, veleros en el Guadalquivir y Torre del Oro. Albúmina, ca. 1860. (CFRivero)
Luis Masson. Sevilla, veleros en el Guadalquivir y Torre del Oro. Albúmina, ca. 1860. (CFRivero)

El rastro de este fotógrafo discreto en su vida personal, acompañado siempre por su esposa, sospechamos incluso en sus desplazamientos profesionales, se pierde a intervalos, hacia 1875 y definitivamente desde 1881.

Luis Masson. Córdoba, torre de la Mezquita. Albúmina, ca. 1860. (CFRivero)
Luis Masson. Córdoba, torre de la Mezquita. Albúmina, ca. 1860. (CFRivero)

Luis Masson. Sevilla, panorámica desde la Torre del Oro. Albúmina, ca. 1860 (CFRivero)
Luis Masson. Sevilla, panorámica desde la Torre del Oro. Albúmina, ca. 1860 (CFRivero)

El joven que llega a Sevilla, apenas con 33 años, fija en la ciudad su residencia y recorre Andalucía hasta 1865, año en que se instala por un tiempo en la calle Alcalá de Madrid, reside de 1873 a 1875 en León y regresa por último a la capital andaluza ya en la madurez de los 50 años, en una estancia corta de apenas un par de años, tras los cuales, la ausencia de pistas sobre su paradero, sólo nos permite sospechar que regresara a Francia.

Luis Masson. Salamanca, Casa de las Conchas. Albúmina, ca. 1870 (CFRivero)
Luis Masson. Salamanca, Casa de las Conchas. Albúmina, ca. 1870 (CFRivero)

Os dejamos con la contraportada de nuestro libro para la que hemos elegido esta imagen, procedente de una fotografía estereoscópica, que nos ha inducido a una fundamentada sospecha:

¿No será este personaje que nos observa desde uno de los tejados del Alcázar sevillano… el propio Luis Masson?

Contraportada del libro: Descubriendo a Luis Masson: Sevilla, panorámica desde el Alcázar.
Contraportada del libro: Descubriendo a Luis Masson: Sevilla, panorámica desde el Alcázar.

En las 245 páginas de nuestro libro encontrareis más de 150 ilustraciones, además de la reproducción de las 511 imágenes del inventario con todas las que hemos hallado en nuestra búsqueda a lo largo de los últimos venticinco años.

DIARIO DE SEVILLA: Artículo de José María Rondón el 1 de Mayo 2018 «Luis Masson, el primero de los fotógrafos»


Exposición en el Centro Andaluz de la Fotografía, Enero a Marzo de 2018

Presentación de la Exposición.

Pincha en la imagen para ver el vídeo


En el siguiente enlace podéis ver algunas páginas de esta monografía:

Indice, presentación de Rafael Doctor (Director del Centro Andaluz de la Fotografía), Introducción y una de las páginas del Inventario de la Obra de Luis Masson

Con el título «Luis Masson, uno de los grandes en los inicios de la fotografía en España«, presentamos una ponencia en las II Jornadas sobre Investigación en Historia de la Fotografía, el 25 de octubre de 2017.

(1) Juan Antonio Fernández Rivero y María Teresa García Ballesteros. «Descubriendo a Luis Masson». Málaga: Ediciones del Genal, 2017. ISBN 978-84-17186-10-4

Para pedidos dirigirse directamente a la web de la librería/editorial: www.libreriaproteo.com

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

De Nueva York a Málaga en 1928, película de un turista

En 1928 una pareja de jóvenes turistas estadounidenses viajan a Málaga desde Nueva York y captan con su tomavistas unas muy curiosas escenas que os ofrecemos aquí  en cuatro partes, junto con algunos fotogramas (también en Youtube).

Autor desconocido. Despedida al trasatlántico Conte Grande. Nueva York, h. 1928. Fotograma
Autor desconocido. Despedida al trasatlántico Conte Grande. Nueva York, h. 1928. Fotograma

Primera parte (Ver en Youtube 4′) Salida de Nueva York:

In 1928 a couple of young American tourists travel to Malaga from New York and capture with their camera some very curious scenes that we also offer you through Youtube.

El viaje lo efectúan en el trasatlántico Conte Grande, en el trayecto de vuelta a Europa de su primer viaje, posiblemene en la primavera de 1928. El Conte Grande era un barco recién botado que hacía la travesía desde Génova a Nueva York. Nuestros turistas toman vistas de la despedida en los muelles y de su cruce con otro famoso trasatlántico, el S. S. Bermudiana.

Segunda parte (Ver en Youtube 4′) Llegada a Gibraltar:

La travesía transcurre plácidamente, y podemos ver algunas imágenes de la cubierta, de la protagonista y de la llegada a Gibraltar, donde se despiden de su barco con algunos fotogramas.

Tercera parte (Ver en Youtube). Málaga escenas de calle y Hotel Príncipe de Asturias:

La vida de la ciudad en las calles del centro llama la atención de los viajeros. La cámara recorre el final de la calle «Dos aceras» en su intercesión con «Carreterías» y el comienzo de calle «Gaona»(1). Las mujeres en la fuente, algún carro tirado por burros, los balcones… y la venta de lotería!

Incluyen también vistas de Málaga en la distancia, desde la carretera al Rincón de la Victoria y del Peñón del Cuervo, para terminar con el Hotel Príncipe de Asturias y nuestra turista en la terraza.

Cuarta parte (Ver en Youtube) Ronda:

Una ciudad y un paisaje que sin duda les impresionó y al que dedican 5 minutos de su cortometraje, con algunos planos del Hotel Reina Victoria y la fachada de la Iglesia de Santa María la Mayor para terminar.

Se trata como puede imaginarse de una película sin sonido, en 16 mm. de la que seguramente no haya mas copias. El fondo musical se lo hemos añadido nosotros.

(1) Gracias a la aportación de José Francisco Muñoz Antivon y los comentarios de la página de Historia de Málaga, que han localizado el lugar exacto.

Si te ha gustado, compartelo. Muchas gracias.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Rafael Garzón Rodríguez. Nº 387 Granada. Danza de Jitanos por el Capitán Juan Amaya. Albúmina, ca. 1890

El secreto de los Garzón

¿Se imaginan la sorpresa de encontrar detrás de un muro una colección de placas fotográficas de cristal realizadas alrededor de 1900? Pues así sucedió no ha mucho tiempo en Córdoba, cuando Daniel Garzón, descendiente de la familia del fotógrafo Rafael Garzón, remodelando el antiguo estudio familiar, encontró un auténtico tesoro de imágenes que hoy se hallan en el Archivo Municipal de la ciudad.

Portada del Catálogo de la exposición
Portada del Catálogo de la exposición «Los Garzón, Kalifas de la fotografía cordobesa». Córdoba, Ayuntamiento, 2017

Can you imagine the surprise of finding behind a wall a collection of glass photographic plates made around 1900? As it happened, there was not much time in Cordova, when Daniel Garzón, a descendant of the photographer Rafael Garzón’s family, remodeling the old family studio, found a real treasure trove of images that are now in the Municipal Archive of the city.

A raíz de este hallazgo, la directora del Archivo Ana Verdú, ha organizado en el precioso patio de su sede, una exposición que ha comisariado el fotoperiodista Antonio Jesús González, cuyo trabajo de investigación acerca de la vida y obra de «los Garzón» se nos revela en el catálogo(1) de la misma, junto con una magnífica selección de la obra de estos fotógrafos, una auténtica saga familiar que trabajó en Granada, Córdoba y Sevilla entre 1880 y 1945.

En el inmueble situado en la esquina de la calle Corregidor Luis de la Cerda con la plaza que va a la Puerta del Puente, se encuentra la casa/estudio de Rafael Garzón Herranz, decorada con reproducciones de las columnas de la Mezquita y otros detalles arquitectónicos, que permitían recrear un ambiente morisco, muy del gusto de los turistas, que ataviados con disfraces posaban para el fotógrafo, llevándose un peculiar recuerdo de su visita. Y es entre estas paredes donde casualmente han aparecido una serie de cajas de madera, construidas para contener los negativos de cristal, en buen estado de conservación.

¿No se preguntan ustedes qué causas moverían a los Garzón a emparedar esta selección de sus mejores obras? La fotografía analógica es un material fragil, más como en este caso tratándose de negativos de gelatinobromuro sobre cristal, pero proteger este material de forma tan drástica conlleva la decisión de no volver a utilizarlo, lo que nos lleva a suponer que fuese éste un acto realizado al final de su vida profesional, cuando el estudio se ve obligado a cerrar tras la guerra civil.

Rafael Garzón Rodríguez. Nº 387 Granada. Danza de Jitanos por el Capitán Juan Amaya. Albúmina, ca. 1890
Rafael Garzón Rodríguez. Nº 387 Granada. Danza de Jitanos por el Capitán Juan Amaya. Albúmina, ca. 1890

Cuenta Antonio Jesús González, que Rafael Garzón aprendió fotografía con Juan Mon en Madrid y José García Ayola en Granada, y que al morir el fotógrafo parisino Carlos Mauzaisse, emparentado con la familia, se hizo cargo de su estudio en Granada, con tan solo 22 años. A partir de aquí su mejor baza fotográfica son los retratos a los turistas que visitan la Alhambra, y junto a ellos aquellos productos que pueden interesarles como los retratos de personajes típicos, sin que por ello descuiden la fotografía monumental y topográfica de un alto nivel, que captan no sólo en su ciudad sino también en otras ciudades andaluzas (Málaga, Cádiz, Algeciras, además de Toledo o Tánger), extendiendo su negocio ya entrado el siglo XX a Sevilla y Córdoba.

Rafael Garzón. Nº 119 Granada vista general de la Alhambra, Albaicín y murallas que lo rodean. Albúmina. Ca. 1890
Rafael Garzón. Nº 119 Granada vista general de la Alhambra, Albaicín y murallas que lo rodean. Albúmina. Ca. 1890

Entre las imágenes que la CFRivero conserva de estos fotógrafos, nos han llamado la atención esta poco usual vista de Granada desde el noroeste, en la que se muestra aún como una ciudad medieval tras sus murallas.

Y esta otra vista de Ronda, que guarda cierta similitud con la anterior en la intención del fotógrafo de captar la ciudad en su conjunto, extramuros.

Rafael Garzón. Nº 1461 Ronda, castillos árabes y romanos y vista de la ciudad. Albúmina. Ca 1895
Rafael Garzón. Nº 1461 Ronda, castillos árabes y romanos y vista de la ciudad. Albúmina. Ca 1895

Rafael Garzón. Nº 514 Cordoba, laberinto de columnas en la Mezquita. Albúmina. Ca 1895
Rafael Garzón. Nº 514 Cordoba, laberinto de columnas en la Mezquita. Albúmina. Ca 1895

Su establecimiento de Córdoba data de 1910, regentado por el segundo Garzón de la saga, el joven Rafael Garzón Herranz, sin embargo ya contaba en su catálogo con fotografías de esta ciudad realizadas en años anteriores, como en esta impecable imagen de la Mezquita en la que firma el fotógrafo: «Garzón fotógrafo Granada».

Rafael Garzón. Nº 1201 Costumbres Sevillanas. Intarior de un corral. Albúmina. 1898
Rafael Garzón. Nº 1201 Costumbres Sevillanas. Interior de un corral. Albúmina. 1898

Su interés por la fotografía costumbrista le llevaba a colarse en el interior de los patios de vecinos y a captar imágenes como esta en la que podemos apreciar la vida cotidiana de los vecinos, el trabajo del zapatero con sus útiles expuestos en la mesa de trabajo, el pequeño aprendiz, el lavadero al fondo… y curiosamente ¡la señora del zapatero leyendo el periódico!

Son escasísimos las colecciones fotográficas, de un mismo autor que han llegado hasta nosotros, pero afortunadamente una suerte de coincidencias han hecho posible que este magnífico conjunto del trabajo de Rafael Garzón, el custodiado por Rafael Garzón Valdearenas y el legado de su familia cordobesa en el Archivo Municipal de Córdoba, haya llegado a nuestros días.

Bibliografía:

(1) Los Garzón, kalifas de la fotografía cordobesa. Coord. Ana Verdú Peral y Antonio Jesús González. Córdoba, Ayuntamiento, 2017. Disponible en Internet.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar